Home » Vida Consciente » Vivir en Comunidad - Sociedad » Ciencia » Medicina y Alquimia, por Abu Omar Yabir Al Garnati

Medicina y Alquimia, por Abu Omar Yabir Al Garnati

La Alquimia y la Medicina, han mantenido siempre una estrecha relación de contenidos. Ambas ciencias, cada una en su terreno, se han ocupado de un modo preferencial de la Salud Humana pese a que sus criterios nunca fueron coincidentes. Esto, desde luego, demanda una explicación razonable y coherente ahora que la Espagiria, hermana menor de la Alquimia y ciencia hermética como ella, comienza a resucitar con creciente éxito en los círculos de las Medicinas alternativas de Europa.

Mientras que la Medicina debe su nombre y su existencia a los “medos” o persas, las ciencias de la salud derivadas del paradigma egipcio,el antiguo país de Kemi o de la “tierra negra”, desarrollaron el término “kémico” o su forma latinizada “chémico” para adjetivarse

Ciencias “kémicas, epíteto al que los árabes prestarían su artículo para convertirse en “al-kémico”, de donde naturalmente proviene el sustantivo “alquimia”. Ambos términos, “medicina” y “alquimia”, tuvieron pues en principio una semántica común y sin embargo sus presupuestos y pilares fueron siempre completamente distintos e incluso radicalmente opuestos. Mientras que el paradigma persa o “medico” se decantó, en absoluta coherencia con el dualismo tradicional iranio, por la curación por medio de la oposición de contrarios (el calor se quita con el frío y el frío con el calor),el paradigma egipcio o kémico, desarrolló un sistema basado en la curación por lo semejante al que se llamó también medicina simpática, ley de las signaturas y a partir del siglo xviii ,homeopatía.

Durante la Edad Media, ambas escuelas de pensamiento perviven y desarrollan sus métodos tanto en el mundo cristiano como en el musulmán, y será a partir del siglo xvi cuando en la Europa del Renacimiento se adopte definitivamente y como herencia romana al paradigma médico” como al oficialmente reconocido como científico, reduciendo a la vieja “al kimiya” a la categoría de pseudo ciencia, y lo que es peor se la incluye en el índice de las ciencias malditas.

Los aconteceres de la Historia han hecho que hoy, el término “alquimia” se aplique tan solo a una ciencia cuasi mítica y legendaria, empeñada en transmutar metales innobles en oro y prácticamente despojada de toda la dimensión que antaño tuvo como “ciencia de Salud”. Sabemos empero, que como ocurriera en los tiempos remotos del Egipto faraónico, el paradigma kémico gozó de gran predicamento y del apoyo de los poderes públicos durante la mayor parte del período andaluz. Efectivamente,uno de los momentos históricos más felices para la vieja Alquimia, fue durante los siglos dorados de la hegemonía islámica ..Lógicamente, la búsqueda del Conocimiento (maarifa) como imperativo coránico, junto con la tendencia al Unitarismo (tawhid), una de las características doctrinales del Islam, conforman dos potentes motores que fueron capaces de animar la expansión del Islam medieval y que explican en gran medida, la política de recopilación de tradiciones y manuscritos que impusieron muchos de los califas. Posiblemente, el unitarismo doctrinal que emanan las escuelas de pensamiento egipcias de la Alejandría helenística, debió enamorar a los musulmanes, de modo que ,no sólo protegieron a estas escuelas, sino que las islamizaron rápidamente conectándolas con otras corrientes de pensamiento, supervivientes también del paradigma kémico y que se mantenían vivas en algunos lugares de Oriente Medio.

Con el Renacimiento, el viejo paradigma kémico, sufre la persecución de la intolerancia,los kémicos moriscos (hakim) que se habían formado en las escuelas y universidades de al Andalus, especialmente en Granada, continuaron ejerciendo su profesión durante algunos años más tras la conquista de la ciudad nazarita,pero su ciencia,desprovista ya de la legalidad del Estado cristiano,,quedará proscrita y desprestigiada en la mayor parte de los casos.Técnicas tan sofisticadas como la de las almácigas o atramentos, tintas medicinales confeccionadas según la ciencia espagírica y que se utilizaban para escribir sobre un papel caracteres y cifras calculados con complicadas técnicas ,para ser desleídos después en agua o, suero lácteo o en vino, fueron prohibidas y perseguidas por considerar (según consta en varios procesos inquisitoriales)que con los dichos caracteres se invocaba a Mahoma y a los demonios.Esta técnica sofisticadísima de la almácigas, terminó ya desvirtuada y desprovista de su original rigor científico (téngase en cuenta que unía en un mismo proceso la precisión de las diluciones decimales, las microdosis y el concepto de onda de forma tal y como hoy lo concibe la Homeopatía y la Radiónica) formando parte del arsenal de brujos y curanderos rurales que incluso en nuestros días escriben en un trocito de papel oraciones cristianas para que los pacientes las ingieran desleídas en vino o en agua. Algo parecido ocurrió con los “sahumerios” aplicados tras el “hammam” o baño de vapor que fueron considerados como sospechosos de ser rituales de brujería y de invocación a los diablos, cuando en realidad se trataba de una magnífica vía de aplicación de las propiedades más volátiles de ciertas plantas medicinales.

La fabricación misma de los remedios según las técnicas de la fermentación y el destilado tras la captación del Espíritu Universal por medio del rocío del mes de Mayo,que era la base operativa de la Espagiria,corría serio peligro de perderse tras el terrible embate de la intolerante ignorancia. La intervención afortunada de un rey, logró empero salvar una vez más a la Tradición hermética del destierro y del olvido.Felipe II enamorado de la Alquimia y por ende de su hermana menor, la Espagiria,logró con la preciosa colaboración de Arias Montano, su bibliotecario, no solo recuperar gran cantidad de obras alquímicas y espagíricas escritas en árabe y en hebreo y procedentes de las expoliadas bibliotecas de al-Andalus, sino que también se supo rodear de alquimistas y espagíricos moriscos con los que fue convirtiendo erl misterio de la fabricación de los antiguos remedios espagíricos en la confección no menos misteriosa ,de benditos licores medicinales a cuya esmerada fabricación se aplicaban frailes.¿De que mejor manera podría ocultarse parte de la ciencia kémica de los musulmanes,sino entre bebidas alcohólicas y monjes?

La persecucción de la Espagiria en el resto de Europa,si bien fue en apariencia más discreta,no dejó sin embargo de hostigar a los espíritus más inquietos del Renacimiento. Giovani Pico de la Mirándola, Láscaris, Alexander Sheton y desde luego el gran Paracelso, sufrieron cada uno a su manera los ataques de la estulticia institucional. Pese a lo que suelen decir las biografías modernas,el verdadero iniciador de Paracelso en las ciencias kémicas, no fue el abate Tritemio,con el que ciertamente estudió en su juventud, sino Solimán Trismosin, un alquimista de origen granadino, como tantos otros desterrado en Estambul Fue precisamente allí, en la antigua Constantinopla ,donde Paracelso fue iniciado.

También Nostradamus,el misterioso vidente, estudió en secreto la ciencia kémica en libros andalusíes,libros que por cierto le rindieron el secreto de dos poderosas plantas, el “inquietante harmel” y el mágico “ajenuz”

El término “espagiria” al que nos venimos refiriendo,fue acuñado por el propio Paracelso en referencia directa a los vocablos griegos “spao” (separar) y “ageirein” (reunir) y nos lleva directamente al apotegema fundamental de del paradigma kémico y por tanto de todas las ciencias herméticas : “solve et coagula”,esto es: disuelve y cuaja,imperativos que definen a los dos estados polares de la materia: : Sulphur y Mercurius.

Podríamos definir al Mercurius como al estado de máxima disolución a que tiende el Sulphur, y a este como al estado de máxima densidad a que tiende el Mercurius.Como puede adivinarse,ambos polos extremos de la materia conforman un todo dinámico.

Una misteriosa fuerza a la que los alquimistas llaman “espiritus mundi” “universal” “baraka” “ruh” o simplemente “dynamis”, empuja irremediablemente al estado “sulphur”, llegado al máximo de coagulación posible, hacia la disolución, hacia la pérdida paulatina de toda cohesión,hacia el Caos. Esta entropía, empero, se halla compensada por un proceso contrario que anida en lo más íntimo del estado mercurial y que se comporta como el principio de coagulación.Si al extremo mercurial le llamamos Muerte,al extremo sulfúreo habremos de identificarlo con el nacimiento, de modo que cada uno de los dos extremos presenta en lo más íntimo de su naturaleza,una irresistible querencia hacia el polo contrario. Podría decirse sin herir a la verdad, que en el seno del Mercurius habita el germen del sulphur y que en el corazón del sulphur se halla el primer ente del Mercurius, ley universal que explica la dinámica de toda la Creación y que en el caso del drama humano se traduce en la certeza de que vida y muerte forman parte de un único y nec8esario proceso, de una cadencia,de una simetría dinámica impuesta por el mismo Espíritu Universal desde el principio de los tiempos.

Los estados extremos que acabamos de definir, se completan con un tercer elemento al que Basilio Valentin dio el nombre de “Sal”. El estado salino es por definición un estado intermedio, producto del choque violento entre el sulphur y el mercurius. La sal tiene a su vez la propiedad de detener temporalmente la dinámica del espíritu Universal apresándolo en una suerte de red o malla cristalizada. El fenómeno de la cristalización fue por eso, estudiado con especial atención por espagíricos y alquimistas, habida cuenta de que suponía por un a parte un instrumento natural capaz de frenar la entropía y por tanto capaz de alargar la vida física y por otra un modo de manipular informaciones energéticas altamente sutiles e incluso de atrapar en la red adecuada al mismísimo motor del Universo: el Spiritus Mundi.

Los sistemas terapéuticos desarrollados a partir de una tal cosmogénesis, como fácilmente puede comprenderse, difieren de forma radical de aquellos a los que nuestro mundo nos tiene acostumbrados. Los propios conceptos de Salud, Enfermedad, Nacimiento y Muerte, cobran en el contexto de la Espagiria una semántica bien distinta y se insertan en una escala de valores diferente. Para el espagírico lo fundamental es establecer la situación correcta del paciente en el vector sulphur-mercurius,es decir en el vector coagula-solve o más claramente expresado: en el vector nacimiento-muerte.la ciencia kémica establece varios métodos y sistemas capaces de determinar ese estado sulphur-mercurius, esa “edad biológica” que nos interesa y que determinará el “temperamento activo” del paciente. La observación de las leyes herméticas, la Astrología y otros recursos de la Espagiria, determinan ,a su vez, el patrón físico y mental hacia el que se debe tender en cada caso para obtener la curación.

Sabedor el espagirista de que el conjunto de fuerzas o modulaciones del Espíritu Universal que actúan sobre su paciente es el mismo que actúa en toda manifestación de la Naturaleza, se aplicará en seguida a utilizar esas mismas fuerzas para la confección de su remedio haciendo uso de la ley de las signaturas y de la aplicación del Algebra sagrada. Un procedimiento al que llamamos “ritmificación” ajustará la dosis y la frecuencia del remedio al diapasón biológico del paciente y al ritmo conveniente del sol y de la Luna. Este ajuste a los ritmos del Universo es de especialísima importancia en nuestra ciencia, tanto a la hora de aplicar un preparado como a la de confeccionarlo. En realidad, la ritmificación no es sino la expresión consciente de la Simetría, y por ende, la alineación consciente con el Nous u Orden frente al Caos o tendencia entrópica. Exactamente el mismo sentido tiene el ordenamiento del tiempo sagrado respecto a la posición del sol en las plegarias rituales del Islam y en algunas fiestas del antiguo calendario cristiano. En este sentido, podríamos decir que rezar es ritmificar el espíritu del hombre, ordenar el alma y la voluntad con el Nous y frente al Caos, de modo que ,visto así, el afirmar el rol espiritual y el carácter sacerdotal de la espagiria como Teurgia, cobra todo su sentido.

El desarrollo de esta forma de acercarse a la Naturaleza, de esta manera de redimir a la propia muerte integrándola en el proceso Solve et Coagula, supone la aplicación de una Ciencia con Consciencia, alejada de la prepotencia tan característica de lo que hoy dispensan Escuelas y Universidades.

Aunque pudiera parecer increíble, el hilo de la tradición de la auténtica Espagiria entendida como arte de curar, no se ha roto nunca. Su vieja filosofía unitarista que parte de un solo estado de salud frente a una sola Enfermedad, sigue vigente en la práctica de algunos, no muchos ciertamente, profesionales y vuelve a levantar la cabeza y a emerger (no sin dificultad) de los oscuros antros en los que había sido recluida. Desde hace unos años, el laboratorio Sothis se hace heredero de la tradición espagírica andalusí y saca a la luz de nuevo, remedios espagíricos elaborados tal y como se hacía en la Granada islámica. Los métodos terapéuticos, la paciente y artesanal elaboración de triacas, arcanos y magisterios, la recogida en Mayo del Rocío cargado de espíritu universal en los pies de Sierra nevada, se conjugan ahora con los instrumentos de investigación modernos siguiendo así fielmente el camino que los avatares del destino frenaran en seco hace ya cinco siglos.

La iniciativa de Sothis fue seguida dos años más tarde por el laboratorio Heliosar que de la mano de la casa alemana Phinter en un primer momento, y de forma independiente últimamente, trata de retomar la tradición de la escuela paracélsica tal y como vienen haciendo los laboratorios espagíricos de Alemania, Suiza e Italia.

La vieja Espagiria, en fin, en sus diversas escuelas, hijas todas, eso sí, del mismo paradigma, comienza a desperezarse y a tomar carta de naturaleza en nuestro país.

Almadrasa, la escuela de Espagiria andalusí con sede en Granada y muy cercana al círculo de Sothis, se prepara para abrir sus puertas a la transmisión de la vieja Ciencia. El “Gremio de espagíricos Ibéricos”,se constituye en San Sebastián como asociación profesional alejada de los diplomas para universitarios, de los enseñanzas academicistas y con la sencilla intención de establecer,como antaño, la nobleza del oficio y el bienhacer del artesano frente a la arrogancia del doctorado y frente a la banalidad del artista..

Otras escuelas vienen impartiendo en algunas ciudades españolas cursillos y seminarios de iniciacion a la Espagiria,tal es el caso también del llamado grupo S.E.I.S. (sociedad de estudios e investigaciones spagyricas) propiciado por el laboratorio Heliosar.

Pero no todo son rosas en esta historia recuperada ,pues como podría esperarse, nuestra ciencia no se salvará de la triste caterva de oscuros personajes que desde las madrigueras de la mediocridad saldrán como legión de falsos profetas a enseñar lo que nunca supieron, a engañar a las buenas gentes con mil trucos y falacias y en fin a mancillar a nuestra Ciencia con impurezas exóticas y batiburrillos de eclécticas consignas. Deberemos estar avisados a la hora de discernir al verdadero espagírico del charlatán soplador. Pese a todo,los caminos están trazados en nuestra piel de toro y si Dios lo permite, se configurará de nuevo la Tradición con toda su fuerza. Todo ocurrirá tal y como deba ocurrir.

El resurgimiento hoy del paradigma kémico-andalusí del que bebiera el mismo Paracelso, no podía darse ni en los ambientes de mediocridad y visionarismo oportunista a los que acabamos de aludir, ni en las aulas de la decadente Técnica (que no es Ciencia) pequeñoburguesa. ¿Cómo habría de estar la más sagrada de las Ciencias entre los despojos del orgullo y la locura de quienes creen poder prescindir del Único Señor?

No, nuestra espagiria debía resurgir con vocación artesanal, en la sencillez sabia de los gremios y maestrías y no entre diplomas y vanaglorias.

Los viejos instrumentos salen de nuevo a la luz tras casi quinientos años de forzado silencio. Habrá ¿qué duda cabe? Otras inquisiciones, otros intereses oscuros, otros verdugos con otros disfraces, e incluso no faltarán, ya lo hemos dicho, como ocurriera en tiempos pasados, quienes oculten sus falacias tras el nombre de nuestra Ciencia llevados por la ambición, el rencor o la envidia, pero de una u otra forma, en tiempos de penuria o de abundancia, la transmisión de las Ciencias de Hermes no se romperá nunca, tal vez porque sus leyes están escritas a fuego en el corazón de los hombres.

Abu Omar Yabir
yabir@retemail.es
URL de esta página: http://www.angelfire.com/zine/cas/medic.html

-> Visto en el-amarna

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
12 comentarios
  1. User comments
    PRIMIUS Callus Galiu

    Este texto de Abu Omar Yabir, adolece de 3 defectos:

    1). – Se refiere a la espagiria como si esta fuese el arte de crear tinturas alcohólicas, lo cual no pertenece a la alquimia sino a una medicina natural perteneciente a la fármaco química del siglo XVIII, cuyos antecedentes pueden encontrarse en una medicina árabe mágico – vegetal, alejada de la alquimia, y que no es espagiria. Lo extraño de esto, es que el propio Abu Omar Yabir, menciona que espagiria significa separar y reunir, lo que si es un precepto de la alquimia. Espagiria es en verdad una parte del proceso para la elaboración de la "Piedra Filosofal". La misma consiste en separar los componentes de la materia. La Alquimia está basada en la filosofía de la antigua Grecia heredada de Asiría, Caldea, Hitita, Egipto, etc. Ella postulaba que los átomos se componen de cinco formas de energía o elementos derivados de la energía primigenia creada en primer termino por la Divinidad o Inteligencia Creadora. Estos cinco elementos constituyen trabajando juntos, los átomos. Los átomos de una misma materia, por ejemplo el oro, tienen, sin entrar en detalle, dos estados principales y dos secundarios: El llamado Mercurio o de Fluidez, el llamado Azufre o de solidez, el llamado Sal o de Masa y que les da el peso y el llamado Arsénico que le da sus propiedades químicas. El Mercurio, llamado también Odio, separa los átomos y el Arsénico, llamado también amor, reúne los átomos. Estos cuatro estados se llaman Principios. Mediante la Putrefacción Filosófica de la materia, estos átomos pueden ser separados según los principios que mayormente posean. Allí tenemos la separación. Los mas cargados de "mercurio" se llaman "Nuestra Agua" y pueden disolver cualquier metal llevándolo a adquirir el aspecto del metal mercurio. A esta disolución (vía Húmeda) se le llama "Mercurio Corporal". Allí tenemos la disolución. En un recipiente llamado Huevo Filosófico, serán separados y reunidos millares de veces hasta que el "Mercurio Filosófico" sea fijado con el azufre en una materia única nuevamente. En este proceso, la materia primero se hace negra, luego muestra colores y finalmente es blanca, seca y pulverulenta, Esta es la piedra filosofal al blanco. Como se ve, separar y reunir, disolver y coagular (solve et coagula) o espagiria, es el proceso de elaboración de "La Piedra Filosofal," no la elaboración de tinturas alcohólicas como Abu Omar Yabir parece sugerir. En la vía seca, al extraer nuestra agua de la materia, lo que queda son átomos cargados de los otros principios. Todo el proceso que hemos descrito someramente, tiene la finalidad de limpiar de energías inapropiadas la materia y elevar así su frecuencia de vibración. Lo que cura y lo que transmuta en la "Piedra filosofal," es su elevadísima Frecuencia de Vibración. La salud es "alta frecuencia generalizada," la enfermedad es "baja frecuencia localizada" . En la vía seca, se libera de bajas frecuencias los restos del fondo de la retorta y se reúnen nuevamente con su mercurio o agua filosófica extraída de ellos, y en proporciones justas, y se lleva todo por el mismo proceso que en la vía húmeda de separación y reunión miles de veces, hasta formar la "Piedra Filosofal" al blanco.

    2).- Menciona como verdaderos alquímicos, laboratorios y grupos que practican algo totalmente ajeno a la alquimia, la farmacopea árabe, compuesta por tinturas alcohólicas vegetales y metálicas en suspensión con o sin cenizas, etc. ¡¡Y LE LLAMA ESPAGIRIA!!. Como viejo alquimista, estoy asombrado que alguien que dice ser alquimista se preste a esta charada promocionando laboratorios y grupos comerciales creados para estafar a la gente. Mas aún cuando dice al finalizar su artículo:

    "Pero no todo son rosas en esta historia recuperada ,pues como podría esperarse, nuestra ciencia no se salvará de la triste caterva de oscuros personajes que desde las madrigueras de la mediocridad saldrán como legión de falsos profetas a enseñar lo que nunca supieron, a engañar a las buenas gentes con mil trucos y falacias y en fin a mancillar a nuestra Ciencia con impurezas exóticas y batiburrillos de eclécticas consignas. Deberemos estar avisados a la hora de discernir al verdadero espagírico del charlatán soplador. "

    Y con "Cara de Piedra" el, un Charlarán Soplador, continua:

    "Los viejos instrumentos salen de nuevo a la luz tras casi quinientos años de forzado silencio. Habrá ¿qué duda cabe? Otras inquisiciones, otros intereses oscuros, otros verdugos con otros disfraces, e incluso no faltarán, ya lo hemos dicho, como ocurriera en tiempos pasados, quienes oculten sus falacias tras el nombre de nuestra Ciencia llevados por la ambición, el rencor o la envidia, pero de una u otra forma, en tiempos de penuria o de abundancia, la transmisión de las Ciencias de Hermes no se romperá nunca, tal vez porque sus leyes están escritas a fuego en el corazón de los hombres."

    Y dice todo eso para que nadie se atreva a contradecirlo, a sabiendas de que el es el peor charlatán Soplador. Y es verdad que la mentira no llega lejos.

    3).- Los productos que el pregona como alquímicos, no tienen potencia alguna, pero nuestros medicamentos, son miles de veces mas potentes que la medicina ortodoxa. Los productos de esos laboratorios que Yabir Promociona, son realmente en parte de la farmacopea árabe, no alquimica y en parte de la farmacopea mágica, y algunos son suspensiones metálicas. Otros son Disoluciones Homeopáticas. Tienen poca o ninguna efectividad contra las enfermedades, excepto su efecto psicológico o farmacopea natural de los vegetales. Tampoco son preparados de paracelso, pues se han llevado literalmente por sus escritos, pero paracelso ocultaba tras un código (que solo los verdaderos alquimistas conocemos), sus medicamentos basados en “nuestras materias alquímicas” y no en las de ellos. En sus formulas, por ejemplo, Paracelso dice alcohol, pero por alcohol Paracelso entendía a “nuestra Agua” es decir, a “nuestro Mercurio Filosófico” extraído del reino mineral, no al alcohol de fermentación o Espíritu de Vino. Ignorancias como estas, propias de sopladores, son las que ponen en evidencia a los charlatanes como Abu Omar Yabir.

    PRIMIUS

    2009

  2. User comments

    interesante observacion,acabas de romper el hielo existente,al diferenciar el alcohol del agua de vida

    mas aun en el libro alquimia y medicina,nuestro autor habla de un espiritu de vino filosofico preparado apartir del vino de donde se puede extraer un agua de vida,y con el preparar la quinta esencia vegetal,¿que me puedes aportar para lograrlo?

  3. User comments

    No dudo de tu conocimiento Caius, pero la espagiria vegetal usa como mercurio el alcohol generado por la fermentación de la planta. Todo lo que dices es cierto en cuanto a la creación de la Medicina Universal o Piedra de los filósofos, pero la espagiria vegetal crea remedios que no son meras tinturas vegetales sino medicamentos alquímicos sometidos a las leyes del Solve y el Coagula. El mismo Paracelso describe todo el proceso por ejemplo en la creación de su magisterio de Celidonia tan querido por él.

    Por lo demás todo lo que comentas del "amigo " Yabir es cierto y no pretendo defenderlo ya que tuve ocasión de "sufrirle" bastante de cerca.

    No obstante, muchas gracias por que la lectura de tu aportación ha sido mu agradable para mí que pretendo algún día contarme entre los humildes discípulos de Hermes

  4. User comments
    PRIMIUS Callus Galli

    Estimados Fredy y Pedro; Estimados visitantes:

    Yo, Primius, he hecho la piedra de los filósofos en los tres reinos y por las dos vías, de modo que hablo con conocimiento.

    a). Tu concepto es errado, estimado Fredy: ¡No puede extraerse un espíritu de vino filosófico preparado a partir del vino de donde se pueda extraer un agua de vida, y con ella preparar la quinta esencia vegetal! Son Pamplinas. Esa es otra mentira propia de los sopladores. Si fermentas el vegetal con levadura de uvas o cualquier otra bacteria, destruyes el mercurio filosófico y ya no puedes hacer nada útil con ello. Nuestra fermentación, es una separación dulce, sin levaduras, sin putrefacciones de los químicos. Esto es así, porque las bacterias generan un mercurio de baja vibración llamado flema, que contamina toda la materia y destruye el mercurio de alta vibración. Nuestra medicina es vibracional, y para curar y tener la propiedad de expulsar bacterias, virus y todo tipo de venenos de baja vibración, y reparar el ADN y la estructura celular dañada, debe tener alta vibración y potencia. El alcohol no es como pregonan los sopladores una materia de alta vibración pensando ellos que así es porque evapora. Su único poder es el de coagular químicamente la proteína y por eso desinfecta, pero es veneno de bajísima vibración para Nuestra Obra. Por lo tanto, de las bajas vibraciones de la muerte química, no puedes obtener las altas vibraciones de la vida filosófica. ¡Charlatanería pura! Nosotros, los alquimistas, (y solo puede llamarse alquimista quien ha preparado la Piedra Filosófica al menos una vez y los que no, son aprendices o aficionados) sabemos como fermentar filosóficamente, la cual fermentación es dulce y perfecta, porque descompone la materia según su principios y NO según sus moléculas como hacen los químicos y los enólogos, por eso la alquimia no es química ni la química deriva de ella. Son cosas diferentes, cuestión que los sopladores y químicos no han comprendido aún y es la clave o primera llave para todo el que quiera iniciarse en su estudio. Esto es así en los tres reinos.

    b). ¡No, mi querido amigo Pedro! Te has perdido entre los libros de los químicos y la paja del granero de Paracelso. La espagiria vegetal verdadera no usa como mercurio el alcohol generado por la fermentación de la planta. Lo que digo es cierto en los tres reinos, pues en ellos solo cambia la materia con la cual comenzar a trabajar, no los procederes, por eso, es cierto en cuanto a la creación de la Medicina Universal o Piedra de los filósofos, y también lo es en la espagiria vegetal. Ciertamente la Espagiria crea remedios que no son meras tinturas vegetales sino medicamentos alquímicos sometidos a las leyes del Solve y el Coagula, pero no de la forma y con las materias que tu crees. Los procedimientos donde se usan sustancias inflamables, están fuera de la alquimia y la espagiria. Deberías primero investigar en los filósofos el verdadero significado de la palabra Espagiria, porque allí está la clave. Verás entonces que espagiria no tiene nada que ver con los procedimientos que mencionas. Esta es la primera regla y el mas caro secreto de la Alquimia y la Espagiria: "Todo lo que es combustible es flema; todo lo que es incombustible es materia de nuestra Obra" Por lo tanto, siendo esta la segunda llave de toda operatoria alquímica, se cumple en los tres reinos. Para operar entonces en cualquiera de los tres reinos, solo es útil lo que no se le pega el fuego de la combustión. Y este es un gran secreto, porque esta es la nave de Teseo, donde los navegantes van a estrellarse contra las rocas escuchando los cantos de las sirenas. Así, pues, tapa tus oídos con cera y no las escuches, y venda tus ojos, pues ellas se hacen escuchar también en los libros de los sopladores y en la paja de los de los verdaderos filósofos. He aquí que yo he quitado ceguera en mis discursos, porque obligado a guardar los secretos de esta noble ciencia, y solo revelarlos a mis aprendices, movido por la generosidad, he decidido poneros en el camino, para que no os perdáis en las tinieblas. Yo, Primius, estrelle mi nave más de 300 veces antes de encontrar la cosa segura, de modo que deseo ahorrar a vosotros esas penurias.

    Ciertamente Paracelso describe todo el proceso, por ejemplo en la creación de su magisterio de Celidonia tan querido por él, pero debe ser interpretado filosóficamente, porque por lo general, excepto yo, los alquimistas, no escriben para el vulgo sino para otros alquimistas que conocen todas las reglas, secretos y llaves del arte, y hay que tener también en cuenta, que paracelso, como todo alquimista, llena de paja sus textos a fin de confundir al profano, de modo que muchos editores, incorporan a las traducciones el "aporte" de sus propias interpretaciones incorrectas como si fueran propias del autor, y hacen esto, a fin de hacer mas "comprensibles" los textos con el objeto de vender a un publico mas amplio y recaudar mayores dineros, pues son pocos los que compran libros que no entienden y menos los que entienden el lenguaje de los filósofos. Así que, todo lo que se aparta de las reglas que he dado y las que no he dado, es paja y no grano. Nuestro Alcohol, Nuestro Mercurio, Nuestra Agua, Nuestro… palabra que diferencia el alcohol, el mercurio, el agua de los filósofos de aquellos de los químicos. Por lo tanto no los confundáis porque no son la misma cosa. Son materias diferentes y la misma que está en los tres reinos. No podéis sacar alcohol de las rocas, pero si podéis sacar Nuestro Alcohol. Lo mismo no podéis sacar alcohol de los cadáveres, pero si podéis sacar Nuestro Alcohol. Y esta es la tercera llave, porque nuestro alcohol está en los átomos y es de allí de donde lo debemos obtener. En verdad, en verdad os digo que si no colegís esto, nunca entrareis a la alquimia, porque para acceder a la alquimia mineral, primero es necesario acceder a la alquimia vegetal, a fin de aprender con la experiencia, usando una materia barata y muy común, ya que para la alquimia mineral, la materia es muy cara, salvo que la extraigáis vosotros mismos de las minas como en la edad media, con gran riesgo físico, en cuyo caso vuestro gasto será poco, siempre que sepáis que materia es la que debéis buscar. No deseo descorazonaros, pero sin una guía de un Maestro de Alquimia, jamás llegaréis a la cosa singular en si, de modo que pasarán varias generaciones antes que lleguéis a ella solo por vuestros medios, si el Espíritu Santo no está con vosotros y rebela la obra en vuestros sueños o vuestros oídos y para ello debéis ser poco menos que Santos del Señor.

    Que estéis bien

    Primius

    institutodeestudiosalquimicos@yahoo.com.ar

    2009

  5. User comments

    Que yo sepa, lo único en lo vegetal a lo que no se le pega el fuego es su sal. ¿Quiere decir entonces que tú sacas el mercurio y el azufre partiendo de la Sal de la planta?

    Cualquier fermentación por dulce que sea, de una planta, produce alcohol o derivados de la digestion de la propia planta. Llevo ya muchos años escuchando decir "yo soy el único", "solo yo se…." "solo yo conozco…."

    "solo el que sea Digno de Mi…."

    Sinceramente, a estas alturas de la película ando ya un poco cansado de iluminados que encaramados en su propio ego se afandan en demostrar lo buenos que son, lo alto que han llegado y la suerte que tenemos los míseros mortales de encontrarnos ante su presencia.

    Si tienes algo que decir, dilo abiertamente. No sirve que digas que has alcanzado el secreto de la Piedra y luego esconder la mano.

    El último que me hizo eso, individuo del que por cierto habeis estado hablando con anterioridad porlo que no considero necesario ni tan siquiera decir su nombre nuevamente, me tuvo trabajando para él durante 4 años hasta que me di cuenta de su engaño.

    Después de eso, gracias a Dios, he estado acompañado por compañeros que caritativamente, sin darselas de nada y con gran humildad, me han ido desvelando secretos que me han permitido decir con orgullo que soy Españgirista, que hago remedis que ayudan a aliviar el sufrimiento de muchas personas desde mi humilde laboratorio y euq econ la ayuda de Dios y con el regalo generoso de mis amigos, humildes, cariñosos, desprendidos, estaré en condiciones de acometer la Gran Obra sin pagar tributo a ningun Maestro excepto al Unico Señor, que vive dentro de mí como mí mismo, Unico Dios al que adoro y fuente de todo conocimiento de mí, hacia mí, en beneficio de toda la humanidad. Porque ten por seguro que cada descubrimiento que yo realice será entregado a todo aquel ser humano sufriente que lo necesite.

    Namaste

  6. User comments
    Administrador GHB

    Estimados Pedro y Primus,

    Por favor, no comencéis una discusión negativa… sed siempre respetuosos con la opinión de todos, pues nadie posee la verdad absoluta.

    Un abrazo en la Luz,

  7. User comments
    PRIMIUS Callus Galli

    Estimado Pedro:

    La verdad, son incombustibles tres cosas en los vegetales: El agua, la ceniza y el mercurio primario (que sirve para extraer el verdadero mercurio de la ceniza). He dado abundantemente y más que nadie y gratuitamente, como podéis leer en mis escritos. He dado procedimientos, secretos y llaves que ni pagando se os rebelarían. ¿Mas abierto a la generosidad me queréis? Pues si. Mas abierto soy. Buscad en la Internet y encontrareis muchos secretos más firmados por mi. Nadie ha dado tanto y todo gratis. Y la verdad, si no te sirven mis revelaciones, si tus amigos te han dado el secreto de la pequeña y la gran obra, realmente no necesitáis mis consejos, mi guía, mis revelaciones. Todo lo tenéis dentro de ti. Ciertamente tenéis razón. Pero la verdad, no creo que sea ese el caso de otras personas, y en vez de reprobarme, bien haríais en enseñarnos a nosotros, los que ya hemos concluido estas obras, lo que sabéis, declarándolo abiertamente, para que, como pedís que yo haga, vos liberéis esta verdad absoluta que poseéis. Si estuvierais en la correcta senda, ya abríais descubierto que yo también lo estoy, y que el camino que enseño es el correcto, pero es evidente que ni siquiera has leído a los filósofos. Bueno, toma el camino que quieras. Solo no pongáis palos en las ruedas de los que quieren aprender. Harías bien en leer "las 12 llaves de Eudoxio", a Lull, a Artefio, y porque allí hallarías lo que he revelado y mucho mas, oculto tras la paja con que ellos cubren las grandes verdades. Pero no discutiré con vos y tu soberbia. Yo no soy un iluminado. Soy un conocedor. Y quien se atreve a discutir al maestro debe saber mas que el. Por lo tanto…¿Que puedo enseñarte? Sigue tu camino, que mis escritos no son para ti que ya lo sabes todo y no necesitas nada de mi. La información que he dirigido a todos e incluso a ti, no he cobrado por ella…¿De que me acusáis? Si yo he completado la obra y estoy guiando a otros para llegar al camino correcto ¿Debo decir según tú que no he sido yo sino otro quien así ha hecho, porque decís que sino lo mío es ego inflado? Que siego estáis mi querido amigo. Y que pena que no me permitáis ayudarte. Pena por ti no por mí, porque tú si demuestras un inmenso ego herido que no te deja avanzar. Corréis en una cinta sin fin sin moveros de lugar. ¡Que Dios te ampare y Bendiga, abra tus ojos y tu corazón a la humildad, porque detrás de los muros que levantas, se que se esconde un estupendo ser humano!

    Afectuosamente:

    Primius

    institutodeestudiosalquimicos@yahoo.com.ar

    2009

  8. User comments
    PRIMIUS Callus Galli

    Estimado Moderador o administrador GHB. De mi mayor consideración y afecto:

    Es mi parecer que la verdad siempre debe ser defendida. El que calla otorga. ¿Existe una manera de ofrecer mas amor que la de orientar hacia el camino correcto? Cuando a mis enseñanzas se oponen razones, cuando se me dice que se cree que estoy equivocado porque se conoce otro camino, es posible un intercambio de opiniones, la discusión sana que conduce a un mayor y mejor aprendizaje, exponiendo cada uno las razones de porqué piensa que lo que dice el otro está equivocado. Cuando por el contrario sin demostrar el supuesto propio conocimiento se intenta descalificar al que enseña y se le levantan falsas acusaciones, es necesario defenderse de tales agresiones gratuitas. Si me impedís defenderme, nada tendría que hacer yo en este foro, lo que sería una pena para los lectores de el, porque es de las diferencias de opiniones de donde mas se aprende. Sí, pienso, deberíais pedir respeto mutuo en las discusiones, discutir opiniones y exponer razones si, pero sin insultos ni rebajar al oponente. Eso es sano, no la auto censura.

    Un muy afectuoso abrazo de amigo y hermano.

    Primius

    • User comments
      Administrador GHB

      Estimado Primius,

      Estoy de acuerdo en que discutir e intercambiar opiniones es muy sano.

      Ahora bien, para mantener la energía del portal no consentimos discusiones negativas o faltas al respeto.

      Por favor, comprended que cada uno tenemos nuestra verdad y que debemos respetarnos, que el Sabio informa, pero nunca intenta convencer, solo comparte su sabiduría, y siempre nos enriqueceremos mas con la suma de la sabiduría de todos.

      Un abrazo en la Luz,

  9. User comments

    interesantes tus observaciones, quiero saber si nos puedes profundizar el

    concepto: fermentacion filosofica por que tengo entendido que este termino

    solo es aplicado a la obra mayor. mejor aun si nos puede dar un aporte a los que aun estamos en la obra menor o vegetal.

    agradeciendo

  10. User comments

    Estimado Fredy:

    La fermentación filosófica es el acto u acción de separar los principios. Sin embargo, estos se encuentran en los átomos y no pueden ser separados de ellos. En la practica, en toda materia, sea del reino que sea, existen átomos con mayor cantidad de alguno de los principios, pues los átomos, aunque sean de un mismo tipo, por ejemplo de oro, tienen proporciones variadas de los principios. El ejemplo mas conocido de esto, es la diferencia en cantidad de sal contenida en los átomos de un mismo tipo. Los físicos modernos llaman masa al principio Sal y a los átomos de un mismo tipo con diversas cantidades diferentes de principio Sal, les llaman isótopos. Así que en un trozo de oro, hay átomos con mayor cantidad de nuestro mercurio y que por lo tanto son fluidos como el agua, hay otros con mayores cantidades del principio Arsénico, por lo que son químicamente mas activos, otros con mayor proporción del principio Azufre, por lo que tienen un punto de fundición mas alto que el resto de su especie. Como están todos homogéneamente reunidos en una sola masa, (por ejemplo el caso del oro), brindan las características propias de su especie (por ejemplo del oro). Fermentar filosóficamente, es separar los principios. Cuando menos, separar los átomos con mayor proporción del elemento mercurio del resto de los átomos. Esto podéis hacerlo en los tres reinos, pero como solo interesan los átomos de mas alta vibración, y estos son incombustibles por la fijeza que les dan su Azufre y su Arsénico principalmente, debe combustionarse previamente todo lo demás, quedando solo lo que nos interesa, pero con el cuidado de no sobrepasar con el fuego las materias incombustibles a fin de que no se estropeen. Una vez tener los fluidos y los sólidos incombustibles bien lavados, puros y limpios, se inicia la putrefacción filosófica del sujeto extrayendo de lo fijo un mercurio superior mediante un mercurio inferior (vía húmeda). O bien por la vía seca que es un secreto aun mayor que este y que involucra un fermento natural y la acción del fuego intenso en los hornos (vía seca). Una vez en posesión del mercurio superior, lo que queda debe ser lavado, esto es, purificado (con un lavado que no se hace con agua ni con mercurio). Entonces, con el mercurio superior se extrae el Azufre y el Arsénico y se purifica la Sal sobrante. Esto se repite hasta una extracción completa (vía seca). Allí tienes la fermentación completada. O bien por la vía húmeda, tomas la materia sólida incombustible, la purificas hasta blanquearla en el tártaro y la disuelves en el mercurio superior, agregas el fermento de los filósofos y fermentas según Artefio para obtener el hermafrodita de los sabios. Tanto por la vía seca como por la húmeda, con estas operaciones, habrás obtenido la materia prima de los Sabios, imprescindible para elaborar la Piedra en los tres reinos. Ahora debes llevar todo a una nueva fermentación y a un nuevo blanqueo. Es cuanto me está permitido decir sobre la preparación de la Obra en los tres reinos en lo que atañe a la putrefacción. Y en verdad que nadie más que yo ha rebelado estos secretos antes ni tan abiertamente que temo haber pecado de indiscreto.

    Que Dios abra tus ojos al entendimiento completo de lo que acabo de exponer y te de revelación según tus merecimientos. Amén.

    Primius

    institutodeestudiosalquimicos@yahoo.com.ar

  11. User comments
    Iosa (El eterno apre

    Muy buenas. Agradecer todos vuestros comentarios y pedir un favor.

    ¿Sabrías que laboratorio de productos Espagiricos es el mas recomendable para tomarlas?

    Muchas Gracias y que el espíritu de luz les guíe…

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend