Home » Sabiduria y Conocimiento » Yoga » El Yoga de los Sueños 4: la práctica esencial de la Luz Clara

El Yoga de los Sueños 4: la práctica esencial de la Luz Clara

20170623 gonzevagonz23596 id128525 clara luz33 - El Yoga de los Sueños 4: la práctica esencial de la Luz Clara - hermandadblanca.org

Los métodos para practicar la luz clara están relacionados con las cuatro divisiones del tiempo: día, tarde, medianoche y amanecer.

Las explicaciones de las prácticas del día incluyen métodos para la “contemplación” y para el “después de la contemplación”. Primero explicaremos el método para practicar la contemplación durante el día.

Método para practicar la contemplación durante el día

Siéntante con las piernas cruzadas en un asiento confortable. Durante un breve tiempo, concentra tus ojos en el cielo sin moverlos. Entonces tu consciencia se vuelve clara y lúcida. Dirige tus ojos hacia abajo, mira al frente y surgirá una experiencia meditativa fresca. Cuando uno reconoce esta experiencia y se relaja en este estado, se manifiesta la presencia instantánea en su aspecto de claridad como un espacio auto-luminoso. A esto se le denomina “la luz clara de la lucidez”. Cuando uno se familiariza con este estado, se experimenta la luz clara de la lucidez en donde las manifestaciones de la experiencia perceptiva y de la mente surgen unificadas en el espacio, más allá de los conceptos, sin interrupción.

Según las circunstancias, a veces ocurren experiencias como el pensamiento “existo en el espacio del cielo” o “mi cuerpo y mi mente están diferenciadamente separados”. En este momento, se manifiestan innumerables objetos como arcoiris, thigles y visiones de deidades. Ese deslumbre inherente de la claridad de los cinco pranas es conocido como “la luz clara de los colores externos”.

Por medio de la luz clara de los colores externos, es posible percibir con claridad los átomos y los órganos internos del propio cuerpo. Es posible percibir visiones similares durante el día y la noche, el interior de los cuerpos de otros, los reinos puros, lo que están haciendo los seres que viven en aldeas, y seres que están muriendo y renaciendo.

PUBLICIDAD GOOGLE

Para integrar la contemplación con el dormir, retén amablemente el prana mientras estás tumbado en la posición durmiente del león. Sin cerrar los ojos, se duerme con una mente concentrada en la esfera radiante de cinco colores dentro del propio corazón. Cuando las manifestaciones externas se van apaciguando, existe una consciencia no conceptual brillante en el intervalo entre el dormir y el soñar que reconoce la luz clara. Al dormirse en esa dimensión, más allá del sopor de la inconsciencia, el dormir se manifiesta como luz clara.

Por otra parte, no existen sueños y la consciencia permanece lúcida de forma natural en el estado de contemplación. Cuando uno se duerme, mantiene una consciencia incesante de todos los aspectos de la forma, el sonido, y el olor que te rodean, y a causa de esto, cuando se tiene poca experiencia se puede despertar fácilmente del sueño. Existe una claridad natural de los aspectos de la manifestación, aparte de la cesación de los juicios sobre las manifestaciones del día.

Además, con la cesación de las consciencias mentales de los seis sentidos, existe una claridad incesante de las consciencias sensoriales de los cinco órganos de los sentidos. Cuando la consciencia mental se disuelve en la luz clara, el prana entra en el canal central. A causa de que las cinco consciencias sensoriales no son conceptuales, no se apegan a las manifestaciones. Esto se conoce como “la luz clara de la lucidez más allá de los conceptos”.

Cuando esto ocurre, con la existencia de la condición de la contemplación de la luz clara de la sensación, y la existencia de la manifestación incesante de la luz clara de la claridad, la luz clara más allá de los conceptos existe de forma natural en esta condición libre de los pensamientos discursivos. A causa de esto, cuando la luz clara de la base natural se integra, más allá de la dualidad, con la lucidez natural del hijo en la dimensión de la pureza primordial, una claridad más profunda se manifiesta en la claridad primordial. A esto se le denomina “la luz clara que integra madre e hijo”.

Naturalmente, la luz clara de la sensación es aparente y mora en la unificación con la alegría nacida espontáneamente. La luz clara de la lucidez se manifiesta cuando la contemplación se mantiene totalmente integrada durante todo el día y toda la noche. Y la luz clara más allá de los conceptos existe cuando los actos conceptuales de la mente se disuelven de forma natural. En esas ocasiones, este marco es claro, con lo cual es fácil comprender el significado. Aunque existe en otras ocasiones, es difícil de reconocer.

Ya que la luz clara de la sensación permanece inseparable de la contemplación, las manifestaciones acarrean la experiencia del gozo infinito.

Las experiencias de la luz clara de la lucidez, incluyen manifestaciones de humo, espejismos, destellos, niebla, relámpagos, apariencias de cinco colores, thigles, figuras divinas, seres conscientes y la capacidad de ver directamente muchos reinos puros. Se puede ver a través de las formas que permanecen bloqueadas por sustancias burdas concretas, como edificios o montañas, y se tiene la habilidad de penetrar objetos como edificios y tapias. Se puede conseguir el ojo incondicionado, y varios conocimientos supranormales.

La luz clara más allá de los conceptos se mantiene completamente integrada con la contemplación día y noche. Cuando se percibe cualquier manifestación, esta se disuelve sin conceptos. Cualquier cosa de la que se hable carece de categorías y se disuelve sin conceptos, y se manifiestan todo tipo de experiencias como la sensación de permanecer siempre en la dimensión del espacio.

Método de la práctica del después de la contemplación durante el día

20170623 gonzevagonz23596 id128525 hindistan dan 4 kural - El Yoga de los Sueños 4: la práctica esencial de la Luz Clara - hermandadblanca.org

Después de la contemplación” significa surgir de la contemplación. Cuando se sale del estado de contemplación, las manifestaciones externas son los aspectos insustanciales de los cinco colores. Seres sintientes, árboles frutales, elementos y cualquier manifestación que se manifieste es percibida como apareciendo con claridad a pesar de que realmente no son nada, como el reflejo de la luna en el agua. Son vistas como siendo de la naturaleza de los ocho ejemplos del engaño. Son vistas como siendo vacías, de forma natural, como el espacio. Experimentando e integrándose con esas manifestaciones, uno se adiestra en un estado más allá de los conceptos sin apegos a las manifestaciones de la claridad vacía.

PUBLICIDAD GOOGLE

Método de condensar los sentidos en los puntos esenciales al atardecer

Siéntate con las piernas cruzadas. Visualiza una serie consecutiva de sílabas tibetanas blancas (o letra A de nuestro alfabeto) en el canal central desde su extremo inferior hasta la apertura superior de Brahma. Todas estas letras se disuelven gradualmente una en la otra desde la parte inferior a la parte superior. A continuación, todas se disuelven en una única letra blanca, que es visualizada en el pequeño orificio en la parte superior de la cabeza. Al final, incluso esta letra se disuelve en el espacio del cielo, y uno se relaja, liberando la mente en ese estado.

Método de colocar objetos en un vaso a medianoche

Túmbate en la posición del león. Visualiza una lámpara de cinco colores en el centro de tu propio corazón, o visualiza una letra tibetana blanca radiante rodeada por un thigle de cinco colores. Relájate en esa condición y duérmete.

Método de irradiar sabiduría al amanecer

Mira directamente frente a ti con la mirada inamovible del león. Mantén la mente en la visualización de una letra tibetana blanca flotando en el cielo a la distancia de una flecha de la coronilla de tu cabeza.

Primeramente enfoca tu mente en la radiante y después relájate en esta condición de modo que la letra desaparece en su propia naturaleza. Aunque no existen movimientos de pensamiento, todavía se manifiesta una claridad lúcida y uno se relaja en ese estado de contemplación.

20170623 gonzevagonz23596 id128525 a t multy - El Yoga de los Sueños 4: la práctica esencial de la Luz Clara - hermandadblanca.org

El tantra raíz Dra Thalgyur resume la práctica de la luz clara:

Con los cuatro tiempos externos el practicante ejerce el cuerpo físico. Lo esencial es sostener los canales en sus orígenes. Con los cuatro tiempos internos el practicante practica con la voz. El punto esencial es interrumpir el río de la expresión. Con los cuatro tiempos secretos el practicante se ejerce con la mente. El punto fundamental es familiarizarse con el dormir. Con los cuatro tiempos de la condición esencial después de unificar cuerpo, voz y mente uno integra la luz clara total con el dormir. Haciéndote familiar con esto, uno se unifica con los kayas.

Con esto terminamos la serie de artículos sobre el Yoga de los Sueños. Espero que encontréis su lectura provechosa y que os ayude a ver las cosas con mayor claridad. Y recordar que en la sabiduría está la puerta que nos conduce a la Luz.

AUTORA: Eva Villa, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTE: “El Yoga de los Sueños” de Namkhai Norbu Rimpoche

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Eva Villa (Redactora-Traductora GHB)
Escritora, guionista y pintora. Mis aficiones son los viajes, los idiomas, los animales y la búsqueda incansable de conocimiento.
Un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend