Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Cursos Gratuitos » Cómo el mago obra milagros

Cómo el mago obra milagros

UN  CURSO  DE  MAGIA                           Unidad 2. El alma        Objeto de Aprendizaje 2.                           Los milagros

Palabras como hechizado, malaventurado, posesiones, inspiración, ingenio, embelesador, estupefacto y asombrado, atestiguan que la raza ha estado por mucho tiempo impregnada de la superstición mágica. La magia fue la rama del árbol religioso evolucionario que finalmente dio el fruto de la era científica. La creencia en la astrología llevó al desarrollo de la astronomía; la creencia en la piedra filosofal llevó al conocimiento de los metales, mientras que la creencia en los números mágicos fundó la ciencia de las matemáticas. La magia se practicó con el uso de las varas, los ritos de la “medicina” y los encantamientos, y se acostumbraba que el que la practicase trabajara desnudo.

El deseo inteligente y constructivo del mago blanco, actuando bajo la instrucción de su propia alma y por lo tanto ocupado con el trabajo grupal, es el poder motivador detrás de todos los fenómenos mágicos. Este trabajo mágico comienza en la propia vida del mago, se extiende al mundo del plano astral y desde allí (cuando ya es potente) puede comenzar a manifestarse en el plano físico y oportunamente en los planos superiores.

Cuando no necesitemos las doctrinas y los dogmas, porque basaremos nuestra fe en la experiencia, y en el poder del alma, la época de los milagros y de las disputas sobre el por qué y el cómo de esos milagros, con el consiguiente escepticismo o agnosticismo, cederán a la comprensión de las leyes de la naturaleza que controlan el reino superhumano y la etapa sobrenatural del proceso evolutivo.

OBJETIVOS

  • Establecer diferencias entre las fuerzas astrales.
  • Establecer relaciones entre el curso de magia con un curso de milagros.
  • Establecer relaciones entre el ciclo de aprendizaje con el proceso creativo.

 

REGLA OCHO

Que el mago cuide de no ahogarse en el punto donde la tierra y el agua se unen.  El punto medio, que no es seco ni húmedo, debe proporcionar el lugar donde él asiente sus pies. Donde se unen el agua, la tierra y el aire, ése es el lugar en que debe hacerse el trabajo mágico.

 

 

AXIOMA: La percepción es el proceso para corregir los errores. El principio de la percepción es el luz. El perdón es el canal. El milagro es el medio. La curación es el resultado.

PRINCIPIO                 CANAL                  MEDIO             RESULTADO

Luz                                Perdón                  Milagro              Curación

 

 

ACTIVIDAD INTRODUCTORIA: Ego y milagro

La Milla Verde

Johnny Utah es amante del riesgo y los retos imposibles, quien al sentirse culpable por la muerte de su amigo, ingresará el FBI. Johnny deberá  infiltrarse en un equipo de deportistas extremos, liderado por el carismático y a la vez místico Bodhi y su protegida Samsara, quienes le muestran otra manera de ver la  vida. Ellos son adictos a la adrenalina que están tratando de completar el ‘Ozaki 8’, una serie de retos que honran a la naturaleza. El grupo es sospechoso de llevar a cabo una serie de crímenes de forma extremadamente inusual, utilizando argumentos ecologistas como móvil de sus acciones. Punto de quiebre es  una película de acción del 2015

John Coffey es un hombre negro físicamente imponente, pero con problemas mentales, condenado por violar y asesinar a dos niñas blancas pequeñas. En prisión John comienza a demostrar poderes sobrenaturales; en especial el poder de sanación. Milagros inesperados es una película estadounidense de 1999, basada en la novela de Stephen King El pasillo de la muerte.

  • Después de ver las películas Punto de quiebre y Milagros inesperados responder las siguientes preguntas. Cómo un delincuente puede hacer el bien? ¿Qué diferencia energética encuentra entre la electrocución y la ascensión? ¿Cuál es la diferencia entre pensamiento y acción? ¿Qué es un principio activo?

 

ACTIVIDAD UNO: Las fuerzas astrales

Plano astral
Abrázame que Dios perdona
pero el tiempo a ninguno
Abrázame que no le importa
saber quién es UNO.
Abrázame muy fuerte
Juan Gabriel

 

Hemos visto como en el plano astral se libra la lucha de los pares de opuestos, que algunos la convierten danza, dándole luz a la sombra, abrazando su contrincante. Hablando simbólicamente, la sustancia del plano astral está animada por tres tipos de fuerza divina, que al unirse producen la gran ilusión, y son:

Primero, la fuerza del deseo egoísta. Esta energía involutiva desempeña un papel importante en la evolución, porque el egoísmo es la cuna de las almas infantiles. De allí que el aspirante no se somete al mismo.

Segundo, la fuerza del temor. Es producto de la ignorancia, y en sus etapas iniciales no es el producto del pensar erróneo. Es  fundamentalmente instintiva y predomina en el reino animal, que no es mental, así como también en el reino humano. Pero en el reino humano, su poder es aumentado en forma intensa mediante los poderes de la mente, y por el recuerdo de dolores y rencores pasados y el presentimiento de quienes podemos ver con anticipación, el poder del temor se agrava enormemente debido a la forma mental construida con nuestros temores y  fobias individuales. Esta forma mental acrecienta su poder, y llega a dominarnos, a medida que le prestamos atención, pues “la energía sigue al pensamiento”.

El temor es, con frecuencia, el mayor obstáculo para el paso vital que debe darse en esta vida, pero quizás sea demorado para otra, si no se aprovecha la debida oportunidad y se estimula fuertemente la naturaleza volitiva.

Tercero, la fuerza de la atracción sexual, la cual proviene del plano físico, y es el retroceso de un tipo de energía involutiva en el sendero de retorno. Hablando cósmicamente, se manifiesta como la fuerza atractiva entre espíritu y materia; hablando espiritualmente, se demuestra como la actividad del alma cuando trata de llevar al yo inferior a una plena realización. Hablando físicamente, es el impulso de unirse el macho y la hembra para los propósitos de la procreación. Cuando el hombre era puramente animal, esto no implicaba pecado. Pero a este impulso se le agregó el deseo emocional y entonces se infiltró el pecado; el propósito por el cual se manifestó el impulso fue pervertido en la satisfacción del deseo. Ahora que la raza es más mental y la fuerza de la mente se hace sentir  en el cuerpo humano, existe una situación aún más seria que sólo podrá resolverse sin peligro cuando el alma asuma el control de su triple instrumento.

La ambición y el amor al poder, respaldado por el deseo frenético e inescrupuloso, constituyen el “Morador” para las personas de primer rayo. El aspirante de primer rayo que no logra vencer a su Morador puede llegar a ser un “destructor de almas“, como se lo denomina, y ser condenado (hasta aprender la lección) a trabajar con las fuerzas de la materia y con las formas que mantienen a todas las almas aprisionadas. Éste es el significado oculto de las mal interpretadas palabras, muerte y destrucción. El Demonio es su gran prototipo.

Las personas de segundo rayo están especialmente sujetas a sus temores y fobias y para la mayoría de ellas constituye el “morador en el umbral”. El aspirante de segundo rayo que construye su sombra y le permite ejercer control en forma continua y acrecentada, se convierte en “engañador de almas”. Es el verdadero Anticristo, y mediante falsas enseñanzas, supuestos milagros y el hipnotismo y sugestión de las masas, tiende un velo sobre el mundo y obliga a los hombres a caminar en la gran ilusión.

 

La forma mental cristalizada de la realización intelectual con fines egoístas y la aplicación del conocimiento con objetivos personales, permanecen delante del portal del sendero en la persona de tercer rayo, y a no ser que sean desbaratadas y destruidas, la dominará y convertirá en mago negro. La persona de tercer rayo que no da luz a su “sombra” se convierte en lo que se denomina “manipulador de almas”, utilizando la mente para destruir lo real y tiende un velo entre el hombre y la realidad. El Vampiro es su prototipo. Debe recordarse que ninguno de estos nombres y actividades se refieren al alma en su propio plano, sino únicamente a las almas humanas encarnadas en el plano físico. Es necesario subrayar esto, porque en el plano causal las almas de los hombres se mantienen libres de ilusiones y no pueden ser destruidas, engañadas ni manipuladas. Sólo “las almas aprisionadas” están sujetas a las actividades de las fuerzas del mal, y esto durante cierto período.

 

  • Cuál de las tres fuerzas prevalece en usted? Cuál de estos tres prototipos ha permanecido en su mente? Cómo ha librado la batalla? Cómo le ha dado luz a esa sombra?

 

ACTIVIDAD DOS: De la magia al milagro

Milagroso

En magia, la palabra “medicina” significa misterio, no tratamiento. Entre algunos pueblos la enfermedad se consideraba causada por una conspiración maligna entre espíritus y animales.

La brujería comprendía la magia efectuada por espíritus más primitivos, irregulares y no reconocidos; la shamanería tenía que ver con los milagros realizados por espíritus regulares y por los dioses reconocidos de la tribu. La necromancia,  tanto religiosa como secular de la antigüedad, se denominaba arte blanco si lo practicaban los sacerdotes, videntes, shamanes o curanderos. Los practicantes del arte negro se llamaban hechiceros, magos, brujos, encantadores, nigromantes, conjuradores y adivinos. De manera que el arte negro es el deseo sexual por alguien haciendo uso de íncubos y súcubos. La hechicería es el arte de dañar el cuerpo físico de la víctima por medio del principio activo de su cuerpo (microorganismos) que se encuentran en el excremento, sudor, uñas, etc. La brujería es el arte de dañar el doble etéreo de la víctima por medio de su cuerpo bioenergético (magnético). La magia mental incluye poderes que pueden ser activados por medio de formas de pensamiento. La magia divina es el arte de hacer milagros por medio de la agencia del espíritu santo.

La función de los maestros de Dios  es llevar al mundo el verdadero aprendizaje, el recto conocimiento, la correcta percepción. Se les ha encomendado llevar al mundo el buen mensaje del perdón. Son los portadores de la salvación. La curación se logra en el instante en que el enfermo deja de atribuirle valor al dolor.

La magia monta el escenario. El milagro desmonta la ilusión.

La magia proyecta imágenes. El milagro revela las imágenes.

La magia condena. El milagro perdona.

El mago utiliza la materia oscura. El sanador utiliza la sustancia lumínica.

El mago muestra su ingenio. El sanador demuestra muestra su humildad.

 

La mente es el principio activo del espíritu, la cual le suministra su energía creativa. El espíritu es el pensamiento de Dios que El creó semejante a sí mismo. Ambos hacen parte de la mente que hay que unificar, la mente unificada es el Hijo de Dios.

 

La mentalidad errada escucha al ego. La mentalidad recta escucha el espíritu.

El ego teje ilusiones. El espíritu ve realidades.

El ego es la sombra del yo inferior. El espíritu es la luz del Yo superior.

 

La única que crea es la mente porque el espíritu ya fue creado y el cuerpo es un instrumento de aprendizaje de la mente. La enfermedad entendida como mentalidad incorrecta es el resultado de una confusión de niveles. Los errores han de corregirse en el mismo nivel en que se generaron. La conciencia tiene niveles y puede cambiar de uno a otro, pero no puede trascender el dominio de lo perceptual. En su nivel más elevado, se vuelve consciente del mundo real, y puede ser entrenada para hacer eso cada vez con mayor frecuencia.

 

UN CURSO DE MAGIA

UN CURSO DE MILAGROS

Fue dictado por Djwal Khul a Alice Bailey. Maestro de segundo rayo y de sexto grado.

Los términos del hinduismo que son usados:

Shiva

Visnu

Brahma.

Fue dictado por Jesús a Helen Schucman

Maestro de sexto rayo y de sexto grado.

Los términos del cristianismo que son usados:

Padre:

Hijo:

Espíritu:

EL SECRETO DE LA FLOR DE ORO

Es un texto de origen chino traducido por Wilhelm y compartido a Carl Gustav Jung,

 

Los términos del taoísmo que son usados:

El Cielo, la gran fuerza yang.

La Tierra, toda receptividad ying.

 

 

 

La síntesis viene dada por el proceso creativo.

  • Consulta alguno de los siguientes artículos El Tao de la física o El tao de la química, para dilucidar cuál es el principio activo que obra en todos los milagros.

ACTIVIDAD TRES: El ciclo de aprendizaje

Espiral aprendizaje

Las reglas ya estudiadas exponen la verdad respecto al mago.

  1. El alma se ha comunicado con su instrumento en los tres mundos.
  2. El hombre, en el plano físico, reconoce el contacto, y la luz de la cabeza brilla, unas veces reconocida por el aspirante y otras no.
  3. El alma emite su nota. Se crea una forma mental en consonancia con la meditación unida del alma y del hombre, su instrumento.
  4. Esta forma mental, encarnando la voluntad del alma, y cooperando con la personalidad, toma para sí una forma triple, constituida de materia de los tres planos y vitalizada por la actividad y las emanaciones de los centros cardíaco, laríngeo y ajna, del mago blanco. El alma se convierte en socia de la personalidad e inicia el trabajo creador.
  5. Los cuerpos de la personalidad, cada uno con su propia vida, sienten que pierden poder.
  6. La batalla se renueva violentamente entre las fuerzas de la materia y las del alma.
  7. Esta batalla debe ser librada en el plano astral, y decidirá tres cosas:
  • Si es que el alma, en determinada vida (porque alguna vida contiene la etapa crítica), es el factor dominante, y la personalidad desde ese momento es la servidora del alma.
  • Si el plano astral ya no es el plano de la ilusión, puede convertirse en el campo de servicio.
  • Si el hombre puede llegar a colaborar activamente con la Jerarquía, es capaz de crear y manejar materia mental y desarrollar así los propósitos de la Mente Universal, que son inspirados por el amor infinito e ilimitado y es expresión de la Vida Una.

 

Éste es el punto crucial de toda la situación, y cuando el hombre ha dominado las fuerzas que se le oponen, está preparado para el segundo grado, que indica la liberación del alma de la prisión del cuerpo astral. Desde ese momento el alma utilizará el cuerpo astral y moldeará el deseo, de acuerdo al propósito divino, mantendrá en un proceso permanente de aprendizaje, compromiso y acción.

Dividiremos esta regla en tres partes, y nos ocuparemos de cada una paso a paso, para poder captar su aplicación a la vida común del discípulo en período de prueba, y alcanzar así una comprensión inteligente de sus amplias implicaciones; estas divisiones son:

  1. La respuesta de los elementales astrales: los agnisuryas.
  2. Los peligros del punto medio, su naturaleza y la oportunidad que ofrece.
  3. El lugar donde se hace el trabajo de magia.

 

Hemos visto que los dos centros de la cabeza, el ajna y el coronario, tienen su área de influencia en dos glándulas: el primero con la glándula pituitaria y el segundo tiene la glándula pineal como su aspecto concreto. El místico puro tiene centrada la conciencia en la parte superior de la cabeza, casi totalmente en el cuerpo bioenergético. El hombre mundano avanzado está centrado en la región de la glándula pituitaria. Cuando por medio del desenvolvimiento y el conocimiento esotéricos, se establece la relación entre la personalidad y el alma, existe un punto medio en el centro de la cabeza, el campo magnético llamado la “luz en la cabeza”, y es allí donde se sitúa el aspirante: el bulbo raquídeo (nótese que bulbo suena a bombillo), que transmite los impulsos de la médula espinal al cerebro y en particular al tálamo y al hipotálamo (nótese que hipotálamo y rinéncefalo suenan a hipopótamo y rinoceronte). De manera que el tercer ojo está conformado por la glándula pineal, la glándula pituitaria y la glándula rima.

Por medio de la glándula pineal, órgano de la percepción espiritual, el hombre comprueba la voluntad y el propósito del Ego, y desde allí extrae de los niveles superiores la energía necesaria, vía el centro coronario y el cordón plateado.

Por medio de la glándula pituitaria, queda disponible el segundo elemento del deseo o la energía constructora de la forma y, de acuerdo a la ley de atracción, puede moldear y construir con sustancia elemental.

Cuando la glándula rima (tálamo), síntesis la energía nerviosa, ha despertado, el hombre puede materializar y activar la forma deseada que está en proceso de construir mediante la energía atractiva.

Este triángulo es de importancia vital. No es terreno, ni físico, ni acuoso, ni emocional. Se lo podría considerar como el cuerpo vital o bioenergético, que ha llegado a ser la esfera de servicio consciente y de control dirigido, donde se utiliza la fuerza para fines específicos. Allí se sitúa el mago, y mediante su cuerpo de fuerza o energía, lleva a cabo el trabajo creador mágico.

De manera que el punto medio es:

Para quienes están en período de prueba el plano emocional, el Kurukshetra plano de la ilusión, es donde la tierra (naturaleza física) y el agua (naturaleza emocional) se unen.

Para el discípulo, es el plano mental, donde la forma y el alma establecen contacto y es posible la gran transición. Para el discípulo avanzado y el iniciado, el punto medio es el cuerpo causal, el cuerpo espiritual del alma, manteniéndose como intermediario entre espíritu y materia, vida y forma, mónada y personalidad.

Es de valor que el estudiante sepa dónde se encuentra y cuál es su problema específico. El hombre común está aprendiendo a controlar el cuerpo físico y a organizar su vida en el plano físico. El estudiante en período  de prueba está aprendiendo una lección similar respecto a su cuerpo astral, su enfoque, deseos y trabajo. El estudiante en la etapa del discipulado aceptado debe demostrar este control, empezando por disciplinar la naturaleza mental y actuar conscientemente en el cuerpo mental. El trabajo del aprendiz y el del adepto se desarrollan mediante tales realizaciones.

Proceso aprendizaje

 

Al final de la regla se dice que donde se unen “el agua, la tierra y el aire”, allí es el lugar en que debe hacerse el trabajo mágico. Es curioso, pero en estas frases se omite la idea de ubicación y sólo se considera el factor tiempo.

El aire es el símbolo del vehículo búdico, el plano del amor espiritual, y cuando los tres enumerados anteriormente se unen en su aspecto energía, indican un enfoque en la conciencia del alma y una centralización del hombre en el cuerpo espiritual.

El lugar donde se encuentra la tierra y el agua es el centro plexo solar. El sitio donde se unen el agua, la tierra y el aire, está en la cabeza. La tierra es el símbolo de la vida del plano físico y de la forma exotérica. El agua es el símbolo de la naturaleza emocional. Desde el gran centro de la vida de la personalidad, el plexo solar, se rige y administra la vida. Cuando el centro de dirección reside abajo del diafragma, no es posible la magia. El alma animal controla y el alma espiritual está obligadamente pasiva. El Camino al Elixir de Vida reconoce como magia más alta el agua-simiente, el fuego-espíritu, y la tierra-pensamiento. Se utiliza el fuego-espíritu para obrar, la tierra-pensamiento como soluto, y el agua-simiente como disolvente.

Este lugar de encuentro es el sitio del fuego, el plano de la mente. El fuego es el símbolo del intelecto y todo trabajo mágico es un proceso inteligente llevado a cabo por la fuerza del alma y por el uso de la mente. El metal entra en la electrólisis, proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad.

El aire es el símbolo de la vida superior, donde domina el principio crístico, se experimenta la liberación y llega el alma a su plena expresión. Es el símbolo del plano búdico, como el agua lo es del emocional. Cuando la vida de la personalidad asciende al cielo y la vida del alma desciende a la tierra, allí se halla el lugar de encuentro, y allí es posible el trabajo mágico trascendental.

Este trabajo mágico llevado a cabo bajo la dirección del alma, inspirando a la mente, que a su vez impresiona al cerebro, conduce entonces a la creación de una forma o centro de enfoque dentro de la cabeza del mago, como resultado de esta triple actividad coordinada. La energía que fluye a través de este punto focal, actúa mediante tres agentes distribuidores, y por eso los tres están involucrados en todo trabajo mágico. De aquí la necesidad de que el mago comience el trabajo práctico de la magia, utilizándose a sí mismo como sujeto de experimento mágico. Así empieza a captar la visión del hombre espiritual, tal como él es en esencia.

Por lo tanto, podría decirse que existen tres etapas en el proceso de construir formas. Primero, el alma u hombre espiritual, centrado en la conciencia del alma y actuando en “el lugar secreto del Altísimo”, visualiza el trabajo a realizar. Esto no es un acto consecutivo, sino que el trabajo de la magia, terminado y completo, es visualizado mediante un proceso que no involucra en absoluto el elemento tiempo o conceptos espaciales. Segundo, la mente responde al alma (recordándole el trabajo que debe realizar), y por medio de esta impresión, es llevada a la actividad la construcción de formas. Tercero, el cerebro se sincroniza con la mente y la mente con el alma, y se percibe el plan. Los aires vitales en la cabeza se modifican y responden a la fuerza del trabajo mágico constructor. Entonces en el lugar de la actividad cerebral está la forma mental, como resultado de las dos actividades previas, y se convierte en un centro de enfoque para el alma y en un punto a través del cual puede fluir la energía para la realización del trabajo mágico.

Son opuestos el aire con la tierra y el fuego con el agua. La creación está en relación con el aire-tierra, la creatividad con el fuego-agua.

Sólo nos falta responder a la pregunta: ¿cómo el mago puede obrar milagros? Respuesta: Haciendo uso del principio activo de los elementos mediante tres agentes distribuidores.

  1. El ojo derecho, a través del cual la energía vital del espíritu puede expresarse.
  2. El centro laríngeo, a través del cual el Verbo, el segundo aspecto o alma, se expresa.
  3. Las manos, mediante las cuales actúa la energía creadora del tercer aspecto.

“El Mago Blanco” trabaja “con los ojos abiertos, la voz que proclama y las manos que otorgan”.

Que la visión interna sea nuestra, que el ojo perciba claramente la gloria del Señor, que la voz hable únicamente para bendecir y que las manos se utilicen sólo para ayudar, esto bien puede ser la plegaria de cada uno de nosotros.

  • Elabora una tabla comparativa entre el proceso de aprendizaje y el proceso creativo.

REFERENCIAS:

El libro de urantia.

Un curso de magia

Un curso de milagros

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 100 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    muchas gracias

  1. Pingback: Bitacoras.com

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend