Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Llegar a una nueva dimensión, por Karen Bishop

Llegar a una nueva dimensión, por Karen Bishop

karen bishop

La primera fase de nuestro viaje fue toda acerca de elevar la vibración del planeta, mediante la transmutación de las energías más densas a través de nosotros mismos, tratando de atraer formas y sistemas nuevos y de mayor vibración, sanar y ayudar a otros a elevar sus vibraciones, y básicamente, mover y sacudir la energía del planeta tanto como fuera posible.

Gran parte del tiempo, ya sea que nos hayamos dado cuenta o no, estas tareas se realizaron simplemente a través de nuestra sola presencia, y ni siquiera fue necesaria ninguna intención. Es por esto que muchos de nosotros nos trasladamos tantas veces a diferentes lugares geográficos, y nos encontramos con personas, sistemas, y otros diversos escenarios que vibraban mucho más bajo que nosotros. Nuestra propia energía personal y vibración eran necesarias para poder ayudar con este masivo emprendimiento. Esos tiempos y esos roles, entonces, ahora ya han concluido y se han marchado para siempre. De esta manera, mucho ha cambiado y realmente, las cosas ahora serán muy diferentes. Finalmente hemos dejado atrás la vieja realidad por completo, junto con nuestro propósito anterior, y ahora nos encontramos quizás preguntándonos qué diablos va a pasar ahora, de qué se tratan nuestros nuevos roles, e incluso quizás estamos confundidos acerca de lo que queremos crear para nosotros, o tal vez, incluso, muy entusiasmados por nuestras nuevas vidas.

Antes de que podamos crear algo en el nuevo mundo, es de vital importancia completar un primer paso antes de que cualquier cosa pueda siquiera manifestarse para nosotros. Este primer paso consiste en tener muy en claro quiénes somos, qué vinimos a contribuir aquí, y qué es lo que real y verdaderamente deseamos para nosotros mismos.

Es de vital importancia entonces, saber realmente quiénes somos y cuál es nuestro propósito, porque vamos a utilizar el propósito de nuestra alma para crear nuestros escaparates, así como para determinar cómo vamos a encajar en las nuevas comunidades de vida y de ser superior.

PUBLICIDAD GOOGLE

Además, sin duda podemos crear cualquier cosa que elijamos, y no necesariamente tiene que encajar en el modelo de las nuevas comunidades y en el modelo de nuestros escaparates. Cuando se dibujó la línea en la arena, se nos dio opciones; opciones acerca de volver a integrarnos en la corriente principal, avanzar a alinearnos con nuestro propósito y plan álmico, o incluso marcharnos del todo a través del proceso de muerte física.

Además, con el advenimiento de la gran explosión que creó el solsticio de Junio del 2009, todos y cada uno de nosotros fuimos expulsados de nuestros viejos surcos, aterrizando en territorio muy nuevo, con conexiones muy diferentes con quienes nos rodean. Había entonces mucho más espacio entre nuestros hermanos y hermanas, y la conexión era en relación con quién estaba en nuestro nivel vibratorio y propósito específico. Para algunos de nosotros, no había realmente nadie a nuestro alrededor que se sintiera bien o en alineación con donde nosotros estábamos (en particular los precursores), y para otros, se creó un nuevo espacio con mucha compañía y mucho más de lo mismo en lo que respecta a lo que habíamos estado haciendo en el pasado.

Lo que se siente bien y se ve bien puede variar para todos y cada uno de nosotros. ¿Cómo podemos conocer e identificar entonces, qué es lo que real y verdaderamente deseamos?

En tiempos pasados, éramos fuertemente guiados por la fuente, nuestras familias estelares de origen, y el universo. A veces, durante el viaje, pudimos haber pensado que real y verdaderamente queríamos algo, y encontramos a nuestro pesar, que lo que queríamos simplemente no podía ser y no se iba a manifestar para nosotros. Hay varias razones para este escenario, y cuando comprenden por qué, todo tiene sentido:

1. La energía grupal, o una mente de todos nosotros quienes hemos creado y que estamos experimentando el proceso de ascensión, hizo un plan, y por tanto, necesitaba y acordó seguir este plan a cada paso del camino. A medida que progresaban las cosas (y en particular, a veces, cuando no progresaban), ajustamos y moldeamos el plan de acuerdo a las situaciones que estaban presentes, así que de esta manera, aunque siempre ha habido un plan general, el camino siempre estuvo abierto al cambio y la flexibilidad. Como se ha mencionado tantas veces en este libro electrónico, las cosas no progresaron como esperábamos, y si a veces lo hacían, era muy lentamente. Así pues, retiramos todas las paradas, poniéndonos a nosotros mismos en toda situación que pudiéramos, a fin de asegurar el éxito de nuestro plan. Este fue nuestro objetivo principal durante esta primera fase; nuestro objetivo no era manifestar para nosotros todos los deseos de nuestro corazón, ya que todavía no era el momento para esta fase en particular. Estábamos dedicados a nuestro propósito entonces, y creo que la mayoría de nosotros lo entregamos todo. De esta manera, cada vez que hayamos sentido que era el momento de manifestar una comunidad o un hermoso espacio sagrado, o un retiro espiritual nuevo y especial, o incluso casi cualquier cosa para nosotros mismos, a veces no pudimos hacer estas cosas de la manera que esperábamos. ¿Por qué, entonces, era tan difícil manifestar durante estos tiempos?

A. Estábamos siendo guiados y asistidos por nuestras almas y nuestras familias estelares, que sabían más que nosotros en ese momento. Recuerdo una vez hace varios años, cuando se me pidió que fuera a un lugar específico en la naturaleza, con una cascada enorme que fluía por una gran montaña, para poder conectar con una energía especial allí y para introducirla más plenamente en el planeta. Yo nunca he creído que estábamos destinados a recibir órdenes en contra de nuestra voluntad para estas tareas extrañas, por lo que me negué. Más tarde ese día, mis nietos y yo estábamos tratando de decidir a dónde ir para pasar un día en la naturaleza. Por extraño que parezca, ¡terminamos justo en ese lugar en particular de todos modos!

Introducir y asistir con las energías con el fin de elevar la vibración del planeta, era nuestro único propósito (álmico) durante esta primera fase, ¡al parecer ya sea que nos gustara o no! De esta manera, muchos de nosotros terminamos en lugares y situaciones que pudimos no haber elegido con nuestro yo consciente.

B. No podíamos manifestar a veces, porque pronto evolucionaríamos rápidamente de nuestros deseos actuales, y tendríamos que retroceder o rehacer o deshacer lo que acabábamos de manifestar. Esta es una de las razones principales por las que en ocasiones fuimos bloqueados. Asimismo, manifestar únicamente para nosotros mismos, sin tener en cuenta el todo, no estaba en alineación con nuestro propósito en la primera fase, pero esa situación ha cambiado hasta cierto punto. Esto se explica -con más detalle- más adelante en este libro electrónico.

C. No podíamos manifestar a veces, porque simplemente todavía no era el momento. La visión que muchos de nosotros hemos mantenido, en lo que respecta a la creación del plan original para la Tierra, ya que esto es realmente lo que algunos de nosotros vinimos a hacer, simplemente no estaba lista para salir del cascarón hasta que llegáramos a una cierta frecuencia dentro de nosotros mismos y dentro del planeta.

PUBLICIDAD GOOGLE

Muchos trataron de crear cosas específicas, pero a menudo se les vino abajo, se disolvió, o ni siquiera pudo despegar del suelo. Simplemente no era aún el momento, puesto que todavía estábamos involucrados con la primera fase. Y aunque muchos de nosotros estábamos bastante listos dentro de nosotros mismos, todavía teníamos que esperar que la situación de la masa crítica estuviera completa antes de que pudiéramos ser liberados, para poder pasar a algo muy nuevo; es decir, nuestros muy nuevos roles, o para algunos, su propia versión del cielo en la tierra.

Estas son sólo algunas de las razones que nos han estado reteniendo durante tanto tiempo. Y estas son las

razones también, por las que técnicas comunes de manifestación y conocimiento de manifestación simplemente no funcionaran como debían en determinadas situaciones. El alma siempre tiene un mayor rango en la ley de la atracción, por ejemplo, ya que en el nivel del alma cualquier cosa vibra más alto.

Nuestras almas y planes álmicos siempre llevan la batuta.

(Extracto del libro Cruzando al Otro Lado)

Traducción: Margarita López – Edición: El Manantial del Caduceo

http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Claudio Alvarez (Redactor GHB)
Claudio es unos de los más veteranos y expertos redactores de la familia de hermandadblanca.org

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend