Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Pasando el ecuador del 2012

Pasando el ecuador del 2012

La Meditación como Investigación Contemplativa, Meditación y Practica - hermandadblanca.org

24 09 12

Pasado el ecuador de este 2012 es un buen momento para tomar aliento, beber un trago de agua mientras revisamos el camino andado…y miramos al frente en la dirección en que estamos caminando. Es un buen momento para hacer”suma y sigue”…y seguir caminando, nunca mejor dicho. Es un buen momento para sentarse a hacer una “evaluación” de nuestra trayectoria personal en este año, aunque parece que fue ayer que estábamos con el champán y las uvas (quienes les gusten estas cosas, claro). Es un buen momento para comprobar cuánta dirección de nuestra vida hay en nuestras manos. Sí, todos sabemos que el mundo sigue un curso que probablemente nosotros no podemos trastocar ni dirigir…pero lo que está totalmente claro es que cuando todo falle, cuando el mundo deje de girar y nuestra vida se transforme en VIDA a través de la puerta de la Muerte, habrá UNA SOLA COSA que habrá estado todo el tiempo bajo nuestro poder y capacidad de dirección. Esta herramienta que podemos perfectamente dirigir es NUESTRO PENSAMIENTO.

 

Las cosas suceden a nuestro alrededor e incluso en nuestro interior. Pero está en nuestra mano decidir cómo recibir, acoger y aceptar la realidad. Sólo cada uno de nosotros somos responsables de los pensamientos propios y tenemos en nuestro poder el dirigirlos hacia un lugar u otro, el orientar nuestra atención hacia los sucesos felices y buenos para nosotros…o hacia cualquier otra parte. De nosotros depende si queremos tomarnos los reveses de la vida como negativas o como oportunidades para mejorarnos a nosotros mismos. Es cierto que hay fatalidades que están ahí y nos “apartan” de LO QUE NOSOTROS CREEMOS que es nuestro camino. Pero, como ya he comentado en alguna ocasión en este blog, nada de lo que sucede es por casualidad. Algo no saldría bien más adelante si las cosas hubieran sucedido conforme a nuestra lógica. O tal vez simplemente no estamos suficientemente preparados para eso que queremos, aunque internamente lo anhelemos con todas nuestras ansias. Sea como fuere, la dirección de los pensamientos que alimentemos cada vez que tomamos conciencia de un suceso que nos afecte siempre será algo que está en nuestra mano dirigir y controlar, es algo de lo que nadie más que cada uno es responsable.

 

Por eso decía un sabio tibetano que “no podemos permitirnos el lujo de dar cabida en nuestra mente ni siquiera a un solo pensamiento negativo”. Decía esto porque los pensamientos a menudo forman cadenas de pensamientos en nuestra razón. Es sencillo de comprobar…haz la prueba: siéntate 10 minutos en silencio y centra tu mirada y tu atención en un punto (una vela, un punto en la pared…cualquier cosa servirá). Verás lo poco que tarda tu mente en empezar a elaborar pensamientos a chorro para rellenar el silencio en el que te estás queriendo introducir. Nunca viene un pensamiento solo como “rara avis”, sino que su manera de ocuparte es encadenada (y encadenante): un pensamiento te lleva a otro, éste a otro más…y cuando te quieras dar cuenta estarás en algún lugar de tu pasado rememorando antiguas victorias o derrotas, o tal vez en un lugar que a mí me gusta llamar “futurible”, un lugar en el tiempo que ni tan siquiera sabes si llegará a darse, pero que tú (por si acaso) ya estás planificando a tu manera, como si fuera a llegar a darse en la realidad según tus expectativas. O tal vez te transporten tus pensamientos al futuro, amenazándote con algo que no deseas que suceda pero que ves como ineludible, o cargando tus nervios por la cantidad de cosas que tienes aún por hacer.

 

Cualquiera que sea el viaje al que te encadenen tus pensamientos, has de saber que te están apartando de la realidad, te están haciendo evadirte de este momento presente en que estás apaciblemente sentad@ con la mirada quieta y fija en un punto, donde centras tu atención. Te están ausentando de tu cuerpo, de tu “aquí” y de tu “ahora”. Y es precisamente ahí, en ese “aqui” y en ese “ahora” donde esta la VIDA. Es precisamente en ese instante y lugar donde se puede producir la felicidad y la plenitud personal (y obviamente también la Iluminación, para aquell@s que la buscan). Pero nada se sabe ni siquiera en los antiguos textos y proverbios mundiales acerca de ninguna persona que haya alcanzado la felicidad plena y vital mientras ahondaba en sus recuerdos de la niñez ni durante la planificación mental de cómo será el próximo encuentro con tal o cual persona con la que se ha tenido un encontronazo previamente. La felicidad está en el presente. SÓLO en el presente. Puedes ubicarla más adelante, cuando tengas bienes mayores o de mejor calidad; puedes ubicarla en un momento pasado que haya sido mejor (desde tu punto de vista) que el momento que estás atravesando en la actualidad… Pero nos guste o no, LA FELICIDAD SÓLO SUCEDE EN EL PRESENTE.

 

Es por esto que muchos “especímenes raros” sugerimos y difundimos los beneficios y la práctica de la meditación y el manejo de nuestros propios recursos mentales y energéticos. Sencillamente porque es en nuestra mano donde se encuentra la posibilidad de que suceda y recibamos la felicidad que anhelamos. Cualquier tipo de terapia que nos ayude a mantenernos conscientes del momento presente nos va a ser de gran ayuda para caminar por el sendero de la felicidad. No quiero decir con esto que con solamente meditar ya se sea feliz (o tal vez sí, en algunos casos). Quiero decir que cualquier método que empleemos para acercarnos más al “aquí” y al “ahora” nos va a ser de gran utilidad a la hora de sentirnos más o menos felices. Mientras que si seguimos dejándonos encadenar por nuestro torrente mental de pensamientos…es bastante más que probable que la felicidad todavía quede más allá de esta o aquella montaña.

 

“El pensamiento es un excelente criado, pero un despótico amo”, dice la sabiduría oriental. Quiere esto decir que, una vez que hemos tomado las riendas y la dirección en que queremos enfocar nuestra mente, ésta funciona sobre ruedas según aquellas directrices o patrones que nosotros previamente le hayamos indicado. Pero si la dejamos suelta…como decía una mística medieval, se convierte en “la loca de la casa”. El día entero podemos pasarnos divagando entre pensamientos sin llegar a ninguna otra cosa que a fatigarnos, amedrentarnos y debilitar nuestro ánimo y nuestras energías a la hora de actuar en la práctica. Cada pensamiento que pasa por nuestra cabeza afecta a nuestra imagen de nosotros mismos, y ésto se traduce en la práctica en nuestro modo de ser, de estar y de relacionarnos con el mundo. Por eso es tan importante estar alerta desde el inicio, cuando nuestra conducta todavía está en pañales en nuestros pensamientos. Es muy importante que a cada momento seamos conscientes de qué tipo de pensamientos estamos alimentando, pues son ellos quienes influirán decisivamente en nuestra manera de manifestarnos al exterior, e incluso en la imagen que tengamos cada uno de nosotros acerca de sí mism@: un complejo motivado por el pensamiento recurrente de que “cualquier tiempo pasado fue mejor” provocará en la práctica una baja consideración de nosotros mismos en el momento presente y, en consecuencia, amargura, envidias y resentimientos contra cualquiera y cualquier cosa que se nos ponga por delante en nuestro caminar cotidiano. En cambio la vivencia en el presente, en el “aquí” y en el “ahora”, nos posibilitará (alimentando el pensamiento de que “ésto es lo que más me conviene ahora mismo, es la mejor situación posible que yo podría vivir en este momento de mi vida”) crear un ambiente interior de tranquilidad y sosiego desde el cual uno puede relacionarse con el mundo de una manera más auténtica y personal, sin emociones contenidas o negativas proyectadas sobre nuestros “contrincantes” y sobre todo, dotándonos de poder de dirección sobre nuestra vida y de facultades para crear más vida en lugar de destruirla.

 

Fuente: http://reikiterapiavigo.wordpress.com/2012/09/24/pasando-el-ecuador/

 

Pasando el ecuador del 2012

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend