Home » Sabiduria y Conocimiento » Tarot » El tarot angélico y el Noveno Coro

El tarot angélico y el Noveno Coro

El tarot angélico está compuesto por 78 cartas enumeradas e identificadas con los ángeles.

El tarot angélico está compuesto por 78 cartas enumeradas e identificadas con los ángeles.

Los ángeles son los seres espirituales que más cercanos al hombre están y que existen para alabar a Dios y guiarnos, protegernos y alertarnos en los momentos de peligro.

El tarot de los ángeles, u oráculo de los ángeles como mucha gente le llama, es el canal de comunicación con estos seres de luz, quienes a través de sus cartas nos brindan su protección y con sus dones de fuerzas celestiales nos dan la orientación y respuestas que necesitamos en el amor, el trabajo, la salud, la familia o cualquier otro aspecto de nuestra vida que sintamos el deseo de consultar.

Este tarot angélico está compuesto por 78 cartas, cada una de ellas enumeradas e identificadas con cada uno de los ángeles. Asimismo, el mazo está dividido en diferentes grupos representados por figuras angelicales.

En el tarot angélico no existen reglas, su objetivo es canalizar la energía angelical, saber interpretar los mensajes de los ángeles de forma profunda y valorar, apreciar y aprender de cada una de sus señales de sabiduría en la tierra.

No se trata de un juego en el que pretendamos adivinar lo que ellos quieren decir, sino en establecer una conexión divina muy sutil, sin involucrar la maldad ni los pensamientos negativos que puedan desconcentrarnos, porque estos seres de luz son un apoyo celestial en los asuntos positivos de nuestras vidas.

Zagzagel, Uriel y Custodio representan el Noveno Coro.

Zagzagel, Uriel y Custodio representan el Noveno Coro.

El Noveno Coro

El tarot angélico también puede ser utilizado como una canalización entre los seres de luz para lograr la curación física, mental y espiritual. Los encargados de la sanación son los coros, representados por las cartas de los ángeles Zagzagel, Uriel y el llamado Custodio de las Ciudades.

Cada uno de ellos cumplen funciones específicas, pero esto dependerá de aspectos como la posición en las tiradas.

Zagzagel, el ángel médico

Él representa las curaciones físicas o espirituales posibles gracias al espíritu divino y su intervención en la tierra mediante los seres de luz. Al mostrarte su carta en el tarot angélico puede representar las esperanzas y posibilidades de sanación, que debe comenzar por el alma para después alcanzar el cuerpo.

Uriel, el ángel de las nuevas oportunidades

Él es Serafín y Querubín al mismo tiempo, y representa la rectificación de los errores, el arrepentimiento sincero por todos los pecados que hayamos cometido, pero también la fe en que no existe nada que no pueda superarse y que siempre existe la posibilidad de comenzar desde cero.

Custodio, el ángel de la protección

Él representa el cuidado en todos los aspectos de nuestra vida. Sin embargo, el lado inverso de su carta señala que no existe protección alguna contra las energías negativas.

 

AUTOR: Gysell Cobos, redactora de la Gran Familia hermandadblanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Gysell Cobos (Redactora GHB)
Gysell es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend