Home » Sabiduria y Conocimiento » Astrología » El Mensajero Lunar, Luna Llena de Capricornio 2011

El Mensajero Lunar, Luna Llena de Capricornio 2011

zodiaco - capricornio v2

El Mensajero Lunar    Luna Llena de Sagitario 2011 astrosign

Signos de Transformación 6:  El Centro Superior del Corazón

Con el solsticio de invierno en el signo de tierra de Capricornio comienza el arco ascendente anual del Sol. Las energías del Sol nos ayudan en el paso hacia liberarnos más fácilmente de la materia y ascender hacia el espíritu. En el sendero ascendente del alma, Capricornio rige el centro superior de ocho pétalos del corazón, que no es conocido en las enseñanzas normales del yoga. Este centro es muy importante para propósitos espirituales. Es por ello que el tema de El Mensajero Lunar de este mes es: “Signos de Transformación 6: El Centro Superior del Corazón.”

El Océano de Existencia

La creación entera es un gran drama en el que todas las formas se exteriorizan, existen por un cierto tiempo y se disuelven nuevamente. Los videntes Védicos visualizaron el fenómeno de la actividad de la creación como una gran serpiente enroscada moviéndose en el océano de la existencia, rodeada por millones y millones de ondulaciones. Todo es traído por la serpiente del tiempo desde lo más sutil hasta los planos más densos, y también devorado nuevamente en ELLO. La existencia, sin embargo, es eterna, dentro y fuera de la creación, al igual que nosotros existimos también durante el día y la noche.

Las sagradas escrituras dicen poéticamente que todo el tiempo el señor Narayana está descansando en una cama de serpientes. La serpiente Sesha sostiene 1000 capuchas sobre él. Este número clave significa que el Uno (1) impregna los tres planos (000). Sesha significa, “Lo que permanece”. Significa lo que permanecerá cuando todo sea disuelto nuevamente; y es también la primera que abre nuevamente la puerta a una nueva creación. La creación futura está representada simbólicamente por un loto, una esfera que sale de un punto que se llama el ombligo del Señor Narayana.

Narayana es la conciencia universal. Se le llama también el Maestro del Universo. Su nombre denota el movimiento ascendente y descendente de las aguas etéricas del espacio. Es un movimiento cíclico en la naturaleza y en nosotros mediante el cual las energías espirituales descienden en la materia y la materia asciende nuevamente dentro del espíritu. Narayana representa la existencia pura, que se revela a todo lo que existe en la creación.

La Conexión con el Origen

Existe un lugar en nosotros que representa la encarnación de la existencia pura y está relacionado con el punto de emergencia; sí, es nuestra conexión con el origen. Es el centro superior del corazón que es llamado también el centro Narayana o el loto de ocho pétalos. Este es el centro espiritual en nosotros; se ubica entre la garganta y el centro de doce pétalos del corazón generalmente conocido como Anahata situado en el centro o en el pecho. El centro superior del corazón no sólo es superior por su ubicación sino también en el sentido de que es más sutil. Se dice que experimentamos bienaventuranza en el corazón, pero que la felicidad en el centro superior del corazón es 100 veces más fuerte.

PUBLICIDAD GOOGLE

Este centro tan sagrado no es conocido por el yoga normal. Su secreto es muy difícil de entender y sólo se revela a los iniciados más elevados. La fuente de toda existencia, sin embargo, existe también en nosotros como el centro desconocido que nos hace despertar cada mañana. Al igual que la creación recibe el impulso para comenzar desde lo más interno del ser, este más recóndito ser cada mañana evoca nuestra conciencia, nos hace experimentar el día y nos reabsorbe en el sueño por la noche.

En el camino ascendente, el asiento de Capricornio está en el centro superior del corazón, en tanto que en la astrología general está relacionado con las rodillas. La astrología esotérica, no obstante, nos dice que de Sagitario en adelante, la ruta ascendente conduce a través del centro base superior, el centro superior del corazón, el centro ajna superior hacia la joya en el loto de 1000 pétalos del centro de la cabeza. Del centro de la cabeza el alma desciende a encarnar conforme al tiempo y el Plan. Durante las horas de vigilia su sede está en el centro Ajna, durante el sueño se retira al centro superior del corazón mientras que el centro inferior del corazón es la sede de Buddhi. Capricornio es el comienzo del año, el Alba contiene todo en potencia, el día y la noche y también así el Señor Narayana. Éste es adorado en el loto de ocho pétalos con el mantra de ocho sílabas OM NAMO NARAYANAYA. La entonación de este mantra crea el vínculo con el centro superior del corazón.

El Estado de Samadhi

El centro Narayana es la sede del estado de Samadhi el octavo paso y la meta de Patanjali. En el Vishnu Purana de 5000 años se dice que en Samadhi “un maestro está durmiendo y al mismo tiempo no está durmiendo.” Duerme sólo latentemente, al igual que el fuego está latentemente contenido en un palo de madera sin ser visible. Así los ojos de un Maestro de Sabiduría sólo se cierran en parte, están abiertos en un 10 por ciento, están cerrados en un 90 por ciento. En Samadhi nos retiramos en el centro superior del corazón donde existimos sólo como ELLO. En cualquier otro momento el alma está activa, incluso cuando permanece en Sahasrara.

El estado de Samadhi en el loto de ocho pétalos representa el octavo plano que va más allá de los siete planos de la creación. Pero también al más elevado de los siete planos, el séptimo sub-plano del séptimo plano, se lo llama plano de Narayana o Vaikuntha, el sub-plano cósmico de la conciencia cósmica. Estas descripciones sólo pueden expresarse en palabras con gran dificultad. Vaikuntha significa literalmente el plano que excluye la imperfección.

El octavo plano está más allá, se le llama también plano de GO, de la energía de Júpiter, de Cristo o Krishna, la base de nuestra existencia. El Maestro CVV también descendió desde allí. Jesucristo habló de él cuando dijo: “Me elevaré e iré a mi Padre”.

En la Doctrina Secreta, los primeros ocho versos del libro de Dzyan describen este estado desde una perspectiva cósmica. Para elevarnos a estados superiores de conciencia, se recomienda leer esta estrofa diariamente antes de dormir y entonar el mantra OM NAMO NARAYANAYA. Se dice que los regentes de todos los planos de existencia cantan este mantram para permanecer en sintonía con el plan divino, sea lo que sea que ocurra en la creación.

El mantram Gayatri con 24 sílabas está compuesto por el mismo número clave (3 veces 8). El Vishnú Gayatri de 24 sílabas también permite vincularse con el centro Narayana: NARAYANAYA VIDMAHE VASUDEVAYA DHIMAHI TANNO VISHNU PRACHODAYAT. Esto quiere decir que, meditamos en Vasudeva, el íntimo morador Señor del Universo, para realizar (vidmahe) a Narayana (Dios Absoluto) y para ser alertados de Vishnú (Dios como forma). El mantram se canta en múltiplos de ocho, invocando el color azul profundo y su variación a violeta en el centro superior del corazón. La figura geométrica de este mantra es el símbolo de la perfección (el signo de la WTT).

La Puerta a la Vida Superior

El azul representa al hombre perfecto; las manifestaciones de Dios suceden a través de una envoltura áurica azul que sella al hombre en el corazón. Especialmente en el mes de Capricornio deberíamos conectar con el plano superior del corazón en meditación. Esto no ocurre por sí solo, tenemos que hacer algo para ello. La oración matutina y la vespertina pretenden observar al Uno en todos. Nos ofrecemos a Él y vemos qué pasa. La oración es la ofrenda; entonces el resto ocurre sin hacerlo nosotros.

En la luna llena de Cáncer y Capricornio, el Sol y la Luna están frente a frente. En nosotros ellos se reúnen en la luna llena de Capricornio en el centro superior del corazón, cuando el Sol se encuentra en el corazón superior y la Luna en el centro Anahata . Así, las energías solares y lunares están muy cerca una de la otra. Debemos sentir esta cercanía, visualizar la luz del Sol y de la Luna en nosotros y retirarnos si es posible de actividades externas hacia el interior.

Los videntes Védicos concibieron la creación en capas y la división de mayor alcance es la triple existencia de la materia, fuerza y conciencia. Estos planos de existencia se denominan simbólicamente “Vishnú”, “Vasudeva” y “Narayana”. Vishnu es todo lo que aparece en la forma, el color, número, etc., la luz que penetra la creación entera. Vasudeva es el centro del habitante interior de todas las unidades de conciencia; tiene su sede en nosotros en el loto de doce pétalos. Y Narayana es el Señor del loto de ocho pétalos, el trasfondo único de todas las unidades de la conciencia, la síntesis de la existencia.

Para alcanzar el estado de la existencia y ser absorbidos por ella nos debemos observar en nosotros la inhalación y la exhalación. Entonces experimentamos que no somos nosotros, sino la conciencia Narayana quien inhala y exhala. En el momento en que somos conscientes de Él, estamos conectados a Él. A través de este centro estamos conectados con todo el mundo como “YO SOY en todo el mundo”. En ese momento todo es Uno. Así, el vínculo con la Jerarquía ocurre también por el centro superior del corazón. Saturno, el regente de Capricornio, nos guía primero a través de una disciplina estricta; luego nos lleva más allá de los condicionantes. Por tanto, Capricornio representa la puerta a la vida superior, y la entrada lleva a través del corazón.

Fuentes: K.P. Kumar: Mantras. Su Significado y Práctica / Notas de seminarios. E. Krishnamacharya: Vishnu Sahasranama. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España. (www.worldteachertrust.org ) existen por un cierto tiempo y se disuelven nuevamente. Los videntes Védicos visualizaron el fenómeno de la actividad de la creación como una gran serpiente enroscada moviéndose en el océano de la existencia, rodeada por millones y millones de ondulaciones. Todo es traído por la serpiente del tiempo desde lo más sutil hasta los planos más densos, y también devorado nuevamente en ELLO. La existencia, sin embargo, es eterna, dentro y fuera de la creación, al igual que nosotros existimos también durante el día y la noche.

Las sagradas escrituras dicen poéticamente que todo el tiempo el señor Narayana está descansando en una cama de serpientes. La serpiente Sesha sostiene 1000 capuchas sobre él. Este número clave significa que el Uno (1) impregna los tres planos (000). Sesha significa, “Lo que permanece”. Significa lo que permanecerá cuando todo sea disuelto nuevamente; y es también la primera que abre nuevamente la puerta a una nueva creación. La creación futura está representada simbólicamente por un loto, una esfera que sale de un punto que se llama el ombligo del Señor Narayana.

Narayana es la conciencia universal. Se le llama también el Maestro del Universo. Su nombre denota el movimiento ascendente y descendente de las aguas etéricas del espacio. Es un movimiento cíclico en la naturaleza y en nosotros mediante el cual las energías espirituales descienden en la materia y la materia asciende nuevamente dentro del espíritu. Narayana representa la existencia pura, que se revela a todo lo que existe en la creación.

La Conexión con el Origen

PUBLICIDAD GOOGLE

Existe un lugar en nosotros que representa la encarnación de la existencia pura y está relacionado con el punto de emergencia; sí, es nuestra conexión con el origen. Es el centro superior del corazón que es llamado también el centro Narayana o el loto de ocho pétalos. Este es el centro espiritual en nosotros; se ubica entre la garganta y el centro de doce pétalos del corazón generalmente conocido como Anahata situado en el centro o en el pecho. El centro superior del corazón no sólo es superior por su ubicación sino también en el sentido de que es más sutil. Se dice que experimentamos bienaventuranza en el corazón, pero que la felicidad en el centro superior del corazón es 100 veces más fuerte.

Este centro tan sagrado no es conocido por el yoga normal. Su secreto es muy difícil de entender y sólo se revela a los iniciados más elevados. La fuente de toda existencia, sin embargo, existe también en nosotros como el centro desconocido que nos hace despertar cada mañana. Al igual que la creación recibe el impulso para comenzar desde lo más interno del ser, este más recóndito ser cada mañana evoca nuestra conciencia, nos hace experimentar el día y nos reabsorbe en el sueño por la noche.

En el camino ascendente, el asiento de Capricornio está en el centro superior del corazón, en tanto que en la astrología general está relacionado con las rodillas. La astrología esotérica, no obstante, nos dice que de Sagitario en adelante, la ruta ascendente conduce a través del centro base superior, el centro superior del corazón, el centro ajna superior hacia la joya en el loto de 1000 pétalos del centro de la cabeza. Del centro de la cabeza el alma desciende a encarnar conforme al tiempo y el Plan. Durante las horas de vigilia su sede está en el centro Ajna, durante el sueño se retira al centro superior del corazón mientras que el centro inferior del corazón es la sede de Buddhi. Capricornio es el comienzo del año, el Alba contiene todo en potencia, el día y la noche y también así el Señor Narayana. Éste es adorado en el loto de ocho pétalos con el mantra de ocho sílabas OM NAMO NARAYANAYA. La entonación de este mantra crea el vínculo con el centro superior del corazón.

El Estado de Samadhi

El centro Narayana es la sede del estado de Samadhi el octavo paso y la meta de Patanjali. En el Vishnu Purana de 5000 años se dice que en Samadhi “un maestro está durmiendo y al mismo tiempo no está durmiendo.” Duerme sólo latentemente, al igual que el fuego está latentemente contenido en un palo de madera sin ser visible. Así los ojos de un Maestro de Sabiduría sólo se cierran en parte, están abiertos en un 10 por ciento, están cerrados en un 90 por ciento. En Samadhi nos retiramos en el centro superior del corazón donde existimos sólo como ELLO. En cualquier otro momento el alma está activa, incluso cuando permanece en Sahasrara.

El estado de Samadhi en el loto de ocho pétalos representa el octavo plano que va más allá de los siete planos de la creación. Pero también al más elevado de los siete planos, el séptimo sub-plano del séptimo plano, se lo llama plano de Narayana o Vaikuntha, el sub-plano cósmico de la conciencia cósmica. Estas descripciones sólo pueden expresarse en palabras con gran dificultad. Vaikuntha significa literalmente el plano que excluye la imperfección.

El octavo plano está más allá, se le llama también plano de GO, de la energía de Júpiter, de Cristo o Krishna, la base de nuestra existencia. El Maestro CVV también descendió desde allí. Jesucristo habló de él cuando dijo: “Me elevaré e iré a mi Padre”.

En la Doctrina Secreta, los primeros ocho versos del libro de Dzyan describen este estado desde una perspectiva cósmica. Para elevarnos a estados superiores de conciencia, se recomienda leer esta estrofa diariamente antes de dormir y entonar el mantra OM NAMO NARAYANAYA. Se dice que los regentes de todos los planos de existencia cantan este mantram para permanecer en sintonía con el plan divino, sea lo que sea que ocurra en la creación.

El mantram Gayatri con 24 sílabas está compuesto por el mismo número clave (3 veces 8). El Vishnú Gayatri de 24 sílabas también permite vincularse con el centro Narayana: NARAYANAYA VIDMAHE VASUDEVAYA DHIMAHI TANNO VISHNU PRACHODAYAT. Esto quiere decir que, meditamos en Vasudeva, el íntimo morador Señor del Universo, para realizar (vidmahe) a Narayana (Dios Absoluto) y para ser alertados de Vishnú (Dios como forma). El mantram se canta en múltiplos de ocho, invocando el color azul profundo y su variación a violeta en el centro superior del corazón. La figura geométrica de este mantra es el símbolo de la perfección (el signo de la WTT).

La Puerta a la Vida Superior

El azul representa al hombre perfecto; las manifestaciones de Dios suceden a través de una envoltura áurica azul que sella al hombre en el corazón. Especialmente en el mes de Capricornio deberíamos conectar con el plano superior del corazón en meditación. Esto no ocurre por sí solo, tenemos que hacer algo para ello. La oración matutina y la vespertina pretenden observar al Uno en todos. Nos ofrecemos a Él y vemos qué pasa. La oración es la ofrenda; entonces el resto ocurre sin hacerlo nosotros.

En la luna llena de Cáncer y Capricornio, el Sol y la Luna están frente a frente. En nosotros ellos se reúnen en la luna llena de Capricornio en el centro superior del corazón, cuando el Sol se encuentra en el corazón superior y la Luna en el centro Anahata . Así, las energías solares y lunares están muy cerca una de la otra. Debemos sentir esta cercanía, visualizar la luz del Sol y de la Luna en nosotros y retirarnos si es posible de actividades externas hacia el interior.

Los videntes Védicos concibieron la creación en capas y la división de mayor alcance es la triple existencia de la materia, fuerza y conciencia. Estos planos de existencia se denominan simbólicamente “Vishnú”, “Vasudeva” y “Narayana”. Vishnu es todo lo que aparece en la forma, el color, número, etc., la luz que penetra la creación entera. Vasudeva es el centro del habitante interior de todas las unidades de conciencia; tiene su sede en nosotros en el loto de doce pétalos. Y Narayana es el Señor del loto de ocho pétalos, el trasfondo único de todas las unidades de la conciencia, la síntesis de la existencia.

Para alcanzar el estado de la existencia y ser absorbidos por ella nos debemos observar en nosotros la inhalación y la exhalación. Entonces experimentamos que no somos nosotros, sino la conciencia Narayana quien inhala y exhala. En el momento en que somos conscientes de Él, estamos conectados a Él. A través de este centro estamos conectados con todo el mundo como “YO SOY en todo el mundo”. En ese momento todo es Uno. Así, el vínculo con la Jerarquía ocurre también por el centro superior del corazón. Saturno, el regente de Capricornio, nos guía primero a través de una disciplina estricta; luego nos lleva más allá de los condicionantes. Por tanto, Capricornio representa la puerta a la vida superior, y la entrada lleva a través del corazón.

Fuentes: K.P. Kumar: Mantras. Su Significado y Práctica / Notas de seminarios. E. Krishnamacharya: Vishnu Sahasranama. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España. (www.worldteachertrust.org).

 

 

synthese

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend