Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » Las Sales de la Vida: Sales de Schussler por Rosa López

Las Sales de la Vida: Sales de Schussler por Rosa López

SALES-DE-SCHUSSLER

 

 

 

¿Qué son?

Se trata de una terapia compuesta por doce sales minerales que tenemos en el organismo de manera natural y que ingerimos cada día mediante nuestra alimentación. Su descubridor hace más de 130 años, el Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler, halló que a partir de estas Sales se podían elaborar remedios mucho más efectivos que los puros minerales de nuestra alimentación.

 

Schüssler quería descubrir qué sales minerales eran las más habituales en el cuerpo, así que se aventuró a realizar sus estudios y seguidamente a elaborar los remedios. Constató que las 12 sales minerales que componen este sistema están presentes en todos los tejidos, pero en distintas proporciones. Después administró los remedios a sus pacientes y observó que todos mejoraban de forma considerable.

 

¿Para qué sirven?

Las sales minerales de Schüssler pueden estimular o restaurar las funciones corporales, e incluso corregir los trastornos funcionales del organismo.

 

El resultado de toda la práctica y estudios del Dr. Schüssler confirmó que las Sales de Schüssler no sólo pueden restablecer funciones fisiológicas en el organismo, sino que también las pueden mantener en activo.

 

El estado de salud se mantiene mientras no exista ningún trastorno en el modo de acción de estas sustancias minerales. No hay enfermedad si la actividad celular es normal y la actividad celular es normal si la nutrición celular se mantiene.

 

En concreto….

 

-Sal nº 1 Fluoruro Cálcico: Devuelve la tonicidad a los tejidos, refuerza las articulaciones, huesos y dientes. Ablanda tejidos endurecidos y endurece tejidos ablandados, es decir, regula el grado de elasticidad hasta que el tejido alcanza el nivel normal.

 

Útil en arrugas, hemorroides, varices, problemas dentales, hongos en uñas, prolapsos de órganos, etc.

 

-Sal nº 2 Fosfato Cálcico: Favorece el crecimiento, puesto que es la sal presente en los huesos y dientes. Además es revitalizante y participa en la coagulación de la sangre. Es importante para el movimiento muscular y para la producción de células nuevas. En general, fortalece el cuerpo y los nervios.

 

Útil para la estructura dental, vómitos del bebé, problemas de encías, lactancia, nerviosismo en niños, dolor de crecimiento, etc.

 

-Sal nº 3 Fosfato de Hierro: Fortalece el sistema inmunológico y lucha contra las infecciones. Juega un papel fundamental en la fabricación de energía en las células y para que las moléculas de oxígeno se unan a los glóbulos rojos. Regula la circulación sanguínea y permite que el cuerpo absorba mejor el hierro procedente de los alimentos y lo transporta hasta la zona que el organismo necesite.

 

Útil en anemia, sistema inmunológico débil, estreñimiento y diarrea, problemas de memoria y concentración, mala circulación (pies y manos frías), dolores musculares, inflamación no crónica, “itis” típicas de los niños y adultos (otitis, amigdalitis) resfriados, etc.

 

-Sal nº 4 Cloruro Potásico: Regula el metabolismo de las membranas mucosas. Se encarga del buen funcionamiento de los músculos y nervios e influye en el metabolismo del azúcar y las proteínas, el control del latido del corazón y la actividad estomacal e intestinal.

 

Útil en inflamaciones e infecciones de la piel (eczemas, herpes…), quemaduras de primer y segundo grado. Remedio secundario al Fosfato de Hierro en el tratamiento de resfriados, heridas e inflamaciones, bronquitis, inflamación de la mucosa estomacal e intestinal, conjuntivitis, bursitis, artritis y todas las inflamaciones que son provocadas por la fiebre. Epilepsia.

 

-Sal nº 5 Fosfato Potásico: Es “La sal de los nervios”. Ayuda a tratar el agotamiento mental, emocional y físico. Es necesario para músculos y nervios, y evita el deterioro del tejido celular.

 

Es útil en agotamiento mental, emocional y físico (estrés) o insomnio causado por nervios. También la falta de energía, el desánimo, calambres, alopecia localizada e hiperactividad en niños.

 

-Sal nº 6 Sulfato Potásico: Es indispensable para mantener adecuadas condiciones dérmicas. Estimula los procesos de desintoxicación a través del hígado. Junto con el Fosfato de Hierro ayuda a transportar el oxígeno de los pulmones a las células.

 

Útil en alteraciones cutáneas (crecimiento irregular de las uñas de los pies y manos, heridas de lenta curación, erupciones purulentas, psoriasis y escamas que supuran en la piel) o del hígado, para la saturación de toxinas en el hígado y para todo tipo de inflamaciones de la membrana mucosa que cursan con mucosidades amarillentas o verdosas. Ardor de estómago.

 

-Sal nº 7 Fosfato Magnésico: Es “la sal antiespasmódica y analgésica”. Participa en la formación de huesos, músculos y nervios, tiene la capacidad de disminuir los impulsos nerviosos que conducen a los músculos, por eso alivia calambres y dolores. Es esencial en la producción de energía celular.

 

Útil como antiespasmódico, antiálgicos, y antialérgico. Ataques de tos, calambres en las piernas, estómago, los vasos sanguíneos (como la migraña), la menstruación dolorosa, los dolores de dientes y de estómago de los niños, asma, espasmos musculares, cólicos, insomnio, sobreexcitación, agitación, dolores reumáticos.

 

-Sal nº 8 Cloruro Sódico: Es la sal que regula los niveles de agua en el organismo, y es eficaz tanto para regular tanto el exceso como el defecto de líquidos en los tejidos, por lo tanto es imprescindible para una correcta hidratación.

 

Útil en edemas, exceso de sudoración y/o lagrimeo, sequedad de la piel y membranas mucosas, diarrea acuosa o estreñimiento, vómitos acuosos, picaduras de insectos, erupciones con ampollitas acuosas, dolores reumáticos, lactancia, caspa, caída del cabello.

 

-Sal nº 9 Fosfato Sódico: Es la sal que regula los residuos ácidos del organismo y tiene efecto laxante. Ayuda a normalizar el metabolismo eliminando el ácido úrico, así como la acidez ocasionada por las comidas copiosas o el ácido láctico que se acumula en los músculos después del ejercicio intenso (agujetas). En general, es el regulador del PH sanguíneo, devolviéndole su equilibrio si existe exceso de acidez.

 

Útil en problemas digestivos (flatulencias, cólicos, acidez, digestiones pesadas), gota, acné facial, como coayudante en dietas de adelgazamiento, costra láctica en bebés, amigdalitis, aftas bucales.

 

-Sal nº 10 Sulfato Sódico: Es la sal que elimina el exceso de líquidos del cuerpo, actuando como desintoxicador. Es importante en todas las alteraciones de secreción de órganos digestivos: páncreas, vesícula biliar, intestinos.

 

Útil en diarrea, estreñimiento, dificultad para digerir grasas, flatulencias, cólicos, edemas o retención de líquidos, erupciones con ampollas, acné, enuresis nocturna, dolores reumáticos que empeoran con frío y humedad, lagrimeo. También como coayudante en dietas de adelgazamiento.

 

-Sal nº 11 Oxido de Siliceo: Es la sal de la piel, y por ello se la considera un cosmético bioquímico. Aporta firmeza y estabilidad a la piel, el cabello, las uñas, y en general el tejido conjuntivo. También favorece el metabolismo del calcio por parte de los huesos.

 

Útil en enfermedades reumáticas, fístulas y furúnculos, osteoporosis, etapas de crecimiento, embarazo, endurecimiento de arterias, tendinitis, arrugas, quemaduras, acné, cabello y uñas frágiles, encías sensibles.

 

-Sal nº 12 Sulfato Cálcico: Está presente en cartílagos y forma parte de los aminoácidos, por lo tanto interviene en la formación del tejido conjuntivo y refuerza el crecimiento de células nuevas. Estimula a las células encargadas de emitir hormonas y enzimas.

 

Útil en supuraciones de la piel y membranas mucosas, problemas de crecimiento, enfermedades reumáticas, inflamación de los nódulos linfáticos, bronquitis crónica.

 

¿Dónde se pueden adquirir? Dependiendo del laboratorio, algunas en farmacias y la gran mayoría en herbolarios o tiendas de dietética. Se venden tanto en comprimidos de fácil disolución en la boca, como en pomadas, dependiendo de cuál sea la afección a tratar.

 

¿Quién las puede tomar? Todos: Adultos, niños y embarazadas. Son especialmente interesantes en bebés y niños pequeños, que reaccionan muy bien a las sales, y no tiene ningún tipo de contraindicación siempre y cuando se ajuste la dosis.

 

Rosa López

 

Fuente: http://jipersalud.com/?p=367

 

LAS SALES DE LA VIDA: SALES DE SCHUSSLER

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
3 comentarios
  1. User comments

    Hola buen día mi pregunta es tengo fracturas múltiples y en la cirugía me pusieron clavos y placas de titanio me sirven las sales no hay ninguna contraposición de tomarlas

  2. User comments

    hola estoy muy interesada en conocer mas acerca de estas maravillosas sales, en donde podría conseguir un libro o una guía para poder manejarlas, aparte en donde las puedo conseguir, yo vivo en cabo san lucas, b.c.sur en méxico. y gracias Rosa por tu aportación.

  3. User comments
    José Enrique Velázquez Godinez

    !Hola¡ Rosa López Un Millón de GRACIAS por esta información tan valiosa yo vivo en León. Gto. y no se si las pueda conseguir aquí, pero lo voy a intentar yo padezco algunas de la enfermedades que se mencionan en las sales que describes, y voy a hacer este intento. Nuevamente muchisimas gracias por tu valiosa información, y que existan más personas como tu.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend