Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Educación » Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles

Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles

20170912 kikio327154 id132078 IMAGEN 1 - Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles - hermandadblanca.org

Los padres tóxicos no sólo son asfixiantes o sádicos, también pueden ser demasiado permisivos.

Queridos hermanos  de la gran comunidad de Hermandad Blanca, es para mí un gusto llegar hasta ustedes con esta tercera y última entrega de la serie “Padres tóxicos”. En los dos artículos anteriores, profundizamos un poco en los elementos que nos permiten identificar dos de los estilos de crianza  patológicos más comunes; los padres sádicos y las madres asfixiantes.

Como puntualizamos en las dos entregas previas, para el niño que experimenta un estilo de crianza patológico, percatarse de ello es virtualmente imposible, pues en la misma dinámica que lo relaciona con sus padres viene implícita una prohibición a realizar cualquier cuestionamiento al respecto.  Esta dificultad para entender que ha estado expuesto a una parentalidad tóxica por lo general se alarga y acompaña al individuo a lo largo de su vida adulta, y la mayoría de las ocasiones es necesario atravesar por un proceso terapéutico para darse cuenta plena de las grandes repercusiones que tiene en la personalidad y en la autoestima.

Ciertos tipos de padres tóxicos generan cierto tipo de propensiones patológicas en sus hijos.

Por ejemplo, los hijos criados por “padres sádicos” generalmente son personas con una autoestima muy dañada y un crítico interiorizado demasiado exigente y abrumador. Por su parte, las madres asfixiantes generan hijos dependientes y  con pocas habilidades sociales.

Hoy hablaremos del último estilo de paternidad patológica de esta serie: loa padres débiles o excesivamente permisivos. Mientras que los dos anteriores se caracterizaban por una necesidad irrefrenable de control, los padres débiles se ubican en el extremo opuesto de la balanza, dejando que sus hijos hagan virtualmente lo que se les pegue la gana, y tampoco logran crear el equilibrio entre disciplina y permisividad que un niño requiere para crecer sanamente.

20170912 kikio327154 id132078 IMAGEN 2 - Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles - hermandadblanca.org

Los padres débiles se caracterizan por su incapacidad de controlar a sus hijos

10 elementos para identificar padres débiles

1.- Consideran a sus hijos más maduros de lo que realmente son

Una de las características determinantes de los padres exageradamente permisivos, es la noción de que sus hijos son más maduros y responsables de lo que realmente son. Esta percepción errónea puede reflejarse de muchas maneras, y entre las más comunes se encuentran:

PUBLICIDAD GOOGLE
  • Exponer al niño a información que aún no puede interpretar correctamente
  • Dejarlo sin supervisión por largos periodos de tiempo
  • Permitirle realizar tareas que exceden sus habilidades
  • Dejarle tomar decisiones que deberían estar tomando sus padres

Al final, los problemas aparecen cuando se hace patente que el niño no puede con tanta responsabilidad y aún no está listo para auto gestionarse, entonces, cuando el padre intenta imponerse, encuentra muchas resistencias y debe recurrir a métodos compensatorios y sobornos para conseguir que su hijo ceda. Por su parte, el niño crece con una sensación de desconfianza y de que las personas “le deben algo” cuando no puede conseguir lo que quiere.

2.- Les aterra la idea de que sus hijos se enojen

Los padres exageradamente permisivos no pueden soportar que sus hijos se molesten con ellos, por eso les cuesta mucho trabajo poner límites y decir que no. El problema es que sus hijos se dan cuenta de esto desde muy pequeños, y aprenden a utilizar su enojo como una herramienta muy efectiva de chantaje. Conforme el niño va creciendo, aprende a refinar esta conducta y está a la caza de cualquier cosa que pueda generarle culpa a sus padres, para usarla como argumento en su contra siempre que se le niegue algo.

Los niños que crecen con padres así tienden a ser adultos chantajistas y manipuladores.

20170912 kikio327154 id132078 IMAGEN 3 - Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles - hermandadblanca.org

En la dinámica con los padres demasiado permisivos, son los hijos los que tienen el control,  y no al revés

3.- No intervienen a tiempo cuando el niño tiene conductas antisociales

Normalmente, todo padre sabe que su  hijo puede ser un angelito, pero que también puede ser un diablillo muy molesto.  Cuando el niño decide ser lo segundo,  existen maniobras predeterminadas que los padres utilizan para detener rabietas o actividades incómodas para los demás. Algunos padres no necesitan más que una mirada de reprobación para que sus hijos detengan de inmediato una conducta no deseada.

Sin embargo, los padres débiles tienen problemas para aceptar que sus hijos tienen facetas y momentos en los que distan mucho de ser “angelitos bien portados”, y cuando éstas aparecen, que tiende a ser con mucha frecuencia, no intervienen a tiempo aunque el niño esté resultando un verdadero dolor de cabeza para todos los presentes. En su cabeza, estas conductas ya son tan  normales y “propias de todos los niños”  que incluso pueden dejar a sus hijos gritando a todo pulmón por un juguete, sin inmutarse.

Este tipo de niños se convierten en adultos desafiantes que en lugar de acatar las normas, las estiran para ver hasta dónde pueden llegar sin consecuencias.

4.- Justifican todos los comportamientos de sus hijos

En la misma línea, los padres débiles justifican todas la conductas nocivas de sus hijos con argumentos como:

  • Es muy activo (niños incontrolables que no pueden mantenerse tranquilos por periodos cortos de tiempo)
  • Es muy curioso (niños que no respetan la propiedad privada y tocan o transgreden todos los límites)
  • Tiene carácter fuerte (niños groseros y maleducados que exigen todo a gritos)
  • Se distrae con facilidad por que es muy listo(niños con incapacidad para concentrarse o una profunda falta de interés)
  • Le gusta ser el líder (niños mandones que dan órdenes a sus padres)

Así, el niño crece pensando que todos sus defectos de carácter son virtudes, y le costará mucho corregirlas en el futuro.

20170912 kikio327154 id132078 IMAGEN 4 - Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles - hermandadblanca.org

Los padres débiles justifican todas las conductas de sus hijos

5.- Se anticipan a los deseos de sus hijos

Es my común ver cómo los padres excesivamente permisivos no dan espacio para que sus hijos expresen sus necesidades por cuenta propia. Siempre tratan de anticiparse a sus deseos,  por lo cual el niño no desarrolla capacidades de comunicación que son vitales para expresar cómo nos sentimos o qué necesitamos.

PUBLICIDAD GOOGLE

6.- Cumplen con todas las demandas de sus hijos

Los padres débiles consideran que tienen la obligación moral de cumplirle todos los caprichos a sus hijos.  Y en lugar de decir que no cuando las exigencias son desproporcionada, intentan negociar y termina cediendo al menos en una parte.  El problema viene precisamente de esta dimensión de negociación que en ocasiones no debería existir. El niño crece pensando que las negativas o las prohibiciones son invitaciones abiertas para que encuentre la manera de evitarlas.

20170912 kikio327154 id132078 IMAGEN 5 - Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles - hermandadblanca.org

Los padres demasiado permisivos son incapaces de decir que no

7.- No establecen un límite claro entre responsabilidades y obligaciones

No es ningún secreto que las obligaciones de los padres hacia los hijos, y viceversa, están bastante bien establecidas. Sin embargo este tipo de parentalidades tóxicas se caracterizan por tener una frontera muy difuminada entre unas y otras,  y lo mismo sucede con los derechos. Así , los padres sentirán qué tienen más obligaciones que las que en realidad les corresponden, y darán a los niños derechos que aún no están capacitados para manejar.

8.- No respetan la rutina

Todos los niños necesitan una rutina para desarrollar un sentido de la disciplina y para sentirse seguros. El correcto seguimiento de estas rutinas recae en  los padres, que cuando son demasiado permisivos,  no son capaces de poner los límites necesarios para que éstas se cumplan.  Así como una rutina demasiado estricta genera hijos poco espontáneos, una demasiado laxa genera hijos con poca capacidad para la disciplina.

20170912 kikio327154 id132078 IMAGEN 6 - Padres tóxicos parte III: 10 elementos para identificar padres débiles - hermandadblanca.org

Los padres débiles se sienten orgullosos de los defectos de sus hijos

9.-Se enorgullecen de tener hijos tiranos

Es muy común ver cómo los padres débiles sonríen con orgullo ante las rabietas y groserías de sus hijos. De algún modo, se sienten complacidos por estas conductas por que en lugar de interpretarlas como lo que son, las idealizan como conductas de liderazgo y carácter, y quizá las vinculan a su propia personalidad.

10.- Interfieren con cualquier intento de corrección escolar

Por último, los padres demasiado permisivos tampoco permitirán que los docentes o figuras de autoridad fuera de casa le pongan límites a sus hijos. Esto puede ser una verdadera pesadilla para los maestros, que constantemente deben lidiar con padres que no entienden que sus hijos son tremendamente conflictivos y se ofenden si alguien intenta controlar sus conductas nocivas.

 

Hemos llegado al fin de esta serie sobre parentalidades tóxicas, pero en breve traeremos una entrega adicional en la que exploraremos  más a fondo las consecuencias en el individuo de haber estado expuesto a un estilo de crianza patológico, y las herramientas de las que puede disponer para identificarlo, reconocer sus consecuencias y superar dichos inconvenientes que ha arrastrado desde la niñez.

 

AUTOR: KIKIO, redactora de la gran familia de  hermandadblanca.org

PARA SABR MÁS:

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Kikio (Redactora GHB)
Un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend