Home » Sabiduria y Conocimiento » Astrología » Luna Llena de Sagitario "El Viento de Acuario 6: Sushumna"

Luna Llena de Sagitario "El Viento de Acuario 6: Sushumna"

 

Signo 09- Sagitario


Luna Llena de Sagitario 2010 astrosign

“El Viento de Acuario 6: Sushumna”

 

Introducción: El símbolo de Sagitario es un arquero lanzando sus flechas con concentración total hacia el blanco fijado. El regente de Sagitario es Júpiter, que representa el sonido. Cuando cantamos sonidos sagrados o mantras, y los escuchamos la conciencia se eleva. Los Upanishads llaman al sonido sagrado del OM el arco con el cual el discípulo se alinea para ascender a reinos cada vez más elevados. Así, él dispara hacia arriba desde el centro de la base de la columna vertebral, que está regido por Sagitario, a través de la columna espiritual llamada Sushumna hacia la cabeza y más allá. Es por eso que El Mensajero Lunar de este mes es “Viento de Acuario 6: Sushumna”.

 

Los Nadis

 

Hay un cuerpo sutil debajo del cuerpo físico, se le llama también cuerpo etérico o cuerpo vital. De igual forma que los nervios atraviesan el cuerpo físico desde la cabeza a través de la columna vertebral a todas partes del cuerpo, así mismo corre una red de líneas de fuerza a través del cuerpo sutil. Ellas forman la base alrededor de la cual se construye el cuerpo físico y le dan forma. Estas líneas de fuerza reciben el nombre de Nadis en el Oriente; ellas permiten las funciones vitales del cuerpo. A falta de un término apropiado los Nadis se traducen frecuentemente como tractos nerviosos, pero esto no es correcto. No existe una palabra equivalente. Los Nadis son canales de energía que por su naturaleza son eléctricos, y distribuyen conciencia en el plano etérico a cada rincón del cuerpo. Ellos difieren de los canales de vida cuyo asiento es el corazón, mientras que los Nadis tienen su asiento en la cabeza y representan una red densa que se origina en el cerebro. En el curso del desarrollo del cuerpo, algunos Nadis se condensan en nervios, otros permanecen sutiles.

 

Puesto que los Nadis no son visibles para el ojo físico ni son anatómicamente perceptibles, no son aceptados por la ciencia médica, pero la ciencia del yoga señala que, al hacer la disección un imán tampoco se pueden localizar sus líneas de fuerza, mas son eficaces, de igual forma que las ondas electromagnéticas. Cuando las líneas de fuerza funcionan bien en el cuerpo, el cuerpo está también en buena condición.

 

Ayurveda habla de 72,000 Nadis fundamentales con numerosas líneas laterales. Según otra manera de contar, hay 3,300 Nadis en el cuerpo humano que son dirigidos por 33 inteligencias Dévicas, cada una de las cuales dirige 100 Nadis. En el cuerpo, los Nadis forman siete centros principales que se asemejan a vórtices de energía y trabajan a través de las glándulas endócrinas. En estado subdesarrollado parecen discos, chacras; en estado desarrollado, lotos. Se sitúan a lo largo de la columna vertebral, desde la cabeza a la base. En el plano físico la columna vertebral es el pilar central del cuerpo, y también en el cuerpo sutil, el canal central de energía corre a través de este pilar llamado Sushumna. Junto con las líneas de fuerza del Ida y Pingala, forman un triángulo de fuerzas que está conectado con las tres calidades divinas básicas, rayos, colores y sonidos, y existe en nosotros como espíritu, alma y materia.

 

Podemos visualizar este triángulo de Ida, Pingala y Sushumna como puntos en la frente, Ida sobre el ojo izquierdo, Pingala sobre el ojo derecho y Sushumna entre ellos con su centro en la punta de la línea del cabello.

 

A Ida también se lo llama “Chandra Nadi”, el Nadi lunar, a Pingala “Surya Nadi”, el Nadi solar, y a Sushumna, “Agni Nadi”, o el Nadi de energía de fuego. La energía lunar trabaja a través del ojo izquierdo, la energía solar con el ojo derecho y la actividad del fuego viene a través del espacio que existe entre la glándula pineal y la pituitaria. Los tres son llamados también los fuegos cósmico, solar y por fricción, o los tres ojos de Shiva, y en el plano del alma, los tres ojos de la Madre del Mundo.

 

Las Tres Corrientes

La corriente de energía comienza en el centro de la cabeza. Al bajar, la energía una se manifiesta triple. Una línea conduce el espíritu, la otra, materia sutil. Con la ayuda del espíritu, conduce las gradaciones de la materia a través de todos los planos. Encontramos el equilibrio entre ambos, espíritu y materia, en Sushumna. Durante el descenso, la materia gira hacia la corriente izquierda llamada Ida, y el espíritu hacia la corriente derecha, Pingala. El canal de Ida causa la materialización o la formación, y el canal de Pingala, la espiritualización o desmaterialización. Sushumna, la energía de equilibrio entre ambos causa la existencia aparente, que mantiene el cuerpo en equilibrio.

 

Las corrientes de energía se encuentran en el centro Ajna y se cruzan en Sushumna. Allí experimentan la primera inversión. Se cruzan nuevamente en el centro de la garganta y sufren una segunda inversión. Después de otra inversión en el centro del corazón, se encuentran finalmente en el Muladhara, el centro base. Mientras más profundamente vengan las energías más prevalecen la materia y su diversidad. Ida representa la diversidad, Pingala la unidad y Sushumna la síntesis. Estas tres corrientes son presentadas a menudo por un símbolo de dos serpientes que se enrollan alrededor de una vara central. La vara es llamada también la vara mágica de la iniciación. Sushumna se convierte en la vara mágica cuando se establece el vínculo con el punto más elevado y por lo tanto, la vara de hierro se convierte en un imán.

 

En la India a estas tres corrientes se les llaman también Ganga, o Ganges, Yamuna y Sarasvathi. Al Ganges se lo considera como Ida y a Yamuna como Pingala. El Ganges es más famoso y es tenido por los indios como el más santo de los ríos, pero Krishna se encuentra siempre en las riberas del Yamuna. Yamuna-Pingala da experiencias espirituales y la experiencia de la proximidad del Maestro y de la suprema presencia de la Madre como Luz. El color de Pingala es el color de la miel, el color amarillo dorado transparente. Se dice que en los estados más avanzados el alma baila con Krishna, con la conciencia universal.

 

El alma mora entre los dos ríos santos que fluyen de lo sutil a lo denso y de lo denso a lo sutil. Se dice que en la confluencia del Ganges y de Yamuna aparece una tercera corriente invisible; se le llama Sarasvathi y representa a Sushumna que se manifiesta en la reunión equilibrada de las dos otras corrientes. El lugar de confluencia se llamaba anteriormente Prayaga y hoy Allahabad, el domicilio de Alá. En las escrituras se dice que en este lugar acostumbraban a reunirse con el señor Maitreya, el cual meditaba allí. Incluso hoy, este lugar de confluencia se lo ve como un buen lugar para tomar un baño y para meditar en las horas del amanecer, a pesar de la contaminación. La unión sobre la cual se contempla en la confluencia reside en el centro Ajna que representa la región de Acuario. Cuando las energías se encuentran, la Luz brilla hacia fuera.

 

 

La Línea Radiante de Fuerza

Para obtener el equilibrio de energías podemos contemplar sobre la inhalación y la exhalación y sentir la corriente de Sushumna como una pulsación en nosotros, como la conciencia fluyendo. Esta visualización ayuda a elevar la mente más allá del mundo externo hacia conciencia interna. Dentro de la columna vertebral está el pilar de Sushumna, y en lo más interior está la energía esencial de Atman como conciencia y luz. La línea de fuerza radiante es el domicilio del alma, el eje central en nosotros. También corresponde al eje de nuestro planeta. La conciencia eléctrica que fluye en el interior irradia todos los colores del arco iris, comenzando con el azul eléctrico. Al flujo eléctrico de conciencia se le llama Chitrini. Es el mismo núcleo de nuestro ser. No podemos decir que nos pertenece, pero es la parte más sublime del uno mismo que somos.

 

 

El Sendero de Ascenso

Al sendero ascendente de Sushumna se le llama también la escalera de ascenso de Jacob o el sendero de los Maestros de la Sabiduría. Los diversos centros desde la base hasta el centro de la cabeza son los peldaños de la escalera que lleva de la personalidad al alma y a la súper-alma. Existe una apertura hacia la escalera desde la base de la columna vertebral; en épocas antiguas fue tomado por el Hatha Yoga a través de estimular al Kundalini, pero esto ya no se recomienda hoy. La trayectoria real del Yoga llamado Raja Yoga en sánscrito comienza en el centro del corazón y asciende a través de la garganta hacia el centro de Ajna. El movimiento vertical del ascenso alínea todos los lotos. La trayectoria de ascenso, Sushumna, es como un hilo sobre el cual se atan todos los lotos. La guirnalda de lotos dorados adorna al discípulo en el sendero, y cuando llega al centro de la cabeza, él es coronado por la joya en el loto, Mani Padme. Así se hace rey en su reino.

 

Toda la práctica del yoga de balancear energías se hace en la vida cotidiana. En todos los campos de la vida se tiene que lograr el equilibrio. El equilibrio nos trae de regreso al centro y permite el ascenso. Ésta es el dorado sendero medio, donde no se subraya ni el derecho ni el izquierdo. La actividad moderada en todos los campos de la vida – familia, profesión, sociedad, dinero y las otras cosas – crea la base para el ascenso.

 

El centro del corazón es la puerta a la existencia interior. En el corazón hay una abertura y el sonido santo de OM nos dirige a las cámaras interiores. Podemos visualizar cómo nos movemos hacia arriba con el OM a lo largo de Sushumna e incluso más allá de la cabeza. Tenemos que entrenarnos en esta visualización, la información sola no ayuda. Usamos el OM como una luz y nos imaginamos que permanecemos sobre el cuerpo, en la extensión del azul. Cuando la visión se empaña, entonamos el OM nuevamente. Así experimentamos el OM dentro de la columna de Sushumna y también como un suceso en el espacio.

 

Fuentes: K.P. Kumar: Urano. El Alquimista de la Era / Notas de seminarios. – E. Krishnamacharya: Anatomía Oculta. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España. (www.worldteachertrust.org).

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend