Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Iniciativas solidarias » Mayor Zaragoza: 'El mercado no existe. El mercado es la asociación de mercaderes'

Mayor Zaragoza: 'El mercado no existe. El mercado es la asociación de mercaderes'

Vuelve la campaña “Otra Economía es Posible”, con una entrevista en exclusiva a Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO y actual presidente de la Fundación Cultura de Paz. El compromiso de esta entidad con la búsqueda de soluciones a la actual crisis mundial queda bien patente en su manifiesto “En tiempos de crisis, soluciones para la gente”. El mensaje de este documento es muy claro: los Estados deben actuar para solucionar los problemas de todos los ciudadanos, y no sólo para satisfacer a una minoría privilegiada. Desde este punto de vista, la lucha contra todas las formas de pobreza y el reto del cambio climático deben ser las prioridades de nuestros gobernantes.

 

 

N+: En primer lugar, le agradecemos su participación en nuestra campaña “Otra Economía es Posible”. Con ella queremos generar un debate sobre la verdadera economía, que debe ser la que esté al servicio de las personas. Queremos dar herramientas para caminar hacia otro mundo es posible desde esta perspectiva de la economía.

Mayor Zaragoza: Ayer fue el nombramiento de Obama como presidente de EE. UU. Es un ejemplo de imposibles que a veces son posibles. Hoy estamos viendo que teníamos razón los que decíamos que otro mundo es posible. En 1991 acababa de presenciar el desmoronamiento del Muro de Berlín. Entonces pensamos que, al terminar la guerra fría, parte del dinero que estaban gastando en armas nos lo darían para la paz y para eliminar el hambre y erradicar la pobreza. Lo llamábamos a esto los dividendos de la paz, y esperábamos que llegaran en cualquier momento. Pero no llegaron porque los países ricos, en lugar de ir a las Naciones Unidas, prefirieron unirse y formar el G7 y después el G8 para gobernar el mundo desde una plutocracia, en lugar de hacerlo desde una democracia. Todo esto lo hemos denunciado, y al principio se produjo alguna violencia en las protestas. Por eso me gustó tanto lo de Porto Alegre. Porto Alegre representaba la otra opción. No la protesta, sino la propuesta, la propuesta de que otro mundo era posible, y era posible por estos otros senderos.

N+: Desgraciadamente, los Estados parecen poco proclives a explorar esos otros senderos. Su acción en esta crisis se está volcando en salvar a las empresas y al sector financiero.

M.Z: Los altermundistas hemos visto algo terrible. Hemos visto que no había dinero para erradicar la pobreza, para que la gente no se muera de hambre todos los días, o para los que se mueren de SIDA. No puede ser que no hubiera dinero para evitar que 60.000 personas se mueran de hambre todos los días. Este es un genocidio silencioso, terrible. En el año 2000 se aprobaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Entonces se acepta que para el año 2015 se reduzca a la mitad el hambre en el mundo. Lo cual quiere decir que mueran la mitad de los que ahora mueren, que en lugar de morir 60.0000 personas mueran sólo 30.000, ¡pero qué disparate! Pues esto es lo que ha dado de sí este sistema, un sistema que ha impuesto una economía de guerra. Hace un mes, la prensa informó de que Israel había adquirido 20.000 millones de dólares en armas a los EE. UU. En estos momentos, el gasto en armas diario es de 3.000 millones de dólares al día. Estamos en una economía de guerra que gasta 3.000 millones de dólares diarios en armas cuando se muere gente de hambre. Es un disparate.

N+: Es necesario que el sistema económico cambie estas prioridades y se centre en mejorar la situación de las personas y de la sociedad, y no en proteger a una inmensa minoría.

M.Z: El problema surge cuando Reagan y Thatcher empiezan a convencer al mundo de que el Estado es incompetente y que había que darles todo el poder a las grandes empresas porque ellas son las que lo saben hacer todo. Pero a este razonamiento no se añadió que tenía que haber un Estado para regular lo que hacen. Pero eso no se dice, y se cambió la justicia social por las leyes del mercado. Yo soy catalán, y si alguien sabe la diferencia que hay entre mercado y mercaderes son los catalanes. El mercado no existe, el mercado es la asociación de mercaderes. Los mercaderes lo que quieren es el mayor beneficio en el menor tiempo posible. Por eso tiene que haber un Estado fuerte, para decir que en ciertos terrenos no puede haber una privatización excesiva. Pero los neoliberales supieron esquivar hábilmente esta cuestión y convencieron a mucha gente en todo el mundo, incluso a líderes socialistas.

N+: El nombre del manifiesto de la Fundación Cultura de Paz define muy bien la situación: “En tiempos de crisis, soluciones para la gente”. Muchos análisis coinciden en que una de las causas de la crisis mundial es el alejamiento entre la economía real y la economía financiera. Y tanto ha sido este alejamiento que ahora parece que se ha llegado a una situación muy contradictoria en la que hay que elegir entre salvar al sistema económico o salvar a las personas.

M.Z: Nosotros lo único que decimos es que ahora tiene que prevalecer el sentido del Estado, que representa en democracia a todos los ciudadanos, y no sólo a unos cuantos. Cuando regresé de la UNESCO ya era muy crítico con el sistema, porque en la UNESCO había visto que el sistema representaba la explotación y representaba que, en lugar de la cooperación internacional, se había instalado una deuda progresiva a base de utilizar al Banco Mundial y al FMI como puro instrumento de los países más poderosos.

N+: Desgraciadamente, el FMI, el Banco Mundial y también la OMC han sido instrumentos que a partir del comercio internacional han incidido en las políticas internas de muchos países, provocando con estas intervenciones resultados sociales muy negativos. Si no hay democracia a nivel internacional, no hay verdadera democracia, porque es en esta escena internacional se dirimen muchos asuntos.

M.Z: Por eso es necesario volver a un sistema de Naciones Unidas muy fuerte, que tenga los medios necesarios, incluso los militares en el caso de que fuera necesaria una interposición de fuerzas en algún país. Por ejemplo, en Ruanda hubiera bastado con 600 soldados de la ONU para que aquel horror del genocidio no se hubiera producido. No podemos ser espectadores de lo que pasa, y para intervenir tenemos que tener una institución internacional, como las Naciones Unidas. Pero hemos ido debilitando a la ONU porque entidades como el Banco Mundial y el FMI se han dedicado exclusivamente a servir a los intereses de los países más prósperos. Pero al menos los dos organismos nacieron dentro de Bretton Woods, y ligados a la ONU , aunque no dependan de ella. En cambio, la OMC fue creada por EEUU en 1993 directamente fuera del ámbito de la Naciones Unidas y bajo el control de los países más ricos.

Es necesario acabar con este sistema y refundar las Naciones Unidas. Con la misma Carta, no hace falta cambiar nada. Pero es necesario que no sólo decidan los Estados ni que sean los más ricos los que influyen. También debe suprimirse el derecho de veto de los países.

N+: Esta necesidad de regulación internacional se hace especialmente necesaria para el comercio. En este sentido, Chomsky distingue entre la libertad de comercio teórica y la real. Es decir, EEUU defiende en teoría la libertad de comercio, pero en la práctica, ellos optan por el proteccionismo y sólo quieren esta libertad de comercio para los países subdesarrollados, que además sufren el chantaje de la deuda externa.

M.Z: Yo he vivido la época de los años 60, cuando se quiso apostar por el desarrollo. El papa Pablo VI llegó a decir que el nuevo nombre de la paz era el desarrollo. Entonces parecía que iban a destinarse grandes sumas de dinero al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Pero llegaron los de siempre, los de la codicia y la irresponsabilidad, y decidieron, que en lugar de darles dinero, iban a darles préstamos. El Banco Mundial les concede préstamos en unas condiciones draconianas que implican que, en primer lugar, tiene que haber un cambio político. Porque exigen una mayor privatización. También tiene que haber reducción de efectivos administrativos. ¿Cuáles son los efectivos administrativos? Los funcionarios públicos, por ejemplo los maestros. Y en tercer lugar, si hay que hacer una carretera en el país pobre, se le dice que cómo va él a hacerla, que ya se la hacemos nosotros. De ahí procede el gran negocio del desarrollo. Por tanto, el desarrollo ha sido un auténtico chantaje. Ahora lo que tenemos que hacer es que la cooperación internacional exista, y además pensando que es para el bien de todos, y no para el de unos pocos.

N+: Se habla mucho de la dimensión económica de la crisis, pero realmente esta es una crisis moral. Usted ha hablado de los gastos en la industria armamentística. Según Mundo Sin Guerras, con el 10% de lo que se gasta en armamentos se acababa con el problema del hambre.

M.Z: A veces no nos atrevemos a decir que al final todo es un problema moral. La crisis es una crisis ética, es una crisis de principios democráticos. Nos hemos ido instalando en una situación en que a los pocos no les interesan para nada los muchos. Esto lo acabamos de ver ahora desgraciadamente en Gaza. Esto no puede volver a ocurrir. Europa tiene que tomar cartas en los asuntos mundiales y dejar de estar siempre mirando al otro lado del Atlántico, a ver qué nos dice la OTAN. La OTAN ya sabemos que es un mecanismo que está en las manos del país más poderoso de la tierra. Bueno, pues entonces vamos a tener en Europa nuestra propia autonomía, y después las alianzas que uno quiera. No podemos estar siempre mirando a ver qué nos dicen del otro lado, y sobre todo cuando se está matando a niños de una forma absurda e intolerable.

Es necesario elegir nuevos caminos para acabar con esta crisis económica y moral. Por eso me gustó ver al presidente Zapatero, junto con el presidente de Brasil Lula, la presidenta de Chile Bachelet y el ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernad Kourchner, señalando que para luchar contra la pobreza hay que utilizar nuevas formas de financiación que hasta ahora parecía que no podían utilizarse. En septiembre de 2008 ratificaron que quieren explorar la posibilidad de establecer una tasa para las transacciones de divisas. Hay otra tasación que vale la pena estudiar: todo creador disfruta de unos derechos de autor por los que cobra él y luego lo heredan sus familiares, y tras un período de tiempo pasa al dominio público. Yo propongo que en lugar de pasar a dominio público, se constituya un fondo para jóvenes artistas.

N+: En lugar de estas nuevas fórmulas, los Estado siguen apostando por volver a la situación anterior. Los gobernantes siempre declaran que están luchando para acabar con la crisis y para que la economía vuelva a la senda del crecimiento. Pero nadie explica muy bien qué está creciendo cuando crece la economía, y cuál es el precio de este crecimiento.

M.Z: Uno de los artículos que he publicado recientemente se llama “¿Nuevo capitalismo?”, y dice que ahora lo menos a lo que podemos aspirar los ciudadanos es a que ya no sean las leyes del mercado las que nos gobiernen, sino los principios democráticos. Además, no se puede hacer un desarrollo unipolar, sobre todo cuando se hace empobreciendo a los demás países y creando estas condiciones que llevan a mucha gente a jugarse la vida para llegar hasta aquí en patéticas pateras y en cayucos. A los países subdesarrollados les hemos dicho que les íbamos a ayudar y a dar el 0,7%, pero no les hemos dado nada, y además les estamos explotando. No hay más que fijarse en lo que está sucediendo con la bauxita en Guinea Conakry o con el coltán en el Congo. Lo que no podemos hacer es insistir en que hay que volver a este crecimiento. No queremos este crecimiento. Otro de mis artículos se llama “Respuesta a la crisis: desarrollo global” porque lo que tenemos que hacer es apostar por un desarrollo global de estos países.

N+: En el manifiesto de la Fundación Cultura de Paz también se destaca que el problema de la pobreza no se da sólo en los países en vías de desarrollo, sino también en el primer mundo, debido al aumento de la precariedad laboral. La medida estrella que proponen es la creación de una Renta Básica de Ciudadanía que garantice a todos los ciudadanos un mínimo nivel de ingresos para que puedan vivir con dignidad.

M.Z: Planteamos que se dé una renta básica a aquellos ciudadanos a los que esta renta les compense para llegar a una situación en que puedan gastar y comer satisfactoriamente, e incluso tener una participación en la Seguridad Social que les permita estar atendidos debidamente. Y esto costaría muchísimo menos que el rescate financiero de las empresas. Lo que proponemos es que sean beneficiarias de esta renta básica las personas que reciban prestaciones sociales menores que el salario mínimo interprofesional, que nos serviría de umbral de referencia. Es totalmente factible, y desde el punto de vista del Estado, sería muy razonable y dinamizaría enormemente la economía.

N+: También hay que tomar medidas para acabar con la excesiva explotación humana de los recursos naturales. Esta sobreexplotación es la principal causante del calentamiento global. La Fundación Cultura de Paz insiste en que es necesario actuar de forma decidida ante el cambio climático. Esta demanda se está produciendo en un momento clave, ya que en diciembre habrá una importante cumbre de la ONU en Copenhague donde se decidirá el nuevo marco de actuaciones tras la finalización del Protocolo de Kioto en 2012. ¿Qué espera usted de esta cumbre de la ONU ?

M.Z: No podemos esperar nada si no refundamos antes las Naciones Unidas. Acabo de enviar un artículo en este sentido titulado “Urgente: Reforma de las Naciones Unidas”. Si a nivel nacional nos cuesta que se aplique la democracia, todavía cuesta más a escala internacional porque no hay una regulación a estos niveles, ni en el medio ambiente ni en nada. Recuerdo cuando era director general de la UNESCO y tratamos el problema de los accidentes de los barcos petroleros. Lo malo realmente no son los accidentes de los petroleros. Lo malo es que habitualmente lavan los fondos de los petroleros de forma que asfixian al fitoplancton, que son organismos acuáticos que capturan el anhídrido carbónico y oxigenan el agua. Inmediatamente decidimos poner unos satélites, que formaron el llamado Sistema Global de Observación de los Océanos. Así podíamos ver lo que sucedía con los barcos, pero después vimos que no podíamos hacer nada para cambiarlo. Los barcos van todos con banderas de conveniencia, de países como Liberia o Panamá, y no hay posibilidades de hacerles cumplir las leyes. Los armadores se refugian en que ellos no son los que han llenado el barco, que los fletadores son distintos de los armadores, que si los seguros, los reaseguros…en definitiva, no hay manera de actuar a nivel internacional. También por esta razón se ha montado toda una maraña de tráfico: tráfico de armas, de patentes, de capitales, de drogas, de personas, de paraísos fiscales. No hay que hacerse ilusiones: o se arregla todo esto y ponemos un sistema de Naciones Unidas que a partir de ahora pueda actuar y poner penas a escala internacional, o no hay nada que hacer.

N+: Acabemos la entrevista con un mensaje positivo. OTRO MUNDO ES POSIBLE SI…

M.Z: Si logramos entre todos construir una auténtica democracia. Lo cual significa que, tanto a escala nacional como a escala internacional, tenemos que fortalecer las instituciones que representan al pueblo.

Pueden ver el manifiesto en este enlace:
fund-culturadepaz.org/MANIFIESTO/En_tiempos_de_crisis_soluciones_para_la_gente.htm

 

DATOS DE CONTACTO:
Dirección: www.fund-culturadepaz.org
Correo electrónico: info@fund-culturadepaz.org

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
Un comentario
  1. User comments

    Podrian decirse muchas cosas , una de estas seria señalar la existencia de una fuerte y creciente contracorriente extendiéndose por todo el mundo en direccíon a la síntesis , el compartir y la cooperación ,a nuevas relaciones y nuevos enfoques.

    Belém , Brasil , fue la sede del Foro Social Mundial , celebrado al mismo tiempo que el Foro Economico Mundial de Davos , Suiza . A este vibrante foro internacional del pueblo asistieron cinco presidentes de paises latinoamericanos : Brasil, Bolivia, Venezuela, Ecuador y Paraguay . Esto tuvo un efecto multiplicador en las manifestaciones y protestas celebradas por toda la ciudad contra el capitalismo, el desempleo y las preocupaciones pro -ecologistas.

    Los asistentes al Foro bombardearon a los cinco jefes de estado con preguntas

    .Todos ellos querian saber qué tipo de medidas políticas estaban tomando los líderes para que la crisis financiera mundial no afectara a los paises latinoamericanos demasiado.

    Los presidentes Lula y Chávez , que se reunieron para abordar los aspectos más apremiantes de la crisis financiera , culparon al capitalismo mundial del actual caos.´´Lula y yo hablamos constantemente y sobre cada tema, pero estamos relmente preocupados por la crisis financiera´´, comentó Chávez. Lula

    añadió que “debemos salir de la crisis financiera mundial no sólo a través de nuevos senderos económicos y financieros, sino que necesitamos urgentemente la construcción de un modelo fresco productivo y de consumo que sea ecológicamente sostenible

    El presidente Lula también anunció que Brasil está incrementando con 500 millones de reales su fondo familiar, que ya ayuda a 12 millones de familias.

    Entre el 28 de Marzo y el 4 de Abril, durante la cumbre del G20 de las economias industriales y emergentes programado para el 2 de Abril en Londres

    ,el foco estará en presionar por un cambio drástico del equilibrio politico del mundo y por medidas urgentes para detener el cambio climático. Se espera que los líderes de algunos de los países miembros más progresistas del G-20

    expresen las demandas del FSM tales como el desmantelamiento o la reforma profunda del Fondo Monetario Internacional , el Banco Mundial y la Organizacion Mundial del Comercio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend