Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » Metáforas en la mente de un ser humano

Metáforas en la mente de un ser humano

carroaladoLos Maestros hablamos en símbolos lo cual es inevitable porque nos referimos a la expresión de la divinidad en tiempo y espacio, y hasta que el hombre no sea conscientemente consciente de su divinidad y lo demuestre, sólo es posible hablar en parábolas y metáforas de significado simbólico, para que sean corroboradas por medio de la percepción mística y la sabiduría del hombre iluminado.

EL TIBETANO

Un poema por propio derecho puede decirnos mucho sobre la naturaleza de la mente, aun cuando no pueda revelar el secreto de su creación. Ninguna de las ciencias literarias pudo penetrar en los momentos especiales que inspiraron la creación. Los textos merecen la atención disciplinada de todo aquel que trate de comprender los mundos simbólicos que crea el escritor. La manera usual de abordar el significado del alma es referirse a procesos o mecanismos psicológicos que funcionan en la “vida real”. 

La primera alegoría al alma del ser humano la encontramos en el diálogo de Platón Fedro, en el que habla de las tres partes del alma: El cochero con dos corceles. el auriga es el alma racional, el caballo blanco representa la parte virtuosa(disciplinada) y el negro la parte viciosa (siempre rebelde). La tarea del auriga es mantener el caballo negro al mismo galope que el blanco.

A finales del siglo XVIII  James Watt propuso la unidad Caballos de fuerza  para expresar la potencia que podía desarrollar la novedosa máquina de vapor (en su época), con respecto a la potencia que desarrollaban los caballos.  Estimó que un caballo podía levantar 330 libras-fuerza a una altura de 100 pies en un minuto. En la actualidad se sigue utilizando la expresión especialmente para referirse a la potencia de los motores, tanto de combustión interna como eléctricos. Un caballo de fuerza equivale a 745 vatios. El cuerpo glorioso humano sería de unos 200000 gauss, un holograma.

Desde la revolución industrial las máquinas fueron usadas para aplicar energía a la materia, desde la revolución informática los dispositivos fueron usados para aplicar sabiduría al conocimiento.

Las tecnologías hicieron posible la mecanización del control: la automatización. Palabras como “orgánica” o “autonómica” suscitan intencionalmente las comparaciones con sistemas biológicos, cuya complejidad está escondida a los ojos de las criaturas que viven dentro de ellos. La consecuencia es que la tecnología digital puede realizar la misma proeza. Lo que se quiere significar con la palabra autonómica en un contexto informático se reduce a cuatro objetivos tecnológicos:

  1. Lograr que las computadoras y las redes puedan configurarse a sí mismas.
  2. Lograr que los sistemas puedan sanarse a sí mismos.
  3. Hacer que los sistemas puedan optimizarse a sí mismos.
  4. Hacer que toda la red pueda “autoprotegerse”

El diseño y la tecnología han contribuido a desentrañar el misterio de la creación. Veamos tres metáforas que nos ayudarán a comprender la diferencia entre el cuerpo, la mente y el alma.

 

Hombre auto

 

EL HOMBRE AUTÓNOMO
Uno mismo es su suerte
y más allá de la muerte,
uno mismo es la niebla,
uno mismo es la llama,
uno mismo se enciende
o uno mismo se apaga.

Llegó a “esta ciudad” como un mecanismo móvil y desde entonces lo llamaron “Auto“.  Ese solo nombre le dio a entender que el sentido de su vida sería recorrer caminos hasta llegar a otra ciudad llamada “Plenitud”. 

Y conscientemente aceptó su vocación. Durante su niñez “Auto” embriagado por la alegría y el entusiasmo, soñó que su vida toda sería una “Autopista” por la cual podría avanzar tranquilo y placenteramente, sin tropiezos ni frenazos, teniendo como compañía el esplendor de un día interminable, la belleza del paisaje encantador y la estimulante música arrancada caprichosamente a su moderno pasacintas; así soñando, pensó seriamente que la vida era solo una sonrisa.

Pero “Auto” a medida que vivía fue descubriendo que la existencia era una congestionada “Carretera” por la cual igualmente transitaban Autos de todos los modelos, tamaños y colores, a velocidades muy distintas.

Entonces comenzó a comprender que vivir es avanzar, luchar, correr y no solo sonreír. Sí, avanzar a pesar de todo para llegar a la otra ciudad en compañía de muchos otros Autos. Ahí reafirmó su vocación.

PUBLICIDAD GOOGLE

Un día, en vez de la música elegida y dopadora del pasado, encendió la radio y en todas las emisoras escuchó noticias relacionadas con el “tránsito en la ciudad”: choques entre Autos que entorpecían el avanzar… Autos asesinos… Autos parqueados… Autos salidos de la vía… Autos estrellados… muertos por exceso de velocidad… Autos detenidos por haber irrespetado las “normas de tránsito”… Autos sin placa… sin identidad… Autos grandes que quitaban o cerraban la vía a los más pequeños… Autos por la izquierda, Autos por la derecha, Autos por el…

La radio continuaba haciendo noticia lo que todos los Autos vivían y observaban.

“Auto” se sintió incómodo y para tranquilizarse apagó la radio con el fin de escuchar nuevamente su tocacaset, pues así se sentía mejor… pronto brotó del cassette que seleccionó una melodía que le hizo olvidar las noticias. Decía así: vive la vida como la debes vivir y nunca intentes subir, donde no puedes subir.

Escuchándola creía estar en plenitud, pero no, se hallaba en plena carretera, al lado de muchos Autos, sabiendo para dónde iba pero a ratos sin saber por dónde, sin saber cómo, sin saber por qué.

En medio de su desconcierto, invocó la “Luz” y la luz que ya existía pero no había sido percibida, empezó a jugar un papel importante en su vida. Así, con la ayuda de la luz pudo avanzar más firme corriendo de día y de noche.

Cuando deseaba lanzarse con rapidez a conquistar la otra ciudad, una luz roja le invitaba a detenerse, a reflexionar su camino, a respetar el paso de los otros Autos que a pesar de llevar distintas direcciones tenían la misma meta. El detenerse ante el semáforo en rojo no sólo le brindaba la posibilidad de avanzar mejor sino que hacía brotar en él una satisfacción una alegría distinta a las que experimentaba escuchando su tocacaset.

A ratos creía ir por la verdadera ruta, cuando de repente hallaba una flecha de luz verde que le indicaba cambio de dirección.

También “Auto” tuvo que transitar durante muchas noches, entonces tenía que recurrir a la luz que llevaba en su interior, consciente de que sólo una batería bien cargada era capaz de ayudarle a soportar las oscuras noches de la carretera.

Muchas cosas de esta ciudad invitan al “Auto” a parquearse, a detener su marcha, a despreocuparse de su meta, a retardar a ella, y varias veces se detuvo.

En momentos pensó que era la ciudad en ocasiones fue invitado por otros Autos que habían decidido estacionarse y más de una vez en la noche descargó la batería…

Sin embargo, a pesar de las paradas, “Auto” valientemente reemprendió la marcha y poco a poco fue entendiendo que los que paran prefieren los tocacasets a los noticieros. Fue cuando con gran conciencia recordó su vocación a la “Plenitud”, con la firme resolución de no volverse a parquear y dejarse guiar totalmente por la luz en sus diversas manifestaciones.

Cuando aprendió a correr orientado por la luz, respetando la velocidad de los otros Autos, con ellos, sin estacionarse, dispuesto a propiciar por las EMISORAS “buenas noticias”, comprendió que la otra ciudad empezaba acá. Que era ésta, vivida, recorrida así. Y siguió llegando a PLENITUD, mientras en su rostro se reflejaba una expansible sonrisa muy distinta a la de su niñez.

PREGUNTAS DE UN MECÁNICO INTELIGENTE

La primera de las metáforas hace alusión al cuerpo-mente. 

  •   ¿Quién maneja tu Auto?
  • ¿Qué tipo de mantenimiento le haces al motor y a la batería?
  • ¿Cuáles herramientas consideras importantes cuando viajas?
  • ¿Cuáles señales de tránsito tienes más en cuenta?
  • ¿Qué recomendaciones te ha hecho tu GUARDA de tránsito?

 

 

EL HOMBRE HOGAREÑO
vela-hogar“Sin fuego no hay calor,
sin calor no hay vida.
Esa es la ecuación”
DON JUAN DE MARCO

 

Llegó a este planeta como un fuego fatuo y desde entonces lo llamaron Hogareño. Ese sólo nombre le dio a entender que el sentido de su vida sería consumirse en una hoguera hasta llegar a renacer como el Ave Fénix. Y conscientemente aceptó su misión.

Durante su niñez Hogareño recibió la atención de sus padres, quienes  satisfacían sus necesidades básicas con los servicios domiciliarios de agua, gas, electricidad y telefonía.  Soñó con vivir en un edificio de cinco pisos, por el cual podría desplazarse tranquilo por la escalera en espiral que había en todo el centro de la casa. Era consciente de que cuando la hoguera ardiera intensamente y el servicio de gas se utilizara de manera óptima, la estructura de su edificio funcionaría como él lo deseaba. Vibró con la serie infantil Dragón Ball Z, la que lo inspiró en descubrir el significado de las siete esferas del Dragón.

A los siete años su madre, lo llevó al templo y allí escuchó por primera vez la historia del Templo de Salomón.

Hogareño descubrió así el significado de la relación entre María y el Espíritu Santo, quedándole claro el concepto de lo que es una Virgen.

A los catorce años quedó impresionado al conocer los secretos del Castillo de Camelot y en especial el dilema del Caballero que lucha por su Dama. Esto lo llevó a leer la obra El Caballero de la armadura oxidada. Hogareño descubre así el significado de la relación entre Romeo y Julieta, así como la importancia del amor romántico entre los seres humanos.

Hogareño empezó a inquietarse por su futuro y por las oportunidades o amenazas que conlleva el matrimonio. Vio la película Don Juan de Marco de la que  aprendió  estrategias de seducción. Hogareño descubre el arquetipo de Don Juan y entiende la expresión de  Arjona “Tuve sexo mil veces pero nunca hice el amor”.

A los veintiún años Hogareño acudió a un terapeuta para encontrar los arquetipos que relacionan el sexo con el amor, allí fue sumergido en las profundidades de su ser para extraer de la caverna de símbolos, imágenes que le permitieran identificarse con sigo mismo. Por su mente pasaron todas las imágenes de héroes y heroínas del pasado: Hestia, Zeus, Perséfone; Hares, Cupido, Dionisio, Hermes, Apolo, etc; pero llamó su atención  el hermafrodita Ishvara, el señor planetario de los Brahmanes. Tenía la mitad derecha del cuerpo masculina y la izquierda femenina,  simbolizando así  el arquetipo de la raza humana final. Hogareño pensó que algún día la raza humana daría nacimiento a sus nuevos cuerpos por propia generación, como lo hacen todavía ciertos animales primitivos. Entonces, indudablemente, el hombre será su propio padre y su propia madre, completo en sí mismo.

Hogareño descubrió que Zeus, Hestia y Prometeo utilizaban como símbolo el fuego. El fuego de Zeus ardía en la Colina Palatina, el fuego de Vesta en el altar doméstico y el fuego de la aspiración en el altar del alma. Los tres trabajaban con fuego: el fuego de la divinidad, el fuego de la humanidad, el fuego de los demonios. Fuego azul, amarillo y rojo. Fuego interno, inherente y latente, irradiante y emanante; generado, asimilado e irradiado; vivificador, estimulador y destructor; fuego transmitido, reflejado y absorbido, base de toda vida; esencia de todo lo que existe y agente que desarrolla e impulsa lo que se halla detrás de todo proceso evolutivo; fuego edificador, preservador y constructor; fuego originador, el proceso y la meta; fuego purificador y consumidor. El Dios del Fuego y el fuego de Dios interactúan hasta que todos los fuegos se fusionen y ardan y todo lo que existe haya pasado por el fuego.

 

Tuvo la visión de que, en el cuerpo humano, la llama azul es el fuego del espíritu aspirante y trascendente. La llama amarilla es la clara y ardiente luz de la razón, que ilumina la mente y alumbra la oscuridad de la noche, mientras que la llama roja es la falsa luz, el fuego de la pasión y la lujuria. Desde ese día Hogareño le rinde culto a la triple llama del Sagrado Corazón

 

PREGUNTAS DE UN TERAPEUTA TRANSPERSONAL

PUBLICIDAD GOOGLE

La segunda de las metáforas hace alusión a el cuerpo etérico: el alma.

  • ¿Cuál es tu hogar?
  • ¿En cuál lugar de tu casa enciendes el fuego?
  • ¿Con cuál de los tres fuegos te identificas más?
  • ¿Cómo diferencias identidad, orientación y comportamiento sexual?
  • ¿Cómo logras diferenciar sexo de amor?
  • ¿Cómo relacionas matrimonio, yoga, religión?
  • ¿Con cuál dios-diosa, héroe-heroína te identificas más?
  • ¿Cómo edificas tu propia casa? ¿Será como un castillo o como un templo?

 

EL HOMBRE INTELIGENTE

 

Smartphone

Specífico
Medible
Activo
Realista
Temporal

 

Llegó a esta nación como un dispositivo móvil y desde entonces lo llamaron “Smart”. Ese sólo nombre le dio a entender que el sentido de su vida era utilizar la tecnología para comunicarse con otros. Y conscientemente aceptó su misión.

En su niñez era muy hogareño y totalmente analógico, le agradaba expresar sus sentimientos, pero llegó el día que despertó su instinto y empezó a ver que ser digital le permitiría tomar decisiones con suficiente información aunque perdiera la fidelidad de la señal.

Pero “Smart” a medida que vivía fue descubriendo que la existencia era una congestionada “Banda” a la cual igualmente se conectaban  Smart de todos los modelos, tamaños y colores, a frecuencias  muy distintas.

Entonces comenzó a comprender que vivir es intercambiar conocimiento y sabiduría,  y no solo guardar información, comprendió lo que realmente era escuchar. Sí, compartir a pesar de todo para estar en el ciberespacio en compañía de muchos otros Smart. Ahí reafirmó su vocación.

Un día, en vez de la música elegida y dopadora del pasado, activó  la radio y en todas las emisoras escuchó noticias relacionadas con la “interferencia de señal”: el uso Smarts que entorpecían la comunicación… Smarts  esclavizados (Blackberry)… Smarts inhabilitados… Smarts sin pantalla táctil… Smarts  sin teclado…  Smarts decomisados por haber irrespetado las “normas de la empresa”… Smarts  sin pin… sin identidad… Smarts  de tercera generación… Smarts de cuarta generación,  Smarts por el… La radio continuaba haciendo noticia lo que todos los Smarts vivían y observaban.

“Smart” se sintió incómodo y para tranquilizarse desactivó la radio con el fin de escuchar nuevamente la música guardada en su memoria SD, pues así se sentía mejor… pronto brotó del archivo que seleccionó una melodía que le hizo olvidar las noticias. Decía así:  Tu, total y pleno tu, silente y sutil, entre cada átomo, entre cada célula vives tu.

Escuchándola creía estar en plenitud, pero no, se hallaba en plena Banda ancha, al lado de muchos Smarts, sabiendo en qué frecuencia estaba  pero a ratos sin saber sintonizarse, sincronizarse,  sin saber cómo, sin saber por qué.

En medio de su desconcierto, empezó a utilizar el cable de  “Fibra óptica” y la luz que ya existía pero no había sido percibida, empezó a jugar un papel importante en su vida. Smart diseñó su propio avatar, y empezó a hacer uso de los videojuegos que tenía entre sus aplicaciones en una ocasión experimentó el arrobamiento al pasar del tercer al cuarto nivel del juego de la vida.

Smart empezó a guardar la información en tres archivos de memoria: un archivo de personalidad, un archivo de conciencia y un archivo de ser. Comprendía que en el primer archivo la información sería temporal, contaminable y alterable, en la conciencia guardaría información parcial, y en el ser información absoluta inmortal y permanente.

Smart empezó a hacer  un uso óptimo de su memoria, al entender el funcionamiento de la Simcard, a la que empezó a llamar tarjeta MIA (Módulo de Identificación del Abonado): al almacenar de forma segura la clave de servicio del usuario para identificarse ante la red, y que le era  posible usarla en cualquier dispositivo. Smart comenzó a mantener en su MENÚ, sólo aquellas opciones vitales, empezó a definir su proyecto de vida, en su nombre estaba la clave para definir metas inteligentes.

A los 21 años Smart descubrió el significado de su nombre, comprendió que la inteligencia es el nivel virtual de su pensamiento, pues al ajustarlo empieza a hacer un uso óptimo de símbolos e imágenes, pasando de lo concreto a lo abstracto. Tales AJUSTES le permitieron convertir los datos en información y ésta en conocimiento.

El uso que  Smart empezó a hacer de su conocimiento le permitió a su vez descargar aplicaciones de su servidor. Esas APLICACIONES le dieron sabiduría, esto es, comunicación en acción. Gracias a una aplicación instantánea (Whatsapp), empezó a comunicarse con otros avatares.

Finalmente Smart alcanzó su título: Smartprom, no obstante se puso una nueva meta, integrarse a las pantallas de televisión para alcanzar así la alta definición.

 

Finalmente Smart alcanzó su título: Smartprom, no obstante se puso una nueva meta, integrarse a las pantallas de televisión para alcanzar así la alta definición.

PREGUNTAS DE UN PROGRAMADOR SABIO

La tercera de las metáforas hace alusión al espíritu.

  • ¿A cuál banda de frecuencia pertenece tu Smartphone?
  • ¿Cuáles son las relaciones entre el servidor y el usuario?
  • ¿Cuál es la diferencia entre Simcard, Archivos y Memoria SD ?
  • ¿Qué es un avatar? ¿Por qué Smart experimentó el arrobamiento?
  • ¿Cuál es la diferencia entre lo analógico, lo digital y la alta definición?
  • ¿Cómo podrá lograr el Smartprom la Alta definición?
  • ¿Cualés serían las características de la pareja de Smartprom, Sofíaplus?. Elabore un acróstico.
  • ¿Cómo te protegerías de un virus informático?. Elabore un diagrama de flujo.

carroalma

 

 

NOTAS DEL EDITOR

El hombre autónomo fue diseñado a partir del concepto de autoestima, para más información leer el artículo Los Signos Mentales. 

El hombre hogareño fue diseñado a partir del concepto de la energía sexual, para profundizar en sus fundamentos de diseño leer el artículo Uso de la energía sexual.

El hombre inteligente fue diseñado a partir del concepto de interfaz de usuario, para profundizar en su diseño leer el artículo: Antakarana.

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend