Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Las alas del momento presente por Mª Jesús Verdú Sacases

Las alas del momento presente por Mª Jesús Verdú Sacases

Tratar de asirnos a un momento presente que nos gusta para apropiarnos de él y pretender que se eternice es no reconocer la esencia temporal y transitoria del momento el cual se va transformando para obedecer a su naturaleza variable. La principal enseñanza que nos transmite la esencia temporal del instante cuya manifestación de cambio es inevitable es que cuando ese cambio no nos agrada, debemos abrirnos a su aceptación o a la posibilidad de hacer lo posible por generar otro cambio o, incluso, que ocurra lo inesperado, a veces, simplemente confiando y dejando de preocuparse.

 

El momento presente puede ser valorado y disfrutado, mientras dure, abiertos a sus alas las cuales pueden desplegarse para ser reconocido, aceptado o cambiado. Una mente consciente sabe que el momento se desvanecerá para dar lugar a otro y que en ese inevitable devenir podemos encontrar el jugo y el néctar de la vida en lugar de encerrarnos o limitarnos en nuestros juicios o miedos que envenenan el instante y le roban su frescura, sobre todo, cuando tratamos de defender nuestro territorio como consecuencia de una falta de flexibilidad o tolerancia.

 

 sol de Mª jesús verdú

 

La libertad del momento presente nos invita a entregarnos a él y a adaptarnos a su esencia mutable conciliándonos a través de ella con nuestra naturaleza más humana y genuina: aquella en la que se fluye con la vida y se camina de la mano con ella, respirando con la conciencia, respetando su ritmo y unificándonos con ella, dejando atrás la resistencia, la queja, la crítica o la culpa. El momento presente es libre en sí mismo, por tanto, nunca podremos alargarlo, agarrarlo o adquirirlo. Podremos dejarlo atrás, soltarlo, abrirle los ojos, paladearlo o fundirnos con él. Pero pretender asirnos a él, sin que nada cambie nos hace sucumbir ante el ego que todo pretende controlarlo y que nos esclaviza y tiraniza limitándonos en el tiempo, a las prisas, a las exigencias y a los temores que nos vuelven inconscientes, sin control sobre nuestras emociones. El tiempo no pasa tan rápido como el ego quiere hacernos creer, pues si lo asumimos de forma consciente, percibimos que todo tiene su duración, su ciclo, su proceso en cada instante que, vivido y reconocido desde su raíz, desde el ahora, nos conecta con el convencimiento y la seguridad interior en que sabemos que estamos haciendo lo correcto, cumpliendo con nuestra misión en la que la magia de la vida se manifiesta en sintonía con el todo: especialmente, cuando nos detenemos para escuchar y recrearnos en nuestro silencio interior, agradeciéndolo como un regalo y un amigo a quien prestar atención. El momento presente se manifiesta, se desarrolla y se va en un vaivén de circunstancias. Aceptarlo y permitirlo así es el arte de la vida. De esta forma, el momento eclosiona, se manifiesta, se expande y cesa para dar lugar al siguiente en un continuo flujo vital en el que se asienta la sabiduría de la existencia.

 

 

Autora texto e ilustración: María Jesús Verdú Sacases

Técnica ilustración: Acuarela

http://brisademociones.blogspot.com.es/

 

Las alas del momento presente por Mª Jesús Verdú Sacases

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend