Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » ¿Por qué de las crisis actuales?, el momento de la humanidad

¿Por qué de las crisis actuales?, el momento de la humanidad

¿POR QUÉ LAS CRISIS ACTUALES? EL MOMENTO DE LA HUMANIDAD

 

 

 

crisis, crisis actual, ascensión, momento, energía

¿Por qué las crisis actuales?

 

Probablemente hayas notado una actividad particular en la Tierra, tanto en términos de sus procesos naturales, como en términos de reacciones y vivencias  de los seres que la habitamos. Probablemente alguien cercano a ti te esté hablando de temas poco convencionales. Probablemente hayas recibido información acerca del incremento de las manifestaciones solares y su influencia en nuestro planeta. Es posible que veas más que antes y diariamente en las noticias, situaciones simultáneas de conmoción en muchos países del mundo por diferentes causas. Todo está en un movimiento especial en estos días, tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Lo que puede llevar a que nos preguntemos ¿qué está pasando?, ¿por qué las crisis actuales? El momento de la humanidad ha llegado, al parecer, y cada uno es pieza fundamental del engranaje.

 

Somos Uno

 

La frase Somos Uno parece estar sonando de manera insistente últimamente. La razón es más sencilla de lo que pueda parecer: Todo lo que conforma el Universo es energía. La Tierra, los seres humanos y el Universo en su inmensidad, somos parte de una sola energía a la que llamamos Dios. Los planetas, el Sol, la Tierra y todo lo que conocemos y lo que no hemos conocido aún, están hechos de energía en constante vibración. Todos somos frecuencia en acción.

 

Por si existiera alguna duda, basta con revisar el comportamiento de las mareas y sus causas para comprender que lo que sucede en el universo, en la Tierra y en nosotros, causa un efecto en lo demás. Basta con esto para comprender que todo se afecta entre sí.

 

El ciclo que se está cumpliendo ha hecho que en las últimas décadas el planeta DEL QUE HACEMOS PARTE, venga elevando su nivel de vibración de manera significativa como el Ser vivo que es. La Tierra ha elevado su frecuencia de vibración a más de dos veces su frecuencia original de 7,3Hz en la que estuvo por un prolongado período.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

¿Por qué hacer énfasis en “del que somos parte”? Porque es importante recordar que así como nuestro cuerpo físico está conformado por células, y así como el comportamiento de dichas células afecta nuestra salud, nosotros como células que conforman la Tierra ejercemos influencia en su condición. Y así como las células de nuestro cuerpo responden a nuestro estado mental y emocional, nosotros respondemos al nivel vibracional de la Tierra como el cuerpo del que somos parte. Todo está conectado entre sí, entrelazado. Y esos cambios en los niveles vibracionales de todo (Tierra, humanidad, etc.) se traducen en cambios de nivel de consciencia.

 

Basados en ese conocimiento, podemos decir que la Tierra viene elevando su consciencia, y que nosotros como células de su cuerpo, vivimos el mismo proceso.

 

mundo, fin de mundo, ascensión,

¿Fin Del Mundo?

 

¿El Fin Del Mundo?

 

Efectivamente, el fin puede estar acercándose. No el fin del mundo ni de la existencia, pero sí el fin de la Tierra y de la vida como las conocemos. No es una terminación definitiva. Es una etapa de transformación que se presenta al cumplirse un ciclo del universo. Y todo se está dando a través de los eventos que han predicho algunas civilizaciones, religiones y profetas, pero no como algo negativo como lo afirman algunos, ni mucho menos como un castigo divino.

 

Por una parte, y en concordancia con algunos de los artículos anteriores, todo suceso individual y colectivo es reflejo de lo que somos y hemos emitido como individuos. Y tal como nuestro cuerpo presenta dolor ante las enfermedades, y como los médicos se refieren a la evolución de dicha enfermedad, la enfermedad que hemos causado a la Tierra se está dejando ver de diferente maneras. 

Por otra parte, el gran diseño que representa el universo trabaja mediante ciclos, como todo lo que conocemos. Y en pos de la evolución del todo o del regreso a Dios, se presenta un ciclo cada cierto tiempo como si fuera un amanecer a gran escala. Tal como los Mayas lo tenían claro en su calendario, la galaxia a la cual pertenece la Tierra, cruza una zona especial del universo más o menos cada 26.000 años, llevando a una especie de renacer general. Y dicho ciclo se está cumpliendo ahora.

 

Podríamos decir que en la actualidad hay una especie de etapa de purificación generalizada, y las situaciones que vemos, desde un conflicto entre países, hasta un terremoto, lejos de ser castigo o desgracia como pensamos que se deben ver, son producto de nuestro proceso de evolución: seres humanos y Tierra. 

 

Así, el momento actual obedece a ambas causas mencionadas: Nuestras acciones del pasado y sus consecuencias, sumadas a los fenómenos cosmológicos, todo dentro del diseño de Dios. Y lo segundo significa una condición propicia para dar un salto en nuestra propia evolución y la de la Tierra.

 

¿Por Qué Las Crisis Actuales?

 

El ciclo que se está cumpliendo implica la entrada de mayor cantidad de “luz”, tanto en todo sistema previamente constituido, como a nivel de nuestro ser. Y los acontecimientos astronómicos que son parte del día a día de la humanidad, y los cuales funcionan como portales energéticos, por la misma razón, permiten el paso de una mayor cantidad de “luz”. Cada año, los eclipses y otros eventos que se dan repetidamente, hacen que la limpieza sea más profunda que el año anterior.

 

Para exponer la entrada de “luz” de una manera más sencilla, tomaré el ejemplo de un reflector, no sin antes remitirme a un corto repaso de lo expuesto antes en el blog: Nuestro verdadero ser está hecho a partir de la energía del amor de Dios, y la experiencia en la Tierra implica poder recordarlo mientras creamos situaciones ilusorias desde el miedo. Esas situaciones podrían describirse como escenarios en la falsedad. El ciclo que estamos cumpliendo a nivel galáctico, es como si hubieran encendido un reflector que permitiera ver toda la falsedad del escenario.

 

A nivel del individuo, el ser está pudiendo ver en detalle su propia oscuridad. A eso se debe que cada persona esté creando situaciones confrontadoras de manera constante. Cuando los temores salen a la superficie, no solo desestabilizan, sino que producen más realidades para que podamos verlos y disolverlos en el amor que somos. Y el momento está llevando a cada persona a dejar expuesta la falsedad de sus temores para que los pueda disolver en el amor incondicional.

 

A nivel geopolítico, el sistema del cual hemos hecho parte por milenios, y cuyos lineamientos se estructuran en la búsqueda del control de la energía a través de la religión, la economía, el alimento, la educación y la salud entre otros, también está siendo iluminado por este reflector. A eso se debe que podamos ver la polarización entre partidos y posiciones con mayor claridad, y que podamos ser testigos de millones de manifestaciones y guerras que parecen pretender justicia. Como si la balanza se estuviera yendo hacia los dos lados bruscamente y obligara a las partes a buscar el equilibrio. 

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Así, individuo e instituciones están proyectando lo que llevan dentro a través de lo que parecen crisis, para que vaya quedando la esencia tras una intensa depuración.

 

paraíso, nueva tierra

La Nueva Tierra o El Paraíso

La Ascensión

 

El proceso natural de evolución lleva a un salto que se traduce en el paso del ser a otra dimensión en la que se hace más liviano, más etéreo. Y la energía por la cual estamos atravesando es un empujón hacia ese salto. Hablar de esto nos puede tomar uno o varios artículos. Pero lo importante es comprender que a ese salto dimensional es a lo que se ha llamado la ascensión. De hecho, a lo que se refieren algunos textos con la ascensión de María no es a otra cosa que a su salto dimensional producto de un proceso de integración que la llevó a su nivel elevado de consciencia.

 

El momento actual representa una elevación general de la consciencia, que está trayendo un cambio drástico en nuestra forma de ser y de vivir, apuntándole a la opción de ascender a otra dimensión. O a lo que llamamos por tradición, el paraíso.

 

El Momento De La Humanidad

 

¿Qué pasaría si asumimos la verdad sobre la ascensión? ¿Si entendemos que se aproxima en un lapso de tiempo corto?

 

Entender que vivimos en permanente evolución y que el momento favorece a la ascensión, puede permitirnos intentar vivir más en la aceptación y la entrega, sin ese miedo al que estamos tan acostumbrados. 

 

Cuando se asimila esa VERDAD, con la felicidad y la libertad que genera el saber que va a ser algo del diseño de Dios y por consiguiente algo positivo, la vida se hace más liviana. Se pueden romper paradigmas. Y se puede llegar a sentir esa libertad que siempre hemos anhelado. 

 

Y aunque cada cual vive lo que escogió y crece de acuerdo con sus propias decisiones, si tuviera que listar algunas sugerencias que pudieran resultar en cooperación con el momento de la ascensión, diría:

  • Asumir la Ley de Causa y Efecto, asumiendo la responsabilidad en lo que voy creando en mi vida y en la Tierra, y comprendiendo que si hago daño a otros me lo estoy haciendo a mí. 

  • Asumirse como parte de un TODO haciendo la vida más fácil a los demás.

  • Procurar descubrir y abandonar los propios miedos, culpas y creencias. 

  • Vivir plenamente el presente y en gratitud por lo que se tiene.

En todos, aún cuando no se perciba claramente, se está dando un cambio. Por lo mismo, todos podemos modificar nuestro presente individual y colectivo vibrando más alto voluntariamente a través de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones, y a través de recordar la paz que somos. Y por supuesto y finalmente, de practicar el amor incondicional hacia los demás. 

Cada cual elige si aprovecha el momento para ascender, o si espera a que se dé más adelante o durante el cumplimiento de un ciclo futuro. Sin jueces ni castigos.

 

Mi espíritu se inclina ante el tuyo.

Autor: André Van Hissenhoven

Más temas como este en el libro Eres Dios del mismo autor www.eresdios.com 

Visto también en el sitio www.eresdios.com

 

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre André Van Hissenhoven
André Van Hissenhoven nació en Bogotá (Colombia) en el seno de una familia estructurada en el catolicismo. Estudió en colegio católico también, así que su formación tanto en casa como fuera de ella se basó en los lineamientos de esta religión. Luego se formó en música con énfasis en composición y producción, haciendo de estas sus actividades principales. Siempre, desde lo que puede recordar, sintió que debía haber algo más detrás de la rareza de la vida y de una extraña insatisfacción que experimentaba con frecuencia. Hasta que en el año 2013 vivió una experiencia mística que le cambió la vida de manera radical. Ahí comenzó un intenso viaje hacia lo que él llama “su muerte en vida”, para llegar cuatro años después a la consciencia Crística. Dicha vivencia le permitió ver el propósito de la existencia y de la vida en esta Tierra, y descubrir y comprender con ello muchas cosas sobre el ser, su evolución y el importante momento del planeta. Desde eso, vive entregado al presente y al plan de su espíritu, y con la intención puesta en proyectar la nueva Tierra.
3 comentarios
  1. User comments

    lo seinto te amo perdon gracias por todo lo creado borro memorias en ti confio suelto limpio quien como dios yo soy luz

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend