Home » Vida Consciente » Vivir en Comunidad - Sociedad » Economia sostenible » Masanobu Fukuoka trabaja la granja más productiva por metro cuadrado sin abonos químicos, pesticidas ni maquinarias

Masanobu Fukuoka trabaja la granja más productiva por metro cuadrado sin abonos químicos, pesticidas ni maquinarias

Masanobu Fukuoka trabaja la granja más productiva por metro cuadrado sin abonos químicos, pesticidas ni maquinarias

Para quien no tenga el placer de conocerlo, uno de los personajes más interesantes de nuestros tiempos. Su nombre es Masanobu Fukuoka. Nacido hace más de 95 años, vive en una isla del sur de Japón llamada Shikoku, donde posee una granja con dos características realmente notables:

1-Es más productiva por metro cuadrado, que todas las plantaciones agroindustriales del mundo, incluídas las que emplean las más modernas tecnologías.

2-No emplea ningún tipo de maquinaria, ni pesticidas, ni abonos químicos. Tampoco ara la tierra.

 

Lo consiguió empleando técnicas pioneras de diseño de permacultura, siendo la más célebre de ellas la de sus “Nendo Dango”, bolas de arcilla con semillas en su interior que esparce por doquier.

Fukuoka ha participado en numerosos proyectos de permacultura muy exitosos a lo largo de todo el mundo, por los que ha adquirido la fama de ser capaz de hacer reverdecer eriales y desiertos. Entiende su actividad como un trabajo tanto de sanación de la Tierra como de cultivo del Alma.

 

Proyecto Fukuoka

Fukuoka practica un sistema de cultivo que él llama “agricultura natural”. Aunque algunas de sus prácticas son específicas a Japón, la idea que rige su método se ha aplicado con éxito alrededor del mundo. Su sistema se encuadra dentro del ámbito de la Permacultura.

 

La esencia del método de Fukuoka es reproducir las condiciones naturales tan fielmente como sea posible de modo que el suelo se enriquece progresivamente y la calidad de los alimentos cultivados aumenta sin ningún esfuerzo añadido.

 

Principios de trabajo

· No arar: de esta forma se mantiene la estructura y composición del suelo con sus características óptimas de humedad y micronutrientes

· No usar abonos ni fertilizantes: mediante la interacción de los diferentes elementos botánicos, animales y minerales del suelo, la fertilidad del terreno de cultivo se regenera como en cualquier ecosistema no domesticado.

· No eliminar malas hierbas ni usar herbicidas: éstos destruyen los nutrientes y microorganismos del suelo, y sólo se justifican en monocultivos. Pero Fukuoka propone una interacción de plantas que enriquece y controla la biodiversidad de un suelo.

· No usar pesticidas: también matan la riqueza natural del suelo. La presencia de insectos puede equilibrarse en un cultivo.

· No podar: dejar a las plantas seguir su curso natural.

 

Bolas de arcilla (Nendo Dango). 

Masanobu Fukuoka trabaja la granja más productiva por metro cuadrado sin abonos químicos, pesticidas ni maquinarias

 

Para mejorar la producción de con la menor intervención posible ideó un sistema que permite sustituir el arado así como los espantapájaros y otros métodos:

Mezclando semillas dentro de bolitas de barro de unos 2 o 3 cm que luego esparcirá por el campo las bolas se desharán con la primera lluvia intensa, y las semillas comenzarán a brotar, hasta entonces protegidas de los animales y el tiempo.

En la mezcla de semillas vienen incluidas las semillas del cultivo que se desea hacer, junto a otras plantas (principalmente trébol blanco) que germinarán más pronto y crearán una capa fina que protegerá el suelo de la luz, impidiendo la germinación de hierbas, pero no de cereales o lo que se desea cultivar.

En lugar de arar o desherbar el campo, lo recubre con restos de las plantas cultivadas en la cosecha anterior, de forma que se crea un compostaje natural, que conserva la humedad y los nutrientes e impide la proliferación de hierbas no deseadas.

 

Otros detalles

En las bolas de arcilla puede incluirse una parte de abono natural (estiércol u otros).

Una porción de pimienta de cayena ayuda a disuadir a los animales que se puedan comer las semillas.

En las bolas pueden incluirse diversas combinaciones, según sea el cultivo de cereales, hortalizas, frutales, zona boscosa, etc. de modo que pueden tener muchos más usos que el de producción de alimentos agrícolas: reforestación, reverdecimiento, regeneración de suelos…

 

Sistema de trabajo

Su sistema se basa en respetar, e incluso potenciar, los ciclos naturales, de manera que éstos aseguran una mejor calidad del crecimiento de las plantas. Mediante sencillas intervenciones en el momento adecuado, permite reducir considerablemente el tiempo de trabajo. Estas intervenciones se basan en la interacción de biosfera y suelo. Por ejemplo:

En otoño siembra arroz, trébol blanco y cereal de invierno en el mismo campo, y los cubre con una espesa capa de paja de arroz. El centeno o la cebada y el trébol brotan inmediatamente, pero las semillas de arroz permanecen latentes hasta la primavera. El centeno y la cebada se siegan en mayo y se esparcen sobre el campo para que se sequen durante una semana o diez días. 

Entonces se trillan y se aventan y se meten en sacos para su almacenamiento. Toda la paja se esparce sin triturar sobre los campos como acolchado. Los campos se mantienen inundados durante un corto periodo de tiempo durante las lluvias monzónicas de junio para debilitar el trébol y las malas hierbas, y dar así al arroz la oportunidad de brotar a través de la capa vegetal que cubre el suelo.

El agua la producen la cantidad de hojas que hay en el suelo

 

ENTREVISTA A MASANOBU FUKUOKA

Masanobu Fukuoka trabaja la granja más productiva por metro cuadrado sin abonos químicos, pesticidas ni maquinarias

Su filosofía de la vida. ¿Le ha hecho feliz?

Si no hubiera hecho caso a mi filosofía hace años que estaría muerto. Sólo hay una cosa que existe: que todo es uno. También descubrí que no hay nada que exista en éste mundo, ésta es la idea que he seguido. He intentado entrar cada vez más en los detalles de lo más profundo de la NADA.

La única gran idea que tuve a los 25 años es que todo es lo mismo. En general su pensamiento está con la NADA, MU, HACER NADA. De acuerdo con éste pensamiento, incluso la educación es inútil. El conocimiento en sí mismo es algo que separa las cosas, Fukuoka dice “si utilizas este pensamiento para separar el rojo del negro, has aprendido a separar el rojo del negro, pero nada sobre el rojo o el negro”.

 

¿Cómo se explica que una persona de sus años tenga ésta vitalidad?

Todo el secreto es que no me preocupo en absoluto por mi salud. Quizás sea el hecho que hace 60 años decidí hacerme estúpido y hacer estupideces.

 

¿Cree que su filosofía trasciende? 

(Sonríe, ríe) Demasiado simbólico, no siento que sea así, soy un hombre muy sencillo, muy normal. Mi gran hallazgo ha sido descubrir que soy estúpido. Por ésto no me siento ofendido cuando alguien dice algo raro de mí, pero tampoco me siento maravilloso cuando me halagan. Pienso que no tengo talento para hacer una organización.

 

Por otro lado nunca he visto una organización funcionando bien, necesitan dinero e infraestructuras para funcionar. Para reverdecer sólo es necesario semillas y arcilla.

 

¿Cómo solucionar el hambre?

El error básico es cuando el ser humano piensa que es él que produce la comida. Por eso utiliza productos químicos. Las cosas que se hacen para controlar el agua, presas, diques, son un error. Parar el flujo del río, ensucia el agua.

El agua al fluir con las piedras es mucho mejor, el agua se purifica…El ser humano piensa que el problema se soluciona haciendo presas, pero no hace nada para solucionar la falta de agua, el agua la producen la cantidad de hojas que hay en el suelo. Este sitio está desierto no por falta de agua, sino por falta de vegetación. En España en Egipto, Libia, sacan el agua del fondo de la tierra y empeoran el problema, intentando subir el agua del fondo de la tierra.

 

Destruyendo líquenes y hojas empeoramos la posibilidad del obtener agua. Sacamos el agua del mar para producir riqueza. Con este método creen que están controlando el agua. El trabajo que ese proceso incluye realmente destruye la naturaleza. El hombre quema madera, carbón, uranio, el hombre cree que está creando más y más energía, pero está haciendo lo contrario. La energía no sirve para nada.

 

¿Qué piensa de las semillas hibridas?

No. No utilizo híbridos, lo he intentado explicar durante 40 años. Los japoneses no lo entienden porque sólo entienden una parte del problema, no el todo. Cuando hablo del todo se convierte en grande. Cuando hablo de algo concreto se vuelve pequeño. 60 años buscando una buena solución, un buen método, no lo he encontrado.

Me he vuelto un poco pesimista, ahora intento explicar mis pensamientos con poemas. Si siembras semillas y le añades fertilizante desde un punto de vista puede estar bien. Visto desde todas las partes poner fertilizante puede ser un error.

Se puede decir que hoy en día en la raza humana para los que creen en la ciencia esta se ha convertido en una religión. Hace 60 años llegé al concepto del no hacer. La única palabra en mi cabeza ha sido MU. Todas las cosas que tienen valor realmente no existen. El conocimiento humano no tiene ningún valor, no tiene valor la separación de los colores, de algo que existe, que no existe.

 

¿Cómo imagina un libro para niños?

La única esperanza de esta situación son los niños y quizás sean los únicos supervivientes. El problema está en los profesores, pues ellos pueden crear malentendidos a los niños. En una charla con estudiantes en la Univ. de Kioto, una charla de dos horas, se convirtieron en una de 8 h. El tema principal de la conversación fue que creemos que el profesor de escuela media es menos que uno de universidad.

Ésto es una equivocación y me llevó 20 h. explicar ésto y el porqué los seres humanos son más estúpidos que los perros. El ser humano cree que tiene la habilidad de saber conocer, eso no es cierto. El ser humano tiene dos ojos, los perros dos ojos, nosotros tendemos a pensar que vemos las mismas cosas. Los perros y los gatos ven una cosa a través de los ojos, y no hacen discriminación entre si es buena o mala, hombre-mujer. Los gatos no ven, es propio de los humanos.

El ser humano cree que ha conseguido atrapar el color azul. El ser humano mira la montaña, el valle y ve cada uno de una forma separada. Piensa que conoce a cada uno por separado. Los gatos y perros ven estos elementos, pero no separados. El Ser humano ha dividido la naturaleza en 4 partes, los perros las ven como una unidad. El ser humano cree que conoce la naturaleza, lo único que han hecho es dividirla.

El hombre ha cortado la naturaleza en 4 partes, piensa que realmente la conoce, pero no es verdad. Los perros y los gatos conocen la naturaleza verdadera, los hombres la dividen partes. Es como si tienes un vaso y lo rompes en 4 trozos. El ser humano coge un trozo y piensan que es la totalidad y además piensas que son más inteligentes que los perros y gatos que ven la totalidad. Cree que conoce un punto, la línea, en realidad no conoce ni el punto ni la línea.

Hay unas palabras de Sócrates: solo sé que no sé nada. Los seres humanos ni siquiera se conocen a sí mismos, lo único que sabemos es que el ser humano es distinto a los perros y a los gatos, y tienden a pensar que lo conocen todo.

 

¿Cuál cree que es la razón de que sólo estudiemos lo puntual?

El problema se resuelve mirando el todo. La razón del problema es que utilizamos un conocimiento científico y este es el problema. ¿Cómo podemos dejar de ver las cosas desde un punto de vista científico? 

Cuando el hombre se aleja de la naturaleza no puede sentir el corazón de la naturaleza. Cuando pensamos en recobrar la naturaleza de forma científica eso es imposible. La razón por la que hemos destruido la naturaleza es porque lo que hacemos por la naturaleza lo hacemos en nuestro propio beneficio.

 

¿Qué piensa de los científicos?

Sólo piensan en hacer dinero. Utilizando el fondo de una mina a 3.000 mts. Los científicos del instituto Fukuba están investigando con la antimateria y estudios sobre superconductores. En la piscina aceleran las partículas y observan como se comportan. ¿Dónde nos llevarán estos experimentos? ¿Porqué buscamos cosas que ya sabemos que existen? ¿Porqué buscamos cosas que ya sabemos que no existen? ¿Estos estudios pueden tener algún valor?…

No se puede llamar progreso a lo que no sabemos como puede acabar. Podría llegar a resultados que una fuerza superior a la bomba atómica. Si somos capaces de acabar con éstos experimentos habría dinero para salvar África dos o tres veces. La investigación de la antimateria se puede convertir en la cosa más peligrosa que jamás haya existido. Es tan peligroso porque es sólo antinatural.

Hoy en día se pueden crear ratas más grandes que gatos. Os imagináis un ratón persiguiendo a un gato. ¿Es precioso o monstruoso?. Ése momento se está acercando. La montaña en el río y las hierbas en el árbol están destrozadas Aquí no existe dios ni Buda. Los humanos están partiendo la naturaleza en trocitos.

 

Para cerrar esta nota les dejamos un video explicativo sobre el método fukuoka

 

Masanobu Fukuoka trabaja la granja más productiva por metro cuadrado sin abonos químicos, pesticidas ni maquinarias

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    todas las expresiones de la vida están entretejidas con los invisibles hilos del amor
    y solo hay que amar para verlos y doy gracias por haberme traído hasta esta pagina
    llena de amor.
    “DIOS LOS BENDIGA”

  2. User comments

    Es impresionante toda está forma de vida y de armonizar con la naturaleza. soy estudiante de Ing. Agronomíca en Venezuela.El leer está pagina ha sido algo maravilloso y de gran valor para mí. dios lo bendiga y le de larga vida más aún más para conocer de la nada que si funciona.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend