Home » Sabiduria y Conocimiento » Evolución » ¿Por qué eres eterno? por Daniel Sotelino

¿Por qué eres eterno? por Daniel Sotelino

daniel sotelino

Cada uno de nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos sentido, sentimos o sentiremos una fuerte inquietud personal, una inquietud vital que en muchos casos puede producirse de forma inconsciente, asícomo también sus efectos. ¿Cuándo llegará aquello que llamamos muerte? ¿Qué sucederá entonces? ¿Todo aquello que consideramos nuestra vida, terminará? ¿Será el fin?

 

Aquellos buscadores que han emprendido un viaje por filosofías espirituales capaces de mostrarnos cuál es la realidad que se encuentra más alláde la materia, han podido descubrir que cada uno de nosotros estamos formados por dos partes profundamente diferenciadas, una el espíritu -asociada a nuestra parte eterna y esencial-, y otra, el ego -asociada a la materia, a nuestro cuerpo y a la caducidad del mismo-. Aún así y teniendo clara la existencia de una parte de nosotros que es inmortal y que estámás alládel tiempo y del espacio, la necesidad de llevar luz a una idea que en la mayoría de los casos tan sólo comprendemos de forma intelectual y que lamentablemente nos cuesta interiorizar, nos lleva a buscar pruebas de nuestra realidad eterna, de una realidad que nos permita transcender la muerte permitiendo liberarnos del sufrimiento y del miedo que esta peligrosa idea -la muerte- nos puede provocar.

 

El miedo a la muerte en ocasiones puede llegar a bloquearnos, pero lo que realmente resulta preocupante es que, en la mayoría de las ocasiones y al producirse a un nivel inconsciente, nos lleva -sin que nos demos cuenta- a condicionar nuestra conducta y actitud ante la vida. Cuando esto sucede buscamos desesperadamente nuestra propia conservación, vemos peligros donde quizás sólo existen oportunidades; enemigos o depredadores donde tal vez sólo existen potenciales amigos y compañeros; e inseguridad en aquellos espacios para el crecimiento. Así, por miedo a sufrir, morir y desaparecer, nos enfrentamos al mundo para protegernos; emprendemos la ya conocida estrategia en la que: la mejor defensa es un buen ataque. La agresividad y el miedo tristemente, entonces, se vuelven nuestras herramientas de vida.

 

En la siguiente reflexión en vídeo quiero compartir con todos vosotros una visión particular acerca de la vida y de cómo nuestra consciencia transciende -sin lugar a dudas- los límites de la muerte. Una visión basada en una prueba que para muchos resulta irrefutable, nuestra posición comparativa dentro del Universo, la de su edad frente a la nuestra. Tal vez después de cambiar nuestra perspectiva sobre nuestro universo y nuestra relación con él, podamos liberarnos de nuestro profundo miedo a la muerte, descubrir nuestra realidad eterna y ser capaces de liberar todas las bendiciones que la vida guarda para nosotros.

 

Cuando dejamos de pensar en la muerte como una amenaza, nuestro ser se ve liberado para desplegar todo su poder, extender su Amor y su creatividad. Nuestra realidad cambia y con ella el mundo en el que vivimos. Tal y como decía Mahatma Gandhi, de esta forma nos convertimos en el cambio que queremos ver en el mundo.

 

Link al vídeo:   http://youtu.be/08aYCZ8VZKw

 

 

 

 

Daniel Sotelino

Escritor, divulgador y facilitador de UCDM

Web: www.danielsotelino.com

Twitter: @DanielSotelino

Facebook: https://www.facebook.com/danielsotelinocoach

YouTube: https://www.youtube.com/danielsotelino

 

¿Por qué eres eterno? por Daniel Sotelino

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments
    leandro scheinfeld

    gracias daniel muy clara tu enseñanza gracias por ayudarme en el camino

  2. User comments
    Daniel Sotelino

    Es un enorme placer! 🙂 <3

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend