Home » Comunidad Espiritual » Meditaciones grupales » Meditación de los mundos internos

Meditación de los mundos internos

[easy-social-share buttons="facebook,twitter,google,linkedin,print,mail,love,whatsapp,meneame,blogger,more,pinterest,meneame,blogger,myspace,line,comments,sms,viber" morebutton="1" morebutton_icon="plus" counters=1 counter_pos="hidden" total_counter_pos="leftbig" style="icon" point_type="simple" url="http://hermandadblanca.org/meditacion-de-los-mundos-internos/" text="Meditación de los mundos internos"]

loto-ser-luz2

Para realizarse el sábado 9 de agosto a las 2pm, en el lugar en que te encuentres

(Este mensaje ha sido canalizado por Kaina Santiago. Lo emite Kashira, maestra espiritual de la 33ava dimensión; un ser de altísima frecuencia vibratoria que cumple una misión de luz en nuestro planeta, con amor incondicional por nuestra raza, y en el nombre de Dios. Se recomienda leer el texto antes de la meditación, en familia o en grupo, para aclarar dudas y preparar los detalles para el día y hora acordados)

Nuestro campo energético individual, ese conformado por la suma de las distintas energías que nos hacen seres multidimensionales, tiene forma toroidal, es decir, se parece a una mandarina que ha sido pelada.

La metáfora es hermosa. Los frutos se alimentan por arriba, a través del vástago, mientras están conectados al árbol que les llena de energía. Si imaginamos nuestro cuerpo dentro de la mandarina, la columna vertebral estaría en el eje central de la fruta, y el fluir de nuestra luz estaría comunicándose hacia arriba y hacia abajo completando el área de la fruta, creando un anillo o una dona.

El misterio y la belleza del Universo no tienen fin. Es mágico cuando empezamos a darnos cuenta del lenguaje geométrico de la vida y los patrones que podemos encontrar aquí y allá, en el macro y micro cosmos. Vemos la forma del Universo mismo, la del campo energético de un árbol, una neurona o una célula e identificamos el mismo tubo toro una y otra vez ¿Has visto alguna vez el campo magnético de la tierra? Sí, tiene esa misma forma.

La madre tierra, la Pachamama, es un ente vivo. Somos sus hijos. Nuestro cuerpo es de ella. Nos prestó la materia por un breve instante para caminar a sus espaldas. Puso aire para que respiráramos, agua para beber y asearnos, alimentos para vivir. Caminando, nos darnos cuenta de la consciencia de ser en todas sus expresiones. Como las frutas y el Universo mismo, este planeta cuenta con una columna o eje central que alberga vida. Tiene mundos internos para explorar que se podrían convertir en la próxima frontera. En algún tiempo la humanidad podría descubrir que no ha sido la única que ha habitado, creado y desarrollado civilización en este maravilloso punto azul suspendido en la inmesidad, coexistiendo con animales y plantas.

Los mundos internos se refieren por un lado a una metáfora de esas dimensiones sutiles, emocionales, psicológicas y espirituales, que nos hacen humanos, pero también puede tratarse literalmente de toda vida multidimensional dentro de este planeta. Mas allá de lo imaginable.

Hacia esos mundos se dirige la presente meditación, y por esta razón, un grupo de personas estará ubicado físicamente en una cueva del Occidente del país, acompañando a Kaina Santiago durante la ceremonia en que canalizará a la Maestra Kashira. Recuerda que tu podrás participar también en la meditación, visualizándote en una cueva. Las cuevas son los canales físicos que nos conectan con los mundos internos del planeta.

Haciendo un resumen de las tres meditaciones anteriores con la maestra, se ve el sentido que con su hermosa misión le ha venido dando a nuestra intervención como humanos concientes en este plano. En cada caso se trabajó liberando egregores e iluminando con nuestro amor incondicional, haciendo uso de nuestro poder e intención, a través del agua y de los códigos presentes en nuestro ADN. Hemos trabajado activándolos con el antiguo poder sanador del Salmo 33, conocimiento místico de Moisés guardado por miles de años.

En la primera meditación realizada en la zona rural de Turga trabajamos con las capas exteriores que rodean el planeta y activamos a nuestros maestros. En la Rueda del Indio en

Chirgua comenzamos a profundizar en las capas telúricas de la tierra y activamos a nuestros hermanos de otras razas multidimensionales con música y mantras. En la meditación que realizamos en la montaña de Sorte en Yaracuy, trabajamos con el aspecto femenino de la energía, con la madre en su esplendor natural. Hicimos un viaje a las esferas inferiores acompañando almas en su liberación con geometría y símbolos sagrados. Dejamos allí instalado un holograma de luz que irá transformando la energía y elevando la frecuencia en esa zona de Venezuela; muy importante además, por ser epicentro de una espiritualidad tradicional y una cultura de gran penetración popular.

Ahora vamos hacia el centro de la tierra. En esta oportunidad trabajaremos con los mundos internos de nuestra madre Pachamama, en armonía con nuestros mundos internos tanto personales como de la humanidad entera ¿Quieres sumar luz en este proceso?

Preparación

Organizar a su familia o grupo. No importa la cantidad de personas. Se puede invitar a cuantas se desee, así como reenviar o distribuir esta información a todas las personas que se crea necesario para que lo hagan en sus casas o centros de reunión Antes de iniciar la meditación, repartir vasos con agua. Pueden ser vasos desechables. Tomar las previsiones. Informar que no se debe beber el agua ni botarla luego de la meditación. Luego se indicará su finalidad.

Meditación

Justo a las 2 pm, reunirse en círculo con los vasos de agua en la mano

Quien dirija la meditación pide cerrar los ojos y respirar profundo tres veces

Visualizar la Red Crística Planetaria, una malla energética que recubre la Tierra: imaginar que cada uno se eleva hasta allí, ubicándose en un nodo de esa red

Imaginar que están entrando a una cueva muy profunda. Una luz suave e inexplicable lo ilumina todo

Luego hará una oración a la forma de Dios que se prefiera, pidiendo asistencia divina en el proceso. Se pide luz con fuerza y desde el corazón para las personas presentes y para todas las demás que estarán conectadas en la meditación.

Se visualiza que esa luz va desde nuestros corazones al corazón de la tierra, con profundo amor hacia la madre naturaleza. Se visualiza una poderosa luz de conciencia y sanación para toda la vida en todas las dimensiones del planeta, y en cada rincón.

En ese momento concientizamos que sanar a esos seres es sanarnos a nosotros mismos, perdonarnos y liberarnos con profundo amor y respeto

Se visualiza una luz que viene del centro de la galaxia. Una frecuencia de luz muy alta

En ese momento, todos en el círculo deberán tomar un poco de agua en su boca y devolverla al vaso, con la conciencia amorosa de que aportarán una pequeña parte de su ser para sanar al planeta. La infinita inteligencia del ADN humano entremezclado con el sagrado elemental del agua, se activarán en ese momento con las bendiciones de los maestros superiores. Desde las más altas dimensiones, específicamente desde la dimensión treintaitrés, vendrán las energías de luz que sanarán a la Pachamama

Una gran cantidad de energía viene en ese momento desde el Universo Central hacia el grupo, hacia el agua en el vaso y hacia la madre tierra. Visualizamos al planeta en el medio del círculo, recibiendo toda esa energía

Mientras todos envían luz al planeta, quien dirige la meditación debe recitar los versículos del Salmo 33, invocando a los cuatro maestros de la siguiente forma:

LAJEOVAH: Alabemos al Señor al son del arpa; entonemos alabanzas con el decacordio

HODÚ: Cantemos una canción nueva; toquemos con destreza y con voces de alegría

AZATH: Porque él habló, y todo fue creado; dio una orden, y todo quedó firme

HEJOZER: Porque él contempla desde su trono a todos los habitantes de la tierra

Una vez recitado esto. Agradecer a los maestros por su asistencia y visualizar cómo un amor infinito baña al planeta y a todos los que vivimos en él Se hacen tres respiraciones profundas mientras se invita a las personas a que traigan su conciencia de vuelta

Posteriormente, y es MUY importante, el agua se debe verter en la tierra, con la conciencia amorosa de que se está elevando la frecuencia de la tierra y la nuestra. El ADN activado y cargado con códigos renovados va allí. Se puede verter en la tierra de cualquier planta viva, sea en un porrón o en un jardín. Se puede hacer individual, que cada quien lo haga con su amor profundo, si se dispone del espacio para eso. Si no, que se reúna toda el agua en una botella y una persona se encargue de cerrar el ritual en la naturaleza, agradeciendo, amando al planeta y entregando la nueva energía

Se agradece a todos los presentes por su participación en la importante meditación

Compartir las vivencias individuales en el grupo.

Finalmente, nos gustaría mucho escuchar las experiencias de las personas con esta meditación. Quienes quieran compartirlas, pueden hacerlo por el correo electrónico

leonardo.azarak@gmail.com o se comuniquen al 0412 0665740

Gracias infinitas 🙂

Meditación de los mundos internos

Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
[easy-social-share buttons="facebook,twitter,google,linkedin,print,mail,love,whatsapp,meneame,blogger,more,pinterest,meneame,blogger,myspace,line,comments,sms,viber" morebutton="1" morebutton_icon="plus" counters=1 counter_pos="left" total_counter_pos="leftbig" style="button" point_type="simple" url="http://hermandadblanca.org/meditacion-de-los-mundos-internos/" text="Meditación de los mundos internos"]
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
Un comentario
  1. User comments

    lo preparare para mi soy sola

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*