Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Si es espiritual, no debe cobrarse. ¿O sí?

Si es espiritual, no debe cobrarse. ¿O sí?

Después de ver un debate que se armó sobre este tema, si lo espiritual debe cobrarse, en un sitio de Facebook que sigo, me surgió el impulso de explayarme sobre este tema. 

mano sosteniendo monedas de donde nace un brote

En lo personal, fui encontrando mi lugar de comodidad interior frente a una tarifa por mi trabajo como traductora profesional. Eso no entraría en esta discusión porque está “fuera” del ámbito espiritual y, por lo tanto, todos solemos estar de acuerdo en que no hay problemas en cobrar por un trabajo profesional, corporativo, de oficio o de lo que sea, siempre y cuando no se trate de algo relacionado con lo religioso o lo espiritual. 

PUBLICIDAD GOOGLE

De todos modos, quería mencionarlo, porque cuando se me planteó hace un tiempo la disyuntiva interna de cobrar o no por algo que sí estaba relacionado con el mundo espiritual, ante mi búsqueda interna y externa sobre soluciones, opiniones, anécdotas, ejemplos a seguir en estos casos, me encontré con respuestas de todo tipo (internas y externas), entre ellas, que no me valoraba o que no creía merecerlo y, por eso, no me animaba a cobrar. Bueno, está visto que sí me valoro y que sí puedo cobrar… al menos por un trabajo “en el mundo material“.

 Hoy, tras mucho buscar, preguntarme y evaluar en mi propio espejo interno qué me generaba este tema, y sabiendo que no hay una respuesta única sino que cada uno irá descubriendo con qué resuena al plantarse frente a este tema e intentar trascenderlo, me gustaría expresar algunas conclusiones a las que llegué: 

  • Es justo tener una retribución por lo que uno da (es parte del equilibrio del dar y recibir), sea en dinero o en otra cosa. En tal sentido, lo que más resuena conmigo es fijar un monto que me resulta acorde a lo que brindo y ser flexible en aceptar menos o nada material si la persona no puede costearlo y siento que está bien que reciba igual. Acá, para saber qué es justo y qué no, nada mejor que la guía interna y, por qué no, una mirada a las demás actividades similares que se dan.
  • El Universo recompensa la flexibilidad de, a veces, aceptar un pago menor o nulo, pero, eso no significa que deba, fácilmente, caer en la tentación de “hacer las cosas de manera gratuita siempre” porque eso genera desequilibrio y, en muchos casos, sabemos que es más fácil “dar” que “aprender a recibir y a exigir lo que es de uno”.
  • Es más fácil dar que recibir. Porque está mejor visto, porque nos hace quedar mejor, porque nos hace sentir mejor internamente y porque nos evita el rollo de tener que enfrentarnos con el miedo, la desvalorización, la terrenal tarea de cobrar. Acá se ponen en juego muchas frases hechas, muchas cosas que, seguramente, hemos oído desde niños y ya están tan incorporadas que ni sabemos lo que de verdad pensamos NOSOTROS al respecto:
    • “El dinero es malo”
    • “El que tiene dinero, seguramente hizo algo indebido (robó, estafó, manipuló, etc.)”
    • “La persona que tiene dinero es fría y superficial”
    • “Si a uno le interesa el dinero es porque es materialista y, entonces, no es espiritual”
    • “El que quiere cobrar por lo que hace es avaro”
    • “Lo espiritual no se cobra” (A lo que digo: No cobramos por la sabiduría que Dios canaliza a través de quienes eligen hacer actividades espirituales, sino que cobramos las horas y los gastos que esas actividades insumen)
    • “Si viene de Dios, no se cobra” (y me pregunto: ¿no hay una chispa divina todas las vocaciones? ¿Eso quiere decir que solo podemos cobrar si estamos haciendo algo que no nos gusta?)
    • Etc.
  • Es un desequilibrio solo dar y no recibir. Si solo damos, le estamos quitando al otro la posibilidad de darnos. ¿Que si fijo un precio el otro se ve obligado y no es lo mismo que “darme”? Bueno, que cada uno sienta lo que le resuena y, quizás, en lugar de poner un precio fijo, diga que es una contribución voluntaria, un aporte voluntario o algo así. Es una manera flexible de cobrar.
  • No cobrar no significa que sea gratis: alguien lo paga. En definitiva, alguien a lo largo de la cadena, estará pagando por la actividad que se da. Puede que no sea la persona que está disfrutando de la actividad, pero alguien costeó el traslado de quien da la actividad, alguien paga por ese tiempo, por lo que esa persona estudió y se preparó, por los medios que se usaron para hacer la convocatoria, por la luz que se usa en el lugar, por los materiales que quizás se brindan, etc. Asistir a un evento gratuito está muy bien, pero hay que saber que alguien estuvo dispuesto a brindar todas estas cosas para que eso sucediera.
  • Es momento de integración. Y, por lo tanto, de trabajar las polaridades, de incluir lo material en lo espiritual y lo espiritual en lo material, de vivir conscientemente en una vida urbana y de integrar la naturaleza y nuestra esencia humana y divina en todo lo que hacemos.
  • El dinero es solo una expresión: de la energía que movemos. El dinero en sí no tiene connotación buena o mala, es lo que nosotros hagamos de él. Si fluimos con la vida, el Universo nos dará fácil acceso a todo el dinero que queramos y necesitemos para cumplir nuestra misión, para avanzar, para compartir, para disfrutar, para crecer, para expresarnos en todo nuestro potencial. Y, en ese sentido, el dinero es un intercambio. Yo recibo de otros para, a su vez, darlo a otros que lo usarán para seguir la rueda. Pensar así nos conecta con la Ley de la Abundancia y hace que dejemos de centrarnos en la escasez.
  • Bendigamos el dinero que recibimos para que siga su camino con luz, con intenciones amorosas, para fines hermosos, para que sea un instrumento de paz y crecimiento. Cuantas más personas lo hagamos, algún día, si es que sigue siendo dinero, será tan transparente como el agua y tan sanador como la luz.

 

Creo firmemente que está muy bien que cobre quienes dedican su tiempo y su energía a enseñar, a hacer talleres, a hacer lecturas, a dar sesiones de sanación, o la vertiente espiritual que sea y que elijan. Después de todo, si esas personas tuvieran que seguir con su trabajo habitual para poder pagar sus cuentas, muchos nos perderíamos de poder disfrutar de su trabajo y crecer con sus canalizaciones y con la enseñanza que transmiten. Que el dinero no sea una excusa para alejarnos de nuestro camino interior.

Escrito y compartido por María Ivana Croxcatto

PUBLICIDAD GOOGLE

https://www.facebook.com/tratarsebien

https://www.facebook.com/8signos

Imagen: Crosspoint Church, CA

 

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Maria Ivana
16 comentarios
  1. User comments

    Hola Ivana… siento que es tan oportuno este artículo y no puedo dejar de agradecerte cada aporte que me has hecho. Gracias infinitas por tu Luz!!!!.

  2. User comments

    ¡Gracias a vos, Vane, por compartir conmigo y por leerme!

  3. User comments

    Hermosa coincidencia compartimos el símbolo de Paz y la mariposa (por su espíritu transformador) … <3

  4. User comments
    Rafael Portillo Torres

    Hola… con el debido respeto que me merece la señora María Ivana, lo espiritual no es una profesión, no conozco ningún registro que diga que algún maestro ascendido haya percibido emolumento alguno por impartir su luz al humano que se lo haya pedido… ¿Quienes han pedido algún tipo de retribución… acaso no son los humanos que han formado y detentan algún tipo de poder en cualquiera de las “Religiones” establecidas los que piden diezmo, limosna, contribución o como quieran llamarle? bien dice el escrito “…Alguien lo paga…” y justamente el servicio que se presta en “Energía” (No dinero) se recibe en energía ¿quien lo paga? La Divina Fuente que mantiene el equilibrio en el Universo. Ahora si alguien quiere dedicarse a dictar charlas o conferencias como profesión, indistíntamente del tema que toque, está en todo el derecho de establecer y cobrar sus honorarios por el servicio que está prestando… algo así como “… dadle a Cesar lo que es de Cesar, y a Dios lo que es de Dios…”, pero insisto muy respetuosamente, la espiritualidad no es una profesión, es una forma de vida… Gracias, Dios les bendice!

  5. User comments

    Sabio sentir y lo comparto!!! excelente!! Es mucho mas q una profesion, es tan valioso que terminamos comprendiendo q no tiene precio, lo que se da para la evolucion de la conciencia, por lo cual, sobre es un intercambio para equilibrar en la tierra pero luego comprendemos q es tanto lo q se recibe que es impagable! hermoso articulo!

  6. User comments

    Hola, Rafael: Gracias por tu comentario. Quizás al referirme a “lo espiritual” doy lugar, claro, a la interpretación que dices. Y es cierto, yo tampoco considero agradable o bienvenido que alguien cobre por una canalización. Pero, en realidad, use “lo espiritual” para no andar puntualizando tantas cosas que para mí engloba lo espiritual, que, como bien dices, hace referencia a las canalizaciones, pero, en mi entender, también a las clases, los talleres, las cartas numerológicas, astrológicas, lecturas de otro tipo, sesiones de diferentes técnicas de sanación que incluyen preparación, estudio, materiales, tiempo de dedicación, etc. Entonces, como sé que varios nos planteamos si cobrar o no en muchos casos que no hablamos de una canalización (y, si así fuese habría que ver en qué contexto, porque si es una canalización dentro del ámbito de una charla, una presentación, o un taller no considero que la persona estuviese cobrando “por la canalización”) sino por todo el paquete que está brindando. En definitiva, yo creo que está bien cobrar por el tiempo que cada uno dedica a lo que hace. Es una forma de retribución, de intercambio, de fluir, un ida y vuelta. Yo, por ejemplo, recurrí a algunas personas que cobran por lo que hacen y que me ayudaron mucho en mi camino y digo: ¡qué suerte que cobran! Porque si esas personas no cobrasen, probablemente no habrían podido dedicarse de lleno a esta tarea, habrían seguido en su trabajo de oficina o comercio o lo que fuese y yo me quedaba sin la oportunidad de aprender lo mucho que me han eseñado. ¿Entonces? ¡Bienvenida la retribución! Por otro lado, para mí la “vocación” (¡todas!) tiene chispa divina que las alimenta, todas vienen de un plano alto y se nota cuando alguien vive lo que hace con la profundidad de la vocación. En ese sentido, cualquier vocación viene del espíritu y del plano sutil… música, números, arte, enseñanza, liderazgo, emprendimientos, sanación, canalización… Hechas desde el corazón, expresadas para la búsqueda del bien de todos, como un servicio a la Humanidad, y para enriquecer la experiencia de todos en este paso por el mundo, todas las vocaciones son espirituales. ¿No debería entonces cobrar nadie? Quizás encontremos alguna día la forma de intercambiar lo que hacemos sin equipararlo a un costo material, dinero o cómo se llame, pero hasta entonces supongo que seguiremos aprendiendo a desprender al dinero de su sentido estrictamente material para verlo como un ir y venir de nuestra propia energía en circulación. Gracias de nuevo por darme la oportunidad de expresarme y por brindarnos tus comentarios. Son las distintas miradas sobre el tema las que hacen de esta una experiencia más enriquecedora para todos.

  7. User comments

    Y.acaso no son los grupos relugiosos los a Han establecido esta modalidad? Yo si me mantengo en la firme creencia y entendimiento que la total abolicion de e
    Sta comoda zona de comfort, sera la que marcara algun dia la nueva era, mientras tanto seguimos en el vil materialismo…….lo ezpiritual no tiene precio, o acaso el Corazon te cobra por cada inspiration que recibes? Esto realmente da dolor tener que aclararlo…

  8. User comments

    Lo espiritual no debe cobrarse. El dinero es un invento hecho aquí en la tierra por el hombre, de hecho es el único planeta donde se lo utiliza. Es algo utilizado aquí en el plano material en los otros planos no existe. Creo que si uno quiere ayudar lo debe hacer desde el corazón y no por una retribución económica.
    Además poner precio a lo espiritual hace que sea limitado y que no todos puedan acceder a ello y los que realmente queremos que este planeta cambie tenemos la intención de que todos puedan elevar su conciencia para que este mundo vuelva a hacer el paraíso que Dios creó.
    Esta es mi humilde opinión, no soy la dueña de la verdad absoluta pero es lo que pienso. Que nuestro querido Padre los bendiga a todos!

  9. User comments

    Excelente reflexión Maria Ivana,los que trabajamos la parte espiritual nos debatimos entre cobrar o no,y aunque algunos aquí no parecen haber entendido el contenido de tu mensaje yo me identifico al 100% ciertamente el trabajo espiritual, el amor, la energía, el desgaste físico, el riesgo espiritual no tienen precio, lo poco que se cobra es por el tiempo que se invierte ayudando a otros,y como bien dices primero es un intercambio de energía necesario para que los procesos fluyan,y después lo que muchos no saben es que la mayoría del trabajo lo entregamos como diezmo para el que no tiene como pagar, pero el que si puede da su contribución para que todos reciban la amorosa ayuda que necesitan. Dios nos bendice siempre.

  10. User comments
    Rafael Portillo Torres

    Buenas tardes, les saludo de Ser a Ser y les bendigo en nombre de Nuestro Padre Creador… Al parecer son otros los que no han entendido el mensaje, alguien puede decirme ¿por qué según lo que está escrito Jesús de Nazareth dijo que no se podía servir a Dios y al dinero? algo debe haber por allí… el dinero es una herramienta para pasarla muy bien encarnados como humanos en esta aventura de Tercera Dimensión… Nada mas, ¿alguien puede decirme cual es la moneda de circulación del otro lado del velo? o ¿cual será la moneda que circulará en Gaia una vez que haya ascendido a la Quinta Dimensión? El problema no está en si creemos que somos el cien o el mil por ciento espirituales, el problemas está en si “realmente” somos espirituales, conocemos a carta cabal nuestra misión en este plano y cuales son los compromisos adquiridos conscientemente antes de encarnarnos en función del propósito de la luz… si alguien pudiera decirme qué Maestro ascendido andubo por este mundo difundiendo el mensaje y cobrando por hacerlo, se lo sabría agradecer, por lo general fueron seres que abandonaron sus riquesas, quienes previamente las tenían, o que anduvieron por la región que le tocó recorrer difundiendo el mensaje de luz y de amor sin que nada les faltara para cumplir su misión… se habla de riesgo espiritual, y ¿es que acaso lo espiritual es un juego de muñecas y carritos? es transitar dentro de los embates de la dualidad donde no se pide ni se da cuartel, la menor equivocación u omisión y estarás en otro plano sacando cuentas de que fue lo que se hizo mal o no se hizo… el que está en la senda de la espiritualidad es un explorador, un pionero, un rescatista con la misión de despertar o poner en el camino del despertar, tantas almas como le sea posible y con los medios disponibles, o por qué creen que le tocó a Jesús de Nazareth encarnarse tantas veces en este mundo para llevar el mensaje de manera tan radical… La notoriedad alcanzada por los grandes maestros vino por su trabajo, humilde, sacrificado y riesgoso, no por impartir su luz a cambio de honorarios. Conozco personas que dictan charlas, talleres y conferencias y lo único que piden es transporte, comida y agua… y están haciendo el trabajo de acercar a las personas y las comunidades a la luz, esos conscientes o no de su compromiso con el propósito, están trabajando, y nos sorprendería saber la cantidad de trabajadores de luz que hacen su trabajo de manera clandestina o de incógnito, solo por que su propósito es servir; Y reitero, todo aquel Ser que quiera fijar y percibir honorarios por el servicio que presta, indistíntamente de la naturaleza del mismo, puede y es libre de hacerlo… pero no diga que eso es ESPIRITUAL, por que aquel Ser que contraiga una deuda con la Divina Fuente ni con todo el “Dinero” reunido de todos los mundos habitados del Universo podrá saldarla, y sin embargo, podrá cancelarla con un simple “Gracias”… La escencia de Dios en nosotros celebra eternamente su presencia en nuestros corazones… Dios les bendice!

  11. User comments

    amada hermana, no se debe cobrar por la enseñanza espiritual del YO SOY, si se puede cobrar por el proceso de llegar a enseñar lo espiritual que es la parte del desarrollo humano para ir resolviendo poco a poco las “8” areas de la vida, definitivamente se tienen que ir sanando poco a poco para poder asimilar la espiritualidad y la elevación de conciencia. el amado maestro Saint Germain lo manifiesta de manera clara, no se debe cobrar pero si aceptar algo a cambio siempre y cuando la persona asi lo quiera sin condicionamientos, de hacer un cobro por el servicio prestado se interrumpe la sabiduría y la energía que se recibe de los altos planos para la asistencia de otro hermano en reencontrar el camino. asi que te comparto esta opinion que sigo y que realizo en mi ámbito de acción, yo no cobro por nada, comparto libremente y asi libremente llega a mi lo que voy necesitando, ya que el único objetivo de esta vida es conocer, aprender y vivirr las enseñanzas del YO SOY. donde las palabras convencen pero el ejemplo arrasa. dentro de ese trayecto el universo nos retribuye lo que necesitamos, asi que no se genera desequilibrio, siempre y cuando lo hagas por amos, y el amor es algo infinito, es algo que nunca se acaba, al contrario, entre mas das mas se genera y mas recibes, es tu fortuna que haces y es lo único que te llevaras al pasar al plano etereo! saludos de luz amada hermana y gracias por compartir tu pensamiento, todos pasamos por ahi y nos hemos hecho la misma pregunta. asi que adelante, a no cobrar para seguir liberandonos todos. !

  12. User comments

    No estoy de acuerdo con este post. Cobrar por lo espiritual sería ir en contra de lo que practicamos y anhelamos: un mundo más espiritual desprendidos de lo material.
    Si se dictan charlas, conferencias, cursos, etc. esperando que la gente pague por ello algo se está haciendo mal, las enseñanzas metafísicas y espirituales deben libres y gratuitas mientras más gente tenga acceso a ellas más rápido haremos el cambio. Además no conozco ningún maestro ascendido que haya cobrado por sus enseñanzas. Repito sería ir en contra de lo que practicamos.
    Saludos hermanos y que Dios los bendiga!

  13. User comments

    Hermana………..toda su apreciacon con respect a cobrar/o/no es muy valedera …………el libro de los hechos de los apostoles vers,8 en general simon el mago le dice que le venda el poder ee curaryyyyyyyyyypedro le dijo/vete y pudrete con tu dinero y en hiel de amargura moriras PORQUE EL PODER DEL ESPIRITU SANTO NI SE COMPRA NI SE VENDE /////////////////////// AY DE AQELLOS QUE COBRAN POR DAR SANACION DONDE ESTE PRESENTE EL ESPIRITU SANTO ///////////////////// YYYYYYYYYYYYYY COBRAN SU hermano en el espiritu vientod aumzid

  14. User comments

    no se deberia cobrar por una clase de yoga?

  15. User comments

    Salvo una sòla vez, siempre que necesitè y busquè ayuda espiritual se me pidiò dinero a cambio. Y es en ese preciso momento que pienso: ES COMERCIO, y me vuelvo a alejar indefectiblemente…

  16. User comments

    “RECIBIERON gratis; den gratis.” (Mateo 10:8.) Jesús dio este mandato a sus apóstoles cuando los envió a predicar las buenas nuevas. ¿Le obedecieron? Sí, y siguieron haciéndolo incluso después de que Jesús volvió al cielo.

    Por ejemplo, cuando Simón —que había sido hechicero— vio los poderes milagrosos que poseían los apóstoles Pedro y Juan, les ofreció dinero a cambio de tales dones. Pero Pedro lo reprendió diciéndole: “Perezca tu plata contigo, porque pensaste conseguir posesión de la dádiva gratuita de Dios mediante dinero” (Hechos 8:18-20).

    El apóstol Pablo mostró un espíritu similar al de Pedro. Pablo pudo haberse convertido en una carga económica para sus hermanos cristianos de Corinto. Sin embargo, trabajó con sus propias manos para mantenerse (Hechos 18:1-3). Por eso pudo decir con confianza que había predicado las buenas nuevas a los corintios “sin costo” (1 Corintios 4:12; 9:18).

    Por mucho q os empeñeis la espiritualidad y el dinero jamás fueron d la mano.

    Claro pero q va a decir una persona q vive d eso.

    Ten tu trabajo material y vive de eso y da la luz y la espiritualidad q puedas dar. Si es d corazón estará perfecto y maravilloso aunque sólo la reciban unos pocos

    Paz y amor

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend