Siento algo Saber

intuicion_

Siento Algo Saber

Siento algo saber. En cual de mis vidas descubriré la escritura? Podrá mi espíritu alguna vez tomar de su camino las enseñanzas pasadas? Cuando podrá saber? cuando dejar de avanzar a tientas solo por que hay una intuición mayor que dice que si se puede, que ya se ha hecho, que no hay problema, que es un tema dominado? en varias oportunidades destacado, y no al final, en fin, bueno, también, casi siempre, repitiendo, repitiendo. Una y otra vez, hasta en algún momento poder.

Y aun cuando en esta vida no me ha sido tan diferente y un poco de perspectiva dice que se puede mejorar. No es tanta la devoción como la profunda intuición de saber que todo ya está hecho y que solo somos resplandores del recuerdo lo que me anima. No se si es mucho o si me ha costado. Pero solo sabiendo un poco imagino que no me ha sido fácil ni que sea tanto.

Fui un cobarde, no dejo de sentir a ratos su presencia. No se si ello me ha ayudado o he escapado sabiamente de tanto derrotero inútil. También fui guerrero, y jefe, y esclavo. Agricultor, leñador, pescador de mares feroces y buzo en arrecifes boreales. Leal, traidor, príncipe astrólogo y caminante de caminos. Carne de leones, sombra del bosque. Atormentado y torturador, estafador y estafado, fiel y engañado. Fui despierto, y curioso. Siento por sobre todo esa fuerte esencia vital en modo contemplación.

Fui parte de un clan. Muchas veces. Grandes, pequeños, longevos y de corta existencia. Con frecuencia fuimos abatidos por graves accidentes, eventos de la naturaleza o cruentas batallas. Un par de oportunidades, líder. Muchas veces un mal hombre, pero tras mucho esforzarme acumulé experiencias vitales que arrastro desde antaño. De varias no quedó nada ni nadie o fuimos todos avanzando. De otras, no pocas, nada se hizo o incluso se volvió atrás.

cruce-de-caminos

 

Son muchas o pocas vidas?

Debieran ser millones, cuantas veces caído? Todas o muchas seguramente. Caminar no es fácil. Pero en algún momento logramos el equilibrio, la fuerza y coordinación para movernos hacia donde queramos.

Equilibrio, es el tener clara la existencia de planos horizontales. Sobre los que podemos movernos teniendo siempre presente que para entender hacia donde movernos debemos usar como referencia fundamental el eje vertical como primera cosa y luego como segunda saber discriminar la fuerza que nos ata e impide ascender. Entender arriba y abajo. Adentro y afuera.

Fuerza, una vez entendido y logrado el equilibrio viene un nuevo paso, mas difícil. Se trata ahora de  poner todo nuestro ser en levantarnos del suelo, del plano que nos contiene y elevarnos. En lo posible mantenernos de pie. Esto no es fácil, requiere de un nuevo componente y para ello la fuerza interior es vital. Debe ser descubierta, reconocida y trabajada. Igual que todo en la vida.

Coordinación, este ultimo elemento es el que corona todo el aprendizaje anterior. Ascender es cosa de buscar esa coordinación entre fuerza y equilibrio. Una vez logrado dejarse llevar por las corrientes de amorosa compañía dévica.

La naturaleza no podría haber jamás entregado Vida si no tuviera dicha esencia para entregar, menos podría haber entregado Inteligencia, Sentimientos, Humanidad….Vida. Hoy luego de algo/mucho mirar acerca de la naturaleza de la vida, del cosmos, del todo, y tomando las palabras del Maestro Vicente Beltran Anglada, siento con fuerza que “las formas son la expresión de voluntad del espíritu inmanente que todo sostiene y que impulsa a ser y sentir”.

….la cadena de complejidad creciente, vida en movimiento y evolución para diferenciarse del todo y en un largo camino retornar a la fuente nos ha reunido en esta mota de tiempo y espacio. Agradezco a la VIDA la oportunidad de haber recibido cariño, confianza y cercanos con esa calma sabiduría que muestra los caminos de serenidad que tanto cuestan tomar – al menos a mi :).

Dios Geometriza.

Recordando a Platón, y que “DIOS geometriza”, deseo compartir al maestro Vicente Beltran Anglada en cuanto la geometría como andamiaje de la imaginación y las formas sociales, físicas, emocionales, espirituales, que nos han dado sustancia y que son resultado de la posición relativa que la pluralidad infinita de vidas y conciencias, sujetas al devenir incesante de la evolución, han gatillado.

La realidad, en sus diversos niveles de organización, la materia, lo mismo la Vida, al proseguir la cadena de complejidad creciente que contiene, me atrevo a elucubrar que el avance espiritual sigue un derrotero similar.

Los principios esenciales deben necesariamente estar presentes siempre en cada una de las etapas sucesivas de organización y complejidad cuyo vector de avance claramente dibujado es el camino de la belleza.

Primero, nadie da lo que no tiene. Es un imposible. Si no tienes dinero, como vas a dar algo de dinero a otra persona? Si te sobrara, recién podrías empezar a pensar en entregar algo de ello a quienes espero te hayan llamado la atención por su desprotección y te hayan llevado a estas reflexiones.

Creatividad para reciclar

 

De manera similar, las ideas, avanzan lentamente hacia la luz

El cerebro tiene su propio filtro que ayuda a organizar y a establecer prioridades dentro de nuestra conciencia. Durante el día, la zona mas potente de nuestra conciencia se ocupa de sus prioridades y al mismo tiempo nuestro cerebro sigue con todo lo demás a un nivel del cual no somos conscientes.

Pero al dormir, relajarnos o distraernos de lo prioritario surgen aquellos temas postergados, aquellas ideas recurrentes que no son atendidas hasta que logran posicionarse en primera plana, justo al pestañear.

El cerebro no para de trabajar. Trabaja 24 x 7 x 365, sin parar. 

Tiene ritmo y una dinámica dual. Diurna-nocturna e interna-externa. Y los componentes de cada dinámica también tienen su propia forma rítmica.

Al despertar nos preparamos lentamente para ir tomando fuerza y empuje, lograr el mejor resultado a medio día, comenzar a prepararnos para el descanso a media tarde y ya en el ocaso estamos listos para dormir.

De igual forma en la noche, los ritmos del sueño son claros, la psicología ha hablado en extenso de ello. Vemos que al comenzar a dormir lo hacemos tímidamente, de a poco, para ir cayendo en zonas profundas hasta, en lo posible, dejar libre al inconciente en medio de la noche y medida que se acerca la mañana prepararnos lentamente para dejar los sueños.

Ese ritmo, de subida, clímax y bajada, diurno-nocturno, supongo se da también en lo interno-externo. Por lo pronto mucho de ambos se superpone mutuamente. Lo externo con lo diurno y lo interno con lo nocturno.

Es en ese fluir que las ideas van posicionándose unas tras de otras. Y seguramente el flujo es de ida y de vuelta. Así desde el diurno-externo se envían ideas al interno-nocturno que a su vez también se apresta a enviar ideas a su contraparte esperando que en una desconcentración casual encuentren salida a nuestra atención conciente-diurna-externa.

 

 

 

Y en ese devenir incesante, de retroalimentaciones, regresiones, retroencadenadas al infinito del continuo interno-externo, la lucha de las ideas se debate ante el dilema original: arriba-abajo.

Y en ese devenir incesante, de retroalimentaciones, regresiones, retroencadenadas al infinito del continuo interno-externo, la lucha de las ideas se debate ante el dilema original: arriba-abajo.

Así como en lo material la gravedad cumple ese papel, encauzando a la vida a proponer sus maneras de existencia, manifestación y expresión en el ámbito de la gravedad, de la luz y/o de ambas en lo interno las ideas también se rigen por la dualidad luz-atracción espiritual.

De manera similar, las ideas, avanzan lentamente hacia la luz.  Algunas ideas son mas oscuras, otras mas claras y luminosas, la vida ha ido aprendiendo cual es el plano “horizontal”, y el hombre mas que ningún animal, por ahora, sabe finalmente que es arriba y que es abajo y ha ido optando lo mejor que le ha sido posible para configurar, en base a esta dualidad, la expresión de sus culturas.

 

He sido todo? Seguramente si, pero no. Desde Boson a Hombre, pasando por todo.

Seguramente todos y cada uno de los Elementos primero. Luego, eones como mineral, también muchos minerales. Con el devenir de las eras, y junto con la química es un primer gran salto a lo orgánico. Primero medio sin saber mucho por qué.

Pero en los infinitos cambios de ropaje orgánico, al pasar de ser tal o cual molécula, jugando, por eones, todas las que éramos en aquel entonces lo hicimos. Ya lo hemos hecho antes, podemos hacerlo otra vez.

En algún momento fuimos capaces de dejar de jugar al salto de vidas entre esa o aquella molécula. Las había de todas y tantas como la Tierra era en aquel entonces. Y nos pasábamos vidas siendo esa o aquella molécula o elemento. La idea era aprender a ser y existir en la materia.

Eso finalmente fue aprendido. Como les digo, fuimos capaces de hacer que pudiéramos vivir reconociéndonos entre todos los iguales en clase y capacidad y entre todos hacer algo bello.

Moléculas orgánicas y no solo orgánicas sino que moléculas capaces de estructurarse, con lo que hay a mano, de forma muy simple, pero en un modo totalmente justo y equitativo. El el único fin es “ser” en un ambiente de protección que tiene la posibilidad de autoreplicarse en nuevas y mejores formas de si mismo al interactuar con los otros.

Que mejor? Ese fue el primer gran salto. Desde entonces hemos progresado enormemente. Pero la divergencia también, además de hoy por hoy obligarnos a pensar nos hace reconocer, por lo mismo, y con alerta, ciertos desvíos posibles al frente en el camino.

Nuevamente. Caminar no es fácil.

 

AUTOR: José Pedro, redactor de la gran familia de hermandadblanca.org

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jose Pedro Arancibia
Jose Pedro Arancibia Paredes, Chileno, 51 años, casado, dos hijos. Ingeniero Civil. Buscador incansable, caminante del sendero. josepedroarancibia@gmail.com
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend