Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » San francisco de Asis » San Francisco de Asís – Conozcamos su maravillosa historia

San Francisco de Asís – Conozcamos su maravillosa historia

San Francisco de Asís tomó su ascensión y es conocido como el Maestro Ascendido Kuthumi, también conocido como Koot Humi Lal Singh, o el Maestro KH.

Podemos aprender mucho sobre la dependencia de Dios de la vida de San Francisco. Antes de dedicarse a Dios, Francisco vivió una vida sin preocupaciones y mundanos.

Sin embargo, cuando se convirtió en un verdadero devoto de Dios, algo empezó a tirar de su alma que lo cambió, no había ninguna piedra demasiado pesada para él. Literalmente, se rompió el cuerpo de Dios.

Francisco dio todo y dependió de Dios para todo. Y a su vez, Dios le dio de lleno a Francisco.

 

Historia de San Francisco de Asís

 

Él nació en 1181 o 1182 en la ciudad de Asís en Italia. Su padre era un comerciante de telas pocillos de tareas pendientes. Francesco di Pietro Bernardone, como Francisco se llamaba entonces, tenía una cierta mundanidad y ganas de vivir que lo hizo un favorito entre los jóvenes de Asís.

 

San Francisco de Asís

 

Cuando tenía alrededor de 20 años, luchó en una guerra y era un prisionero de guerra durante un año. Más tarde se dispuso a unirse a los soldados que combatían en el sur de Italia, pero tuvo un sueño diciéndole que volvería a casa. Una vez que estaba de vuelta en su ciudad natal, se encontró con que no disfrutó de su antiguo estilo de vida, de la fiesta y la diversión de la manera que solía. Se volvió más y más a la oración y la contemplación.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Un día tuvo una experiencia que cambió para siempre la forma en que miraba el mundo a su alrededor. Se encontró con un leproso, cubierto de llagas. Sólo la visión del hombre lo rechazó. Mientras el hombre extendía la mano para recibir la limosna, Francisco le dio un beso. A partir de entonces, Francisco comenzó a dedicarse al servicio de los enfermos.

 

El siguiente punto de inflexión en la vida de Francisco llegó mientras oraba en la iglesia de San Damiano fuera de Asís. Oyó una voz que le dice: “Ve, Francisco, y repara mi casa, que como ves está cayendo en la ruina.” Ahora, Cristo le llamaba a salvar a la Iglesia, pero Francisco tomó el comando de la letra. Caminaba por las calles de Asís pidiendo dinero para arreglar la iglesia.

 

Algunos de los habitantes del pueblo se burlaban de Francisco. Se rieron al ver al joven que una vez fue rico, ahora vestido con una túnica en mal estado pidiendo dinero. Pero Francisco no se inmutó una pulgada. Luego pasó a la reconstrucción de la iglesia de San Damián, así como otras dos capillas abandonadas.

 

San Francisco de Asís despierta a su verdadera misión cuando oyó una lectura del libro de Mateo, durante la misa un día. En el pasaje, Jesús estaba enviando a los apóstoles a predicar de distancia.

 

Jesús les dijo que “no hay oro, ni plata, ni dinero” con ellos. En ese momento, Francisco dio cuenta de que Dios lo estaba llamando a una vida de pobreza y predicación.

 

A pesar de que no era sacerdote, Francisco se convirtió en un evangelista ardiente. Atrajo la gente de Asís al amor de Cristo. Aquellos que escucharon sus homilías fueron acercado más a Dios, porque Francisco tenía la capacidad única de tocar un lugar en el interior del corazón.

 

Francisco pronto atrajo discípulos. Él escribió una simple regla de vida para ellos y le pidió al Papa que lo aprobara. Los asesores del Papa le advirtieron que el camino de la vida de Francisco que había trazado a sus discípulos, era peligroso y poco práctico. Pero en un sueño, el Papa vio a Francisco y hasta la celebración de la basílica de Letrán (iglesia del Papa en Roma), que parecía como si fuera a punto de colapsar. Por lo que el Papa decidió aprobar la regla de Francisco y él y sus hermanos le dio el encargo de predicar el arrepentimiento.

 

Un par de años más tarde, una joven noble de Asís, Clara, rogó a Francisco para que le permitiera convertirse en uno de sus seguidores. Así Francisco fundó una segunda orden para ella y otras mujeres discípulas, conocido como el orden de las Clarisas. Más tarde se estableció un tercer orden, los hermanos y hermanas de la penitencia, para los laicos que querían adoptar la forma de vida franciscana mientras vive en el mundo.

 

San Francisco de Asís y Discípulos

 

San Francisco de Asís tenía una fórmula simple para salvar a la humanidad: la imitación de Cristo y el amor fraternal. Él enseñó a sus seguidores a obedecer el Evangelio, para atender a los que sufren, para predicar y para abrazar la pobreza como su novia.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

En los primeros días, él y sus hermanos ayudó a los leprosos y otros que sufrieron. Se ganaban la comida por trabajar en un comercio o en las granjas vecinas. Si no tenían trabajo, serían pedir lo que necesitaban, pero que no aceptarían dinero. En años posteriores, Francisco predicó en el centro de Italia y viajó a Egipto para tratar de convertir a los sarracenos. Él envió a sus hermanos de dos en dos a predicar lugares tan lejanos como España, Alemania y Hungría.

 

Pues bien, las órdenes franciscanas crecieron rápidamente. Para los hombres, contaba con más de cinco mil en el propio curso de la vida de Francisco. Este fue un arma de doble filo, sin embargo, debido a que la orden se hizo más grande algunos franciscanos quería modificar estricta pero simple estilo de vida de Francisco. Ellos argumentaron que no era viable. Pero siempre se mantuvo firme en su lealtad original Dama Pobreza.

 

Entre las cualidades más ganadoras de Francisco eran su sinceridad y humildad. Una vez, después de que él había estado muy enfermo, empezó un sermón diciendo: “Amados, yo tengo que confesar a Dios que durante esta Cuaresma he comido pasteles hechos con manteca de cerdo.”

Francisco prestó especial atención a los enfermos y pobres. Incluso podría quedarse con los leprosos y compartir las comidas con ellos de la misma placa.

 

San Francisco a menudo se representa rodeado de pájaros y otros animales. Eso es debido a que los animales eran sus amigos. Él vio la presencia de Dios en la naturaleza y por lo tanto tenía un gran amor y respeto por todas las criaturas. Todas las cosas creadas, dijo, son nuestros hermanos y hermanas porque todos tenemos el mismo Padre.

 

Otra cualidad entrañable de San Francisco era que le gustaba cantar alabanzas a Dios, y él las cantaba en el lenguaje común de la gente y no en latín. 

 

Dos años antes de su muerte, Francisco recibió el milagro de los estigmas, marcas parecidas a las heridas de Jesús en sus manos, los pies y el costado. Durante los dos últimos años de su vida, estaba casi totalmente ciego y estaba en constante dolor. Pasó a la edad de cuarenta y cuatro o cuarenta y cinco. Apenas dos años más tarde, la Iglesia declaró Francisco ser un santo.

 

San Francisco de Asís es uno de los santos más queridos de todos los tiempos. Celebraba la vida y se extendió a todo el mundo en su naturaleza simple, infantil. Era muy humano y muy divino. Su alegría y el amor de la vida, las mismas cualidades que lo había hecho tan popular como un hombre joven de Asís.

La vida con Francisco era como celebrar la Navidad todos los días, porque para él todos los días era una ocasión para imitar a Cristo y para desarrollar un poco más de la conciencia de Cristo.

 

 

En una forma agradable y con los pies en la tierra, la respuesta que estás buscando está dentro de ti, lo pones en contacto con el corazón y con la verdad que está en el corazón, todas las personas en el mundo puede experimentar su propia relación íntima con Dios.

 

AUTOR: Josyeliz Alcalá, redactora de la gran familia de hermandadblanca.org

 

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Josyeliz Z. Alcalá (Redactor GHB)
Josyeliz es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org
11 comentarios
  1. User comments

    confío Gracias gracias gracias

  2. User comments

    Decía: "Yo necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco."

  3. User comments

    Edición descuidada. Se nota la traducción automática. Una pena.

  4. User comments

    San Francisco de Asís, es mi guía y un increíble guía. Amén

  5. User comments

    Una historia como la de muchos!!! Ni mas ni menos

  6. User comments

    Soy fiel admirador de este santo! San Francisco de Asís! Esto si es un Santo! Lo entrego todo! Hasta su vida!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend