Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Morya » Mensaje del Maestro Morya: La ineficiencia humana. Por Fernanda Abundes

Mensaje del Maestro Morya: La ineficiencia humana. Por Fernanda Abundes

el_morya4_1

 

Enaltecido del recibimiento…

 

Y cuál es concretamente el pensamiento humano cuando nos vamos a la idea de que existe la interrogante de ¿cuál es la verdad? ¿qué camino seguir y cuál será la siguiente oportunidad?.

 

 

En el camino de las oportunidades el humano siempre espera que exista una mejor, una que supere, no espera que su intento supere al otro para decir que lo ha logrado, espera que la oportunidad siguiente sea mucho más grande y mucho más sencilla para realmente conseguirlo. Y es que en ese río de oportunidades en donde cada gota representa una, se espera que sea la cascada donde todas lleguen de un momento a otro y entonces, en ese baño ustedes digan “ahora todos empapados, de verdad podemos fallar de nuevo”. 

 

¿Por qué el humano se espera a la falla? 

¿Por qué el humano dice que hay bastante tiempo? 

 

Aquellos muchos que piensan que habrá más tiempo que vida, quiero decirles que es real que habrá más tiempo que vida pero hay que considerar que en ese tiempo, la vida de un humano no alcanza para poder disfrutarlo. Si la realidad se describe así como tal, diciendo que hay más tiempo que vida, es real que hay más tiempo que vida pero no vida de un humano y si ustedes son humanos, como tal deben de comportarse. 

 

 

Muchas veces es de humor decir que “vida es demasiada, tiempo ha sobrado”, es verdad y todas las generaciones lo piensan. Los de antaño consideraban que “habrá más tiempo que vida” y ya no existen y los que siguen piensan lo mismo, muchos de ellos tampoco existen y los de ahora lo piensan por los del mañana y todos consideran que será la siguiente generación y los siguientes seres los nuevos inteligentes, los nuevos capaces, los que tienen mejores oportunidades y condiciones de vida, los que van a triunfar. 

 

 

Aquellos grandes inventores que estaban en la vida, aquellos grandes seres no se esperaron a que alguien más lo hiciera o que fueran las nuevas generaciones las que descubrieran toda esta nueva verdad. Ellos fueron los que descubrían los conceptos y entonces ellos mismos eran los seres de la nueva generación. 

 

¿Qué piensan ahora los seres de los sabios, de los inteligentes actuales? que serán aquellos mejores, los que tienen muchas más facilidades. 

¿Cuáles son las facilidades? si el tiempo no ofrece esas condiciones, la vida no ofrece esas cualidades. 

 

Ese es un pensamiento humano, algo colectivo que ha fluido, una ineficiencia humana la cual debe de irse erradicando. Pareciera que es una gran epidemia que se convierte en una pandemia, una infección mundial, un virus mundial que sana a través de la mente y ¿cuál es ese virus mundial? la apatía, el reconocimiento de una nueva oportunidad.

 

 

Pero claro que las oportunidades resultan como una enfermedad que corre, ya que los seres esperan el futuro como una situación de salvación y no piensan que es el presente la única situación que los podrá llevar a escalar el punto concreto del triunfo. Los triunfadores eran los de antaño, ellos no esperaban el tiempo, sabían que el tiempo era tan corto que lo aprovechaban. Piensen en esa situación, en aquellos pensamientos de los de antaño, sabían que el tiempo, el tiempo de vida humana era corto, sabían que su nivel de vida en años era corto, sabían que no tenían los medios adecuados a nivel de salud para poder sobrevivir o subsistir ante condiciones adversas, sabían que si tenían determinados años y que su índice de vida era muchas veces corto, el índice de muerte era a temprana edad; tenían que apurarse a lograr el objetivo. 

 

 

Ellos jóvenes descubrían las cuestiones que hoy ustedes piensan que lo harán las nuevas generaciones y ahora que ustedes tienen todo para triunfar en términos que los mismos humanos han creado, esperan que exista algo mejor en el mañana que pueda hacerlo más sencillo

 

 

Pero entonces la pregunta concreta es:

¿Qué espera el humano para actuar? 

¿Qué más necesita para que sea más cómoda ahora su vida?

 

Viven en un mundo de comodidades, de inexistencia ¿Por qué la inexistencia? existen sin existir ustedes mismos, tienen una comunicación hueca, vacía, que no es comunicación, una convivencia que no es una convivencia, simplemente un reconocimiento que no es un reconocimiento por qué no es entre los seres, es entre “el algo y el ser”. Ese ser que se va convirtiendo en un “algo” también y aún así busca una siguiente oportunidad para decir que aún eso que es aún muy cómodo, necesita ser más cómodo aún. 

 

 

Y entonces viene la soberbia de la tecnología en donde lo que ahora es, puede ser mucho mejor, nadie dice que ya es maravilloso lo que tienen ahora. Piensen en los de antaño, aquellos seres que verdaderamente eran sabios, aquellos seres que luchaban por una palabra para cruzar con otro ser, aquellos seres que de pronto se maravillaban de que había llegado el papel y entonces podían plasmarlo y y aún así consideraban que eso era una situación muy impersonal. 

 

 

Y entonces ¿qué sucede con ustedes? viven en un mundo ficticio claro, viven en una oportunidad que va a llegar algún día, que no está llegando porque ni siquiera sé reconocen a ustedes mismos. Pierden la esencia de atravesar la vida, de atravesar la mirada de aquel ser y decir, “eso es lo que descubro”. 

 

 

Han perdido la sensibilidad en las emociones ya que ahora se comunican entre el algo y el alguien, no entre aquellos alguien que disfrutaban, enojaban transformaban. Ya no luchan tanto por estar entre ustedes, porque están entre las cosas, se reduce toda la sabiduría, se resume toda la sabiduría, se hace tan pequeña que se convierte al final en un avance no en un ser. 

 

 

Cada vez los seres buscan más y más avances, no por ellos mismos, no por su filosofía, ni siquiera por las religiones, sino por todos los niveles de adquisición que al final son materiales; algo que si ustedes piensan, se vuelve obsoleto, así como ustedes se vuelven obsoletos. Han llegado al punto en donde el humano es obsoleto en algunos temas, en donde quiere ser superado por lo que no es real y que ustedes han creado. Viven en la ficción de una vida maravillosa, viven en el escenario de algo perfecto, en el mundo globalizado de la comunicación que al final es un error de aquellos que no intentan continuar con lo que siempre debe de seguir, la verdadera comunicación, la verdadera transformación. 

 

 

Quiero decirles que de la comunicación humana siempre se generan grandes aprendizajes a través de gesticulación, intercambio de energías y sobre todo de conocimiento, ¿qué están logrando ahora ustedes que son sabios? realmente es el avance o es el retroceso de la vida humana, de la filosofía humana y del conocimiento humano. Analicen la vida y efectivamente hay un antes y un después. 

 

 

Un antes cuando ellos luchaban, cuando no perseguían al tiempo pero sabían que éste era corto y que no era cierto que había más tiempo que vida porque lo que ellos tenían de vida, se tenían que concretar a crear algo. ¿Y ustedes qué piensan ahora? ¿qué piensan en el mundo? van para atrás, efectivamente hacia atrás, pero cuál es el punto de hacia atrás, si fueran hacia atrás serían más sabios pero tampoco están yendo hacia delante, entonces ¿qué dirección están tomando? ¿una dirección lateral? sí, podríamos pensar que su dirección muchas veces es lateral, no afectan a otros, tampoco los benefician pero siguen pasando encima y entre huecos para ver a donde llegan pero no están llegando a ningún lado porque ni retroceden ni avanzan. Si fueran para atrás entonces elegirían la sabiduría, preocuparse más por el tiempo concreto, no a perseguir el tiempo pero si a crear, a comunicar, a transformar, a ser ustedes mismos. Si fueran hacia adelante entonces se hablaría de una evolución, de una situación concreta, que la vida humana está evolucionando en términos filosóficos, religiosos, afectivos, en si a través incluso del cuerpo físico, pero tampoco sucede.

 

 

Están en la realidad de un escenario que todos han creado, que nadie ha existido, ¿cómo es que nadie ha existido en un escenario que todos han creado, si es una creación colectiva? es real que es una creación colectiva pero al final no es nada, porque de todo lo que hay, no hay nada, de todo lo que se dice que está, no existe y de todos aquellos que dicen que crean, crean en ese momento porque después se aburrirán de ese escenario y cambiarán porque habrá algo mucho más nuevo, mucho más como llaman ahora, innovador, que venga a desbancar esa idea. 

 

 

Y ustedes cambian sus ideas, sus convicciones y sus preferencias por las tendencias del mundo y el mundo no es una tendencia. La sabiduría, el conocimiento jamás tendrán una tendencia, jamás deben de bajar. 

 

 

Aquel humano que quiera hacer algo que lo haga, pero que no permanezca estancado. Las oportunidades las tienen día a día y eso es un gran error, el humano entre más seguro se siente, más ineficiente es. 

 

 

Es tiempo de que los seres actúen y no es lo mismo de las realidades de las oportunidades, siempre esperan otra, pero si esperan la otra, que sea para avanzar o que sea para tomar el ejemplo de los de antaño pero no para quedarse ahí contemplando. Los seres han buscado un lugar cómodo, tan cómodo que no se han movido hacia ninguna dirección. Ya no volteen, ya conocen todo lo que hay que hacer, ya describen demasiado bien el paisaje, es tiempo de que aquel que ya describe el paisaje, haga algo, si tan bien lo conoce, si tan buen conocedor del tiempo, de la vida, de las actitudes de otros es y tan bien las evalúa, ¡que haga algo!

 

 

No pertenezcan al mundo ineficiente, al mundo que se queda atorado en un mundo que no existe, en una ficción de una realidad que no es una realidad colectiva, únicamente es una idea que fluye entre todos ustedes, una gran masa pero que no tiene un peso concreto porque no llega a ninguna parte. 

 

 

Lleguen a donde quieran llegar pero lleguen, no contemplen, ya lo saben, no pidan una oportunidad y si acaso la piden que sea para un cambio no para esperar la siguiente. Y muchas veces pareciera que las oportunidades son como tarjetas volteadas ¿cuál será la mejor? Hay tantas que cualquier riesgo puede ser bueno. 

 

 

La ineficiencia del mundo se debe ir erradicando a través de la voluntad de los sentidos, del factor importante que es el interés. Se debe de erradicar aquel mundo colectivo, ineficiente que es el sueño de los “algos”, de lo que es inservible porque al final eso pasará como sus muchas situaciones, pero la sabiduría siempre será perpetua. 

 

 

Deben de permitir recordar lo bien aprendido, de esperar y confiar en lo que se quiere como bien avenido pero hacerlo en el ahora, en lo que es el presente, la oportunidad que tienen, la verdadera gran y única oportunidad que es el ahora. 

 

 

Si la respiración es una oportunidad para que lata el corazón a través de la oxigenación celular también ¿qué esperan ustedes ahora?, como respiraciones, igual habrá de oportunidades, pero ustedes no provocan hiperventilar por ejemplo, así que cuiden el aire, cuiden sus oportunidades, no dañarían a su cuerpo de esa forma, no dañen su vida, ni su conocimiento, ni su filosofía de esa manera. 

 

 

Tienen filosofías gastadas, religiones, filosofías y teorías gastadas y hablo de gastadas porque es un uso infructuoso e ineficiente de seres ineficientes que no solo luchan porque no lo hacen. Los seres ineficientes son aquellos que piensan de más pero no actúan en nada. Pudiera parecer duro y crudo hablar de esta manera,  pero si ustedes no entienden que la oportunidad no es eso como tal, es vivir la realidad. 

 

 

Se han cansado de no hacer nada, es mejor cansarse de hacer mucho. Y este mensaje va dirigido también a muchas naciones, a muchos pueblos que entre ellos mismos se atacan -gran ejemplo, en el que viven- pero ninguno puede decir “vamos a salir adelante, vamos a dejar el comentario ajeno, vamos a dejar el comentario de afuera, es tiempo de crecer”. 

 

 

Sé que no todos los seres lo hacen, pero en la mayoría, generan una idea colectiva, ineficiente. Con que uno de aquellos muchos genere una idea distinta, entonces llegará el punto concreto. 

 

 

No hay otra oportunidad más que el presente, No vivan en el mundo de ficción, comuníquense en la realidad, no en su mundo imaginario, y esa, esa es una verdad. 

 

 

Dichoso…

 

 

Mensaje canalizado por Fernanda Abundes (Puebla México)

 

Publicado por Geny Castell redactora de la gran familia de la hermandadblanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Geny Castell
ESPACIO PATROCINADORES
4 comentarios
  1. User comments

    muchas gracias por estas palabras

  2. User comments

    Hola soy Hèctor San Juan de Mexico, estoy inscrito en su página y recibo en mi correo los boletines que ustedes envían.
    En uno de ellos una entrevista a Fernanda Abundes de Mexico y quiero hacer contacto con ella, la busqué por Facebook pero no pude localizarla, me podrían ayudar usteded para poder tener contacto con ella? Les envío el link de su entrevista http://hermandadblanca.org/entrevista-fernanda-abundes-canalizadora-madre-mileila-maestro-ritzua-otros-ascendidos-maestros/

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend