Home » Sabiduria y Conocimiento » Astrología » Plenilunio de Tauro y el Centro Místico de Shambala por Anabel.C.Huertas

Plenilunio de Tauro y el Centro Místico de Shambala por Anabel.C.Huertas

tauroEl Centro Místico de Shambahla

Lo que sigue ha sido trasmitido desde tiempos inmemoriales por la Gran Tradición Trashimaláyica, el Mahayana.

*
El Camino hacia Shambahla
El camino hacia Shambahla conduce a la “Casa del Padre”. Es el “Centre donde la Voluntad de Dios es conocida”. Esta Voluntad es una energía cósmica divina, que, en nuetra Planeta Tierra, se derrama al Plenilunio de Taurus con una Fuerza enorme.
Provoca grandes respuestas en la humanidad:
– las crisis iniciáticas en el Alma de los discípulos,
– el surgimiento de antiguos problemas kármicos por la presión de la Voluntad divina,
– una Jerarquía de los Iniciados de Shambahla galvanizada,
– la aparición del sendero que conduce “de la oscuridad a la luz, de lo irreal a lo real y de la muerte a la inmortalidad”.
*

El Señor Sanat Kumara
Sanat Kumara es el morador de Shambahla. Es la encarnación física y la personalidad-alma de nuestro Logos Planetario, que es en estrecha conexión con el Logos Solar. Estimulado por Éste último, Sanat Kumara trata de manifestar el Principio de Síntesis. Lo hace por medio del Fuego Eléctrico cósmico (el Fuego de Voluntad y de Poder) y del Fuego Solar (el Fuego de Amor), para que el Fuego Escondido (el Fuego de la Inteligencia creativa de nuestra planeta Tierra) fusione con Ellos y así manifieste en el físico denso una nueva Tríada divina planetaria.
*
El Universo Solar
El Universo Solar es constituido por 7 Esquemas planetarios: Vulcano, Jupiter, Saturno, Urano, Tierra, Venus y Neptuno. Son “los 7 Espíritus delante el Trono de Dios”. Forman los 7 canales de aproximación que el Fuego cósmico eléctrico divino, llamado “el Padre” manifiesta a través del Sol. Cada esquema planetario tiene un cometido específico que cumplir en el Sistema o Universo Solar.
*

PUBLICIDAD GOOGLE

El gran Concilio Solar
En tiempos remotos, un Logos planetario de nuestro Sistema Solar decidió, como lo hizo el Cristo en Jesus, encarnar en el planeta Tierra. Esta decisión provoco un Concilio Solar. Era necesario designar qué Logos-Adepto funcionara como Alma-Personalidad de este Logos y realizara el cometido del planeta Tierra. El Concilio Solar estaba presidido por el Logos Solar. En la asemblea conciliaria estaban presentes los Señores del Karma del planeta Tierra y las lógias de la Gran Fraternidad blanca de cada esquema planetaria.
*

La eleccion de Sanat Kumara
Las Jerarquías reunidas en el Concilio Solar, presidido por el Logos Solar, decidieron que fuera un Gran Adepto del planeta Venus, que representara la Presencia de este Logos Planetario, deseoso de encarnar en nuestra planeta Tierra. Es un Adepto, que ha adquirido la 9ª Iniciación. Tenía un elevado grado de parentesco kármico con el Logos planetario.
Este Gran Adepto tomaría el nombre de Sanat Kumara para representar la gloria infinita de su Señor Logos. Su servicio es similar al del Maestro Jesús. Él, había trabajado 30 años purificando sus cuerpos para que la Gloriosa Entidad, el Cristo, pueda manifestarse por su mediación.
*

El proceso de encarnación de Sanat Kumara

I. La creación de un Antahkarana Venusiano
El Concilio Solar decidió que la manifestación en la Tierra del eligido Gran Adepto, Sanat Kumara, se realice al momento del divino alineamiento de todo el Sistema Solar con una Sagrada Unidad astrológica, una destacada constelación, que hasta ahora aún no es revelada.
Esperando este solemne momento de alineamiento cósmico, el Gran Adepto, Sanat Kumara, decidió eligir sus acompañantes, 3 grandes Señores de su Ashram venusiano, los 3 kumaras. La Tradición inmemorial llama este conjunto de 4 Grandes entidades “los Senores de la Llama”. Constituirán, con Sanat Kumara como Foco céntrico, nuestra Tríada de Energías cósmicas.
Esperando el momento del alineamiento cósmico del Sistema Solar, Sanat Kumara decidió enviar una cohorte de Devas Solares Azulus. Prepararán Su manifestación en el Esquema de la Tierra.

La tarea de estas Devas era entroducir un talisman secreto dinamizado por el Logos Solar en un lugar llamado “la Isla Blanca”. Es una pequeña isla, en su tiempo frondosa, situada en medio de lo que era entonces el Mar de Gobi.
Desde el poder de este talisman, los devas azules han podido crear un conducto, una línea de comunicación intenso de la Tierra con su Alter-Ego, Venus. Nació “el antahkarana venusiano”.
Una vez esta potente línea de comunicación establecida, al momento preciso de la gran Alineación solar, Sanat Kumara empezó el gran peregrinaje de descenso con sus acompañantes.
Llegando a la Tierra por medio del Antahkarana venusiano, empezaron a fertilizar y potenciar el dinamismo del Fuego oscuro, el Fuego Kundalino de nuestra planeta Tierra para así encrementar la variedad de las formas de Vida en los 4 Reinos terrestres mineral, vegetal, animal y humano.
El antahkarana venusiano permitió también la participación muy aguda de las jerarquías dévicas o angélicas, llamadas “la gran inmigración celeste”. Realizaron grandes cambios y variaciones. Enriquecieron la naturaleza de todos los Reinos.
Además, vía este hilo del antahkarana venusiano, llegaron a la Isla Blanca 110 iniciados venusianos, así que los llamados “devas verdes, violetas y carmesí”.
Es también en la Isla Blanca donde empezó potencialmente la actividad de nuestra propia Jerarquía espiritual planetaria.

PUBLICIDAD GOOGLE

II. La construcción del antahkarana solar
Por la abertura del antahkarana venusiano se cumplió con ímpetu la Presencia en el esquema Tierra de “los Señores de la Llama”, Sanat Kumara y sus 3 acompañantes Kumaras.
Por el labor de “la Gran Inmigración celeste” se estableció con Amor el Espiritu divino de servicio.
En virtud de esta amplia colaboración celestial, Sanat Kumara adquirió el título sagrado de “Alma del Mundo”. Estaba así capaz de canalizar la Voluntad poderosa del Padre, el Amor divina del Hijo y la Inteligencia activa de la Madre divina, que formaban las Cualidades divinas cósmicas de su Señor, el Logos Planetario. Esta función elevada como Alma del Mundo le permitió crear otra línea de comunicación, “el Antahkarana solar”. Esta vez, este conducto fue vivificado desde un talisman implantado en la propia gran Entidad Solar .
*

El Gran Triángulo Cósmico
Estos 2 antahkaranas, respectivamente venusiano y solar, permitieron la construcción de un gran Triángulo de Fuego cósmico enlazando el Logos del Sol, el Logos de Venus y el Logos de la Tierra.
Es a partir de este momento que empieza con amplitud la actividad de la Jerarquía espíritual residiendo en la Isla Blanca.
Por la llegada de los Señores de la Llama y la construcción de este gran Triángulo Cósmico, la energía del Fuego eléctrico cósmico, que hoy en día irradia desde el Centro de Shambahla, es superior a todas las energías posibles en nuestra esquema planetaria Tierra.
*
La venida de los Angeles Solares nuestros
La Energía del Gran Triángulo Cósmico, vinculando la Tierra con Venus y el Sol, permitió un acontecimiento importantísimo, la llegada de los Ángeles Solares, estos Prometeos cósmicos provenientes de Venus. Regalaron, como lo describe la mitología, a cada indivíduo humano el Fuego divino del Padre. Con este Fuego sagrado iban a unificar cada mónada singular humana con su cuerpo físico, que antes estaba desvinculada y aún de naturaleza animal. Y así, se produció el hecho de la individualización, mediante el cual el hombre-animal adquerió el poder de autoconciencia individual y la potencialidad de devenir un Hombre-Dios.
A partir de este momento el Ser humano posee un Alma. Puede iniciar la comprensión de sí mismo. Es un acontecimiento análogo a lo que pasó entre Sanat Kumara y su Señor, nuestro Logos Planetario.
*
La Tríada sagrada de la Raza humana
Consequentemente a la venida de Sanat Kumara y de los 3 Señores de la Llama, se constituyó el gran Triángulo Cósmico, la Tríada Espíritual, calcado de la propia Logia del Logos Solar. Esta tríada o Triángulo Cósmico de la Raza humana está constituida a partir de un Foco central de Síntesis, el Fuego divino del Señor del Mundo, Sanat Kumara. En cada uno de los 3 ángulos del Triangulo divino , hay un punto focal, el Fuego de los otros 3 Señores de la Llama. Las Presencias formando este Triángulo Sagrado o Tríada, son por unos religiones definidos como Shiva-Vishnu-Brahma, Isis-Horus-Osiris o Padre-Hijo-Madre (esta última Presencia generalmente llamada Espíritu Santo).
Esta Realidad de la Presencia de una Tríada sagrada, que surge de un Fuego central, es de todos los tiempos y religiones.
Desde Su Punto de Fuego céntrico en la Tríada o Triángulo sagrado de nuestra Raza humana, el Señor del Mundo, Sanat Kumara, proyecta 3 Rayos divinamente luminosos para crear, ayudado por los 3 otros Señores de la Llama, los 3 Centros planetarios de la Paz, (Shambahla), del Amor, (la Jerarquía Espíritual) y de la Inteligencia Creadora (la Humanidad).
*
El Shamballa interior humano
Nosotros, los humanos, como indivíduos singulares formamos parte del Centro de la Inteligencia Activa o Creadora de nuestro Planeta. Somos parte íntima del Holograma creado por la Tríada sagrada de Sanat Kumara.
Es por eso que somos divinos, que poseemos dentro de nosotros identicas facultades divinas. Cuando nuestro Centro de Paz, este Shambahla interior, y nuestro Centro intimo de Amor estimulan el Centro de Inteligencia activa interior nuestra, nos hacemos divinamente creativos y potenciamos y dinamizamos nuestro planeta. Es así que, fruto de nuestras propias creaciones divinas, el ambiente de la Tierra se volverá sagrado otra vez.
Conscientes y comprendiendo este potencialidad humana nuestra, se pone en evidencia nuestro importante papel. De manera ineludible tendremos que ser responsables. Nos incumbirá realizar en nuestra existencia un propósito espiritual definido, para así desvelar y descubrir horizontes nuevos. ¡A más comprensión, más responsabilidad!
Cuando despertemos nuestro Shambahla interior, seremos forzosamente diferentes de antes. Se habrá surgido algo que ya estaba latente en nosotros. Investigando lo que es el Shambahla interior, podemos convertirnos en el vehículo de nuestra propia iluminación.
*
Shamballa, Ciudad de la Paz
El discípulo, el ser humano correcto debe aceptar que en el mundo no hay paz. Es porque pocos seres humanos individuales del 4º Reino, tienen paz interior. Si la Jerarquía Espiritual de nuestro esquema Tierra habla cada vez más de la “Ciudad de la Paz”, de la “Jerusalén Celeste”, es porque Shambahla es el Centro de la Paz planetaria. ¿Cómo adquirirla?
“No podemos adquirir la Paz solamente por amor. Hay que obtener la Paz por el sentido de la Justicia”.
Para conquistar la Paz, tenemos que saber que, por encima de todo, hay un Poder omnipotente, que procede de Shambahla encarnado en la Isla Blanca. Algo de Shamballa existe y vive en nosotros, en nuestro intimo “Sancto sanctorun”. Esta Paz es Fuego eléctrico cósmico, y está exteriorizándose.
*
Las 7 esferas concéntricas de Shambahla
Cada uno de los 4 Señores de la Llama tiene una misión particular. Uno de los Señores dinamiza la Humanidad con la Inteligencia activa feminina. Otro Señor inspira la Jerarquía Espíritual con la Energía divina de Amor. El tercero Señor organiza Shamballa para que se cumpla la Voluntad divina. Desde el centro focal de la Isla Blanca, el Señor Sanat Kumara anima este Tríada de Kumaras. Irradia Su Fuego cósmicio divino como foco central del sagrado Triángulo planetario.
En este Triángulo, Shamballa cumple un papel muy particular. Desde Su Punto central de Energá divina se expanden 7 esferas concentricas. Los reinos o planos del planeta Tierra representan estos 7 esferas concéntricas interconectadas. Por eso, por un movimiento centripetal, pueden fusionar finalmente en un Punto céntrico de Síntesis o de Conclusión. Allí arde el Centro de Fuego de Sanat Kumara. Allí, la Voluntad de Dios es concida.
A escala individual humana, se encuentra también este Punto de Síntesis. Es nuestra chispa de Fuego singular original, en nuestra isla blanca, nuestro “sancto sanctorum” íntimo.
Experimentándo este Lugar sagrado céntrico, nuestro comprensión, nuestra creatividad divina y nuestra responsabilidad se desarrollarán, avalados por el Espíritu de Síntesis, nuestro Shambahla interior.
Este Shambahla interior es más que una Fuente de conocimiento esotérico. En primer lugar, es un centro de vivencia sensible, donde se acumulan nuestras experiencias realizadas por medio de nuestro poder creador oculto. Por la sensibilidad de nuestra vivencia descubriremos la puerta sagrada secreta. Por allí entramos en contacto con el Espíritu de Sintesis, nuestro Centro místico de fusión, Shambahla. En su hondura se enciende nuestro Fuego divino eléctrico, aún para muchos dormido. Desde esto sancto sanctorum radia el Fuego divino. Ilumina nuestras 7 esferas de influencia. Inciende el Fuego de nuestros 7 shakras.
*
El Espíritu de Paz del meditador
El que medita vivirá y experimentará el Fuego divino interior. Sentirá la radiación de su Paz sagrada surgiendo de su Shamballa interior. Será en consonancia mágica con Shamballa de las Himalayias. La bendición del Señor del Mundo lo inundará.
No podemos describir este Paz interior sagrada, como tampoco la Paz de la Jerusalén celeste, el Centro místico de Shambahla. Pero sí, podemos experimentar que la mente está en estado de extrema tranquilidad, positiva, abierta, canalizando y proyectando valores permanentes. Estos valores permiten, desde nuestra mente, construir un nuevo antahkarana infinito. Seremos, entonces en un estado de ósmosis y consonancia con la Paz y la Sabiduria eterna y cósmica.
Cuando elevamos la frecuencia de nuestra experie
ncia hacia la frecuencia de Shambahla, algo en nosotros debe quedarse completamente vacío. La mente totalmente receptiva es sin embargo alerta. La Paz y la Sabiduria de Shambahla se compenetran con la Paz de la Isla blanca interior el del meditador.
Se trata de una vivencia intensa y constante, que unos llaman el estado místico del Agni Yoga. Surge en el meditador por el intermedio del Maestro Morya, Maestro del 1º Rayo y de la 7ª iniciación. Nos regala una corriente viva de Fuego cósmico eléctrico irradiada con generosidad desde Shambahla.
Al Maestro Morya, por la primera vez en la historia de la Humanidad, le han dado la facultad de canalizar unas energías de Poder amorosas, como jamas ha sido posible en nuestro planeta Tierra.
*
El discípulo de ahora
Las poderosas Energías de Shambahla se han compenetrado ya con los ashramas de la Jerarquía espiritual. Hoy en día compenetran también con los discíplulos. Les dan la facultad de canalizar el Poder y la Voluntad divinos del 1º Rayo.
Mucho de cuanto ocurre actualmente dentro de los ámbitos mundiales, se explica por la canalización de unas potentes Energias limpiadoras. Éstos, por su Poder amoroso divino, preparan el terreno espíritual, para que florezcan pronto unos Nuevos Tiempos y una Nueva tierra.

William Van Marsenille

 

Fuente: http://angelesdebarro.com/2014/05/12/plenilunio-de-tauro-y-el-centro-mistico-de-shambahla/

Plenilunio de Tauro y el Centro Místico de Shambala

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend