Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Las aguas de la vida y Momentos en la vida por Maite Barnet

Las aguas de la vida y Momentos en la vida por Maite Barnet

Las aguas de la vida

agua de vidaEl río, grande, pequeño, tranquilo, bravo, siempre cambiante. Transporta vida y sedimentos que va depositando aquí y allá. Puede desbocarse, desbordarse, secarse estancarse… La luna y el sol se reflejan sobre él, siguiendo su curso, dejando una estela.

El lago, majestuoso, sereno, baña las orillas con un agua tranquila y limpia que esconde bajo su superficie todo el movimiento de la vida y de la muerte. Puede ser traicionero, engullir como un torbellino hacia el fondo que es oscuro y profundo. El sol y la luna se reflejan en su superficie con toda su plenitud.

El pantano, aterrador, tenebroso, sus aguas conocen todos los secretos de la vida y de la muerte, el gozo y el dolor. Sus lodos fertilizan, vivifica, sanan pero también puede engullir, destruir y matar. El sol y la luna apenas se reflejan. Su esplendor queda suspendido en cada molécula de agua cargada de vida, de muerte, conocedora de sus secretos, que solo revela al que es capaz de acercarse sin miedo, dispuesto a conocer, atraído por su misterio.

Momentos en la vida

meditacionHay momentos en la vida en que todo parece estar al revés, la vida nos muestra su cara más fea y parece que los buenos tiempos nunca volverán. Aceptar y entender los reveses que a veces nos propina el destino requiere en estos momentos, valentía, entereza y voluntad para salir y seguir adelante.

Es en los malos momentos donde descubrimos la luz y la oscuridad con mayor claridad, tanto la nuestra como la de aquellos que nos rodean, son momentos para realizar un ejercicio de introspección, mirar en nuestro interior y sacar lo mejor de nosotros mismos. No siempre es fácil, a menudo nos damos de bruces con nuestra parte más oscura, nuestro miedo, nuestra intolerancia, nuestra ira y en ocasiones volcamos nuestro resentimiento en los demás sin pensar en las consecuencias.

Soy consciente de que cada vez con más frecuencia se nos presentan situaciones difíciles que hemos de superar con entereza. Este ha sido un año especialmente difícil para mí y los míos, un año en el que a pesar de intentar hacer balance no soy capaz de saber todavía que ha sido realmente lo bueno y lo malo, un año donde la vida me ha enfrentado conmigo misma y con mis peores pesadillas. Creo que el balance lo hare con el tiempo, cuando sea capaz de ver con objetividad lo que he aprendido de cada situación y lo que aún me queda por aprender. Mientras tanto seguiré luchando y caminando hacia adelante con la sonrisa puesta y el corazón abierto, curando las heridas, perdonando y dando todo el amor que sea capaz de dar.

Desde lo más profundo de mi corazón deseo que las semillas que he ido sembrando germinen y se conviertan en maravillosas flores, donde las mariposas se posen para traerme sus mensajes de amor y paz.

No ha sido un mal año, ha sido un tiempo de reflexión y de conocimiento, ahora toca levantarse y caminar y sobre todo no olvidarme de todos los que han estado a mi lado, de todos he aprendido y para todos van mis mejores deseos.

Por Maite Barnet Abad

Las aguas de la vida y Momentos en la vida

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Maite Barnet (Redactora GHB)
mamamaite9@yahoo.es

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend