Home » Sabiduria y Conocimiento » Manejo de las Energias » Madre Tierra – Volved a sentiros como solíais

Madre Tierra – Volved a sentiros como solíais

aris - Madre Tierra - Volved a sentiros como solíais - hermandadblanca.org

Querida gente, Yo soy la voz de la Madre Tierra. Yo te llevo a lo largo del viaje de tu vida Humana. Siénteme en tus huesos, en tu carne, en todas las células de tu cuerpo. Yo suministro los bloques de construcción de tu cuerpo Humano.

 

 

Sin embargo estoy presente en ti no solamente en el plano físico, Yo también soy un Ser energético muy antiguo. Yo tengo una Energía Álmica, una vida espiritual; y tan pronto como naces en la piel de mi cuerpo, Yo te doto con mi energía, con la energía de la Tierra. Mi energía, la de la Tierra, acompaña a quienes viven en mí, por ejemplo a toda la Humanidad. Mi energía es receptiva hacia la vuestra, Yo la absorbo, aprendo de ella; y trato de daros lo que es sustentador y bueno para vosotros.

 

 

En mi corazón Yo soy libre, no estoy sujeta a la dualidad; y por eso puedo sentir lo que las personas necesitan en el nivel energético. La energía de mi corazón está presente en vuestro cuerpo y se dirige naturalmente hacia el equilibrio. Tu cuerpo y el mío están vinculados energéticamente y formamos un conjunto. Acabo de decir que en mi Ser, en mi corazón, no estoy sujeta a la dualidad; sin embargo, la vida terrenal misma, las plantas, los animales y los Humanos, estáis sujetos a la dualidad. Hay nacimiento y muerte, enfermedad y salud, juventud y vejez, emociones de Amor y Luz y emociones de desesperación y temor. Todos éstos son aspectos de la vida en mí; pero en mí misma, en mi Esencia, estoy libre de todo eso; así que Yo permito que suceda todo eso.

 

 

Sentid quién soy en mi Esencia; Yo soy una parte del Cosmos como un todo, pero Yo estuve de acuerdo en mi papel como portadora de la Humanidad. Yo os acompaño en vuestra senda, pero no puedo recorrerla por vosotros; específicamente ésa es vuestra tarea, que es para que sea cumplida por la Humanidad como un todo y hacia la cual debe crecer; es algo para que vosotros lo hagáis.

 

 

Vosotros, la Humanidad entera, tenéis poderes especiales de Creación: La habilidad de crear algo nuevo y traerlo a la existencia. Yo quiero daros la oportunidad de hacer eso, inclusive si significa que algunas veces sucumbáis a la dualidad y dejéis de sentir que esencialmente sois libres de ella. Pero entérate de que tú, como Alma, eres libre de nacer y morir; entérate de que eres eterno, aún cuando frecuentemente pierdas la conexión con ese sentimiento mientras estás viviendo en la Tierra. Pero Yo puedo devolverte ese sentimiento esencial si tan sólo confías en mí.

 

 

No soy Yo quien te sumerge en la dualidad, son el velo de temor creado por la Humanidad, la ignorancia, la pérdida del Yo, los que hacen a veces tan difícil la vida en la Tierra; pero no siempre ha sido así. Ha habido tiempos en la Tierra en los cuales hubo comunidades de personas que vivían en paz y armonía totales consigo mismas y con la naturaleza. Y ahora mismo, en la meditación, algunos reconocisteis y sentisteis esa vida, la vida en la cual os sentíais bienvenidos naturalmente en la Tierra, como niños y también como adultos; y también como las Almas que sois.

 

 

Con frecuencia, inmediatamente después de que comienzas la vida terrenal hay una especie de “esquizofrenia”, una separación entre quien realmente eres y lo que las personas de tu ambiente esperan de ti, o te imponen, frecuentemente por causa de su temor e incertidumbre propios. Y desde el comienzo existe ese abismo entre lo que sientes y lo que debes sentir; entre lo que eres libre de hacer y lo que se espera de ti.

 

 

Sin embargo, tú has tenido vidas en la Tierra en las cuales tu entrada fue mucho más suave; en las cuales podías tener más intimidad con la energía de tu Alma mientras estabas creciendo; e inclusive eras estimulado a hacerlo con gentileza y alegría. En esas vidas y en esas comunidades también había una especie de disciplina, pero era una mano suave que estaba en armonía con la naturaleza Humana. En esa sociedad los niños eran entrenados para tomar en serio su Mundo interno, se les enseñaba a escuchar sus emociones honestamente y abiertamente, a escuchar las voces que oían en su interior: Sus temores y prejuicios. Éste es el signo de una sociedad verdaderamente madura, una sociedad en la cual se toma muy en serio el Mundo interno de las personas.

 

beneficios espirituales de la meditación ThetaHealing

Ahora en este tiempo, la fijación de la sociedad está casi completamente en el Mundo externo, en los conocimientos que hacen posible fabricar, construír y organizar las cosas, o analizar y ordenar las cosas con la mente. Pero todas estas actividades están enfocadas en el exterior; la atención a la realidad interna que realmente es la creadora de la externa, del Mundo externo, se ha perdido; pero no del todo.

 

 

En mí aún hay vestigios de las antiguas comunidades y sociedades en las cuales las personas vivían con Amor por su natural coparticipación mutua, a partir del conocimiento del Alma y de la realidad interna. Los vestigios de esas comunidades y de esas sociedades aún están presentes en mi campo energético, en el campo energético de la Tierra. Y aunque se han ido físicamente de la superficie de la Tierra, aún viven en mi memoria y en la memoria colectiva de la Humanidad. Yo te pediría refrescar la memoria de la Humanidad recordando tú mismo cómo era nacer en una comunidad así, rodeado por Espíritus afines; y por supuesto, a partir de una conexión con tu Ser Interno, con tu núcleo, con tu Alma. Siente cuán alegre puede ser así la vida. Aún hay eventos dolorosos como la muerte de los Seres Queridos, las experiencias de pérdida y dolor; y también carencia de comunicación, pero todo esto sucede delante de un trasfondo de paz, comprensión y seguridad.

 

 

Crecer entre personas de mentalidad afín le da a uno un profundo sentido de seguridad, de aceptación; y la capacidad de desarrollarse libremente. Vuelve a sentir cómo era eso; quizá veas imágenes de la comunidad de la cual formaste parte en otros tiempos; y concéntrate también en quien eras entonces, en la energía que irradiabas y en el obvio sentido de bienestar que tenías. Tú podías estar abierto a otras personas y a tu entorno, porque estabas basado en ti mismo, te sentías bien contigo mismo, nunca dudabas de que había un espacio especial para ti, de que tenías algo para aportar al todo. Eso era simplemente un hecho; y todos lo sabían. Siente la manera como recibías exactamente lo que necesitabas: Empoderamiento a partir de tu ambiente. En torno a ti había personas que te entendían y te daban valiosos consejos; y sobre todo, proyectaban una atmósfera de armonía y sabiduría. Ahora mira esto como un regalo muy especial que recibiste en el pasado.

 

 

Vosotros sois los fundadores de esta energía, de esta forma de comunidad y de estar juntos; los creadores de esta energía en este tiempo. Sin embargo, ahora no tenéis garantizado crecer con tan fundamental seguridad; pero vosotros lleváis ese recuerdo en vuestro corazón. Llevas el recuerdo de una vida plena de armonía en la cual podías desarrollar naturalmente tus dones espirituales: Tu Amor, tu sentido de la belleza, tu creatividad, tu calidez. Tú estás destinado a plantar esa Luz en la Tierra como una semilla, esta experiencia que conoces del pasado; y ponerla en acción.

 

 

De cierta manera, la intención fue que como Trabajadores de Luz estuvierais por vuestra cuenta, que ya no pudierais formar parte de una red natural de seguridad, ni pertenecierais a un grupo de mentes afines. Tu Alma sabía que ibas a heredar una tarea difícil; y por eso la intención fue que hubieras recibido en el pasado esta energía de calidez y estímulo, para que pudieras aportarla ahora a situaciones en las cuales no estuviera presente esta energía. Ésta es la esencia del Trabajo de Luz: Que enciendas la Luz donde no está brillando; pero primero que todo en tu interior; porque solamente si sabes tener seguridad en tu interior, puedes volver a crear con seguridad la situación que una vez existió naturalmente; entonces puedes ser una Luz que también brilla para otros; y eso sucede naturalmente, por sí mismo.

 

 

Lo importante es crear ese espacio de crecimiento, primordialmente siendo veraz contigo mismo; y Yo te pido que hagas eso ahora, Yo te pido que te mires con verdadero respeto… ¡Ahora mismo!… Siente cuán viejo eres realmente y cuán a menudo has vivido en la Tierra como un Ser Humano; tú has digerido e integrado todas esas experiencias: Experiencias de Luz y experiencias de profunda oscuridad. ¡Tómate en serio, respeta tu madurez!

 

 

Algunas veces te sientes como un niño chiquito que ya no sabe qué hacer, que no ve ninguna salida; pero el tiempo en que aparecía un Maestro que te decía qué hacer, ya se acabó. Ahora es el tiempo de atreverte a actuar por tu cuenta; el tiempo de mirar verdaderamente en tu interior y ver los tesoros que hay allí, los que has acumulado en todas esas vidas. Ya no existe esa presencia sustentadora de una comunidad que te entiende y protege; en ese sentido estás solo. Pero eso es parte de tu camino y de tu evolución; ahora puedes hacerlo solo… ¡Verdaderamente sí puedes!… Es cuestión de que creas en ti mismo.

 

 

Conéctate con mi Esencia, con mi corazón que es independiente del tiempo, del nacimiento y de la muerte; Yo estuve ahí en esas vidas en las cuales viviste en mí. Siente también tu esencia intemporal; tú ya sabes muchísimo; tú ya eres muy rico en tu interior. Conéctate con tu Luz y siéntela fluír a través de ti, a través de tu cuerpo, desde las puntas de los pies hasta las yemas de los dedos, siente tus pies firmemente plantados en el suelo… ¡Tú eres un Ser Humano poderoso; y te necesitamos!… Tú puedes recuperar la memoria de la Humanidad; tú puedes volver a traer una vibración de Armonía y Amor que ahora es tan necesaria, eso es lo que tantos han perdido. Tú conoces tu Mundo interno y el de las personas; estás familiarizado con la profundidad de los sentimientos y puedes aceptar lo que hay en la vida de las personas. Y al hacerlo traes tu Amor y tu seguridad a este Mundo de temor y dudas; y éste es tu llamado.

 

 

Yo trabajaré contigo; ahora se puede difundir por todo el Mundo la energía de las antiguas comunidades de Luz. Ya no es la intención que se formen pequeñas islas de armonía y paz, ahora la intención es que se incluyan todos; y ésta es la razón por la cual estáis dispersos por todo el Mundo. Primero habéis estado solos; pero luego, por medio de conexiones y redes que han surgido, gradualmente volveréis a comenzar a vivir como Espíritus afines, pero ahora incluyendo y abarcando a todos. En este tiempo hay tantos cambios en curso que las islas ya no son suficientes; éste es el tiempo de un despertar global. Y aún cuando a veces parezca una tarea imposible… ¡Confía en ti mismo!… En ti tienes las semillas, los gérmenes de la Luz; atrévete a mostrarlos y hacerlos visibles. Ésta es tu tarea, esto es lo que eres… ¡Cree en ello!

 

 

Gracias por tu atención.

 

 

Madre Tierra.

 

TRADUJO: Jairo Rodríguez R. Consultoría Energética y Espiritual

 

 

jairorodriguezrr@gmail.com

 

 

AUTOR: Pamela Kribbe

 

VISTO EN: http://www.jairorodriguezr.com/

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
4 comentarios
  1. User comments

    muchas gracias madre tierra.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend