Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Jesús » Los Cuatro Pilares de los Melquizedec

Los Cuatro Pilares de los Melquizedec

cuatro pilares de melquizedec

Los Cuatro Pilares de los Melquizedec

 

Somos los 4 Pilares de los

 

Aire, Fuego, Tierra y Agua.

Encabezados por:

OSHO del Fuego

SWEDENBORG del Agua

RAMAKRISHNA de la Tierra

MEVLANA del Aire.

 

Son solamente 4 nombres del resto de los Melchizedek contenidos en cada Pilar.

 

6 x 4=24, seis Melchizedek en cada Elemento. En donde el Éter es el centro de los 24, y el centro de cada uno. Acogemos el gran nacimiento del Éter, en el centro del centro, en el punto de la Eternidad.

 

Centro, centrado en su máximo poder; sin embargo deslocalizado hasta el infinito.

 

La nueva experiencia Eterna, fuera del espacio-tiempo distorsionado de la 3ª, dimensión disociada, abre las puertas a una revolución total de la consciencia. Una liberación sin precedentes de todos los límites e imágenes restringidas de esta dimensión disociada.

 

Presencia múltiple y total. Disolución del espacio, momento en que vosotros os convertís en todo espacio: disolución del tiempo, momento en el que el momento presente engloba y consume todos los otros tiempo, pasados y por venir.

 

¿Cómo poder encontrar vuestra libertad si no es más allá de este espacio-tiempo limitado? ¿Cómo poder levantar el vuelo mientras pesadas cadenas continúan atando sus tobillos a rocas pesadas?

 

Espacio sin espacio y tiempo sin espacio. Ojos perdidos en el horizonte y corazones que se abren a la verdadera visión. Las percepciones habituales de los sentidos devienen superfluas ante la potencia del Éter y de la Consciencia Eterna. Pero esto no os hace menos importantes, porque son una pieza clave en la Sacralización de la materia, así como también para hacer llegar toda percepción limitada al Espíritu.

 

La gravedad pierde su fuerza, su fuerza de compresión y cierre. Las ondas anti gravitacionales están aquí, por suerte no saldréis volando, ¡oh sí!

 

Dentro del espacio, y espacio dentro del tiempo. Espacio del Corazón en donde todo sucede en un mismo lugar y en un mismo tiempo, que son todos los tiempos y todos los lugares.

 

Aire, Fuego, Agua y Tierra, unificándose en espiral, elevando el Éter, haciendo descender el Éter. No veis ningún límite, ni vuestra presencia aquí en la tierra es un límite ahora mismo.

 

Espiral de Elevación y Renovación, abriendo las nuevas revoluciones de este Sistema Solar dentro de este Universo, cambio de ejes, no sólo de la Tierra, Sino de todo el brazo galáctico que está a punto de moverse para entrar de nuevo en la espiral.

 

Haciendo desaparecer el cero o círculo cerrado, la experiencia encerrada dentro de unos patrones en continua repetición. Esto viene a ser quebrado por la espiral, la cual permite siempre la Ascensión y la Evolución dentro de los mundos de manifestación, de forma no desviada.

 

El espacio del Multiverso se convierte en un solo espacio. Los tiempos de todo el Multiverso se convierten en un solo tiempo

 

Desaparición y desfragmentación de toda parcela aún no vinculada al Todo. Remolinos de Agua, Fuego, Tierra y Agua, girando unidos. Reciben el Éter en el Corazón de la Tierra, elevando el Éter al Corazón del Uno, de la Fuente Una.

 

No aparece ninguna identificación con lo limitado.

 

Vacuidad y Amor Divino son el Uno, en la presencia fusionada de los 4 Pilares de los Melchizedek. Igualmente para todos los concilios Arcangélicos, las Estrellas. Todos formando una gran espiral ahora.

 

Desmantelamiento del espacio-tiempo dentro de su cabeza y estructura mental. El cerebro reptiliano está en total desagregación de las estructuras del tiempo y del espacio limitadas, de las reacciones defensivas y de supervivencia limitadas.

 

Desmantelamiento de toda reacción emocional, de toda identificación con la personalidad y de sus vaivenes.

 

Neutralidad fulgurante. Toda cosa de este mundo os parece lejana, inclusive hablar de cualquier cosa que se aproxime al espíritu.

 

Revelación del Silencio como mensajero, revelación del Agua y del Aire unificado y conduciendo el Éter.

 

Espacio Vacío, fuera de todo tiempo, fuera de toda referencia. Podéis sentiros por momentos como si se hubiera perdido el hilo de la cotidianeidad, de vuestros asuntos diarios a realizar.

 

Así es este desmantelamiento de la ilusión y del sistema de control de la mente humana. Dejad vivir esta desidentificación, esta neutralidad, este desgano a ciertos aspectos que hasta ahora os producían atracción.

 

No se trata de negar nada. Aceptad vuestra neutralidad, vuestra desidentificación.

 

Todo debe ser abandonado en consciencia. No obstante todavía estáis aquí, no se trata de negar ninguna manifestación. Simplemente la experiencia nunca más será la misma. Pues ahora simplemente sois servidores, os guste o no lo que os toque hacer: servidores de la Luz trabajando desde el Absoluto.

 

Nada efímero vendrá en atracción o repulsión, simplemente haréis lo que se debe hacer para la revelación de la Multidimensionalidad.

 

Fulguración y desaparición. Los 4 Pilares de los Melchizedek, y los 6 x 4 Melchizedek de cada Elemento acompañan vuestra espiral, divulgada por el Melchizedek de Fuego OSHO, que os empuja hacia la Danza dentro de la vacuidad, Danza de Fuego dentro del Espíritu del Absoluto.

 

Saludos de todos los Melchizedek. Y los 4 Pilares en espiral están aquí. Saludos igualmente de ORIONIS quién está presente.

 

Saludos desde más allá de todo espacio y todo tiempo.

 

Transmitido por: Sijah Sirius del Colectivo de los Niños de la Ley del Uno.

Enviado por Lucía Montaño  http://yosoylucialaluzdelmundo.blogspot.com

 

Los Cuatro Pilares de los Melquizedec

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
Un comentario
  1. User comments

    La simbología que utiliza el escrito es muy real, sencillo y profundo. Una espiral que sigue evolucionando, cerrando y abriendo círculos que abren visiones y que siempre lo han hecho. Con parábolas sencillas como “el maiz que muere para dar nueva vida” en el mensaje crístico o, en la concepción de la pachamama.
    Gracias por el artículo
    Un abrazo fraterno
    Rafael

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend