Home » Mensajes del Cielo » Entidades y Maestros Cósmicos » Hermandad Blanca Cosmica » Mensaje del Maestro Ritzua: “viví todo lo que tenía que haber vivido y lo viví muy bien”. Por Fernanda Abundes

Mensaje del Maestro Ritzua: “viví todo lo que tenía que haber vivido y lo viví muy bien”. Por Fernanda Abundes

Maestro-Ritzua

 

Agradecido del llamado y feliz de estar aquí…

 

En algún momento, en algún episodio de esa vida que pareciera un recuerdo vago que ha sido bastante presente en el último tiempo, me puse a pensar, cuánto tiempo representa el tiempo realmente para alguien que quiere cuantificar. Toda la vida viví pensando cuánto tiempo me faltaba para llegar al final, pero el final era aquello que se estaba aproximando y que yo no disfrutaba dentro del presente. 

 

 

Y es que el sabio muchas veces trata de descubrir todo y descifrar cuáles son los paradigmas de la vida pero no se descifra asimismo; trata de entender por qué el comportamiento de los demás hacia él, por qué las situaciones no son del todo buenas y también por qué ha perdido tanto en aquello que quería lograr. Y sigue definiendo todo aquello que lo rodea pero no puede definirse asimismo, se considera como un perdedor, un perdedor de tiempo, un perdedor de opciones y sobre todo de la vida, esa misma que se le está yendo y piensa entonces en su final.

 

 

¿Cuando ha de llegar el final gran maestro? ¿cuando entonces pararás el reloj de este mi tiempo? y entonces encontraba un silencio, ese sórdido silencio que no daba ninguna respuesta pero que seguía dando una gran lección. Había algo que él pedía que se acabara: tiempo. Y es que entonces no sabes cuánto tiempo te falta, no sabes si es el segundo que continúa a éste, ni tampoco si son los años que continuarán, pero algo tienes presente entonces, aquello que estás dejando ir que es este tiempo del ahora, en donde no tienes que definir a nada ni a nadie más que a ti mismo y en donde realmente encuentras que no necesitas una definición exacta de ti para poder seguir vivo y para poder seguir disfrutando de todo aquello que se está yendo mientras piensas cuánto te queda: la vida. 

 

 

La vida es una gran lección que de pronto pasa cuando cierras y abres los ojos, esos segundos en donde te pierdes que hay algo maravilloso en el mundo de tu exterior, el mundo de tu exterior que te muestra la sabiduría que hay en ti para poder experimentarlo y es entonces cuando el sabio piensa, cuánto tiempo le falta de más, es entonces cuando ha llegado a su último segundo y lo que quería era aquello que pedía: Tiempo

 

 

Cuando sabes que se ha acabado, tampoco debes de sufrir por el tiempo, dado que no sólo en la vida se puede vivir aquí. Siempre se vive existiendo y sólo se existe cuando se tiene la conciencia, eso existe siempre, aquí y allá. No hay ahora si no hay un siempre, no hay aquí si no hay un Todo; al final todo aquello que se limita a espacio es un infinito, todo aquello que se limita a seres, es una gran dualidad en donde todo lo que ocurre en el ahora, ocurre en el para siempre.

 

 

El sabio estaba llegando a los últimos días y se dio cuenta que aquello que se le iba era precisamente aquello que pedía: tiempo. La vida no se mide por los acontecimientos de los segundos ni tampoco se mide por cuantos pasos han dado, sino por cuantas grandes experiencias se tienen, por cuantas grandes memorias se pueden no cuantificar pero si recordar. Y es que recordar cada momento es volver a vivir la magia, la sensación, pero sobre todo la sabiduría que provee cualquier emoción de cualquier circunstancia. 

 

 

El sabio se posa sobre la piedra para observar que hay a su alrededor, ve un sol radiante, ve el pasto verde, ve las flores brillando, ve los seres cantando, ve los seres sufriendo, ve los seres naciendo y ve a los seres muriendo, descifrando esa vida que pasa en el abrir y cerrar de ojos para distintas situaciones, para distintos seres, en distintos tiempos, pero todos regidos por el mismo ideal: vivir

 

 

Incluso cuando pierde la ilusión el sabio de seguir adelante tiene aquello que necesita para continuar: vida. Mientras exista vida y el tiempo de la realidad, no se necesita otra situación más que querer lograrlo, todo lo demás es pasajero, todo lo que pisa la vida, hablando de situaciones, es pasajero, todo lo que será eterno, será el ser. No hay problema que dure mil años, no hay ser que lo aguante tampoco, es entonces cuando disfrutar la vida de los grandes momentos, dependerá de aquel que lo piensa tantas veces como querer volverlo a recordar. 

 

 

Y ese es el sabio que está escuchando y que está pensando cuantas situaciones puede contar como buenas, pero no hay que contarlas hay que vivirlas para que cuando lleguen al último segundo de esta vida digan: “viví todo lo que tenía que haber vivido y lo viví muy bien”.

 

 

Agradecido del llamado y feliz de estar aquí…

 

Mensaje canalizado por Fernanda Abundes madreymaestro@hotmail.com (Puebla, México. Noviembre 2016)

 

Publicado por Geny Castell redactora de la gran familia de la hermandablanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Geny Castell
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    yo soy luz lo siento te amo perdon gracias gracias gracias confio limpio suelto quien como dios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend