Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » Por qué sufrimos? Parte 1, 2 y 3 Por Vinícius Francis

Por qué sufrimos? Parte 1, 2 y 3 Por Vinícius Francis

POR QUÉ SUFRIMOS? – Parte 1

 mujer triste mariposas posta de sol

 
 
 
Hoy recibí la inspiración para conversar con ustedes sobre un tema importantísimo. Y en mis “oraciones” matinales, pedí a los Elohim que me ayudasen y ellos me dijeran qué estarían aquí, de mi lado, auxiliándome en cada palabra que escribiera.
 
Porque siempre digo que “funciono” con ellos, es como si ellos fuesen la electricidad de la sabiduría que fluye a través de mí mismo en textos de nuestra autoría, puedo sentir la inteligencia cósmica de esa “energía” fluir en cooperación con el proceso.
 
Porque creo que la tarea de orientar a las personas es algo muy serio. Ustedes que escriben en blogs tienen “el poder”, de cierta forma, hasta incluso de manipular e inducir a los seres humanos a seguir ideas que en verdad son suyas. Claro que existen aquellos que son fuertes para pensar por sí mismos y cuestionar, sin embargo, no me gusta al manipulación y cada cosa que coloco en este blog es minuciosamente estudiado, pues si no tiene un contenido que visa a libertad y a plenitud del Espíritu, para mí no sirve. Para manipular ya basta la religión y estoy incluyendo a todas, inclusive la doctrina espiritual, que no queda fuera!
 
Cada una tiene su punto positivo y negativo, todas ellas lo tienen. No es en vano que la mayoría de las personas que frecuentan iglesias y centros aún está condicionada por patrones morales torcidos y ni siquiera tienen conciencia de que crean su realidad. Y si no hay claridad, a partir de las enseñanzas ofrecidas por una determinada religión o doctrina, de que uno tiene total poder sobre su vida y al mismo tiempo no muestra crudamente “cómo” proceder para asumir ese poder, entonces,  en mi opinión, ella no sirve para mucha cosa. Cosa buena y divina tienen en todas, pero ser “funcional” en el sentido de abrirme paso hacia mí mismo, no tiene ninguna.
 
Saber sobre los espíritus, sobre el poder que Dios tiene y sus delegados Universales no va a hacer mi vida mejor, no están de acuerdo? Lo que hace que mi realidad sea más atrayente es la aplicación de lo que sería Dios y su poder en mi contexto de vida, enseñándome a aceptar cómo soy, a amarme por encima de todo, proyectarme siempre adelante en positividad y asertividad. Y si la religión no me favorece en eso,  entonces para qué tendré una? De qué me sirve? Si vivo años y años en aquellos preceptos sin presentar un notable progreso, significa que estoy perdiendo mi tiempo. Por eso es que me defino, en este ámbito espiritual, como alguien que busca para algo de lo bueno, y solamente eso.
 
Y dentro de lo que hablamos, voy a abordar el asunto del “sufrimiento”. El tema es grande, entonces lo dividía en tres textos que caerán uno por día.
 
Y, ustedes ya se preguntaron el por qué del existir? Yo sí ya. Agradecido que los Elohim siempre dicen que solo existe el Bien, y el Bien fluyendo sin parar. Claro que yo, hoy,  ya comprendí visceralmente esta premisa, pero, la mayoría aún no. Es por eso que quiero dividir con ustedes este tema, para que podamos (yo y los Elohim)  aclarar la idea en sus mentes.
 
Con cuál propósito? Manipularlos hacia una creencia? Jamás. Si no, para que ustedes sean libres para vivir la vida que merecen y con ese objetivo me dispuse al trabajo que aquí realizo. Qué gano con esto? Qué gana alguien haciendo el Bien? El Bien.
 
Qué es el sufrimiento?
 
Primero, precisamos aclarar una creencia, la de que fuimos de alguna manera destituídos de la gracia divina y enviados a los planos inferiores. Eso es una mentira. Quien les contó eso no tienen conciencia de la ley que rige el Universo. Porque destitución es regreso y mi querido lector, definitivamente no existe, no procede.
 
Lo que hubo y aún hay, es que determinados espíritus estaban en un planeta X que “de repente”, ascendieron de una forma más acentuada que la mayoría de sus habitantes, siendo así, ellos tuvieron que “dejar” el orbe para proseguir el proceso en otros mundos que estaban en la misma faja de evolución. Eso sí existe. Como está sucediendo ahora con la Tierra. Pero eso no quiere decir que fuimos “exiliados” o expulsados. Ustedes me perdonan, pero esa teoría es ridícula.
 
Porque tienen mucha gente que creen que todos nosotros vivíamos en la más exacta perfección y nos “perdimos”, por eso, reiniciamos nuestro proceso evolutivo para “recuperar” aquella conciencia. Ah, miren, para mí todo eso es basura. Siendo que todos somos perfectos y somos la esencia de Dios, cómo podemos habernos “equivocado” si no existe quién nos juzgue?
 
Lo que sucedió es que ustedes, como yo, somos una chispa divina que naturalmente se expandió en el cosmos, experimentando la vida en múltiples formas y dimensiones con el objetivo de la expansión. Y la expansión, vista bajo la idea de la evolución, no representa exactamente “ser mejor” y sí, volverse más lúcido, lo que es bien distinto. La creencia de que preciso ser mejor nace del pensamiento de que estoy equivocado.
 
Es como si dijese que un alumno de la facultad es mejor que un niño que está en primaria, tiene cabida? Cuando evolucionamos, nos volvemos más lúcidos, o sea, más conscientes de quiénes somos y de las leyes del Universo. Y con qué finalidad? La de disfrutar de la felicidad plena que es nuestro estado de Ser.
 
Y por eso somos llevados a vivenciar “n” experiencias de vida, hasta experimentarnos. Y es ahí que entra el llamado “sufrimiento”. Él funciona como un auxiliador en el proceso del despertar interior. Por qué?  El “profe” explica: Sufrimiento es dolor, cierto? Y nosotros, todos nosotros, me refiero a todo lo que está vivo, tenemos una tendencia natural a huir del dolor. La reacción negativa que tenemos delante del sufrimiento es como una “válvula” de conciencia activada para que prestemos atención a lo que nos lastimó con la finalidad de evitar aquello.
 
Es para eso que el sufrimiento existe. Por ese motivo, cuando sufrimos vivenciamos el dolor, que en verdad es el indicativo de que lo que ustedes están sintiendo va en contra de la naturaleza original de la “felicidad”. Y ese sufrir no tiene nada que ver con que ustedes sean menos o más evolucionados, tiene que ver con el aprendizaje de vida,  en el cual estamos inmersos.
 
Hasta un gran espíritu, cuando reencarna en un orbe, donde él nunca estuvo, pasará por el sufrimiento. Porque es justamente el dolor que servirá de auxilio en el proceso de aprendizaje de la vida que él tendrá en aquella dimensión.
 
Amigos, sino duele, ustedes no percibirán que no es por allí que deben ir. Si no tuviesen el dolorcito, la decepción (después hablaremos sobre ella), entre otras formas de sufrimiento, no habrá conquista de la lucidez que precisamos para realmente saber lo que es ser felices.
 

 

Continúa en el próximo texto….
 
 
 

POR QUÉ SUFRIMOS? – Parte 2

 
 
 mujer azul mariposas vela
 
El sufrimiento y la educación social y familiar
 
El dolor es necesario para atinarnos a ciertas cosas y aspectos en nosotros. Una vez oí de los Elohim que el dolor es decadente en todo y quedé bien pensativo. Y de ahí entendí, el dolor, el sufrimiento en sí, la herida, es ruin , es decadente, porque la amargura que aquello provoca, muchas veces hace que reaccione mal, que me cierre aún más al Bien, en una actitud instintiva de defenderme.
 
Por eso él es decadente, en este sentido, de que él puede tanto atizarlos  hacia lo real, como puede cerrarte. En el sentido de que no se gana nada enseñando a partir del dolor. Observen bien a los presos, a los bandidos y personas que son colocadas en la cadena, la mayoría de ellas es agredida damás. Sufre agresiones – Ah, pero ellos cometieron crímenes!
 
Yo sé, pero quién soy para juzgar a un ser humano por algo que hizo y hallarme en el derecho de lastimarlo, encontrando que con eso estoy dando una lección del tipo : “Nunca más hagas eso”.
 
Con agresión no consigo pasar este mensaje al sujeto, sino, tan sólo despierto la ira de él, la revuelta, y en la primera oportunidad, el individuo se querrá vengar, promoviendo aún más el mal.
 
La mayoría de los niños que son golpeados por los padres son problemáticos, o sea, desarrollan, a partir de la adolescencia, comportamientos traumáticos que deforman su personalidad, sujetándolos a serios problemas. Y hasta que ellos, más tarde, comprendan que dos más dos no da cinco, es mucho sufrimiento. Y dentro de nuestro concepto, un sufrimiento innecesario.
 
Cuánto dolor podría ser evitado si supiésemos usar la inteligencia. Ah, entramos bien en el tema, la comprensión minimiza el dolor.
 
Pero hay algo en el dolor que es funcional, que es bueno. El dolor provocado con un propósito está en contra del flujo, pero probado es “experimentado” en la posición de “preciso descubrir”, es  bueno, es promisorio. Porque de repente, es viviendo un dolor, que sabré que no es bueno sufrir a partir de eso, evitaré el sufrimiento, claro que en una postura bien inteligente y lúcida.
 
Obviamente, no tenemos esa conciencia de que el sufrimiento puede ser evitado. Y la mayoría está sufriendo por no comprender esa verdad. Por eso es que los Elohim dijeron que el dolor es decadente, y saben por qué? Piensen conmigo: Si ustedes le pegan a un animal, él va a entender su corrección? No, él va a desarrollar aún más miedo, o sea, se va a reprimir. Pronto él será un animal traumatizado y posiblemente feroz, agresivo. Y como reacción natural, en algún momento, si él fuera bien decidido, irá a retribuir el dolor con qué? Con dolor, cierto?
 
Eso educa? Eso enseña a alguien? Pegarle a un niño le enseña? Claro que no! Como quieren enseñar la educación y los buenos principios a través del sufrimiento.  Están locos? Como encuentran que eso funciona? Claro que el espíritu que sufre tiene la opción de librarse del sufrimiento si sabe reaccionar con fuerza en el sentido de liberarse de aquello.
 
Y partimos para el buen principio que oí una vez de una persona fantástica, que dice: “El dolor no cambia a nadie, sólo el cansancio” –Ah Vinícius, encuentro que estoy comenzando a agarrar la cosa!
 
El dolor, queridos lectores, lastima y lo que lastima no puede hacerlos evolucionar, eso va contra todo lo que existe en términos de Ley en el Universo. Pero su reacción y actitud delante del dolor, hace que ustedes perciban dónde está lo “equivocado” (que podemos sustituir por: contra el flujo natural de su Ser). Su postura ante el dolor de : “Epa, no es por ahí”, es funcional y positiva, pero el dolor en sí no lo es.
 
Ustedes les pegan a sus hijos porque no saben lidiar con ellos. Claro, ustedes no saben lidiar ni con ustedes, que decir con otro espíritu. Ahí como no hay ciencia y educación correcta para conducirlo en la vida, eso justifica su cobardía (porque eso es cobardía) en la ridícula idea:Ah, me parece que una palmada bien dada es necesaria.
 
Ustedes dicen eso porque deben ser un saco de golpes de la vida, que sólo aprenden en base a tropiezos. Observen a los hijos que son criados sin agresión y vea cómo se vuelven adultos resueltos. La buena educación dispensa el dolor. Sin hablar que los hijos que se castigan innecesariamente (que según ustedes, los irritan y por eso no consiguen contener el nerviosismo y acaban agrediéndolos), generan aún más dolor a los padres cuando son adolescentes, por desarrollar comportamientos revoltosos, o sea, ustedes usan el dolor para contener el mal comportamiento, sólo que crean más dolor.
 
Perciben que eso de agredir no funciona? Ustedes agreden porque también fueron agredidos. Están repitiendo lo que hicieron con ustedes. El dolor no enseña, los buenos ejemplos sí. Ustedes le dan unas palmadas al niño porque de repente gritó o desobedeció una orden, cierto?
 
Y ustedes, por acaso dan ejemplo de equilibro y conducta para ellos? Acaso se comportan correctamente, con decencia y equilibrio delante de sus hijos? Hallo que no. Ellos copian sus actitudes la mayoría de las veces, en otras palabras, ellos golpean por hacer algo que aprenden con quién? Con ustedes.
 
Pegar no educa, lo que educa son los buenos ejemplos, las buenas reglas y la disciplina. Guarden eso. Si ustedes ofrecen eso a sus hijos, no será necesario perder el control y descontar en ellos, una frustración que en verdad es suya.
 
La vida no pega, ella devuelve lo que ustedes hacen con ustedes mismos. Ella tan sólo les hace recoger exactamente lo que plantan. Ya experimentaron hacer eso con sus hijos? Les garantizo que va a funcionar mucho más. Amigos, el sufrimiento despierta al ser humano a sí mismo, pero eso no quiere decir que deban estimularlo. Piensen en eso.
 
 
 
 
Continúa en el próximo texto…
 
 

POR QUÉ SUFRIMOS ? Parte 3

 
 
niño triste

 

 
El sufrimiento y nuestra vida personal
 
 
Y prosiguiendo, ahora en otro ámbito, vamos a entender la cosa del sufrimiento mejor. Primero, afirmo que sufrir es bueno. Vean, Vinícius se volvió loco (van a pensar ustedes) . No lo estoy. En el área personal, sufrir es una maravilla! Porque es solo cuando uno se choca la cara contra la pared de las relaciones y circunstancias, cuando percibe lo que se está haciendo consigo mismo. Y comprende que está “jugando” errado con la vida.
 
Piensen bien, si una relación los está hiriendo, buena cosa ella no es  (claro que es preciso aliviarse y es la “relación” el problema o la “forma como uno la lleva).  Ya pararon para pensar eso? Si una profesión o un trabajo que hacen los está haciendo infelices, o sea, los está lastimando, es porque él no está de acuerdo con su espíritu. Claro que  está el sufrimiento provocado por nuestra mente mal educada, donde  estropeamos lo que podría ser bueno.
 
Pero, en este caso, me refiero a lo que viene de afuera. Mi querido, si algo te hace sufrir es porque no vale la pena. Y por qué uno se aferra a eso? Porque encuentras que aferrarte lo va a resolver? Por qué estás tan apegado? Bueno, el problema es suyo si quieres aférrate, pero te garantizo que cuando más uno se niega a soltar, más va a doler.
 
Y dentro de la idea de que este dolor es una evidencia de una  elección mal hecha, lo que hará con ustedes es que se den cuenta de que es preciso cambiar, y no es sufrimiento en sí. Entonces qué es? Es cansancio. La percepción lúcida de : Epa, no merezco eso! Por qué estoy sufriendo así? No es para tener este disgusto siendo que fui creado para ser feliz.
 
He aquí que llegaron al punto cierto! La inteligencia cuando es usada naturalmente dispensa la necesidad del sufrimiento. Porque él no es una necesidad impuesta, eso no existe. El dolor es la segunda opción, la primera es usar la inteligencia.
 
Y siempre que me niego a usarla en mi beneficio, precisa venir una “bofetada” para mostrarme que estoy “equivocado”. Y miren, las decepciones y frustraciones con las personas vienen de eso. Es bien así. Ustedes adoran multar a otros por su dolor no es así? Adoran decir que fueron la víctima. Ah! Conozco eso, yo ya hice esa barbaridad. Inventamos esas disculpas, cuando en verdad, las personas están allí a nuestro frente y no las miramos porque no queremos.
 
Y más que “no querer ver”, nos eludimos en la ridícula creencia de que podremos cambiar al otro. Miren la locura mental en la cual entramos! Y cuando caminamos por ese sendero pedimos lo que da la vida? Es como si dijese: Dios, estoy engañándome a mí mismo, por favor, me muestras lo que es preciso mudar!
 
Y él muestra con una palmada en tu oreja. Hay mucha gente que pide eso a Dios: Ah señor, ayúdame! Y lo que Dios está haciendo es exactamente eso. Él permite su sufrimiento para que ustedes comprendan, que están actuando equivocados. La mejor manera de que Dios ayude al hombre a ser feliz es dejarlo a merced de sus propias elecciones.
 
Ustedes encuentran que los Elohim me privan de sufrir?  Por el contrario, me estimulan a ir y meter la cara, porque es haciendo así y de repente, pegando mi cara contra el muro, que voy a adquirir lucidez para evitar nuevos sufrimientos. Pues si ellos estuvieran allí siempre tomándome de la mano , yo no voy a evolucionar y seré un eterno dependiente de ese amparo.
 
Por eso es que ustedes son débiles así no es? Porque se aferran a la comodidad. Solo que ustedes tienen que ser muy tontos para encontrar lo que trae la vida. Quien tiene miedo a sufrir, solo en el acto de aferrase para no tener que enfrentar esto o aquello para superar las dificultades, ya está sufriendo.
 
Y ustedes van a sufrir hasta aprender a usar su sentido divino de dirección y a oír aquella voz interior que dice: Hey, no hagas esto! Presta atención! Mira lo que estás haciendo contigo? Esa es la voz de Dios en ustedes.
 
El sufrimiento y el contraste
 
Como aprendemos de los espíritus, no existe lo malo, existe el contraste. Que en verdad es lo opuesto de lo que uno quiere. Si tomo lo que no quiero como referencia para saber exactamente lo que deseo y tan solo eso, muy pronto, maté la farsa.
 
No precisan sufrir si trabajan seguro y dentro de lo que Dios estableció. Claro que hasta que ustedes no lleguen a eso sufren como burros (quería decir otra cosa pero aquí no se puede). Y agradezcan por eso amigos. Todo es siempre para su bien. Las personas, ocasiones, todo lo que de alguna forma los hace sufrir, es tan sólo para que aprendan a conocerse mejor y a respetar sus límites, sus voluntades y su Espíritu.
 
Y llegamos a la conclusión final del asunto, sufrimos para encontrarnos. Y si yo pudiese decirles qué hacer para evitar al máximo el sufrimiento, diría: Respétese y no se fuerce. No entre en la locura de ser algo para el mundo y para las personas. No se manipule por lo externo. Sea quién usted es y ámese sin miedo de ser verdadero. Aguante y jamás se acobarde delante de las opiniones ajenas. Pare de esclavizarse en la idea de no querer hacer al otro sufrir con sus elecciones, él sufre porque quiere, entonces dé el derecho al prójimo de sufrir por sus ilusiones a su respecto y devuélvase el derecho de ser auténtico, sin fingir.
 
Porque es tan pequeña y pobre la postura de la flaqueza, en la manipulación de quién soy por el otro o por el mundo!
 
Y no permita que nada del lado de afuera, determine sus actitudes. Guíese por usted, haga lo que tenga voluntad de hacer sin importar si estará agradando o no. Sea libre, es eso, resume todo. Sea libre de todo lo que tiende a forzarlo contra algo natural de su Ser.
 
Y si hace así, si tiene la osadía de encararse a sí mismo, comprendiendo que siempre que opta por lo mejor estará evitando el dolor, entonces tenga la certeza  de que se habrá sumergido en el real plan divino para su vida, la felicidad.
 
Pero es preciso ser fuerte! Y hasta asumir su fuerza y sostenerse a sí mismo feliz e infelizmente, tendrá que convivir con el dolor de no poder ser quien es y de no poder expresarse como le gustaría. Gracias a Dios por el sufrimiento, pues él nos enseña a vivir. Gracias a Dios por las decepciones, ellas nos enseñan a amarnos y a buscar siempre lo mejor. Gracias a Dios por la tristeza, pues ella nos revela claramente cuán bueno es ser feliz!
 
Sea Feliz.
 
 
 
 
Por Vinícius Francis
 
Traducción – Shanti
“La Conciencia Elohim”

 

Por qué sufrimos? Parte 1, 2 y 3 Por Vinícius Francis

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend