Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Cursos Gratuitos » Cómo el mago se hace UNO con el Creador

Cómo el mago se hace UNO con el Creador

UN  CURSO  DE  MAGIA                                  Unidad 2. El alma Objeto de Aprendizaje 4.                          La creatividad

Astrólogo y adivino, el mago se comunica con Dios. Al consultar los oráculos y anticipar los acontecimientos, el adivino se eleva al nivel de lo divino, pero no todos pueden consultar el oráculo, el conocimiento del futuro es un don dado por las divinidades.  En la adivinación intuitiva el adivino es poseído por un dios, o daimon que le sume en un trance o manía, palabra de la cual deriva mantike, el término griego que designa a las artes adivinatorias, como la cartomancia, la quiromancia o la geomancia. La adivinación y la ciencia tienen en común que ambas parten de una aspiración de “dominar la naturaleza y encontrar la verdad sobre todas las cosas”.

La astrología era evidentemente una ciencia. Se basaba en el estudio de la relación entre los fenómenos de la naturaleza y ciertas manifestaciones celestes, que reaparecían a intervalos regulares. La mayoría de los presagios, establecidos por nuestros antepasados tras observar atenta y pacientemente la naturaleza, se convirtieron en refranes o dichos. Los presagios son el origen de las artes adivinatorias, pero tal vez sean también una de las primeras manifestaciones del espíritu científico.

La psicología ha puesto excesivo énfasis en el estudio de las mentes anormales y subnormales que muestran ciertas manías, o en situaciones relacionadas con las afecciones y las pasiones, tal como lo vemos en el sufijo patía propio de trastornos como la sociopatía y la psicopatía, o de medicinas como la homeopatía y la alopatía; sin darse la debida atención a las divinamente normales, ni a esos estados de conciencia que trascienden el común estado humano de percepción, como la tecnopatía, la ciberpatía o la telepatía.

 

OBJETIVOS

  • Fortalecer el cuerpo emocional a partir de un diagnóstico energético.
  • Fortalecer el cuerpo mental a partir de un diagnóstico psiquiátrico.
  • Caracterizar los rasgos de una personalidad creativa.

 

REGLA DIEZ

A medida que las aguas bañan la forma creada, éstas son absorbidas y utilizadas.
La forma acrecienta su fuerza; que el mago continúe hasta que su trabajo sea suficiente.
Que los constructores externos cesen su trabajo y los constructores internos inicien su ciclo.

AXIOMA: El dolor en el presente se experimenta como ofensa. El dolor en el pasado se recuerda como enojo. El dolor en el futuro se percibe como ansiedad. El enojo inexpresado, redirigido contra uno mismo y contenido dentro, se llama culpa. El agotamiento de energía que se presenta cuando el enojo se redirige hacia dentro crea la depresión.

ACTIVIDAD INTRODUCTORIA: destino-libre albedrío

mente maravillosa

 

David Norris es un congresista de Brooklyn, se presenta con poco éxito al Senado de los Estados Unidos en 2006. Inspirado por Elise, David da un discurso inusualmente sincero que es bien recibido, haciéndole uno de los favoritos para las elecciones al Senado de 2010. Los agentes del Destino intervienen procurando que se aleje de Elise y cumpla su Destino. Se le advierte que sin la influencia de Elise, David podría llegar a ser Presidente de los Estados Unidos y beneficiar al mundo, y  que si se queda con ella, va a arruinar tanto su futuro como el de la humanidad. David argumenta que tiene derecho a elegir su propio camino. A lo cual le contraargumentan que los humanos no han hecho buen uso de su libre albedrío y ellos han tenido que intervenir varias veces. Agentes del destino, es una película de ciencia ficción del 2011.

John Nash es un estudiante de matemáticas de la universidad de Princeton. Su inspiración viene cuando él y sus compañeros estudiantes de posgrado discuten cómo abordar un grupo de mujeres en un bar. Nash argumenta que un enfoque cooperativo podría conducir a mejores posibilidades de éxito, esto da lugar a un nuevo concepto de dinámica de juegos. Nash se vuelve cada vez más obsesionado con la búsqueda de  patrones ocultos, desarrollando esquizofrenia. Una mente brillante es una película de drama biográfico estadounidense del año 2001. Basada en la novela homónima de Sylvia Nasar, que fue candidata al Premio Pulitzer en 1998, cuenta la vida de John Forbes Nash, ganador del Premio Nobel de Economía en 1994.

  • Después de ver las películas Agentes del destino y Una mente brillante, responda las siguientes inquietudes: Cuál es la diferencia entre destino y libre albedrío? Cómo ha contribuido la estadística a la planificación del futuro? ¿Cuál es la relación entre creatividad y creación? ¿Cómo reconocer a una mente brillante? ¿Cómo reconocer a una persona creativa?

 

ACTIVIDAD UNO: Energías y fuerzas

Orión

 

El trabajo del mentalista y del aspirante, es llegar a comprender las fuerzas y aprender así su naturaleza y empleo, potencia y grado de vibración. Además debe aprender a reconocer su origen y a distinguir entre fuerzas, energías y rayos. El principiante puede hacer una clara diferenciación entre fuerzas y energías, reconociendo el hecho de que las personalidades nos afectan por medio de la fuerza que emana de su aspecto forma, pero estas mismas personalidades purificadas y alineadas, pueden ser transmisoras de las energías del alma.

  1. Fuerzas físicas. Provienen de la vida de las células que constituyen el cuerpo. Esta vida celular responde a la vida celular del medio ambiente.

Estas tres podrían describirse como la cualidad de las fuerzas celulares que actúan totalmente en el plano físico, produciendo un tipo especial de cuerpo físico, la atracción magnética, entre dos cuerpos físicos, y los tipos raciales. Estos tres factores guían al Manu de la raza en la construcción de una nueva raza e impresiona con Sus ideas a los Constructores externos. También guían a un Maestro de Sabiduría cuando construye voluntariamente Su cuerpo físico, para efectuar Su trabajo en cualquier momento o lugar.

  1. Fuerzas vitales. El hombre comparte el aspecto vitalidad con los animales y con todas las formas creadas, y la realización más importante de ese aspecto es su aptitud para moverse libremente en un mundo tridimensional. El aspecto autoconciencia es prerrogativa de la familia humana.
  1. Energía astral. Que emana de:
  • El cuerpo astral o sensible, del hombre mismo.
  • La familia humana como un todo.
  • El plano astral, en amplio sentido.
  • El “corazón del Sol”.
  1. Energía mental. Que emana de:
  • La materia mental individual.
  • La mentalidad de:
    • Toda la familia humana.
    • La raza particular a la que pertenece el hombre.
  • El entero plano mental.
  • La mente universal.
  1. Energía de la personalidad. Que emana de:
  • La forma coordinada del hombre.
  • Los seres humanos avanzados, los personajes que se destacan.
  • Los grupos, a saber:
  1. La Jerarquía del planeta. Subjetivo.
  2. El grupo integrante de Místicos. Objetivo.
  1. Energía planetaria. Que emana de:
  • Los siete planetas. Ésta es la base de la práctica astrológica.
  • La Tierra.
  • La Luna.
  1. Energía solar. Que emana de:
  • El Sol físico.
  • El Sol, actuando como transmisor de los rayos cósmicos.

 

Las más primitivas representaciones de una potencia mágica, considerada como una fuerza objetiva,  demuestran hasta  qué punto los orígenes de la formación de símbolos religiosos está vinculada precisamente a un concepto de energía.  En las exclamaciones que utilizamos cuando vemos algo sorprendente o incomprensible, como “Dios mío” o “Cómo rayos”, estamos haciendo alusión a lo siguiente:

  1. el alma del hombre, que en vida es luz y en la muerte se convierte en sombra.
  2. la totalidad del mundo de los espíritus.
  3. la cualidad o fuerza de acción mágica inherente a un objeto de cualquier especie, como la vida y la salud del cuerpo;
  4. el principio activo en todo lo mágico, misterioso, incomprensible e inesperado;
  5. la gran fuerza espiritual que crea el universo y todo lo vivo que en él se halla.

 

Muchos conceptos que los estudiosos interpretan con criterio animístico, como espíritus, demonios o númenes, corresponden al primitivo concepto de energía. En el hinduismo esos espíritus son denominados devas, que significa “brillantes”, son los constructores de todas las formas. Los tipos inferiores de constructores son los de color violeta, le siguen los de color verde y finalmente los devas blancos. Agni controla los fuegos de la tierra y rige el plano mental, Indra controla el aire y rige el plano de la intuición.

Los cuatro Elementos (fuego, tierra, aire, y agua) fueron el inventario más comprensible de la personalidad humana.  EL FUEGO representa la Voluntad y Entusiasmo, LA TIERRA muestra la preocupación por el Mundo Material, EL AIRE es el elemento del Pensamiento Abstracto, EL AGUA es la fuente de emociones. Agrego a ellos los elementos orientales MADERA Y METAL, aseverando que la madera es la que comunica la tierra y el aire (El árbol) y el metal es el que relaciona agua y fuego, siendo un buen conductor de electricidad.

El Fuego y La Tierra se enfocan en el “yo”. El Aire y El Agua son derivativos y se enfocan en “los otros.” El Fuego y El Aire son naturalmente extrovertidos, optimistas, o muy activos, y orientados hacia la libertad de expresión y de pensamiento. El Agua y La Tierra son básicamente introvertidos, pesimistas o muy pasivos, y orientados hacia la seguridad, emocional o material.  La Madera y el Metal son interactivos. La Madera está en relación con el hígado y la ira, el Metal con el pulmón y la tristeza.

  • Elabore su diagnóstico energético determinando el porcentaje de cada elemento que hay en su carta astrológica.

La astrología hace uso del principio de  los cuatro elementos que constituyen la base del zodíaco, se derivan de allí ocho tipos lunares elementales, de donde proceden  los tipos planetarios.

El tipo venusiano es linfático y sanguíneo a la vez, corresponde a la luna propagadora.
El tipo jupiterino es sanguíneo y corresponde al cuarto menguante de la luna.
El tipo marciano es sanguíneo y colérico a la vez, corresponde a la luna menguante.
El tipo solar es colérico, corresponde a la luna nueva.
El tipo mercuriano es colérico y nervioso a la vez, corresponde a la luna creciente.
El tipo saturnino es nervioso, corresponde al cuarto creciente de la luna.
El tipo marciano es nervioso y linfático a la vez, corresponde a la luna gibosa.
El tipo lunar es linfático, corresponde a la luna llena.

 

ACTIVIDAD DOS: La energía astral

chakras planetas

 

Para comenzar conviene tener presente que toda energía astral es parte de la energía astral del sistema solar y que, por consiguiente:

  1. El cuerpo sensorio de un ser humano es un átomo en el cuerpo sensorio del Ser planetario.
  2. El cuerpo sensorio del Ser planetario, es un aspecto del cuerpo sensorio del Ser solar,
  3. Éste a su vez es un canal para las fuerzas sensorias que emanan de grandes centros de energía totalmente fuera de nuestro sistema solar y bajo su influencia.

 

Este cuerpo astral contiene en sí la contraparte de los centros bioenergéticos,  y a través de ellos las fuerzas y energías tratadas anteriormente pasan al cuerpo bioenergético. Estos centros llevan, a cada parte del organismo astral, energías de los siete planetas y del sol, poniendo así al hombre en relación con todas las partes del sistema solar, y dando por resultado la determinación del destino del hombre, hasta el momento en que se da cuenta de su herencia inmortal y llega a ser sensible a las fuerzas que hasta ahora la mayoría no conoce.

De manera que la energía vital  lleva subordinada la denominada energía psíquica como una de sus formas específicas. Las zonas del cerebro pertenecen al cuerpo físico (materia) y los centros energéticos pertenecen al cuerpo psíquico (conciencia). La mente como electricidad y principio animador de la conciencia misma, crea un campo magnético para trabajar por gravedad (materia)  y magnetismo (conciencia).

Las manifestaciones más comunes de la energía psíquica  son:

  1.  Temor.
  2. Depresión o su polo opuesto, regocijo.
  3. Deseo de satisfacer los apetitos animales.
  4. Deseo de felicidad.
  5. Deseo de liberación. Aspiración.

Éstas resumen prácticamente la mayoría de las experiencias sensorias del hombre, y las consideraremos cada una desde los siguientes ángulos:

  1. La causa.
  2. El efecto.
  3. El método de dirección.

 

EL TEMOR:

Es una de las manifestaciones más comunes de la energía astral, y se la enumera primero porque constituye, para la mayoría, el Morador en el Umbral y, en último análisis, el mal astral básico. Todo ser humano conoce el temor; el alcance de las vibraciones del temor abarca desde los temores instintivos del hombre salvaje, basados en su ignorancia de las leyes y fuerzas de la naturaleza, y en su terror a la oscuridad y a lo desconocido, hasta los temores, tan prevalecientes hoy, de perder a los seres queridos, los amigos, la salud, la riqueza, el dinero, la popularidad,  y así sucesivamente hasta los últimos temores del aspirante -temor al fracaso, temor arraigado en la duda, o al último rechazo o aniquilamiento, temor a la muerte (que comparte igualmente con toda la humanidad), temor a la gran ilusión del plano astral, a la fantasmagoría de la vida misma y además temor a la soledad en el sendero, hasta temer al temor mismo.

 

Las almas sensorias de los animales y de los hombres se dan cuenta subconscientemente de factores tales como:

 

  1. La inmensidad y, por lo tanto, la sentida opresión que ejerce el Todo.
  2. La presión de otras vidas y existencias.
  3. La actuación inexorable de la ley.
  4. La sensación de aprisionamiento, limitación y su consiguiente incapacidad.

 

En estos factores, que surgen del mismo proceso manifestado, y persisten y aumentan en potencia durante épocas, residen las causas de todo el temor moderno y la base de todo terror, primordialmente el estrictamente psicólogo y no sólo el temor instintivo del animal.

  1. Temor a la muerte. Está basado en:
  • El terror, en el proceso final del desgarramiento en el acto de la muerte.
  • El horror a lo desconocido y a lo indefinido.
  • La duda respecto a la inmortalidad.
  • El pesar por tener que abandonar a los seres queridos o ser abandonado por ellos.
  • Las antiguas reacciones a las pasadas muertes violentas, arraigadas profundamente en el subconsciente.
  • El aferrarse a la vida de la forma, por estar principalmente identificados con ella en la conciencia.
  • Las viejas y erróneas enseñanzas referentes al cielo y al infierno, siendo ambas, perspectivas desagradables para cierto tipo de personas.

 

  1. Temor al futuro. Este es un temor que todavía demuestra una creciente tendencia a desarrollarse y causará mucha angustia en el mundo, antes de ser eliminado. Surge de tres facultades humanas:
  • Los hábitos de pensar, instintivos y psicólogos, profundamente arraigados en la naturaleza animal, y que se remontan al instinto primordial de autoconservación.
  • Los destellos de previsión, emanados del alma que mora en la conciencia del Eterno Ahora.
  • Un conglomerado, de sufrimientos y temores de otras personas pueden afectar a un individuo, sin que nada tengan que ver con él.
  1. Temor al dolor físico. En algunas personas este temor es la causa fundamental de todas sus ansiedades, aunque no lo reconozcan. En realidad es el resultado de los tres temores anteriores, de la presión ejercida sobre su cuerpo astral y de la tensión provocada por la imaginación y el raciocinio, en el sistema nervioso físico.
  1. Temor al fracaso. Afecta a la mayoría de las personas por muchas causas. El temor de no poder cumplir y de no lograr el amor y la admiración de los seres queridos, el temor al desprecio de otros y a que lo conceptúen inferior, y el temor de no ver ni aprovechar la oportunidad, son todos aspectos del complejo del temor que colora las vidas de tantas personas dignas. Puede estar basado en un medio ambiente desagradable e incomprensivo, en un instrumento inadecuado para la tarea, y muchas veces tiene su origen en el hecho de que el hombre es un discípulo o un alma elevada, ya preparada para hollar el sendero de probación.

 

LA DEPRESIÓN:

Es como un miasma, una niebla que cubre al hombre y le imposibilita ver con claridad, caminar con seguridad y conocer la realidad. Es parte de la gran ilusión astral, y si esto es comprendido, resultará evidente por qué existe la depresión y por qué su causa es astral o física, e incidental a una situación mundial o personal. Por lo tanto, estudiaremos la depresión en los individuos y buscaremos sus causas:

 

  1. El espejismo mundial que arrastra a las profundidades de la reacción mundial a la unidad aislada, la cual está libre de esas condiciones individuales que producen depresión. Este espejismo mundial con sus resultados desvitalizadores y deprimentes, tiene sus raíces en diversos factores, que sólo describiré brevemente:
  • Los factores astrológicos que afectan al horóscopo planetario, y en consecuencia al individual o primordialmente racial, y éstos generalmente son pasados por alto.
  • El recorrido del Sol en el firmamento. Su tránsito tiende a disminuir la vibración de su influencia, y los aspirantes deben tener en cuenta esto en otoño y en los primeros meses de invierno.
  • La parte oscura de la Luna, el período final del menguante y las primeras fases de la Luna nueva, afecta el trabajo de meditación.
  • Factores psicológicos e inhibiciones en masa, sin duda debido a fuerzas externas a nuestro planeta y a planes cuya intención es desconocida para el ser humano común.

 

  1. Polarización astral. Mientras el hombre continúe identificándose con su cuerpo emocional, interpretando la vida en términos de caprichos y sentimientos y se deje llevar por el deseo, tendrá igualmente sus momentos de desesperación, oscuridad, duda e intenso sufrimiento y depresión. Esto se debe a la ilusión y al espejismo del plano astral, que distorsiona y engaña.

 

  1. Debilidad física. Se debe a diversas causas:
  • Un agotamiento del cuerpo bioenergético o vital.
  • Una enfermedad física, inherente o traída de otra vida, o accidental, por reacciones emocionales equívocas, o producidas como resultado del karma grupal, tal como una epidemia.
  • Una condición atmosférica. Esto a veces se pasa por alto, pero el clima, la densidad, la humedad o la sequedad, el calor o el frío, tienen un efecto definido sobre la perspectiva psicológica.

 

Encontrarán, si estudian, que todas las causas de depresión subsidiarias y temporarias y sus opuestos, pueden agruparse bajo uno de estos tres acápites, y cuando la causa se descubre, su curación es evidente.

 

Me he ocupado en forma algo extensa de las dos primeras manifestaciones de la fuerza astral -el temor-, temor a la muerte, al futuro, al sufrimiento, al fracaso y a los muchos temores menores a los cuales está sujeta la humanidad -y la depresión-, porque estos dos temores constituyen para el hombre el Morador en el Umbral en esta era y ciclo. Ambos indican que hay reacción sensoria a factores psicológicos y no pueden ser remediados mediante el uso de otro factor como el valor. Tienen que ser afrontados por la omnisciencia del alma, actuando a través de la mente -pero no por su omnipotencia.

 

EL DESEO:

 

El cuerpo astral con sus anhelos, apetitos, modalidades, sentimientos y vehementes deseos, moldea el cuerpo físico mediante las fuerzas atractivas que fluyen a través de él, y lo llevan infaliblemente a satisfacer sus deseos. Si los apetitos de la naturaleza sensoria son predominantemente animales en su objetivo, tenemos al hombre de fuertes apetitos, dedicando su vida a satisfacerlos. Si sus deseos son de bienestar y felicidad, tenemos a un hombre sensual, amante de la belleza y las diversiones, regido casi completamente por el egoísmo. Lo mismo sucede con los innumerables tipos de deseo, buenos, malos  y comunes, hasta tener lugar esa reorientación que reenfoca en tal forma las energías astrales, que las encamina hacia otra dirección. Así el deseo se convierte en aspiración y el hombre se libera de la rueda de nacimientos y de la necesidad de reencarnar.

 

La facultad de satisfacer todos los deseos es un ideal que comparten todos los hombres de todos los tiempos, es la omnipotencia que todas las religiones le han atribuido a la deidad. La omnipotencia es un ideal, que si pudiera alcanzarse, aseguraría la realización de todos los deseos y, en consecuencia, de todos los demás ideales. Por lo tanto, es un metaideal.

 

La enseñanza hinduista sostiene que los estados de la mente-conciencia son siete. La mente al ser utilizada produce siete modalidades de pensamiento, modificaciones del principio pensante.

 

Conocimiento

Libertad

Felicidad

Deber

Tristeza

Temor

Duda

 

La tendencia de los siete estados de la mente es llevarnos a un punto en que sintamos que los procesos del pensar, sentir y actuar del plano físico nada tienen que dar y no pueden satisfacernos en absoluto. Ayudará mucho saber diferenciar entre la felicidad, la alegría y la bienaventuranza:

Primero, la felicidad tiene su asiento en las emociones y es una reacción de la personalidad.

Segundo, la alegría es una cualidad del alma, sentida mentalmente cuando se efectúa el alineamiento.

Tercero, la beatitud es la naturaleza del espíritu, sobre lo cual es inútil hacer conjeturas, hasta que el alma se da cuenta de su unicidad con el Padre.

 

Un diagnóstico psiquiátrico determina si el individuo ha coordinado los tres componentes de la personalidad, siendo la mente la que la controla, si las ha fusionado en una personalidad efectiva o si tiende a fusionar la personalidad con el alma. Los trastornos mentales están relacionados con los estados de la mente, mientras que los trastornos de personalidad están en relación con los rasgos. Una persona con ansiedad generalizada puede desarrollar un trastorno de personalidad obsesiva. Una persona con depresión mayor puede desarrollar un trastorno de personalidad narcisista. Es mayor el número de hombres que necesitan tener razón o sentirse superiores; las mujeres son las que tienden a dramatizar o a temer el rechazo; y en el caso de la ira, las mujeres tienden a proyectarla hacia adentro y llegar a la depresión, mientras que los hombres tienden a proyectarla hacia afuera y volverse paranoicos.

 

La introversión de las personas preocupadas por las formas mentales autocreadas, centrados en una forma mental dinámica que han construido, hace que se olviden de su parte emocional.

Cuando el cerebro  deja de producir  Serotonina y Endorfinas, el cuerpo sustituye esas sustancias químicas con Adrenalina, esto  produce un desbalance generando el Antagonismo de la personalidad. Esto deriva en el autismo, la sicopatía y la esquizofrenia.

La tristeza, el desamor, el abandono, la impotencia, violencia etc. deriva del sentir profundo de dicha emoción separatista. Platón explica que el don profético tiene su sede en el hígado y se manifiesta en estados de conciencia como el sueño y el trance.

 

  • Establezca diferencias entre temperamento, personalidad y carácter y elabore su autodiagnóstico psiquiátrico a partir de los temores o deseos que tratan de controlarle

 

La psicología como ciencia se centra en el estudio de la psique, lo que significa “soplo, respiración, fuerza vital”. Empleamos el término psicología para designar el comportamiento social de  una persona, su mentalidad y la moralidad que adopta. Mientras que  el temperamento es el conjunto de componentes del psiquismo de una persona, su psicología es su expresión.

El predominio del Fuego corresponde al temperamento colérico.
El predominio de la Tierra corresponde al temperamento nervioso.
El predominio del Aire corresponde al temperamento sanguíneo.
El predominio del Agua corresponde al temperamento apático.
Qué temperamento agregarías al predominio del metal?

 

ACTIVIDAD TRES: La personalidad creativa

mago constelación

 

En esta regla se exponen dos hechos acerca de la forma, que atañen a todas las formas, y se dan también tres importantes preceptos en los siguientes términos:

Los hechos son:

  1. La forma absorbe y utiliza las aguas donde está sumergida.
  2. Como resultado de esto acrecienta su fuerza.

 

Los tres preceptos son:

  1. Que el mago continúe construyendo su forma hasta asegurar que su potencia es adecuada.
  2. Luego, que los “constructores externos” cesen su trabajo.
  3. Que los “constructores internos” inicien su ciclo.

La personalidad integra tres tipos de energía -tres tipos fusionados, mezclados y coordinados en un solo organismo funcionante. Por lo tanto, una personalidad es una mezcla de energía mental, de energía emocional y de fuerza vital, y estas tres están disimuladas, ocultas o veladas (observen esta terminología), por un cascarón externo o forma de materia físico densa. Esta corteza externa es en sí una forma de energía negativa. El resultado de esta unión de tres energías en forma objetiva, constituye la autoconciencia. Su fusión produce ese sentido de individualidad que justifica el empleo de la palabra “yo”, y relaciona todos los acontecimientos a un yo. Donde existe esta entidad central consciente que utiliza la mente, reacciona sensualmente por medio del cuerpo emocional y energetiza al físico denso (mediante el cuerpo vital), entonces tenemos una personalidad. Es la existencia autoconsciente en la forma.

Los tipos psicológicos propuestos por Carl Jung  parten de la forma de reacción al medio interior o al medio exterior, dando origen a las variables de introversión- extroversión. A las personas centradas o equilibradas se les considera autoconscientes.  En cuanto a la sensibilidad con que se reacciona al medio las variables son subjetividad (intuición)-objetividad (sensación).  En lo referente a la toma de decisiones las personas pueden ser racionales o emotivas, las personas centradas sí mismas, están mostrando firmeza. En lo referente a las relaciones humanas, las personas pueden ser apáticas o simpáticas. La empatía es un signo de altruismo. Estas cuatro variables dieron origen a 16 tipos de personalidad conocidos como el indicador Myers-Briggs. Otros autores redujeron la lista de rasgos a cinco categorías básicas que incluyen la extroversión, la conciencia, la estabilidad emocional, la afabilidad  y la apertura, entendida esta última como receptividad a las nuevas experiencias, lo que va mostrando cierto rasgo de ideología.

Personalidades

 

Aunque la creatividad puede relacionarse más con la inteligencia que con la personalidad, no todos los inteligentes son creativos, ni todos los genios han sido prodigiosos. La creatividad muestra niveles de novedad de las ideas y está más relacionada con el talento, mientras que la creación pura con la genialidad. La personalidad creativa está en relación con el rayo cuarto de armonía, pero el artista puede pertenecer a cualquier tipo de rayo.  La actividad creadora es posible en el campo del arte cuando la inteligencia armónica se activa. El trabajo creador se efectúa cuando se han desarrollado los dos primeros vórtices de la triada  del conocimiento (derecho y disciplina). Entonces el hombre, por medio del conocimiento y la  creatividad, creará algo en el plano físico que expresará el poder creador del alma. Cuando se activan  los  dos vórtices del amor (colaboración y comprensión) aparece el genio.

 

Creatividad (Talento)

Creación (Genio)

Dedicación

Desempeño

Desarrollo

Se hace

Inspiración

Perfección

Revelación

Nace

 

El genio combina la inspiración con una acumulación de conocimientos, firme determinación, motivación excepcional y un gran talento. Los resultados son creaciones originales de importancia para la humanidad. Cuando se activan los dos vórtices de la sabiduría (participación y propósito) aparece el líder pionero.

Las personas creativas se caracterizan por:

  • Ser perseverantes y persistentes.
  • Seguir sus propias instrucciones y sus propios planes.
  • Cierta dosis de inconformismo, rozando en la excentricidad.
  • Tolerancia a la ambigüedad.
  • Preferir recompensas en el largo plazo que ganancias en el corto.
  • Un sentido estético bien desarrollado.

Todas las técnicas de construcción de formas son fundamentalmente las mismas, y las reglas y realizaciones pueden resumirse en los aforismos siguientes:

 

Que el creador se conozca como el constructor, y no como lo construido.

Que desista de ocuparse de la materia prima del plano físico y estudie el canon y los anteproyectos, actuando como agente de la Mente Divina.

Que utilice dos energías: la energía dinámica del propósito, de acuerdo al Plan, y la energía magnética del deseo, que atrae a los constructores al centro del esfuerzo.

Que imperen estas tres leyes: la ley de limitación sintética, de interacción vibratoria y de precipitación activa. La primera se relaciona con la vida, la segunda con la construcción y la tercera produce la existencia manifestada.

Que se ocupe primero con los constructores externos, enviando su llamado a la periferia de su círculo de influencia.

Que ponga en movimiento las aguas de la sustancia viviente por medio de su idea e impulso, sometiendo a los constructores a su propósito y plan.

Que construya con juicio y destreza, conservando siempre el “sitial del director” y que no descienda para establecer íntimo contacto con su forma mental.

Que proyecte su forma, en tiempo y espacio, mediante la visualización, la meditación y la destreza en la acción, y produzca aquello que su voluntad ordena, su amor desea y su necesidad crea.

Que retire los constructores de la forma externa, y que los constructores internos de fuerza dinámica la impulsen a la manifestación. Mediante el ojo del creador estos constructores internos son llevados a una actividad funcionante dirigida. Por la palabra del creador fueron guiados los constructores externos. Por el oído del creador el volumen de la Palabra mayor vibra a través de las aguas del espacio.

 Que recuerde el orden del trabajo creador. Las aguas del espacio responden a la palabra. Los constructores construyen. El ciclo de creación termina y la forma es adecuada para manifestarse. Le sigue el ciclo de actuación, y su duración depende de la potencia de los constructores internos, los cuales constituyen la forma subjetiva y trasmiten la vida vitalizadora.

Que recuerde que la cesación de la forma sobreviene al lograrse el propósito, o cuando la impotencia de la voluntad hace fracasar el funcionamiento durante el ciclo de ejecución.

 

CICLOS DE LA CREACIÓN

CONSTRUCCIÓN

La madera alimenta el fuego
El fuego produce la tierra
La tierra albera minerales
Los minerales alimentan agua
El agua vitaliza la madera

CONTROL

La madera se nutre de la tierra
La tierra retiene el agua
El agua apaga el fuego
El fuego funde el metal
El metal corta la madera
DESTRUCCIÓN (reciclaje)
El fuego quema la madera
La madera absorbe el agua
El agua oxida el metal
El metal endurece la tierra
La tierra sofoca el fuego

 

Los estudiantes harían bien en estudiar estos ciclos de construcción creadora, ejecución y su consiguiente desintegración (reciclaje). Rigen tanto para un sistema solar y un ser humano, como para las formas mentales del pensador creador.

El secreto de toda belleza reside en el correcto funcionamiento de estos ciclos. El secreto de todo éxito, en el plano físico, reside en la correcta comprensión de la ley y del orden. En el control de las emociones encontramos el ciclo central de la creatividad: El amor y el odio se combaten recíprocamente y de ello surgen ventura y desventura. Lo verdadero y lo falso se influyen mutuamente y de ello surgen lo útil y lo perjudicial. Lo lejano y lo cercano se perjudican recíprocamente y de ello surgen el arrepentimiento y la humillación. Las cosas ocurren de tal modo que, cuando aquello que guarda entre sí una relación íntima no armoniza, la consecuencia es la desventura, de la cual derivan el perjuicio, el arrepentimiento y la humillación.

Para el aspirante, la meta de su esfuerzo es la correcta construcción de formas en materia mental, recordando que “como el hombre piensa, así es él”, que el control de la sustancia mental y su utilización para pensar con claridad es esencial para el progreso. Esto se demostrará en la organización de la vida externa, en el trabajo creador de cualquier índole -ya sea al escribir un libro, pintar un cuadro, dirigir un hogar, conducir un negocio, sólida y honestamente, salvar una vida o cumplir con exactitud el deber externo, mientras que los ajustes internos prosiguen en el silencio del corazón.

 

Para el discípulo el trabajo se acrecienta. Debe comprender el plan y propósito grupales y no simplemente su propio problema espiritual e individual. Debe tener conformidad con el propósito de su ciclo y período de vida inmediatos y subordinar sus ideas y deber personales al servicio y necesidad de ese ciclo. Debe adquirir conocimiento, fortaleza y coordinación entre el yo personal y el alma, de lo cual obtendrá la capacidad de construir formas y grupos organizados en el plano físico, y mantenerlos coherentemente unidos. Esto no lo hará mediante la fuerza de su propio carácter y equipo, sino porque éstos le permiten actuar como transmisor de las energías principales mayores de la vida y servir como colaborador eficiente en un plan, del cual sólo percibe un fragmento.

 

  • Determine su tipo de personalidad, defina si es usted una personalidad creativa o tiende a Ser UNO con el Creador, diseñe una manera creativa de reciclar su alma.

El I Ching, es la más antigua de las artes adivinatorias.

La Creación es iniciada por la fuerza de voluntad del Cielo.

Lo Serenidad viene dada por El lago, la alegría.
Lo Adherente es lo luminoso del fuego, la claridad,
Lo Suscitativo es el movimiento del trueno, la conmoción.
Lo Suave es la penetración del  viento, la persistencia.
Lo Abismal es lo peligroso del agua, la angustia.
El aquietamiento es la detención de la montaña, la serenidad.
La receptividad es lo abnegado de la tierra, la sensibilidad.
Lo Creativo vendría a ser la síntesis (fusión) entre viento y trueno, tormenta e influencia.

 

REFERENCIAS:

 

Walter Riso. Terapia cognitiva.

Judith Sills. Exceso de equipaje.

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 100 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.
ESPACIO PATROCINADORES
Un comentario
  1. User comments

    muchas gracias

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend