Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » ¿Terminarás una relación laboral, sentimental, familiar? Escucha tu corazón, conecta con tu alma.

¿Terminarás una relación laboral, sentimental, familiar? Escucha tu corazón, conecta con tu alma.

 

Un trabajo, un proyecto, el amor de tu vida, la familia deseada, cuando menos lo esperas todo cambia y te preguntas si estás pagando algún “karma”, expresándolo como si te merecieras algo malo por alguna acción realizada o no terminada.

Karma es una ley universal, cuya función es restablecer el equilibrio de nuestras acciones de vidas pasadas. No es un castigo, es un acto de amor que creamos para crecer espiritualmente, despertar consciencia, avanzar y de nosotros depende si lo hacemos desde el amor o desde el sufrimiento. Por eso encontramos personas que repiten una y otra vez la misma historia: “todos los hombres solo me quieren para el sexo”, “no me llevo bien con mis jefes mujeres”, “no logro permanecer más de un año en un empleo”, “nunca he podido terminar este proyecto” y lo atribuyen a la mala suerte.

Comprender que todo sucede por una razón y que siempre detrás de “un problema” hay un aprendizaje escondido, nos facilita hallar las soluciones y los aprendizajes. El jefe despiadado, el esposo(a) infiel, la compañera de trabajo rival, etc, son los maestros escondidos que vienen a sanar con nosotros aquellas situaciones o aprendizajes que aún no hemos querido resolver para pasar al siguiente nivel de evolución.

Cuando no actuamos de acuerdo a las Leyes Divinas cuyas bases son el amor y el perdón, creamos relaciones kármicas y en nuestro camino espiritual antes de volver a encarnar, nuestra alma elige con quien encontrarnos de nuevo para tener la oportunidad de reparar el daño que les causamos y así liberarnos de cargas y continuar nuestro camino de crecimiento espiritual. Puede ser con nuestra pareja, padres, hermanos, hijos, vecinos, compañeros o socios de trabajo.  

Cómo identificamos a nuestros MAESTROS disfrazados?

Nuestros-Guías-Espirituales

Son las personas, eventos o sucesos con quienes más tienes “problemas” una y otra vez, te hacen la vida difícil, te producen dolor y sufrimiento. No significa que el aprendizaje escondido sea aceptar el mal trato, la humillación, la violencia, etc, sino que busques en tu interior la causa de esa molesta situación y puedas transmutar con tu Luz y Amor para que sanes con el perdón y el amor incondicional.

No es fácil. Por eso, en el Universo otras fuentes de Luz nos miran desde el otro lado del Velo, honran y admiran nuestra sabiduría interior, nuestra capacidad de conexión con la Luz y reencontrar la esencia Divina que habita en nosotros. Cuando colocas tú intención sincera de transmutar esa energía venga de donde sea, personas, relaciones, espacios de trabajo, viviendas, etc, muchas veces pasa que en el momento que comienzas a dar a esa relación o situación tu Luz, amor y perdón sin esperar nada a cambio, es cuando empiezas a generar lo que se llama Dharma.

corazón-abierto-representando-la-tristeza-que-se-va

Y es aquí donde debemos cultivar nuestra paz y felicidad interior para facilitar la acción de perdonar, palabra que puede causar angustia porque la relacionamos con “dejar pasar””, cuando en realidad perdonar no es más liberarnos de emociones negativas y dañinas que nos quitan nuestra tranquilidad y felicidad.

Existen terapias como hoponopomo, registros akásicos, regresiones a vidas pasadas, oraciones, para transmutar el karma y excelentes profesionales que pueden ayudarte a identificar lo que has venido a saldar en esta vida con ciertas personas o situaciones difíciles. Lo mejor y personalmente recomiendo es que desarrolles tu propia técnica, lo puedes hacer pidiendo a tus ángeles y guías en la meditación, sueños, la oración y siempre recibirás la respuesta. El solo hecho de poner tu intención y pensar que hemos elegido esas circunstancias para enmendarlas,  dará inicio a que aparezcan las soluciones y poco a poco los obstáculos y conflictos sanen. Recuerda que sanar no es quitar una enfermedad, u obtener el empleo que deseamos, que cambie la persona como nosotros deseamos, etc, es llevar la persona, situación ó conflicto hacia un estado de Luz y dejar que se cumpla lo que eligió nuestra alma de la mano de Dios antes de entrar en esta existencia.

Así cuando menos te lo esperas, todo saldrá bien. El aparente desorden es solo un nuevo orden. No es magia o el Universo haciéndote un favor. Tú lo has propiciado con tu confianza en el Padre Celestial, en la Energía Creadora y en ti, haz hecho esfuerzos y actos de fe basados en el amor incondicional, el perdón y la esperanza de convertirte en un mejor ser humano, mucho más de lo que ya eres.

!Recuerda!

Ser como ninos

!Merecemos lo mejor de esta vida y de las que vienen!. En cualquier momento nuestra Luz brillará como la estrellas que somos!

 

Escrito por:

Sandra Liliana Moreno Ordóñez

Facilitadora en desarrollo organizacional y personal

www.samandhi.com

info@samandhi.com

AUTORA: Sandra es redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Sandra Liliana
Un comentario
  1. User comments

    lo siento te amo perdon gracias por todo lo creado borro memorias limpio suelto luz y sanacion….

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend