Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » El silencio y la pulsación de nuestro corazón

El silencio y la pulsación de nuestro corazón

El silencio y la pulsación de nuestro corazón

El hecho de vivir en este marco de tiempo caracterizado por la intensa actividad a la que nos sometemos diariamente, nos mantiene viviendo y sin percatarnos, con un ruido constante como “telón de fondo”. El silencio no será nuestro acompañante durante gran parte del día.

Nos levantamos con la alarma del despertador, nos alistamos para salir y desayunamos con la tv encendida en las noticias, chequeamos nuestros teléfonos móviles, en la calle nos encontramos con el tráfico y así… comienza el día para muchos de nosotros en cualquier ciudad de hoy. Nuestra mente no se detiene: chequeará las actividades a realizar en el día, la reunión que tendremos, las llamadas que realizaremos, los lugares a dónde iremos, sino simplemente tararearemos una canción. 

Muchos de nuestros sistemas de creencias están basados en la idea de que estar activos constantemente y ocupados en algo importante es una cualidad de toda persona exitosa, y nos alientan a ser “multitask” (multitarea), hacer varias cosas a la vez como muestra de nuestras destrezas y habilidades.

 

 

Rutina "Multitask"

Intensa actividad diaria

PUBLICIDAD GOOGLE

 

 

Este constante ir y venir de actividades y pensamientos se crea una suerte de energía densa, también llamada efluvia que envuelve a nuestro planeta y a nosotros mismos, creando velos que contribuyen a que nos mantengamos alejados de nuestro Centro y Divinidad Interna.

 

¿Existe el silencio en el Universo?

Aquieta tu mente.

Aquieta tu mente.

Para encontrar silencio y aquietar la mente, meditamos, practicamos yoga, nos ejercitamos, etc. Pero…. ¿Encontramos silencio? ¿Existe el silencio, realmente? La respuesta es no. El silencio, entendido como ausencia de sonido no existe. El universo es energía, la cual genera, colores, frecuencia, vibración y si, sonido! La energía es vibración y sonido! No hay silencio en el Universo, tampoco en nuestro planeta.

Existirán siempre sonidos, internos y externos, de la naturaleza, del viento, del agua, ruidos de la ciudad,  ruidos internos, como el de nuestros pensamientos, etc. Si en algún momento los ruidos exteriores disminuyen creemos que hemos encontrado silencio y que éste nos aquietará. No es el silencio exterior quien nos sosegará porque podríamos aun en silencio aparente, permanecer con mucho ruido interno.

Aquietamos nuestra mente y mundo interno cuando estamos presentes en el aquí y el ahora, logrando atención plena.  A pesar de que nunca nos encontraremos ausentes totalmente de ruidos externos, es logrando estar presentes en el momento en que existimos que nos aquietaremos. Estar en atención plena, aumentará la comprensión y entendimiento de nuestro entorno y podremos captar con simpleza y facilidad sentimientos y pensamientos que llevamos en nuestro interior los cuales nos hablarán de manera clara y nítida.

Escuchar el sonido del corazón

Escucha los latidos de tu corazón.

Escucha los latidos de tu corazón.

Al aquietarnos, podríamos también poner atención en un sonido en particular….. el sonido de nuestro cuerpo! Escuchar la pulsación sagrada que nos acompaña mientras tengamos aliento de vida: los latidos de nuestro corazón.

PUBLICIDAD GOOGLE

Al escuchar nuestro corazón, logramos discernir y comprender la verdad de cuanto nos rodea. No en vano se nos ha alentado a escucharlo desde siempre: “entrad, en el silencio de vuestro corazón y escucharéis mi voz”. Con ese sonido sagrado del latir de nuestro corazón veremos con claridad nuestra verdad interna, esa que nos guiará y nos mostrará el camino que vibra con nuestra alma, nuestro ser interior y nos conecta con nuestro maestro interno. 

De igual manera, conectar con los latidos del corazón nos llevará a enlazar con el corazón cristalino de la madre tierra y al sintonizar con ella, lo hacemos también con la frecuencia y vibración del centro de la galaxia en una pulsación unificada de verdad y entendimiento.

Somos un mismo sonido y vibración con La Fuente, en nuestro interior habita nuestro Ser Interior “Yo Soy” que vibra en la frecuencia del amor y  en atención plena, accederemos a la posibilidad de unificar nuestra pulsación, de corazón a corazón con Gaia y  nuestra galaxia. Es en esa conexión,  escuchando con atención nuestra verdad que nos mantendremos en sintonía con nuestro propósito divino que es el propósito del alma.

Es esta, una vía de acceso al discernimiento y buen elegir de  nuestra mejor senda dentro de los muchos caminos y potenciales que puedan existir,  en comunión con los propósitos de ascensión para la madre tierra y el Plan Divino diseñado por y para nosotros. Cuando medites, coloca con atención tu mano en el corazón y conecta con tu pulsación, el sonido de tu cuerpo, el sonido de la vida.

 

 

FRANCIS URRIETA.

 

Si deseas profundizar visita:

http://quantumholoforms.com/kai/activacion-de-los-pilares-de-la-consciencia-octavo-pilar-silencio/

ESPACIO PATROCINADORES
ESPACIO PATROCINADORES
Sobre Francis Urrieta
correo: ufigueredo67@gmail.com
Un comentario
  1. User comments
    Geovanna Perdomo

    Rosario Velez

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend