Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » Nutrición » El limón: “Un elixir mágico”

El limón: “Un elixir mágico”

20170316 scscnctn39219 id123572 el limon un elixir magico Limones 2 - EL LIMÓN: "Un elixir mágico" - hermandadblanca.org

“El limón cura porque es la revolución química que nos ofrece el reino frutal y está adaptado al aparato digestivo humano y su linfa; es perfectamente asimilable por las glándulas y penetra de forma natural en lo más profundo de las células, aportándoles a éstas su maravilloso efecto purificador. Es el remedio por excelencia.”

Dentro de la familia de los citrus, las frutas cítricas, el limón es el cítrico por excelencia. Tiene muchísimas cualidades que le confiere su composición nutritiva y su contenido en ácidos naturales que actúan como potentes limpiadores.

El limón, a pesar de ser muy ácido, con un pH entre 2 y 3, es altamente alcalinizante por su contenido en minerales alcalinos y porque estos ácidos naturales son eliminados fácilmente o usados para limpiar el organismo. Cuando el limón llega al estómago, reduce la acidez gástrica e incluso contribuye a la cicatrización de posibles úlceras. La toma de más de 50 limones (unos 7k) al día, sí podría causar alguna descalcificación, ya que saturaría la capacidad de eliminación de los ácidos que contiene y el organismo tendría que recurrir a tampones alcalinos que guarda de reserva, como es el calcio. De hecho, el ácido cítrico que contiene el limón es imprescindible para transportar y fijar el calcio, de ahí que se recomienda tomar pequeñas cantidades durante las comidas para facilitar esta labor, como por ejemplo aliñar las ensaladas sustituyendo el vinagre o cuando se toman alimentos ricos en calcio. En naturismo se ha venido usando durante mucho tiempo para el tratamiento del raquitismo, la eliminación de úrico, la limpieza de sangre…

El limón cura porque es ácido.

Una sustancia frutal en su armonía de origen, cuanto más ácida es, más poder terapéutico tiene, ya que es más neutralizante de venenos y residuos que se hallan en la sangre. Casi todas las enfermedades se reflejan en la sangre, y estas sustancias frutales la purifican. Purificar quiere decir remover la masa líquida que circula debajo de la epidermis, en los tejidos, en los huesos, en los dientes, en las uñas, en los cabellos…; es decir, hasta lo más profundo de las células. Exprimir los tejidos orgánicos para que arrojen toda putrefacción humoral acumulada.

La sangre que predominará en el organismo de una persona que obvia la alimentación científica natural, es decir los alimentos naturales que son innatos a su sistema digestivo, los cuales nos ofrece directamente la Naturaleza una vez que han sido regados con agua de manantial, nutridos por la tierra, expandidos por el aire y cocidos por el sol, será la sangre venosa sucia y anémica, más que la sangre arterial pura, cargada de nutrientes y oxigenada. Eso provoca el envenenamiento crónico debido al estado morboso, infeccioso, microbiano, patológico, anémico, débil, y este medio ambiente humoral, fuertemente ácido por putrefacción, necesita de otro ácido fuerte que no perjudique en lo más mínimo al organismo, a las mucosas internas, a las glándulas internas y a los nervios, el cual irá directamente a destruir el ácido fuerte artificial y morboso producto de todas las putrefacciones internas provocadas. Este ácido fuerte natural de las frutas es a la vez desinfectante, microbicida y destructor de los ácidos creados: “un clavo saca otro clavo.” Al mismo tiempo, también es oxidante y eliminador de piedras, de cálculos y de condensaciones o cristalizaciones de ácido úrico. Esto se logra con el zumo de limón tomado adecuadamente y en la cantidad suficiente.
Básicamente, el ácido cítrico que contiene el limón es el que cura de verdad sin perjudicar al cuerpo ni a los nervios. El limón cura porque oxida, porque actúa como una vibración que reduce al mínimo el radio de acción infecciosa del veneno gracias a su efecto altamente astringente, depurador y quemador de residuos.

El limón cura porque es la revolución química que nos ofrece el reino frutal y está adaptado al aparato digestivo humano y su linfa; es perfectamente asimilable por las glándulas y penetra de forma natural en lo más profundo de las células, aportándoles a éstas su maravilloso efecto purificador. Es el remedio por excelencia, ya que otras frutas ácidas carecen de la intensidad alcalinizante que contiene el limón.

VALOR NUTRITIVO

El limón contiene ácidos como son el cítrico, el málico, el fórmico y el ascórbico (vitamina C). Sales, álcalis y agua fisiológica. Destaca por su alto contenido en vitamina C y flavonoides, los cuales protegen esta vitamina impidiendo que se degrade y actúan como conservantes. También otras vitaminas como la B-6, la B-5 y ácido fólico. En minerales destaca su contenido en potasio, fósforo, magnesio y calcio, entre otros. El ácido cítrico actúa como portador y fijador del calcio. Es altamente antioxidante ya que contiene 30 componentes antioxidantes.

Al obtener el zumo del limón entero con piel mediante una prensadora en vez de obtenerlo con exprimidor, conseguiremos que el zumo contenga más cantidad de vitamina C y de minerales, ya que la piel contiene también cierta cantidad de ellos.

PROPIEDADES SANADORAS

Al limón se le atribuyen más de 100 propiedades sanadoras o correctoras. El profesor Nicolás Capo describió 173 virtudes curativas y beneficiosas del limón, de las cuales citaremos algunas:

  • Potente antiséptico, antibacteriano y antiviral.
  • Es eficaz con hongos y parásitos.
  • Regula la tensión arterial alta. 
  • Es antidepresivo. 
  • Mejora la hipertensión arterial.
  • Efectivo con los desórdenes nerviosos.
  • Potente eliminador de muchas de las células cancerosas, mayor que la quimio.
  • Eliminador del acné. 
  • Limpiador de la sangre, linfa y órganos. 
  • Deshace los depósitos de cristales en las articulaciones, riñones, vejiga… 
  • Disuelve los aglomerados de colesterol, lípidos, triglicéridos…
  • Favorece la flora intestinal natural del organismo.
  • Elimina tóxicos y morbosidades internas.
  • Es altamente alcalinizante y reforzador de las defensas.

El limón actúa eficazmente en más de 170 enfermedades, como son:
Problemas estomacales, obesidad, indigestión, gastritis, intoxicaciones, palpitaciones, dolores de cabeza, cáncer, problemas del corazón, de los pulmones (tabaquismo), de los riñones (uretritis, trastornos urinarios), del hígado, de la linfa, hemorragias, tuberculosis, acné, catarros, resfriados, gripes, fiebres, úlceras, afecciones de la piel, caspa, seborrea, herpes, sarna, difteria, parásitos, escarlatina, viruela, escorbuto, epilepsia, insomnio, tifus, problemas de nervios, ansiedad, depresiones, hipocondría, melancolías, pólipos, inapetencia, falta de concentración, hinchazones, mordeduras y picaduras de animales, estreñimiento, diabetes, malaria, apendicitis, paludismo, diarrea, matriz, vejiga, cálculos, beriberi, calcificación arterial…

DISTINTOS MODOS DE EMPLEO DEL LIMÓN

  • Para la caída del cabello se frota el cuero cabelludo junto con una mezcla de zumo de cebollas.
  • Para las heridas se envuelve con una gasa mojada en zumo de limón.
  • Para limpiar y desinfectar la piel puede usarse directamente o algo diluido.
  • Para tomar el zumo de manera terapéutica se usan 1, 2 ó 3 limones exprimidos o mejor prensados enteros, a los que se les añade agua templada o del tiempo hasta llenar el vaso. Se toma por la mañana en ayunas y se espera entre media hora y una hora para desayunar. Puede repetirse antes de la comida y la cena.

BEBIDA DE LIMÓN

Como bebida refrescante se puede usar una rica limonada natural alcalinizante y repleta de nutrientes, que puede sustituir a las bebidas carbonatadas, alcohólicas o refrescos envasados.
Usar como base un zumo de limón entero prensado al que se le añade agua alcalina. A partir de ahí se puede condimentar con un toque de alguno o algunos de estos suplementos naturales: stevia, menta, zumo de manzana…

CURA CON LIMÓN: CITROTERAPIA

De la citroterapia, decía el profesor Nicolás Capo:
“Es la base universal para la verdadera curación y regeneración humana”.
Para conseguir los efectos deseados con la citroterapia es preciso tomar el limón solo, acompañado de agua o caldo depurativo y media hora como mínimo antes de las comidas. Al añadir endulzantes o tomarlo con las comidas, perderá mucha de su propiedad terapéutica, aunque sí se aprovecharán sus propiedades nutritivas.

La recomendación terapéutica máxima y para casos especiales es de 30 limones al día, aunque lo habitual es entre 1/2 limón y 3 limones por toma, hasta 3 tomas al día.

Hay distintas maneras de efectuarla. La más simple es comenzar con el zumo de medio limón o un limón el primer día e ir progresando a base de un limón o medio limón más a diario hasta llegar a 3 o más, 10-12 limones e incluso 15, según la tolerancia y sobre todo la finalidad que se quiera conseguir. Es importante adaptar el organismo en los casos de falta de tolerancia que es producida por los estados nervioso, bilioso o pesimista y eso se consigue incorporándolo paso a paso.

Otro manera es tomar de entrada el zumo de tres limones diarios durante una semana, la siguiente el de seis limones, la tercera el de nueve limones y la cuarta el de doce limones e ir descendiendo en la misma progresión.

Puedes beber el zumo a través de una pajita para evitar que entre en contacto con los dientes y produzca la desagradable dentera.

Ingerir muchos limones te evitará enfermedades, su eficacia curativa es completamente inofensiva. ¡Salud con el limón!

TRUCO PARA EL REEQUILIBRIO ENERGÉTICO CON EL LIMÓN

Se trata de un truco natural que te ayudará a deshacerte de estancamientos energéticos del ambiente en los lugares donde resides.

El limón también actúa desde el punto de vista energético. Constituye un gran aliado para protegernos de las energías negativas y neutralizarlas. Para ello, se hay que poner tres limones verdes en un recipiente de cristal y dejarlos ahí hasta que se pongan amarillos o negros, dependiendo de lo que absorban.

Otra forma es poner en un plato un limón partido en forma de cruz y alrededor del limón partido dibujar un círculo de sal gruesa y dejarlo debajo de la cama antes de ir a dormir. Al día siguiente, hay que tirarlo todo lejos de casa. Repítelo al menos durante tres días seguidos y notarás los cambios.

“Una fruta que te ofrece la Naturaleza como catalizador del reequilibrio interno.”
¡Gracias, amigo limón!

“Y todo porque en ESSEN estamos encantados de SERVIR”

https://www.concienciaynutricion.com

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre ESSEN: Conciencia y Nutrición
¡Tu salud sólo depende de ti! Si lo deseas, nosotros te orientaremos mental, emocional y físicamente a mejorar tu estado de salud, porque en ESSEN: Conciencia y Nutrición estamos encantados de Servir.
4 comentarios
  1. User comments

    muchas gracias

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend