Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Djwhal Khul » Red de Triángulos y meditación según el Maestro Tibetano Djwhal Khul

Red de Triángulos y meditación según el Maestro Tibetano Djwhal Khul

red de triángulos

 

Finalizada la segunda guerra mundial sale a la luz la información que el Maestro Tibetano Djwhal Khul venía trabajando, a través de Alice Bailey, desde hacía casi tres décadas, y cuyo contenido alcanzó 18 tomos, que conocemos como los Libros Azules.

 

El Maestro Tibetano Djwhal Khul emprendió esta labor como representante de toda la Jerarquía espiritual, es decir, los Maestros Ascendidos y los Seres de Luz, para atraer la atención de la humanidad a dos temas principalmente, que son la creación del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y la declaración relativa al retorno de Cristo, y expuso ideas muy claras sobre el trabajo a realizar.

 

D.K. añade este comentario: “Estas (ideas) constituyen, con mucho, los aspectos más importantes del trabajo que he hecho al servicio de la Jerarquía… Todo lo demás es de importancia secundaria con relación a la declaración de estos dos hechos espirituales”.

 

Con relación al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, ha dicho que comprende:

a.      El reconocimiento de este grupo como intermediario entre la Jerarquía y la Humanidad.

b.      La Naturaleza de su trabajo, a medida que influye en el alma humana cuando, por mediación de los hombres y mujeres de buena voluntad, trata de determinar el periodo en que vivimos.

c.       El trabajo de Triángulos, que comprende simultáneamente una Red de luz y una Red de buena voluntad que operan como canales de comunicación entre la Jerarquía y la humanidad.

 

 

Red de Triángulos

 

A partir del triángulo, figura geométrica fundamental, símbolo espiritual de la Trinidad esencial original de la divinidad, tres personas pueden trabajar en grupo y a través de ellas circular la energía espiritual, en este caso, las energías de Luz y de Buena Voluntad.

 

Si los seres humanos tenemos un destino espiritual, todo aquel que responde a esta necesidad, que tiene la certeza de que existe otra dimensión esencialmente espiritual, puede colaborar con el desarrollo del Plan divino y hacer todo lo posible, en su vida diaria, para expresar su sentido y significado.

 

La Red de Triángulos ayuda al Plan divino trabajando con los siguientes objetivos:

PUBLICIDAD GOOGLE

•         Establecer rectas relaciones humanas y divulgar la buena voluntad y comprensión (luz) entre los hombres.

•         Elevar la conciencia humana y transformar el clima mental y espiritual del planeta.

•         Fortalecer y apoyar el trabajo que realizan los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo.

•         Suministrar una reserva mental e inspirar acción práctica y constructiva en bien de la humanidad.

 

En la práctica, tres personas acuerdan unirse en pensamiento cada día y usar la Gran Invocación, plegaria universal. Visualizan la luz y el amor irradiando desde el triángulo que crean. Imaginativamente ven su triángulo como parte de la red de triángulos semejantes que circundan el globo e incesantemente vierten amor y buena voluntad en las mentes y los corazones de la familia humana.

 

El trabajo de Triángulos es muy simple. No ocupa más que algu­nos minutos por día, y, con la práctica, puede hacerse no importa dónde ni en qué momento. No es necesario estar en la misma localidad ni en la misma hora, se trata de establecer lazos a nivel mental. Cada miembro de un triángulo debe contactar con los otros dos miembros y ser consciente de su acción conjunta. Cuando un miembro falla, perjudica a los otros dos. Lo importante es el trabajo del triángulo, el trabajo sostenido de tres personas. Además, se puede inscribir el triángulo en cualquiera de las redes a nivel mundial (http://www.gidgi-argentina.org/triangulos1-50.htm; http://hermandadblanca.org/rec3/) para formar parte de la gran Red y se puede ser partícipe de tres triángulos si en conciencia podemos abarcarlos y cumplir con el cometido.

 

En Inglaterra (http://www.share-es.org/index.htm) Benjamin Creme formó el primer grupo de Meditación de Transmisión en 1974 y grupos en todo el mundo practican esta ‘Meditación para la Nueva Era’. Es una meditación grupal sencilla que proporciona tanto un servicio dinámico al mundo como también un poderoso desarrollo espiritual personal.

 

En resumen:

a.       Únase mentalmente a los miembros del o de los triángulos.

b.      Visualice el o los triángulos, como elementos de la red mundial.

c.       Visualice la luz y la buena voluntad circulando por los tres puntos del o de los triángulos, a través de la red a la conciencia humana.

d.      Utilice La Gran Invocación para perpetuar este flujo de energía espiritual.

 

 

Gran Invocación

 

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,

Que afluya luz a las mentes de los hombres;

Que la Luz descienda a la Tierra.

 

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,

Que afluya amor a los corazones de los hombres;

Que Cristo retorne a la Tierra.

 

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,

Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;

El propósito que los Maestros conocen y sirven.

 

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,

Que se realice el Plan de Amor y de Luz

Y selle la puerta donde se halla el mal.

 

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE

La Gran Invocación es un instrumento de poder para ayudar a que tenga plena expresión el Plan de Dios en la Tierra. Mediante el empleo de La Gran Invocación, se unen los hombres y mujeres de cualquier sendero espiritual en un llamamiento universal a la divinidad.

 

La belleza y la fuerza de esta Invocación reside en su sencillez y en que expresa ciertas verdades que todos los hombres aceptan innata y normalmente. No pertenece a religión, sector o grupo alguno. Muchas religiones creen en un Instructor del Mundo, conociéndolo como el Señor Maitreya, Krishna, Imán Mahdi y el Mesías, y estos términos se emplean en lugar de la palabra Cristo, en algunas versiones hindú, musulmana, budista y hebrea de La Gran Invocación.

 

 

¿Por qué se usa en conjunto con la meditación?

 

La meditación no es un hacer, sino algo que sucede.

 

La meditación, cuyo propósito básico es contactar con el alma, es una actitud mental concentrada y una reflexión estable para expandir nuestros valores espirituales superiores.

 

Por lo tanto, la Red de Triángulos debe ser consolidada y estabilizada por medio del soporte de un núcleo de meditadores entrenados, susceptibles de sostenerla esotéricamente e igualmente de fortificar y mantener el lazo magnético creado entre la Red de Luz y de Buena Voluntad y la Jerarquía espiritual del planeta.

 

El alineamiento, la invocación y la proyección de la energía son las tres principales técnicas para intensificar y perpetuar el flujo de Luz y de Buena Voluntad en la Red, perfeccionando regularmente estas técnicas por medio de la meditación.

 

El alineamiento como una técnica para mantener el complejo sistema de relaciones: individuales, familiares, de grupo, comunitarias, nacionales e internacionales. Cada uno de nosotros es responsable del mantenimiento de estas relaciones en una correcta dirección por una práctica constante de la buena voluntad. La Red de Triángulos es un buen ejemplo planetario de relaciones subjetivas horizontales.

 

La técnica de la Gran Invocación cuyo éxito se funda en la cooperación con las leyes espirituales. De esta forma, la Red es preparada más rápidamente para un intenso trabajo espiritual, plenamente útil para la Jerarquía y más directamente implicada en el cumplimiento del Plan.

 

La proyección de la energía o del poder del pensamiento implica que cada uno de nosotros participe subjetivamente y constantemente en el trabajo de la Jerarquía y en el correcto uso y la justa orientación de esta.

 

El objetivo de la actividad creadora, los deseos, las aspiraciones, las reflexiones y la meditación concentrada de los hombres, cualquiera sea su nivel particular en la evolución, es el de instaurar un movimiento invencible, poderoso y coherente, cuyo resultado deberá ser y será la creación del nuevo cielo y la nueva tierra. Es una forma de evocar el advenimiento del reino de Dios en la tierra y la creación de un nuevo orden y una nueva manera de vivir.

 

La Gran Invocación es entonces la meditación utilizada por los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo que están interesados en la preparación del camino para la reaparición del Instructor del Mundo, el Cristo.

 

 

Autor: Margarita Londoño

Redactora GHB

 

 

Fuentes:

www.lucistrust.org

www.sabiduriarcana.org/triangulos-12preguntas.htm

http://hermandadblanca.org

  

 

Red de Triángulos y meditación según el Maestro Tibetano Djwhal Khul

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Margarita Londoño (Colaborador GHB)

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend