Home » Comunidad Espiritual » Meditaciones grupales » Meditación de los Maestros para realizarse el domingo 6 de abril a las 2pm

Meditación de los Maestros para realizarse el domingo 6 de abril a las 2pm

Los Maestros de la Gran Hermandad Blanca

En el lugar en que te encuentres.

(Este mensaje ha sido canalizado por Kaina Santiago. Lo emite Kashira, maestra espiritual de la 33ava dimensión; un ser de altísima frecuencia vibratoria que cumple una misión de luz en nuestro planeta, con amor incondicional por nuestra raza, y en el nombre de Dios. Se recomienda leer el texto antes de la meditación, en familia o en grupo, para aclarar dudas y preparar los detalles para el día y hora acordados).

Vivimos tiempos únicos en el acontecer universal. Somos testigos del caos humano, y a veces somos el caos mismo.

Estamos pasando por un duro túnel, tanto cósmico como álmico. Nos lo anticiparon los hindúes cuando hablaron de Kali Yuga, los mayas con el fin de su calendario y los profetas cristianos refiriéndose a los tres días de oscuridad. Esto no es más que la purga de nuestra sombra interna. No podremos entrar en la luz si antes no integramos nuestro lado oscuro en el perdón y la comprensión.

Para eso, primero debemos sacar lo peor de nosotros; traer desde el subconsciente, y desde los archivos akásicos, esas responsabilidades ocultas para darnos cuenta de esos otros niveles de realidad y liberarnos. Por eso tenemos que ver con profundo amor y compasión nuestra experiencia humana actual: el dolor, la tristeza, el estrés, el odio, la violencia, así como el rol de todas las personas a nuestro alrededor; lo que cada quien vive. Todos hemos elegido participar en este momento cósmico de una u otra forma, cumpliendo un papel, expiando una pequeña parte de la negatividad humana. Estamos resolviendo asuntos pendientes y saldando cuentas de miles de años. Y lo estamos haciendo bien.

Tanto individual como colectivamente, hemos creado vida densa en los planos astrales de la tierra. Con nuestro poder sexual mal utilizado, así como el miedo, la negatividad, la ira, la envidia, la indolencia y tantas otras formas energéticas, hemos conformado una gruesa capa de egregores que recubre completamente al planeta. Son almas que se alimentan de nuestra ignorancia. Tenemos la responsabilidad de limpiar, de hacer la sanación, y llegó el momento para ello. Nuestro hogar, la madre tierra, ya no puede más. Ha resistido por amor a nosotros, y no es justo no hacer nada.

La humanidad por sí sola no puede arreglar el desastre energético en el cual nos encontramos. Pero hay una buena noticia: Cientos de maestros, ángeles, guías e inteligencias superiores están dispuestos y esperando para asistirnos. Ellos no pueden actuar si no lo pedimos de corazón. Esta es una Ley Universal. Es nuestro trabajo hacernos conscientes del poder de nuestra intención y pedir asistencia divina con esa fuerza; armonizarnos para conectar con esas energías ¿Quieres sumar luz en este proceso?

La siguiente meditación tiene como finalidad abrir una brecha en esa capa de oscuridad astral,  solicitar la ayuda de nuestros guías superiores para que entre al planeta una gran cantidad de luz. En el proceso, además, iluminaremos con amor a miles de egregores que se encuentran allí, almas que serán blanqueadas, purificadas para participar desde la luz en el orden universal. Trabajaremos con el ADN humano y con el elemento agua para vincular las esferas superiores con la energía telúrica de segunda dimensión de Gaia. A través de nuestra energía amorosa, como hijos del cielo y de la tierra, traeremos esa alta energía de luz a este plano. Es por esto que se llama la Meditación de los Maestros, porque se dará la conexión de treintaitrés maestros encarnados con los maestros en las dimensiones superiores, creando una red de altísimo poder energético espiritual. Una hermosa oportunidad para elevarnos.

Preparación:

  • Organizar a su familia o grupo. No importa la cantidad de personas. Se puede invitar a cuantas se desee, así como reenviar o distribuir esta información a todas las personas que se crea necesario para que lo hagan en sus casas o centros de reunión.

  • Quien dirigirá la meditación deberá vestir de forma especial para la ocasión porque se dará un encuentro solemne con los maestros. No hay ropas o colores específicos. Su corazón le dictará cómo vestirse.

  • Convocar para el día domingo 6 de abril a la 1 pm. Mientras llega la hora exacta de la meditación, compartir esta información y crear un ambiente de amor y conciencia por el planeta.

  • Antes de iniciar la meditación, repartir vasos con agua. Pueden ser vasos desechables. Tomar las previsiones. Informar que no se debe beber el agua ni botarla luego de la meditación. Luego se indicará su finalidad.

 Meditación

  • Justo a las 2 pm, reunirse en círculo con los vasos de agua en la mano.

  • Quien dirija la meditación pide cerrar los ojos y respirar profundo tres veces.

  • Visualizar la Red Crística Planetaria, una malla energética que recubre la Tierra: imaginar que cada uno se eleva hasta allí, ubicándose en un nodo de esa red.

  • Luego hará una oración a la forma de Dios que se prefiera, pidiendo asistencia divina en el proceso. Se pide luz con fuerza y desde el corazón para las personas presentes y para todas las demás que estarán con los treintaitrés maestros conectados “así en la tierra como en el cielo” en diferentes lugares. Se visualiza a los treintaitrés maestros y sus grupos y familiares conectados en la luz haciendo una red de poder universal.

  • Se visualiza que esa luz va desde los corazones de los presentes al centro de la tierra, con profundo amor hacia la madre naturaleza.

  • Posteriormente, la luz va hacia la capa de oscuridad que envuelve el planeta. La energía amorosa se visualizará en dirección hacia las almas que allí habitan y con mayor intensidad. En ese momento concientizamos que sanar a esos seres es sanarnos a nosotros mismos, perdonarnos y liberarnos con profundo amor y respeto.

  • Se visualiza cómo se abre un hueco en esa capa que permite pasar la luz que viene del centro de la galaxia. Una frecuencia de luz muy alta.

  • En ese momento, todos en el círculo deberán tomar un poco de agua en su boca y devolverla al vaso, con la conciencia amorosa de que aportarán una pequeña parte de su ser para sanar al planeta. La infinita inteligencia del ADN humano entremezclado con el sagrado elemental del agua, se activarán en ese momento con las bendiciones de los maestros superiores. Desde las más altas dimensiones, específicamente desde la dimensión treintaitrés, vendrán las energías de luz que sanarán a la Pachamama e iluminarán a la oscuridad, liberando a las almas que allí habían estado.

  • Se visualiza a las almas volviendo al origen, mientras se disipa la nube oscura alrededor de la tierra.

  • Una gran cantidad de energía viene en ese momento desde el Universo Central hacia el grupo, hacia el agua en el vaso y hacia la madre tierra. Visualizamos al planeta en el medio del círculo, recibiendo toda esa energía.

  • Mientras todos envían luz al planeta, quien dirige la meditación debe recitar los versículos del Salmo 33, invocando a los cuatro maestros de la siguiente forma:

  • LAJEOVAH: Alabemos al Señor al son del arpa; entonemos alabanzas con el decacordio.

  • HODÚ: Cantemos una canción nueva; toquemos con destreza y con voces de alegría.

  • AZATH: Porque él habló, y todo fue creado; dio una orden, y todo quedó firme.

  • HEJOZER: Porque él contempla desde su trono a todos los habitantes de la tierra.

 

  • Una vez recitado esto. Agradecer a los maestros por su asistencia y visualizar cómo un amor infinito baña al planeta y a todos los que vivimos en él.

  • Se hacen tres respiraciones profundas mientras se invita a las personas a que traigan su conciencia de vuelta.

  • Posteriormente, y es MUY importante, el agua se debe verter en la tierra, con la conciencia amorosa de que se está elevando la frecuencia de la tierra y la nuestra. El ADN activado y cargado con códigos renovados va allí. Se puede verter en la tierra de cualquier planta viva, sea en un porrón o en un jardín. Se puede hacer individual, que cada quien lo haga con su amor profundo, si se dispone del espacio para eso. Si no, que se reúna toda el agua en una botella y una persona se encargue de cerrar el ritual en la naturaleza, agradeciendo, amando al planeta y entregando la nueva energía.

  • Se agradece a todos los presentes por su participación en la importante meditación.

  • Compartir las vivencias individuales en el grupo.

Finalmente, nos gustaría mucho escuchar las experiencias de las personas con esta meditación.

Quienes quieran compartirlas, pueden hacerlo por el correo electrónico :

leonardo.azarak@gmail.com

o se comuniquen al:

0412 0665740

Gracias infinitas 🙂

PARA MÁS INFORMACIÓN ESCRIBIR A:

leonardo.azarak@gmail.com 

Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend