Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Inteligencia emocional » Reír Como Niños: Una Campaña Mundial

Reír Como Niños: Una Campaña Mundial

  Dedicado a Lunara y a mi Porotito

Amad@s herman@s,
Hace unas semanas Lunara, una mágica compañera de la Comunidad Arcoiris, nos extendió una invitación maravillosa y contagiante: reír. Un don que poseemos los seres humanos y que muchas veces olvidamos por la gravedad en la que vivimos en esta dimensión. Pero está ahí, la risa, para que la disfrutemos y la compartamos entre todos.

Lunara, a través de conexiones celestiales y fusión divina, nos explica que se trata de vivir un “momento de alegría”, con el objetivo de generar profundos cambios energéticos vitales para nuestra esfera, ya que al producirse este instante de regocijo cambia la vibración de los ambientes de baja frecuencia y, por consiguiente, aligeramos la carga planetaria.

bannerhappy

El reír, es una de las más grandes medicinas. Si todos en este planeta vibráramos en alegría, la frecuencia de todo el planeta cambiaría completamente a un lugar de armonía y felicidad. Generemos pues esta ola de energía alegre.
¿Por qué alegría en vez de Amor? La alegría es más fácil de generarla, todos hemos reído por algo ¿no? El Amor a veces para algunas personas es más difícil de experimentar, no saben lo que se siente amar, pero sí han sonreído alguna vez.”

Inicialmente la campaña mundial estaba enfocada para el día 12 de Mayo a las 6 pm de cada lugar, pero nos pareció tan fantástica esta propuesta, que pedimos fuese todos los 12 de cada mes, a la misma hora, sin fecha de término. Para que así podamos, entre todos, construir los pilares de esta nueva vibración en nuestra Tierra: la magia de reír.

 

Y todo esto rondaba en mi cabeza, cuando de la nada escuché la risa de mi hijo, mi Porotito, que reía a carcajadas porque jugaba con su papá y su hermano gato, Cuchulín. Esa risita tan llena de júbilo, espontánea y generosa provocó la epifanía en mí. No es solamente reír, sino que se trata de reír como niños.

02

Reír como niños significa reconectar con nuestro niño interior y volver a ser los benditos de este planeta.

Reír como niños significa descubrir en cada aspecto de nuestra encarnación un elemento divino que nos recuerda que estamos aquí para ser felices.

Reír como niños es la experiencia más genuina de que al reír escuchamos las risas angélicas que nos rodean.

lunara angel

Reír como niños es el efecto de la exaltación que nos causa el solo hecho de vivir en este bello planeta; reír al ver un gatito juguetón; reír al ver la danza de las mariposas; reír al ver a los niños jugando con sus pelotas.

Pero tal vez alguien que esté pensando en los innúmeros problemas que existen en el orbe se pregunte, “de qué me puedo reír”… y la respuesta que surge de inmediato es: “de lo que te hacía reír cuando eras niño.”

A mí, por ejemplo, me hacía reír a carcajadas una película de dos comediantes italianos, Bud Spencer y Terence Hill, escenas hilariantes, que las veía de niña y no podía contener la risa.

Cuando somos niños nuestra risa es tan chispeante, tan natural, tan desprejuiciada y libre. Sin condicionantes ni trabas de ningún tipo, el niño ve algo gracioso (en su mágico mundo todo puede ser gracioso) y ríe, con una risa cristalina que recuerda a las hadas traviesas de los arroyos cantarinos.

14110

No obstante, aún alguien puede cuestionarse, “y me puedo reír de lo que no es necesariamente políticamente correcto”, y yo respondería: “desde que se haga con respeto, jajaja”.

Mi mente juguetona me hace recordar cosas que me han hecho reír que hoy en día tal vez yo misma me enjuiciaría por eso (quién no se ha reído por alguna caída inesperada y graciosa). Pero la risa no “abunda en la cabeza de los tontos”, como decían en épocas oscuras y pasadas (¡gracias a Dios!), sino en la de las personas que saben transmutar. Sí, exactamente, es una alquimia del alma… Desde que surja del espíritu liviano, ligero de tribulaciones y libre de sorna. No se trata de burlarse del otro ni reírse del otro per se, sino de reconocer que a uno mismo también le han pasado chascarros o anécdotas; sintonizando así, a partir de lo gracioso, con el Todo.

Pues, a las finales, aquello que parece tragicómico son los guiños del Universo que nos recuerdan que nunca, ni en las peores situaciones, se nos olvide reír, porque de esa manera transmutamos todo lo negativo que hay a nuestro alrededor y nos abrimos a la maravillosa posibilidad de crecer y ser felices.

Gracias, de corazón, por unirse a esta campaña mundial y aceptar volver a reír como niños.

Me despido con una gran sonrisa en mi rostro,

hada-enamorada
Tornasol

Reír Como Niños: Campaña Mundial
12 de cada mes
18:00 (del lugar donde estén)
Gracias por sumarse y compartirnos vuestras risas, a propósito, ¿qué los hace reír?

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Tornasol (Redactora GHB)
ESPACIO PATROCINADORES
3 comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend