Transmutando Emociones

CARTA FLORAL

Querer gozar de un buen estado de salud no es algo exclusivamente humano, otros seres vivos también utilizan instintivamente mecanismos de conservación o de curación cuando enferman. Nosotros hemos perdido ese instinto innato que siempre hemos tenido, y que parece hemos olvidado.

 

Nuestra primera reacción ante cualquier desequilibrio o dolencia es tomar un medicamento, algo externo que nos reestablezca de nuevo la salud, tanto física como mental, los síntomas desaparecerán pero la causa persistirá, siempre y cuándo no le pongamos la conciencia que requiere.

 

El ser humano tiene poca capacidad para aguantar el dolor y no nos planteamos, en la mayoría de ocasiones, ni tan siquiera los porqués de nuestras enfermedades y desequilibrios internos.

 

No existen medicamentos para el espíritu, pero si existen sentimientos y emociones que hacen subir nuestra vibración de manera automática y sanadora, entre ellos se encuentran: la compasión, la aceptación, el perdón y sobretodo el Amor, que no es más que un reflejo real de aquello que somos en esencia.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

La mayoría de síntomas y enfermedades son mensajes de nuestro organismo que nos avisan de que algo, a nivel emocional, no estamos gestionando bien.

 

El 90% de las patologías se empiezan a gestar en nuestra mente, en como gestionamos nuestras emociones y cómo las vivimos en nuestro día a día, numerosos estudios médicos avalan dicha afirmación.

 

Las enfermedades no son piedras en el camino, sino grandes oportunidades de cambio y de evolución. Seguir los dictados de nuestra alma, como decía Bach ese es el verdadero camino, que donde la razón no llegue, llegue el corazón.

 

Soy consciente que llevarlo a la práctica no es tarea fácil, pero la buena noticia es que las nuevas energías en las que nos encontramos inmersos nos permiten acelerar cualquier proceso por el que estemos pasando, tomar conciencia, sanarlo y transmutarlo para así liberarlo desde el corazón.

 

Hemos vivido durante muchos años, siglos, en una sociedad extremadamente competitiva. Conseguir objetivos a nivel material, demostrar que todo aquello que poseemos materialmente es lo que realmente somos, nos convirtió en una sociedad deshumanizada y emocionalmente débil (nos apartamos de nuestra esencia). Y digo nos convirtió porqué afortunadamente la llegada de la nueva Era de Acuario, nos ha dado la oportunidad de vivir en un Nuevo Paradigma, donde mi riqueza más profunda y más preciada es lo que soy a nivel interior, y dónde vivir de mis dones es mi gran regalo para mí y para la Humanidad.

 

Acuario, el Nuevo Paradigma, nos da oportunidad de volver a casa, de SER en la totalidad, de brillar cómo chispas divinas que somos y que proceden de Dios. Donde la energía amorosa de la Madre Divina vuelve a nuestros corazones para recordarnos que somos vida en acción.

 

Como suelo comentar en mis cursos de terapia floral de Bach, ha llegado la hora de “arremangarse”, de saber cómo almas encarnadas qué hemos venido a hacer a este maravilloso planeta llamado Tierra. De abrazar nuestra sombra, nuestras emociones más profundas, aquellas que más rechazamos y que son nuestras grandes maestras.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Hay que despertar del sueño, y tomar conciencia del “Ser de Luz Crístico que somos cada uno de nosotr@s”. ¡ Es hora de Empoderarse, de recuperar el poder interno!

 

Todo cuánto necesitas saber se encuentra en tu interior, menos mente, más intuición, y más actuar desde el corazón.

 

El Amor todo lo puede, el amor hacia tí obra milagros, ¿te atreves a experimentar tu Divinidad?

 

 

ANIMA DE MEL

Ànima de Mel (Terapeuta floral de Bach)

 

Para más información: info@animademel.com o www.animademel.com

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Ànima de Mel

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend