Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » El país de las tortugas en la voz de la Abuela Tortuga

El país de las tortugas en la voz de la Abuela Tortuga

El país de las tortugas

 

El país de las tortugas en la voz de la Abuela Tortuga

 

Llegamos a las islas Galápagos para hablar con la Abuela Tortuga como representante de las demás tortugas y es ella quien nos va a  explicar cómo es su vida.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

El hombre de la Tierra desdeña a la tortuga porque no la considera como una más de su especie de reptil. La tortuga está dentro de un caparazón que le sirve de cobijo y de protección contra los ataques de otros animales, así es como nosotras podemos defender nuestra posición frente a las demás especies que no nos conocen y que no se atreven a entrar en contacto con nosotras a causa de su miedo y de su rechazo al reptil de Dios.

 

La tortuga es una especie de mar y de tierra a la vez, así como el hombre lo es de cielo y de tierra a la vez y a ese nivel nos encontramos en un mismo plano de igualdad y de resolución del conflicto de separación dentro del mismo cuerpo. La tortuga marina no es como la de la tierra, porque en una está la luz del Sol que recibe al caminar por la tierra y en la otra no hay luz por estar bajo el agua. Cuando el hombre de la Tierra camina por ella, está recibiendo la luz del Sol al igual que la tortuga de Dios, pero no es consciente de que esa luz es la de su propio sol interior que se refleja en el exterior en el Sol que alumbra el plano terrenal. La tortuga marina en cambio, está dentro del agua y no puede recibir los rayos del Sol a no ser que salga a la superficie para realizar la puesta de huevos que serán los que se abran en su momento para que los nuevos seres tortuga entren en el agua y comiencen su ciclo de vida.

 

El cuerpo de luz de la tortuga de la tierra es muy similar al del hombre a pesar de haber sido escondido en el interior del caparazón, porque nadie es consciente de que tiene un cuerpo de luz que necesita ser encendido para que pueda volar por el cielo al igual que la tortuga puede nadar por el agua y puede andar por la tierra. El cuerpo de luz del hombre es un caparazón al igual que el de la tortuga de Dios y dentro de él podría volar adónde quisiera en el espacio infinito sin temor a perderse en el camino. Todo lo que tendría que hacer es manifestar su deseo de abrir las alas para volar y ponerse una meta del lugar al que desea viajar.

 

La Abuela Tortuga está en la tierra y también en el mar porque así es como debe ser por mandato de Dios, pero cuando alguna de nosotras no ha sido preparada para cumplir el mandato divino, se cierra la puerta a la luz que podría recibir si comenzara a andar por la tierra y pudiera a la vez ser parte del agua. El país de las tortugas está en una isla de inconmensurable belleza para ser visitada por el hombre dentro de su cuerpo de luz o en su cuerpo físico si así lo decidiera.

tortuga marina

PUBLICIDAD GOOGLE

El cuerpo de luz de la tortuga

El cuerpo de luz de la tortuga es como un pequeño volcán que echa fuego por encima de su caparazón y lo utilizamos para entrar en comunión con el resto de los Seres que están a nuestro alrededor y cuando eso ocurre, nos convertimos en Un solo Ser con Todo lo creado por Dios. Esa es la manera en que podemos recibir la información de cómo es aquél Ser con el que hemos entrado en contacto a través de nuestros cuerpos de luz y cuando hablamos con él nos damos cuenta de cómo es la vida en su interior, así nos podemos hacer cargo de lo que le ocurre cuando no es de nuestra misma especie de reptil. Cuando el hombre entra en contacto con nosotras a través de su cuerpo de luz, podemos leer en su aura lo que es capaz de realizar por sí mismo sin tener que contar con nadie más que le ayude a desarrollar su poder como el Ser de Luz que es.

 

Lo que el hombre no sabe es que él es también una tortuga dentro de un caparazón que le impide moverse por el espacio, pero dentro de nosotras hay una energía de longevidad que nos hace invencibles a los elementos de la Naturaleza que son los que causan el dolor al ser humano. El aura de dolor del hombre es lo que percibimos al comunicarnos con él a través de nuestros cuerpos de luz que no se dejan manipular, porque somos un cuerpo de luz de un animal de la tierra. La mayoría de los cuerpos de luz con los que hemos entrado en contacto, son manipulados por alguien más desde otro lugar del espacio-tiempo y esa es la diferencia entre nosotras y el hombre en lo que se refiere a nuestros cuerpos de luz.

 

La misión que hemos traído en esta ocasión para realizar con el hombre, depende de lo que él quiera conseguir cuando se relaciona con nosotras como especie de reptil, que se abre al amor del ser humano para conocerle mejor y para que él mismo conozca cómo es la vida en la isla de las tortugas. Si lo que desea es descender a la dimensión del reptil para conocernos mejor, podremos ayudarle a desarrollar su capacidad de abrir su cuerpo de luz a la conexión con todos los Seres que no son como él y podemos ayudarle además a que su cuerpo de luz deje de ser manipulado por el hombre del espacio que sigue siendo él mismo en alguna otra dimensión de la que no es consciente. Pero si por el contrario, lo que desea es alejarse de nosotras, respetaremos su decisión y no nos mezclaremos con su cuerpo de luz con el fin de conocerle mejor y ayudarle a despertar el poder de la luz en su aura de reptil.

 

CANALIZADO POR: Asunción Chavarri, redactora de la gran familia hermandadblanca.org

www.elcuerpohumanodequintadimension.com

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Asunción Chavarri
Mi nombre es Asunción Chavarri y nací en Madrid donde sigo desarrollando mi actividad profesional. Estudié Ciencias Políticas y colaboré con diferentes ONGs de ayuda humanitaria hasta que mi vida dio un cambio brusco y dejé todo lo que hacía para emprender la búsqueda de mí misma que se hallaba perdida en la inmensidad del mundo exterior. Y ahí comencé un nuevo registro que he ido desarrollando hasta el momento actual en el que puedo decir que por fin sé quién soy y hacia dónde me dirijo. Mi aprendizaje externo en estos últimos años se ha centrado en las terapias alternativas y energéticas para mejorar la salud del cuerpo a la vez que la del alma y mientras tanto he sido capaz de abrir mi canal de luz a la conexión con mi Ser multidimensional que me está permitiendo despertar mis capacidades y ser consciente de la misión que vengo a realizar. Actualmente desempeño mi labor como terapeuta, imparto talleres grupales de conexión espiritual y escribo libros y trabajos relacionados con la Ascensión y el desarrollo de la conciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend