Nada irreal existe

El valle

el bosque

NADA IRREAL EXISTE

Amanecía muy lentamente, con el transcurrir de los minutos, los rayos del sol tenuemente iban alumbrado  atreves de aquella suave bruma,  poco a poco los arboles inmensos iban tomando su forma, el valle se iba iluminando de a poco, y a lo  lejos ya se podían vislumbrar las montañas, , los pájaros iniciaban su lindo trinar, el ruido de aquel riachuelo se hacía escuchar y la vereda se hacía ver con claridad, quien iba a pensar que por aquel estrecho camino también vendría la terrible experiencia que estaba por comenzar, una gran jauría de lobos hambrientos iniciaban su acecho, no me había podido dar cuenta de aquel inminente peligro hasta que ya era muy tarde, al ver correr a aquellos aguerridos cazadores que  emprendían su caza  implacable, por un momento pensé que perseguían a algún animal distraído, pero mi terror creció grandemente cuando pude ver que todos aquellos feroces perros salvajes se dirigían hacia mí, sin pensarlo me eche a correr, los aullidos y ladridos  resoplaban ya muy cerca de mí, iba a toda velocidad sorteando toda clase de obstáculos, mi corazón latía muy fuertemente, grandes gotas de sudor brotaban de toda mi piel, un miedo aterrador se estaba posesionando de mi mente y de mi cuerpo,  por instantes sentía desfallecer mis piernas, pero seguía corriendo, cada vez esas grandes zancadas se sentían más y más cerca. Ya casi podía oír sus agitadas respiraciones, apenas pude alcanzar a ver hacia atrás, cuando uno de ellos el más enorme y audaz lanzo un tremendo salto hacia mí.  En ese mismo instante desperté, de sobresalto, todo sudoroso, el corazón me latía fuertemente, estaba tendido en mi cama, la habitación ya estaba toda iluminada por los rayos solares que penetraban por aquella ventana, que daba precisamente a aquel hermoso valle.

Con esta pequeña historia, que más bien es una pesadilla, que tanto puede  causarte  un profundo sentimiento de soledad y ausencia, cuando estás viviendo un sueño, de repente te parece tan real, tan vivido, tan sólido, aquella emoción es tan fuerte y viva, pero cuando te despiertas y puedes inhalar profundamente y das gracias que solo haya sido un sueño.

Das gracias porque en ese despertar te has dado cuenta de que era irreal, que no existía más que en tu mente, quien sabe que profundos pensamientos motivaron esa experiencia aterradora, y después de unos minutos nuevamente respiras profundamente y estas agradecido de que fuera irreal.

Has despertado nuevamente, y estas listo y dispuesto para continuar con tu quehacer diario, te levantaras, tomaras una ducha, arreglaras tu cabello, tu vestido y listo, un nuevo día ha dado comienzo, tomas tu coche, vas al trabajo, saludas a tus compañeros y jefes, haces lo que tienes que hacer, y cuando menos lo sientes es hora de volver a casa, a aquella habitación donde apenas hace unas horas pensabas que morirías en las fauces de aquellos gigantescos lobos.

Y así en una interminable sucesión de principios y finales, transcurre tu vida, con pérdidas, alegrías y tristezas, la muerte finalmente se enseñoreara de tu familia y finalmente de ti mismo.

No te parece que eso que llamamos vida, también puede ser un sueño, pero más profundo y continuo. No se te ha ocurrido preguntarte alguna vez, es esto lo real, lo verdadero, es este el mundo perfecto que creo DIOS, este mundo que creo ver tan real como aquella jauría de lobos, acaso, si lo permites este mundo puede arremeter contra ti, atacarte y si es posible eliminarte, porque pienses diferente, porque seas diferente, porque no hagas lo que otros esperan de ti, contraría y todo habrá terminado.

Te parece acaso que este mundo puede ser tan real y a la vez perfecto, cuando todo lo que ves a tu alrededor solamente denota falta de perfección, falta de amor y de sabiduría, y que dirías si te dieras cuenta por un solo instante que este mundo es imposible, es un mundo demente, no pudo haber sido creado por la inteligencia suprema de DIOS, es tan imperfecto, y no está basado en el AMOR, aquel que es Perfecto, no puede crear nada imperfecto, Aquel que es Amor, no puede hacer nada que este falto de Amor, El mundo Real, no es el que vemos con nuestros ojos y oímos con nuestros oídos, es un mundo imposible, es el mundo que hemos fabricado a través del ego, Lo que Dios creo es totalmente perfecto, su pensamiento es el más puro pensamiento y está basado en el más puro amor. Todo aquello que no esté basado en este es irreal y por lo tanto no existe. Porque nada REAL puede ser amenazado, y tú el Hijo de Dios, eres Real y nada puede amenazarte ni limitarte, no eres un cuerpo, somos Espíritus, Santos, Puros y herederos de la más pura Divinidad, eso es lo real, cuando dormimos solamente dormimos dentro el sueño de que lo que vemos, oímos y sentimos en este mundo que hemos fabricado pero que es totalmente irreal.

El momento supremo ha llegado, es hora de despertar y recordar nuestro verdadero origen, nuestro origen Divino, y dar el paso supremo que Dios ha estado esperando, y que comprendamos que somos uno, que si tu despiertas, despierto yo, que si yo sano de la demencia de la separación también sanaras tú. Si mi amado hermano despertemos juntos y aceleremos el fin de los tiempos, ya no le tengamos miedo, el fin de los tiempos solamente significa el fin de la separación de nuestro Padre que solamente es el más puro AMOR.

Ni despertar de la pesadilla, ni vivir la rutina del sueño de la vida, puede brindarte la PAZ que tú y yo  anhelamos.

 

“Nada irreal existe, nada real puede ser amenazado.  En esto radica la paz de DIOS”

Autor. Carlos EFR

Basado en UN CURSO DE MILAGROS.

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Carlos Flores
ESPACIO PATROCINADORES
Un comentario
  1. User comments

    Estoy interesada en hacer el curso con la maestra Mariela Santos. por favor necesito información sobre los cursos

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend