Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » Vidas Pasadas: El recuerdo olvidado de quienes fuimos.

Vidas Pasadas: El recuerdo olvidado de quienes fuimos.

20170128 gonzevagonz23596 id121696 vidas pasadas el recuerdo olvidado de quienes fuimos identificar vidas pasadas - Vidas Pasadas: El recuerdo olvidado de quienes fuimos. - hermandadblanca.org

 

¿Será verdad que cuando toca el sueño

con sus dedos de rosa nuestros ojos,

de la cárcel que habita huye el espíritu

en vuelo presuroso?

¿Será verdad que, huésped de las nieblas,

de la brisa nocturna al tenue soplo,

alado sube a la región vacía

a encontrarse con otros?

¿Y allí desnudo de la humana forma,

allí los lazos terrenales rotos,

breves horas habita de la idea

el mundo silencioso?

¿Y ríe y llora y aborrece y ama

y guarda un rastro del dolor y el gozo,

semejante al que deja cuando cruza

el cielo un meteoro?

Yo no sé si ese mundo de visiones

vive fuera o va dentro de nosotros.

Pero sé que conozco a muchas gentes

a quienes no conozco.”

– Gustavo Adolfo Bécquer-

Nada mejor que éste maravilloso poema de Bécquer para comenzar una breve disertación sobre las Vidas Pasadas.

Emulando al gran poeta… ¿Será verdad que todos hemos vivido otra vida, que conocemos tantas cosas casi cómo los sabios, y que estamos recorriendo caminos ya andados? ¿Será verdad que nos hemos conocido antes, y que nuestro reencuentro no es casual en ningún caso?

¿Qué podemos hacer para averiguarlo, o más exactamente, para recordarlo?

A continuación, una serie de ejercicios prácticos que nos ayudarán a explorar el subconsciente, buscando el recuerdo de nuestro pasado olvidado, pero no perdido.

20170128 gonzevagonz23596 id121696 vidas pasadas el recuerdo olvidado de quienes fuimos vidas pasadas - Vidas Pasadas: El recuerdo olvidado de quienes fuimos. - hermandadblanca.org

 

1. Despertando Recuerdos

 

A todos nos ha pasado lo mismo alguna vez. Una imagen evoca un recuerdo inesperado, un sonido, una melodía, el aroma de una flor o una comida que despierta nuestras emociones de un modo que no podemos relacionar con la experiencia acumulada en ésta vida.

¿Por qué esa canción me ha puesto tan triste? He probado éste plato antes… ¿pero cuándo? No lo sé.

Cómo suele decirse, cada persona es un mundo distinto, y reacciona de modo diferente ante los mismos estímulos. Es algo natural, pues todos nosotros, también somos diferentes. Pero… ¿cuál es el motivo que nos impulsa a reaccionar de una manera u otra? La respuesta está en el pasado. Y no en un pasado que podamos recordar, sino en una época anterior a la existencia. Por increíble que suene, tal es la realidad que mueve nuestros hilos.

La suerte es que, al igual que asociamos inconscientemente ciertos estímulos con recuerdos de ésta vida, podemos desencadenar emociones que corresponden a vidas pasadas y eso nos ayudará a identificarlas. Es decir, el aprender a localizar y examinar ciertos estímulos inexplicables, nos ayudará a descubrir quiénes fuimos en otra vida.

Por ejemplo, a veces, tenemos un enorme interés por visitar algún país extranjero, y cuándo llegamos allí, nos sentimos cómo si regresáramos a casa. Las emociones que despiertan en nosotros lugares que nunca hemos conocido antes, son una buena pista de que quizás hemos vivido allí en otra época. Cuándo no podemos viajar en persona, los documentales, las películas, la música o los libros, puede servir para sumergirnos en otros mundos y en otras culturas que aviven los recuerdos.

Os animo a estudiar en profundidad todo lo que encontréis sobre los países que sean de vuestro interés. No sólo el idioma, sino también la historia, la geografía y la cultura. Examinar viejas fotografías. Tal vez descubráis indicios de que un día vivisteis allí.

2. Las Leyes de la Reencarnación

¿Y para qué estudiar las vidas pasadas? ¿Sólo por puro entretenimiento? Naturalmente, las motivaciones de cada uno serán diferentes. Pero en realidad éste estudio no deja de ser una búsqueda de conocimiento. Una respuesta a las preguntas elementales acerca de la existencia.

¿Por qué es así la vida? ¿Por qué yo soy así?

A través del estudio de las vidas pasadas, podemos obtener ideas sobre cómo funciona nuestra vida, como sacar el mejor partido a nuestras aptitudes, cómo superar los obstáculos que se nos presentan y cómo hacer frente a nuestros miedos y a nuestros errores.

Para hacer frente a todo ese proceso, es importante entender bien las Leyes de Reencarnación. ¿Sabes cuáles son esas leyes?

Siguiendo a Robert Smith las clasificaré en dos niveles para su mejor comprensión:

– Las Premisas fundamentales que describen el proceso de reencarnación. Se pueden resumir de modo sencillo diciendo que la vida eterna tiene una finalidad, y está sujeta a un orden. Nosotros, cómo seres humanos hemos experimentado la vida muchas veces, y seguiremos haciéndolo. Es decir, nosotros no sólo somos seres físicos o materiales. Nuestro verdadero YO es espiritual y pasa por muchas experiencias que le ayudan a evolucionar. Cómo almas libres, tenemos también libre albedrío, y éste es esencial en la teoría de la reencarnación, pues podemos afirmar que la finalidad de todas nuestras vidas es desarrollar todo nuestro potencial aprendiendo a sacar el mejor partido de lo que elegimos. El famoso karma es simplemente el funcionamiento de la ley de causa y efecto. Es decir, el proceso de realizar elecciones y de experimentar luego sus resultados. Ojo, el karma no es un castigo; es una ley universal que nos dice que todo lo que hacemos, pensamos o decidimos, es una causa que en su momento producirá un efecto.

– Las Leyes específicas que influyen en las experiencias concretas que vamos teniendo en las diferentes vidas. Son las siguientes:

  • Ley de la Continuación: Los rasgos de la personalidad, las aptitudes, las aficiones y las habilidades suelen pasar de una vida a otra hasta que surge una situación en la que optamos por cambiar esos elementos.

  • Ley de las Consecuencias: Experimentamos las consecuencias de aquello que elegimos. Las elecciones constructivas tienen consecuencias positivas y las elecciones destructivas tienen consecuencias negativas que nos enseñan a no volver a cometer ese error.

  • Ley de la Compensación: con el fin de equilibrar los rasgos de la personalidad, experimentamos extremos opuestos tales como la masculinidad y la feminidad, en las diferentes vidas.

3. El Ensueño. Esa poderosa herramienta que nos ayuda a comprender

Ya sabemos que la mente consciente es una herramienta muy importante a la hora de reunir y analizar pistas sobre las vidas pasadas. Pero debemos recordar que el auténtico almacén de recuerdos de anteriores encarnaciones, está en la mente subconsciente.

Por tanto, ¿qué debemos hacer para sacar esa información a la superficie?

Muy fácil. Usemos la imaginación, que para eso la tenemos, y dispongámonos a soñar con el pasado. O dicho de otro modo, construyamos un Ensueño.

Aunque tampoco se trata de soñar despiertos sin ningún tipo de dirección.

Para que el Ensueño nos resulte útil, debemos imaginar siguiendo unas directrices que dictaremos en los próximos ejercicios.

En éste caso no se trata de hipnosis. No implica someter nuestra mente a una influencia externa, ni la pérdida de la capacidad de pensar independientemente. La hipnosis es una herramienta que también permite hacernos regresar a las vidas pasadas de un modo rápido y directo con ayuda de un profesional. Esa técnica será fruto de análisis en un futuro artículo. Pero hoy vamos a estudiar unos ejercicios sencillos que cualquiera puede hacer en su casa. Son fáciles, divertidos y podéis obtener grandes resultados con ellos.

¿A quién no le gusta soñar despierto?

Pero debemos ser capaces de controlar nuestro pensamiento, y poner fin a la fantasía cuándo lo decidamos.

Antes de construir el Ensueño, viene la Relajación. Hay que relajar la mente en primer lugar. Démosle un descanso a la mente consciente, y dejemos que el subconsciente tome el mando. Lo que haremos será crear una nueva realidad, a partir de la gran cantidad de información que contiene nuestro subconsciente. Dejemos a un lado las funciones crítica y analítica de nuestro cerebro, y permitamos resurgir libremente a las imágenes escondidas en nuestro interior.

También es importante relajar el cuerpo. La comodidad y la tranquilidad, son condiciones esenciales para perseguir nuestro objetivo. Intentemos sentirnos lo más agusto posible.

Ahora viene lo divertido. Imaginaros dentro de un escenario de ensueño. No forcéis la mente, no lo construyáis con la mente consciente. Dejar que sea el subconsciente quién dibuje los detalles y cuándo despertéis, apuntarlos en un cuaderno. Registrar todo lo que recordéis. No sólo las imágenes. También las sensaciones, los sonidos, los olores, las sensaciones táctiles. Intentar sumergiros por completo en vuestro mundo de fantasía.

Es importante adoptar la perspectiva del protagonista. Es decir, no se trata de imaginar a un personaje en un Ensueño más o menos elaborado, sino pensar en vosotros mismos formando parte de ese entorno imaginario. Vuestros ojos ven, vuestras manos tocan, vuestros pies caminan por esa tierra lejana que está en vuestro interior. Podéis interactuar con otros personajes, pero vosotros tenéis que estar allí. Viviendo y experimentando. Prolongar cada uno de los Ensueños tanto cómo podáis. Lo ideal es dejar que la ensoñación se desarrolle a su ritmo y finalice de una manera natural. Y después a apuntarlo todo. Repetir el ejercicio varios días consecutivos, y después, comenzar a investigar una serie de Pistas que nos ayuden a completarlo en el futuro.

4. Tú y tu Entorno

Una de las formas de conocer tus vidas pasadas es mirar lo que hay a tu alrededor. Nuestro hogar, por ejemplo, refleja muchas cosas de nosotros que con frecuencia no percibimos. En nuestro hogar inconscientemente nos rodeamos de aquellas cosas con las que nos sentimos cómodos. Y no sólo nuestro hogar, también nuestros objetos personales, cómo la ropa y las joyas, revelan muchas cosas sobre nuestras vidas pasadas. El estilo de casa que nos gusta, el mobiliario y los accesorios que compramos, (o que nos gustaría comprar) e incluso los dibujos y diseños que nos agradan pueden darnos pistas en relación con las influencias provenientes de vidas pasadas. Descubrir si os llama la atención un estilo arquitectónico determinado, objetos de decoración relacionados con una época o país, el tipo de cuadros que os gustaría comprar si pudiérais hacerlo. Lo mejor es imaginar cuál sería vuestro hogar perfecto si contarais con todo el dinero del mundo para gastar. Y luego preguntaros… ¿por qué? Buscar en Internet a que época y estilo pertenecen vuestras tendencias favoritas.

5. Viaje alrededor del mundo

Ahora realizaremos un viaje imaginario alrededor del mundo tomando nota de las reacciones e impresiones sobre los diferentes lugares y las personas que allí habitan. Recordad que evocar vidas pasadas es fundamentalmente llegar a saber qué es lo que sois capaces de percibir, ver y recordar sobre una realidad pasada.

Naturalmente, éstas percepciones podrán llegar a encajar unas con otras en base a lo que hayáis visto u oído en ésta vida. Puede que estén desvirtuadas, o incluso que no sean exactas o que en ésta vida hayáis viajado o estudiado determinados países y el origen de las emociones está muy claro. Pero aquí estamos buscando estímulos inexplicables, y la pregunta esencial sigue siendo: ¿Por qué me siento así cuando pienso en éste país, si no lo conozco de nada’

No hace falta viajar mentalmente a todos los lugares del mundo. Elegir los países que más os atraigan por el motivo que sea, lo cuál de por sí ya es una excelente pista. Y otros que no conozcáis de nada. Analizar vuestra forma de reaccionar ante cada país determinado. Hacer una lista y escribir ordenadamente tantas impresiones cómo os vengan a la mente en relación con cada país. Se trata de anotar todo lo que se os ocurra al pensar en una parte del mundo. Enseguida descubriréis, que de algunos países podéis anotar muchas más cosas que de otros.

Por ejemplo se puede escribir sobre clima, habitantes, carácter, paisaje, vida animal y vegetal, cultura, vida social, arte, música, épocas históricas, comida, folklore…

Resultará extremadamente útil separar vuestras impresiones positivas y negativas de cada país. También especificar los países que os resultan indiferentes.

Intentamos averiguar con qué lugar del mundo os sentís más identificados, y por qué.

6. Analizando tus respuestas emocionales

Las personas reaccionamos de forma muy distinta a nivel emocional ante las circunstancias que se nos presentan.

¿Por qué reaccionamos de manera tan diferente ante los mismos estímulos?

A unas personas les encantan los perros, otras los temen, o los odian. A cierta gente le da pánico las alturas, a otros les apasiona volar, algunas personas carecen de empatía, otras se emocionan con cualquier cosa y se identifican con cualquier tipo de sufrimiento ajeno. Existe cierta causa detrás de esas diferencias. Algo relacionado con las experiencias pasadas de la persona, que hace que reaccione de una forma y no de otra.

Claro que también es posible que esas experiencias modeladoras de las reacciones hayan tenido lugar en la vida actual del individuo. Por ejemplo, quién sufrió una mordedura de pequeño, desconfiará de los perros toda la vida.

Pero, aunque hay explicaciones válidas para casos concretos, otras no tienen explicación y esas son las que nos interesan. Por ejemplo, si una persona que jamás ha visto el mar, se siente aterrorizada la primera vez que pisa una playa. Es muy probable que le haya sucedido algo desagradable en una vida pasada relacionado con el agua o con ahogarse.

Lo mejor es hacer un análisis directo y sincero de uno mismo buscando respuesta a ciertas preguntas que nos ayudarán a conocernos mejor. Pensemos cómo nos sentimos cuándo pensamos en :

  • Estar dentro del agua.

  • Estar en lugares elevados.

  • Estar en espacios cerrados.

  • Estar en espacios muy abiertos.

  • Estar solo al aire libre.

  • Haber sido abandonado.

  • Las multitudes.

  • La soledad.

  • Los sonidos muy fuertes.

  • El silencio.

  • Los libros y la lectura.

  • Personas de ciertas nacionalidades o grupos étnicos.

  • Personas con determinados acentos extranjeros o regionales.

  • Personas que profesan determinadas religiones.

  • Personas con determinados rasgos físicos.

  • Personas con determinada edad.

  • Personas con determinadas ideas políticas.

  • Las autoridades.

  • Personas que se adelantan.

  • Personas que se atrasan.

  • Roedores.

  • Serpientes.

  • Insectos.

  • Arácnidos.

  • Otros animales.

  • Luz del sol.

  • Oscuridad.

  • Calor.

  • Frío.

  • Climas húmedos.

  • Climas secos.

  • Viento.

  • Rayos.

  • Fuego.

  • Muerte.

  • Hambre.

  • Enfermedades.

  • Embarazos y partos.

  • Hospitales.

  • Viajar en avión.

  • Viajar a mucha velocidad.

  • Puentes.

  • Túneles.

  • Escaleras.

  • Armas.

Éstas preguntas constituyen sólo algunos ejemplos. Cada estudiante puede confeccionar su propia lista y ojo, no se trata de juzgar a nadie por sus respuestas, sino de ayudarnos a conocer nuestro interior buscando pistas sobre reacciones de agrado o desagrado que no tengan ninguna relación aparente con nuestra experiencia en ésta vida. Eso ayudará a despertar en nosotros ciertos recuerdos olvidados.

Aconsejo apuntar todos los comentarios que se os ocurran junto a cada respuesta.

Os servirán de mucha ayuda para lo que haremos después.

7. Influencias hereditarias y medioambientales

Ahora vamos a analizar el papel que juegan la herencia biológica y el medio ambiente en nuestras vidas. Para ello vamos a examinar la relación existente entre esas influencias y las que provienen de nuestras anteriores encarnaciones. Hasta éste momento, nuestro trabajo se ha basado en la suposición de que nuestros intereses y características son modelados en gran medida por nuestroas vidas anteriores.

Pero la genética moderna pone de manifiesto que heredamos de nuestros genes no sólo nuestras características físicas, sino también muchos de nuestros rasgos psicológico. También sabemos que las experiencias de nuestra primera infancia, nuestro entorno familiar y prácticamente todo lo que sucede a nuestro alrededor, influye en nuestra forma de pensar y en nuestro modo de reaccionar ante las circunstancias de ésta vida.

Si ésto es cierto, ¿cómo se puede afirmar que son las influencias de las vidas pasadas y no la genética o el medio ambiente quienes nos hacen ser cómo somos?

Evidentemente, no se puede negar la incuestionable influencia de la genética y del medio ambiente. Pero resulta que no son los únicos agentes que nos conforman. También hay que tener en cuenta lo que nosotros elegimos, porque tanto la herencia biológica cómo el medio ambiente interactúan con el karma, y son factores por los que nos sentimos atraídos con el fin de enfrentarnos a los resultados de las elecciones que hemos realizado en el pasado. Dicho de otro modo, si la esencia de nuestro ser, aquello que llamamos alma, no es físico, si existía antes de que naciéramos en nuestro cuerpo carnal actual, y seguirá existiendo tras nuestra muerte, podemos deducir que cada vez que elegimos, vamos dando forma a nuestra alma y construímos nuestra identidad individual y esa esencia permanece y experimenta no una, sino infinidad de vidas, encarnada en cuerpos diferentes, alcanzando en cada vida un mayor grado de evolución. Cuando nuestra esencia no física se ve atraída hacia una forma física, arrastra hacia sí la herencia biológica y el medio ambiente que mejor encajan con su identidad interna.

8. Construyendo teorías sobre las vidas pasadas mediante pistas de la vida actual

Ahora sabemos que las elecciones que hemos llevado a cabo en el pasado han contribuido en cierta medida al desarrollo de nuestra alma y han hecho necesario que tengamos que aprender una serie de lecciones específicas en ésta vida. La herencia biológica y el medio ambiente en que nace el individuo tienen cómo función darle la oportunidad de aprender esas lecciones. Es decir, al nacer todos los individuos nos sentimos atraídos por la situación que mejor satisface las necesidades de nuestra alma con vistas a su posterior desarrollo. Increíble, ¿verdad?

De todos modos, recordad que somos libres de elegir en cada momento. Podemos libremente utilizar una influencia constructiva que pensamos proviene de nuestro pasado, o simplemente ignorarla. Vencer una influencia negativa o no hacerlo.

A su vez, nuestras decisiones actuales nos conducirán por diferentes caminos, muchos de ellos insospechados. Incluso lo malo que nos sucede en ésta vida, es consecuencia de alguna lección que necesitamos aprender.

Por ejemplo, una lección valiosa sería conocer cuál es el mejor modo de superar ciertos obstáculos y por ello en el pasado tal vez elegimos pasar por ciertas facetas negativas que nos ayudaran a evolucionar. De todos modos, intentemos centrarnos siempre en lo positivo para que la Ley de Atracción no traiga más desgracias a nuestra experiencia, y pensemos que lo que nos sucede tiene su por qué. De nuestra mano está superar todo lo negativo gracias al libre albedrío. Lo importante es no dejarse jamás llevar por la desesperación, y buscar el mejor camino de salir adelante. No olvidemos nunca que una puerta conduce hacia otra puerta, y así sucesivamente. Luchemos por no permanecer atascados y no perdamos nunca lo esperanza.

Ahora bien, ¿cómo es posible relacionar nuestras anteriores encarnaciones con las situaciones de la vida actual?

Muy fácil. Utilicemos una vez más la imaginación y pintemos una serie de conjeturas.

Ya hemos dicho que si tenéis un interés especial en una determinada parte del mundo, es posible que hubieráis vivido allí en una vida pasada. Esa es una de las pistas que merece la pena explorar. Pero hay más. Podéis tener habilidades especiales para la música o la pintura desde vuestro nacimiento, porque en otra época dedicásteis vuestra vida al arte. Podéis tener una sed inagotable de conocimientos, porque en otra vida ese saber os estuvo prohibido debido a vuestro sexo o condición social. Tal vez seáis personas muy hogareñas y arraigadas a vuestra tierra, porque en otra vida fuisteis nómadas, siempre de un lado para otro, o bien al revés, sentís esa llamada indefinible de las tierras lejanas y os movéis constantemente porque en el pasado fuisteis exploradores, o porque nunca pudisteis viajar lo suficiente. ¿Os preocupa el dinero y lo material? Quizás sufristeis carencias en el pasado. Examinar vuestros gustos, vuestros miedos y vuestros deseos. Podéis descubrir cosas sorprendentes acerca de vosotros mismos.

9. Descubriendo pistas sobre vidas pasadas a través de los sueños

Los sueños llegan a nosotros para decirnos algo. Durante el sueño, es el subconsciente quién guía nuestros pasos, e inevitablemente los recuerdos sobre vidas pasadas aflorarán en un momento u otro de la experiencia onírica. En muchos casos con extraordinaria nitidez. Por ello es imprescindible que llevéis un diario de sueños que os permita recomponer vuestro mundo onírico durante la vigilia, con el mayor detalle posible. Dejad el cuaderno en la mesita de noche, y apuntad todo lo que recordéis nada más despertar. De lo contrario lo olvidaréis. Poco a poco, iréis identificando pautas, lugares y personas que no conocéis, pero que al mismo tiempo, conocéis.

10. Ensueños sobre vidas pasadas

Tras practicar varias veces éstos sencillos ejercicios, podremos volver a la Ensoñación. Entonces veréis cómo ésta se ha enriquecido gracias a la cantidad de fragmentos, pistas y pequeños detalles recogidos sobre posibles encarnaciones pasadas. Es hora de dejar una vez más que el subconsciente tome las riendas. Tranquilizad vuestra mente, cerrad los ojos y preparaos para soñar.

Pero ahora, intentad tener presentes vuestras pistas, dentro del entorno de fantasía que el Ensueño os ofrece. No lo forcéis. Dejadlo venir solo. La mente consciente ha colaborado realizando indagaciones y reuniendo ideas, pero la mente inconsciente también se ha visto afectada por los recuerdos que los ejercicios anteriores habrán despertado. Vamos a ver lo que nos enseña. Dejémosla trabajar, y con un poco de paciencia, nos irá mostrando escenas completas de lo que fuimos en otra vida. Será una experiencia que no dejará indiferente a ningún lector.

Espero que hayáis disfrutado de éste viaje tanto cómo yo.

Nos vemos en el otro lado.

AUTORA: Eva Villa, redactora en la gran familia de granhermandadblanca.org

FUENTES: “Rimas y Leyendas” de Gustavo Adolfo Bécquer y “Puedes recordar tus Vidas Pasadas” de Robert Smith y Edgar Cayce.

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Eva Villa (Redactora-Traductora GHB)
Escritora, guionista y pintora. Mis aficiones son los viajes, los idiomas, los animales y la búsqueda incansable de conocimiento.
Un comentario
  1. User comments

    Muy buen artículo, a mi particularmente me gusta mucho todas las cosas que tenga que ver con lo oriental como la magia, meditación,hipnosis,artes marciales, me gusta mucho la paz la tranquilidad y creo mucho en éstos temas de las regresiones, mensaje de los sueños, etc. Una vez soñe que morían 4 cachorros cuando mi perra estaba embarazada y tres días después nacieron sus hijos y murieron 3 y uno quedo en el vientre de mi perra que lo expulsó una semana después.y la llevó a la muerte a mi mascota

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend