Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Jesús » Mensaje del Maestro Jesús: Yo soy su Corazón, Yo Soy su Alma por Antonio Cerdan

Mensaje del Maestro Jesús: Yo soy su Corazón, Yo Soy su Alma por Antonio Cerdan

Jesús con un niño paseando por campo

MENSAJE DEL MAESTRO JESUS

Queridos amigos:

A medida que me acerco hoy a Vds., me lleno de alegría.

 

Comparto mi energía con Vds. Pero Vds. también la están compartiendo.

 

Su Luz brilla y resplandece sobre el mundo. aunque Vds. no siempre se den cuenta de esto.

 

Vds. están marcando las diferencias sobre la Tierra, aquí y ahora, en esta época, en la que tantas cosas están cambiando.

 

 

 

En este punto del tiempo, hay un estallido de Luz, La conciencia está evolucionando sobre la Tierra, e incita a la oscuridad a salir de su lugar oculto. Trae a la superficie mucho de lo viejo y corrompido, para que todos lo vean.

 

La conciencia crece, pero puede llegar a ponerse mucho más oscuro antes de que la Luz gane una posición firme, y, verdaderamente, brille en su mundo.

 

 

 

Vds. son los que mueven lo viejo hacia la superficie, lo fuerzan a exponerse, por medio de su conciencia, por medio de su Luz. Esta es la razón por la que Vds. se sienten llamados, esto es lo que Vds. son,

 

 

 

Son Trabajadores de la Luz. Vds. son almas que sienten profundamente una misión, son movidos por una llamada que se agarró, de mí también, durante mi vida en la Tierra.

 

Muchos de Vds. fueron mis seguidores, en aquél entonces, o, mejor dicho, seguidores de la enseñanza y de la energía que yo difundí.

 

Yo soy su Corazón, Yo Soy su Alma, Yo no soy tan solo un ser humano quién, una vez, vivió en la Tierra, y quién, ahora, está regresando a Vds. Yo vengo aquí, ante Vds., como la expresión de la energía crística, su supra-alma, la energía que los enlaza a Vds. que es su campo de origen, su campo de energía, y que, ahora, se está acercando más y más hacia la Tierra, tocando los corazones de muchas personas, y afectando sus emociones.

 

 

 

Esta Ola de Luz genera mucha confusión en las personas que no están preparadas par el cambio. Se sienten inseguros, Experimentan una falta de significado en sus vidas, y no saben como tratar con estas emociones confusas. Y Vds. son aquellos, en la Tierra, que está aquí para irradiar Luz para estas personas. Vds. son los poneros, Vds. son los maestros de esta Nueva Era.

 

Ahora Vds. seguramente estarán preguntándose:

 

Yo, ¿Estoy preparado para hacer esto?

 

¿Cómo debería empezar?

 

¿Cómo irradio? ¿Cómo expreso mi Luz?

 

La respuesta es más simple de lo que Vds. piensan.

 

Vds., ¡ya lo está haciendo!

 

¡Vds. están haciendo lo que vinieron a hacer!

 

Les estoy pidiendo que miren ese dolor dentro de Vds., y que extiendan sus manos hacia su niño interior herido.

 

Imaginen que Vds. son un ángel, un representante de los reinos de la Luz y sientan como su energía de ángel inunda su cuerpo como un suave y cálido manto.

 

Es una energía dorada, que los acaricia, y pueden sentir como gira alrededor de Vds. desde la cabeza a la punta de los pies. Noten como unas manos doradas se extienden hacia su abdomen, hacia le pequeño e inocente niño interior.

 

Díganle al niño que es bienvenido y precioso, más allá de las palabras.

 

Díganle ¡Hola! a ese viejo dolor suyo, y permítanle estar ahí…Díganle: Tú puedes ser parte de mi vida, no te estoy abandonando…esta es la Compasión que Vds. anhelan, es lo que les hace sentirse completos.

 

Déjenlo ser.

 

Sostener a su ser herido, no dejar que el niño interior sufra el solo, esa la energía que los convierte a Vds. en el Cristo, en su vida diaria.

 

Cada vez que Vds. se resisten a su propio dolor, deseando librarse de su miedo e ira de una sola vez y maldiciéndose Vds. mismos por eso, están abandonando al niño interior.

 

Al resistirse a su dolor y juzgar el comportamiento que surge de él, apartan al niño de Vds.

 

Vds. dicen: Yo no quiero más estar triste, o enojado, o temeroso, yo solo quiero estar feliz… ¿Por qué no puedo superarlo? Le odio…Pero el niño interior está llorando, llamándolos, y no va a ser sanado por medio de sus resistencias o condena.

 

Tómense tiempo para sanarse…cuando sientan resistencia, deténganse ahí mismo, siéntense, no le den la espalda, liberen la resistencia por el bien del niño. Quédense con el niño herido, permitan que la energía dorada de su propio ángel lo abrace, no teman ser tan grandes.

 

Tómense todo el tiempo y espacio que necesiten para sanarse.

 

Este proceso de sanación es la verdadera razón por la que eligieron esta vida en la Tierra. La transformación interior que están atravesando es precisamente lo que Vds. se propusieron completar, lo que están llamados a hacer, y lo que la Tierra está esperando.

 

Tengan Compasión con su dolor, enfrenten la desolación profunda, interior, y díganle a esa parte suya:

 

Yo estoy aquí para ti,

 

Yo soy el ángel que trae la Luz,

 

Yo te llevaré a la Tierra prometida, no tengas miedo…porque Yo estoy de pie, junto a ti. Estoy, de pie, detrás de ti, estoy delante de ti, y estoy dentro de ti, y Yo no vengo de arriba, no vengo de abajo, vengo de tu alma, soy tu esencia.

 

Vds., se están volviendo ángeles en la carne, Vds. son ángeles encarnados en la materia física, tienen mucho para dar y compartir con la gente, pero no dejen que eso los distraiga.

 

Vds. son lo primero en sus vida, y siempre necesitan estar conectados a esa parte del niño interior suya.

 

Tan pronto como Vds. noten que sus emociones se vuelven ingobernables, que se sienten intranquilos, tensos, ansiosos o molestos, plántenle la cara inmediatamente:

 

Esto es más importante que cualquier otra cosa que Vds. necesiten hacer en su vida. Incluso las otras personas están en segundo lugar.

 

¡Es su Vida, se trata de Vds.! Solo Vds. pueden canalizar su Luz, la Luz de su ángel, dentro de su existencia humana. Y también estén dispuestos a extenderla hacia su parte más oscura.

 

Dediquen tiempo y espacio para autosanación, hagan todo lo que les ayude y los conforte, ya sea asesoramiento espiritual, leer libros, salir a caminar…

 

Una de las razones por las que tienen tantas dudas acerca de Vds. mismos es que temen su propia grandeza.

 

En su vida diaria, aún albergan un montón de pensamientos negativos, y emociones acerca de Vds. mismos, que les hacen preguntarse ¿Puedo yo, realmente, estar anclado y arraigado en este lugar llamado Tierra?¿Estoy, realmente, “en casa”, aquí?¿Cumplo, yo, verdaderamente, mi misión, aquí?

 

Y yo les estoy diciendo, especialmente cuando se ven desafiados por el miedo, la desesperación o la tristeza:

 

Vds. son capaces de cumplir su misión, porque justo ahí es donde su Luz más se necesita, nadie está mejor equipado que Vds. para sanar su propio dolor interior, para iluminar su propia oscuridad interior,

 

Con Amor y Compasión, están mostrando un ejemplo de trabajo, de Luz, que irradia hacia afuera, hacia los demás, y los alienta, a ellos, a iluminarse.

 

Vds. son viejos, y vienen de lejos, se están acercando a la consumación de un ciclo de vidas, y, ahora, al final de este ciclo, su energía se ha vuelto tierna, llena de Compasión y de Sabiduría.

 

Pero Vds. también han llegado a desanimarse, y, de vez en cuando, se deprimen, cuando ven el estado de la Madre Tierra, esta hermosa Creación de los reinos vegetal, animal y humano, que podría estar tan llena de vida y de vitalidad.

 

También, cuando observan sus relaciones con los demás, con frecuencia sienten que algo está fallando.

 

Extrañan una cierta Sinceridad, Amor, Regocijo…sienten nostalgia de una realidad en la cual pudieran compartir esto con los demás…esto los angustia. Sienten dolor por el mundo, sienten dolor por las personas cercanas a Vds. sienten dolor por Vds. mismos,

 

Vds. sienten la nostalgia por un profundo Amor que encuentran difícil de expresar y de encarnar aquí, en la Tierra. Pero Yo les digo que Vds. están en el umbral de una Nueva Era. Tengan Fe. Yo estoy aquí para apoyarlos y alentarlos. Sin embargo, son Vds. quienes cruzan la barrera.

 

Son Vds. quienes continúan mi trabajo.

 

Vds. son los Cristos de la Nueva Era.

 

Especialmente cuando se sienten agotados y cansados, perdiendo toda confianza…¡Por favor! ¡Ábranse a esta nueva posibilidad! ¡La Luz está esbozándose…! ¡ríndanse a ella! No traten de luchar ni pelear contra sus miedos y tristezas, Ellos está ahí, dejen que yo cuide de eso…sientan mi energía aquí, en la Tierra.

 

Yo estoy con Vds. Yo soy Vds., somos Uno. Permitan que la Luz y el bienestar de la energía Crística estén con Vds. Y sientan como todos estamos conectados a este poderoso portal de Luz.

 

¡Vds. Son el Cristo de la Nueva Era!

 

Ahora quiero pedirles que dirijan su atención a una parte herida del niño interior, que se ha sentido abatido y humillado, a lo largo de muchas vidas, en la Tierra. En este querido niño, dentro de Vds., físicamente localizado en su abdomen, que necesita cuidados y necesita atención.

 

Especialmente, necesita paciencia y confianza por parte de Vds.

 

Este niño, esta parte emocional suya, no se sana inmediatamente. El ha sido herido profundamente, y, desde esta herida, crea emociones negativas en su vida, tales como soledad, miedo, sentimientos de abandono o de rechazo.

 

Estas emociones señalan sus llagas más profundas, no es la muerte lo que Vds. más temen, es la sensación de total desconexión de Dios lo que constituye la más profunda agonía.

 

Sentirse separado de la presencia amorosa del Espíritu, desconectado de la Luz, de la natural Unidad de la Creación, ha creado la carga más pesada dentro de Vds.

 

La rica comida…nútranse tanto a nivel espiritual como a nivel humano. Permanezcan enfocados y tómense su tiempo, así es como ocurre la autosanación.

 

Así es como Vds. encarnan su Luz de ángel y hacen lo que vivieron a hacer a esta vida.

 

Se trata de Vds. Nosotros los saludamos, estamos aquí, en gran número, mucho más grande de lo que Vds. piensan. Hay ángeles y guías rodeando a cada uno de Vds. Ellos quieren ayudarles a que encuentren su camino en la vida. Hay mucha ayuda, para Vds., desde el Cosmos. Mucho respeto y aliento.

 

 

 

Vds. son quienes lo están haciendo, aquí, en la Tierra. Nosotros no podemos hacer esto, por Vds. Pero nosotros haremos todo lo que podamos para enviarles alegría y consuelo.

 

Esta es, verdaderamente, una época de transformación.

 

 

 

Por favor, ¡llámennos!, estamos ahí, para Vds.

 

 

 

Estamos cruzando ese umbral, juntos, y parece que va a ser una Nueva Edad, la Edad Grandiosa.

 

 

Antonio Cerdan

 

http://shekinahmerkaba.ning.com

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
5 comentarios
  1. User comments

    Este mensaje llego a mi vida en un momento muy especial, siento hoy que estaba dirigido para mi.

  2. User comments

    Hola buen día que Dios les siga bendiciendo gracias por ser un canal de luz les pido su ayuda el 9 de mayo tuve un accidente fuerte perdí a mi hija y mi pareja a mi me reconstruyeron de la cabeza a los pies físicamente pero emocional no puedo. Por favor les pido me ayudn en oración mil gracias saludos hasta pronto. In lak ech.

  3. User comments
    María Teresa Restelli Velasco

    <3

  4. User comments

    Es un articulo corto pero que me ha costado leer cada párrafo, es como si se hubiera abierto totalmente mi interior y mostrado con palabras certeras cada punto interno mío aso también es indudable la sabiduría, fe, luz divina que emite y sobre todo siempre en el momento perfecto .. Creo que una segunda lectura me costara menos llegar al final …. Que la luz de sus corazones iluminen una sonrisa en la brisa de cada mañana …

  5. User comments
    Maria teresa yolanda montemayor villalpando

    Graciad muchas gracias reciban todo mi amor y bendiciones.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend