Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » Sanación » El Poder del Ciclo Menstrual-Lo que desconocemos

El Poder del Ciclo Menstrual-Lo que desconocemos

 

Este artículo debería ser de interés no solo para las mujeres para re conectar con nuestra Feminidad y armonizar nuestro ser interno, sino también para la energía masculina quienes nos acompañan en este camino de vida ya sea nuestra pareja, familiares, compañeros de trabajo, vecinos. Todas las personas tenemos Energía Femenina y Masculina en nuestro interior. Entender lo que nos sucede antes, durante y después de la menstruación, porqué algunos días somos amorosas, hiperactivas, decimos sí a todo, y otros días en cambios estamos irascibles o sencillamente nada nos motiva, nos suplirá el uno al otro las profundas necesidades emocionales a fin de sentirnos, reconocernos y fluir armoniosamente en nuestro diario vivir. Compártelo como cultura general, toma y aplica lo que te resuena y como colectivo comencemos a sembrar una semilla de amor y respeto hacia lo natural.

 

La Luna nutre nuestra alma femenina y despierta la naturaleza mágica de nuestra esencia femenina, rige nuestros líquidos, nuestras emociones, interactúa con nuestros ciclos hormonales. Si la entendemos, nos entendemos a nosotros mismos.

Ciclo lunar 

Nuestro ciclo menstrual es como el ciclo lunar: tiene una fase de iluminación donde nos sentimos plenas, llenas; luego se va apagando hasta oscurecer completamente y de alguna forma muere, para continuar con un descanso en forma de recogimiento interior para gestar nuevamente una semilla. Sin embargo, hoy en día con la alimentación chatarra, el uso constante de computadoras, celulares, bombillos prendidos hasta altas horas de la noche, se ha dificultado vivir bajo la luz natural y ello afecta nuestro ritmo natural de vida y por tanto nuestros ciclos menstruales, sintiéndonos diferentes física y emocionalmente.

 

Cuando re-aprendemos a rastrear nuestro ciclo menstrual, descubrimos cosas maravillosas que nosotras mismas desconocíamos y lanzarnos a esa aventura de un encuentro con nuestra Energía Femenina nos acerca a un proceso transformador y sanador, volviéndonos a aceptar y amar como mujeres. Cuando estamos conectadas con nuestra Feminidad y respetamos ese ciclo natural interno, nos sentimos equilibradas, orgullosas de nosotras mismas, nuestra vibración, autoestima e intuición se elevan, sentimos y proyectamos una gran armonía de manera física, mental, emocional, espiritual y creamos una mayor aceptación y amor hacia otras mujeres.

 

Muchas veces por nuestro trabajo, somos llevadas a desenvolvernos en el mundo masculino, esforzándonos por actuar bajo la esencia que no somos, y es ahí donde nos desconectamos de nuestra naturaleza. La mujer es sabia e intuitiva por naturaleza gracias a su capacidad de crear y albergar un cuerpo para que un alma lo ocupe.  Este poder de conexión y sanación es el que necesita la Madre Tierra para albergar y parir una nueva consciencia, una nueva humanidad.

 

Nuestros ángeles, maestros y guía nos están llevando a volver a nuestro centro, a nuestras raíces, a nuestra conexión con lo natural.

 

Por eso, más y más almas están solicitando venir al planeta Tierra con esencia femenina. Estamos siendo invitadas por el espíritu de la Madre Tierra para que juntas co-creemos un nuevo y mejor mundo. Misión que también están realizando algunos hombres, solo que no pueden hacerlo solos,  ellos no pueden parir.  Aunque cumplen un papel fundamental con su cualidad de brindarnos seguridad y protección para que el femenino pueda crear, albergar y dar vida a un nuevo espíritu. Es como los pajaritos, has visto como la hembra se posa sobre los huevitos y el macho es quien arma el nido y busca comida para alimentarla? Son las leyes de la naturaleza que también nos cubren y aplican como seres que compartimos y vivimos en el corazón de este planeta.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

 Madre protegida

 

En la LUNA NUEVA: Sangrar en esta fase lunar nos direcciona como su nombre lo indica hacia un Nuevo Inicio,  ayuda a adentrarnos en nuestro ser, acercarnos a nuestra oscuridad natural, a recogernos en nuestra cueva y simplemente estar ahí, contemplarnos tranquilas, silenciosas, sincronizarnos con nuestras semillas interiores que también están siendo preparadas para ser engendradas, pues este ciclo está relacionado con nuestros días de ovulación. Podemos revisar nuestras metas, mejorar las tareas ya iniciadas, bajar el ritmo, necesitamos soledad y espacio incluso no hacer nada físicamente si así lo deseamos y sentimos. Es una oportunidad mágica para programarnos hacia aquello que queremos dar vida o manifestar.

 

 En la LUNA CRECIENTE: Nuestra energía aumenta, somos más receptivas y está directamente sincronizado este ciclo con nuestra fertilidad, nuestras semillas están listas para ser plantadas, para multiplicarse, expandir y que todos nuestros proyectos y semillas crezcan vigorosos y fuertes.

 

En la LUNA LLENA: La energía de esta luna es muy visible, energética, dinámica, es de celebración, movimiento hacia afuera y eso mismo nos pasa a nosotras mismas: nos sentimos eufóricas, nos da más LUZ y nos sentimos llenitas e hiperactivas. Sangrar en esta luna nos puede hacer sentir como que no podemos estar tranquilas e incluso se nos dificulta dormir bien o nos demoramos en quedarnos dormidas. La Luna Llena es lo completo, lo entero. En la mujer está asociado a la conexión con la Madre Tierra, es un tiempo para honrar nuestra esencia femenina, amarnos y agradecer sus misterios y dones.

 

En la LUNA MENGUANTE: Es energía de recogimiento, reflexionar, encauzar lo establecido, que nos dará nuevamente la fuerza y la visión para comenzar el nuevo ciclo que comienza en la luna Nueva.

 

Los Maestros de la Tierra aseguran que el ciclo perfecto de nuestra menstruación es ovular en Luna Nueva y menstruar en Luna Llena, así abrimos canales espirituales y renovamos nuestra capacidad creativa, que nuestro útero sagrado está conectado con la Tierra y con la Luna, que dentro de nosotras vive una luna que nos hace cambiar y evolucionar a diario y que al conectar con nuestra Luna descubriremos quienes somos en verdad.

 

Al leer que en la antigüedad se hacían ceremonias de la Primera menstruación y que era un momento sagrado en el que las niñas concluían su infancia para entrar a formar parte del circulo de mujeres fértiles y que esto las motivaba para tener claridad sobre el poder de convertirse en mujeres, me inspiré y programé para que cuando llegase el momento que mi hija tuviera su menarquía, lo viviera como lo que es: Un regalo de la Madre de la Tierra por haber aceptado su invitación a visitarla y desarrollar su poder femenino en este lindo Planeta Azul. Recuerdo que ese día lo viví con amor y entrega, como si a través de mí se transmitiera el legado de todas nuestras abuelas y ancestros de esencia femenina, era una conexión entre almas, indescriptible, como magia. Traté de no sentir apego por lo que tenemos instalado en nuestro programa de expresar con profunda nostalgia la famosa frase “ya dejó de ser niña y pasó a ser mujer”, sino que pese a sentirlo y recordar que así fue como viví mi menarquía y esperando que era eso tan angustioso que me esperaba de “ser mujer”, hice un gran esfuerzo por alegrarme, romper esa cadena de angustia generacional, sincronizarme con su Luz, honrarla como el Ser Divino y amoroso al acordar con Dios que para esta existencia fuera compañera de viaje bajo la misma esencia femenina, agradecí nuevamente y como todos los días a la Virgen María por esta bendición y me dispuse para que a través de mi fluyera lo que nuestra Madre Celestial quisiera transmitir con su amor y con su Luz. 

 

Ancestros femeninos

 

Le preparé un gran baño de hierbas relajantes con hierbabuena, manzanilla, rosas y canela y honré su ser. Vimos juntas un video de Nat Geo “Viaje al interior del cuerpo humano”, estupendo video por la forma como explican la perfección de nuestra maquina humana y valoramos juntas el poder infinito de Dios y su Universo y aproveché para recordarle que debido a los nuevos cambios hormonales y la maravilla que está sucediendo en su ser, es importante seguir cuidando la alimentación, hacer ejercicio, cuidar su higiene, ya que el video toca fibras y facilita una concientización en este aspecto. Adicionalmente, le recordé que no fuese a usar las expresiones de nuestro argot popular como son: “me vino o estoy con Pacho, la Regla, la Visita”, simplemente llamara a este proceso natural y poder femenino por su nombre: La menstruación. Hoy día me hija no tiene cólicos menstruales, vive su luna con tranquilidad y confianza. Me enorgullece verla cuando tiene un paseo o evento especial que simplemente si coincide con los días de su menstruación, lo toma con toda naturalidad, no se ofusca o hace comentarios de pesar o desdicha.

 

 

OFRENDAR TU SANGRE A LA TIERRA

Entregar nuestra sangre menstrual, nos ayuda a sanar desordenes ginecológicos, infertilidad, dolores pre y menstruales, problemas de sobrepeso, incluso sanar bloqueos emocionales y energéticos relacionados con nuestra prosperidad y abundancia.  Puedes depositarla en un bosque, en las plantas  de tu casa o simplemente visualizar cuando vamos al baño que la regalamos con todo nuestro amor y agradecimiento a la Madre Tierra.  ELLA nos lo retribuirá porque somos sus hijas, lo hará reestructurando lo que necesitamos para fluir con mayor facilidad en esta plano terrenal que escogimos.

 

Regando mi luna con amor

PUBLICIDAD GOOGLE

Cuando las mujeres tomamos conciencia de nuestro ciclo lunar y menstrual, también nos volvemos más intuitivas, recordamos que podemos percibir más allá de lo visible y aumentamos nuestra conexión con las energías del Universo y nuestras propias energías.

 

Las mujeres quienes han alcanzado su madurez y sus semillas ya no se manifiestan en forma de sangre, toda esa energía de fuerza de vida las sigue acompañando y se convierten en mujeres sabias que ahora continúan nutriendo a otras mujeres en su familia. Quienes en su juventud no han honrado su ser y el poder de su ciclo menstrual, pueden correr el riesgo de sentirse deprimidas, desarrollar el síndrome de “nido vacío” y es aquí donde encontrar un mayor sentido a nuestra existencia puede ayudarnos a entender los ciclos, adaptarnos a los cambios naturales, evolucionar y continuar con otros estados que elegimos experimentar. Pienso que deberíamos también elegir BRILLAR en cada momento, sea cual sea por el que estemos pasando.

 

Experimentando el poder del ciclo menstrual, he rastreado mi luna y he descubierto que mi luna es más armónica si es bajo luna llena, me siento feliz, activa, agradecida, con una gran paz interior, no tengo cólicos menstruales, aunque me cuesta mucho trabajo conciliar el sueño si sangro bajo luna llena.  En ocasiones, los días anteriores a la menstruación me encuentro de mal genio, irascible e inquieta. Cuando estoy estresada, o ansiosa por algún nuevo proyecto, mi luna es abundante. Los días de ovulación son maravillosos, coinciden con la Luna Nueva y siento un llamado al recogimiento interior, esos días me siento muy conectada con el Arcángel Gabriel y las entregas que voy a ofrecer como la lectura, escritura o dictar los talleres y conferencias fluyen con mayor facilidad y siento un infinito amor hacia las personas a quienes van dirigidas y oro porque lo que salga de mí, sea para el mayor beneficio de quien lo recibe y que a alguien le pueda servir y ayudar.

 

Comparto este calendario menstrual que en los talleres que dicto ha sido una fabulosa herramienta para conocer nuestros estados emocionales, tomar decisiones, conectarnos y desarrollar más nuestra intuición, incluso es usado para complementar los métodos de planificación naturales y está siendo implementado por parejas que deseen engendrar y se les ha dificultado.  Si te resuena algo de lo que aquí has leído, tómalo y úsalo para tu mayor bienestar. Puedes llevarlo en medio magnético así te monitoreas y tienes una herramienta para darte el maravilloso regalo de conocerte un poco más. Simultáneamente imprime y colócalo en un lugar visible de tu hogar donde te quede fácil registrar la información. Calendario menstrual julio.

 

Armonizando mi luna

 

Creo que lo más importante es poner atención a las emociones y lo que estamos liberando y viviendo mes a mes con cada sangrado, armonizarnos con la luna en el cielo y el espíritu de nuestra Madre Tierra

 

En tus meditaciones, crea con la Luna el poder de armonizar tu ciclo con el de ELLA, verás que se cumple tu deseo si lo manifiestas desde el amor, desde tu corazón, honrando tu Luz.  

 

Quizá pueda interesarte recibir gratis el calendario menstrual año 2016 completo y de paso conocer nuestros talleres y seminarios. Escríbenos a info@samandhi.com o ingresa a www.samandhi.com

 

¡Haz tu lo mismo, sincronízate con esa energía de la luna y vive nuevas oportunidades para tu ser.!

 

Escrito por:

 

Sandra Liliana Moreno Ordóñez

Facilitadora en desarrollo organizacional y personal

www.samandhi.com

 

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Sandra Liliana
3 comentarios
  1. User comments

    Mhh…hay cosas que dices acá que no son ciertas. Por eso siempre en la búsqueda de la Verdad, lo fundamental es transmitir el camino, el know how, más que afirmaciones sobre lo que se debería pensar, de manera que c/u pueda ver con sus propios ojos, en vez de repetir lo que otro dijo porque nos simpatiza, o suena bien o nos complace de alguna manera.

    Por ejemplo, que cada vez más almas eligen venir con esencia femenina es falso. Desde el inicio (Génesis), cada alma tiene su polaridad, y no es intercambiable. La Creación respondió al equilibrio y armonía del propio Creador, y en ese sentido todo quedó determinado según su propia voluntad. Las almas pueden luego romper leyes y equilibrios, y acarrearán sus consecuencias, pero nunca nunca van a poder cambiar su polaridad esencial.

    Otro punto de oscuridad se evidencia allí donde hablas de enorgullecerte cuando tu hija sigue su vida con naturalidad cuando coincide menstruación con algún evento o paseo.
    1ro….el orgullo es parte del problema humano.
    Y luego,…tamaña frivolidad expresas ante la actitud de negación, disimulo, desprecio e indiferencia, que lleva a seguir la vida cotidiana como si nada, incluso después de haber hablado loas sobre el sangrado. No, mujer. Ahí se hace un alto, pues la propia naturaleza dice Detente!. No debemos andar pispireteando con tremenda herida en nuestras entrañas! Eso exige respeto, bajarse de la máquina, salirse de la rosca del mundo y apartarse lo más que una pueda. Por la propia Madre interior, por nosotras y por los demás. La sangre es algo delicado…nuestros cuerpos están purificándose, ellos y también el propio entorno, porque la mujer absorve. Es necesario aquietarse, cuidarse y estar más en contacto con nosotras mismas, en el mayor silencio posible,

    En cuanto al camino, el know how del que hablé al inicio, se trata de encender la propia luz, la propia conciencia, de manera de percibir directamente la realidad. Esto se logra cuidando la energía sexual, aprendiendo a dejar de perderla con el orgasmo.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend