Home » Sabiduria y Conocimiento » Astrología » Virgo “la matriz de la Sophia cósmica”

Virgo “la matriz de la Sophia cósmica”

virgoLa profunda y liberadora fuerza que vertida a través de la constelación de Virgo zarandea las envolturas expresivas del Alma en su trayecto evolutivo de manifestación real, nos envuelve en un periodo de poderosa actividad mágica, donde la conciencia y sus aspectos emergentes psico-emocionales, da un salto substancial en su avance en el manejo y conocimiento de las propias fuerzas.

La danza zoodiacal en que ocho de las constelaciones nos afectan en los ámbitos transpersonales de crecimiento y evolución, además del poderoso ciclo “conexión” mística que desde la matriz mental del todo (Shambhala “Donde la voluntad de Dios es conocida”) y la emergente exteriorización de la Jerarquía planetaria, (centros de actividad evolutiva del propósito desde los cuales la energía llega sin mediación ni intermediarios dentro de este periodo excepcional de crecimiento,) convierten este espacio-tiempo en un revelador trabajo creativo, en un crítico experimento de conocimiento y probación de la divinidad oculta.

La triple naturaleza femenina de Virgo (Isis-Naturaleza mental, Eva-Naturaleza emocional, y María-Naturaleza física) es estimulada potentemente por el trabajo previo de “individualización” en Leo, y la matriz del tiempo, el vientre húmedo donde los reinos y las fuerzas creadoras revelan su capacidad de radiación y resonancia, abren el portal del conocimiento intrínseco, la oculta forma que tras los velos, revela la matriz de la Sophia cósmica.

La sabiduría inherente a toda vida y expresión de la realidad espiritual ejerce una fuerte presión consciente sobre la simbología ancestral custodiada en las edades de los hombres. La personalidad se revela como la gran expresión del proceso consciente de desenvolvimiento crístico, donde el embrión, la idea del gran Amor que todo lo sostiene custodiado en la esfera mental, es vivificado por el deseo y la aspiración de la naturaleza emocional y finalmente expresado en un punto de crisis, en una fricción de los opuestos, en un encuentro e integración, donde el alma y su creciente consciencia de sí misma se fusionan haciendo tangible el objetivo.

Virgo en su triple expresión Issis-Eva-María revela la potente actividad del Ángel Solar en sus vertientes micro-macro cósmicas manifestando la alquimia que tras la forma y la idea durante largo tiempo aprisionada, se muestran como el cuidado activo, la actividad inteligente, la capacidad de proteger, nutrir y revelar la sabiduría y la naturaleza de las fuerzas y energías cósmicas, que han de ser dirigidas y enfocadas hacia una nueva era donde el instinto y la inercia pasada abandonan las ruedas antiguas de aprendizaje, adentrándose en un nuevo tiempo, creando una nueva matriz donde el abrazo consciente de las propias fuerzas ha de generar la manifestación plena del hombre divino.

VirgoLa apertura psico-sensorial de este periodo nos invita a ejercitar nuestros ritos y simbología interna. La capacidad de explorar sin juicio un sinfín de estados de la propia sabiduría y evolución, hacen de este tiempo un espacio personal donde el grupo completa su fuerza, donde cualquier expresión creativa es llevada a los albores de un nacimiento objetivo de su manifestación.

La mente se entrega a su capacidad de “radiación” revelándose como el proyector, el embrión de la idea de la divinidad oculta, el campo astral sustenta y mantiene el escenario donde la idea será reflejada para su vivificación, y los éteres que circundan el cuerpo físico se convierten en la perfecta caja de resonancia donde la pureza y la belleza del amor naciente, hacen danzar a todas las fuerzas creadoras a través del sonido de la propia vida interna.

Este tiempo de crisis e integración consciente, donde la unión de la forma y el espíritu en sus diferentes grados y cantos vibratorios nos mecerán, elevarán o arrojarán hasta la propia matriz oscura del origen, es un lugar íntimo del propio experimento en el que estamos inmersos, una experiencia, una fuerza naciente y desconocida que ha de permitirnos avanzar desnudos y sin miedo hacia las propias fuerzas, hacia todos los aspectos de la vida una, que en un poético crisol de luz, sonido y movimiento nos revelan la expresión viviente del cosmos, la “sabiduría de todo lo que es”.

Bendita la danza de visionarios y sus almas.

Namasté

Anabel.C.Huertas

 

Virgo “la matriz de la Sophia cósmica”

Por Anabel.C.Huertas

Fuente: http://angelesdebarro.com

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend