Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Economia sostenible » El amor al dinero como fuente de riqueza

El amor al dinero como fuente de riqueza

el amor al dinero como fuente de riqueza

 

Al hablar de amor al dinero no me refiero a lo que se entiende por dejar de gastarlo para guardarlo. Lo que quiero decir en realidad, es que todo lo que se guarda acaba por pervertirse en su energía de luz y resulta inservible para transmitir esa luz a la hora de ser gastado.

 

Lo que el dinero viene a realizar como misión, es servir de utilidad a todos los seres humanos del planeta Tierra como herramienta de intercambio de valores. Lo que a uno puede resultar de valor, a otro puede parecerle insignificante y así el valor que cada uno le da al dinero que gana está en relación al esfuerzo que le cuesta conseguirlo.

 

El dinero representa la riqueza del oro como valor de cambio cuando fue creado, a la vez que reguló su puesta en circulación para que no sobrepasara la cantidad que el oro permitía. Pero lo que hoy está ocurriendo es que el oro deja de tener valor como patrón que respalda el dinero que fluye en el mercado de capitales y se crea artificialmente en base a la conveniencia e intereses de unos pocos que se apoderan de él para impedir que los demás se beneficien a la hora de ser repartido equitativamente y por igual.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

La influencia del dinero en la vida de las personas, hace que le resulte difícil ser amado porque no da lugar a que su presencia sea continua desde el momento en que solo viene a cubrir las necesidades más básicas y la mayoría de las veces está destinado a marcharse antes de haber llegado, porque el hombre deja de pagar hoy para pagar mañana y con eso solo crea pobreza en el futuro por disponer de un dinero que aún no se tiene y que no ha sido creado a través del esfuerzo.

 

Cuando el dinero que no se ha ganado es puesto en circulación antes de tiempo, se origina un agujero energético para absorber todo lo que llega a las manos de la persona que lo ha gastado con antelación para que no sea capaz de respaldar la deuda contraída. Y ese es el origen de muchas situaciones de pobreza en la actualidad, el propósito desviado del uso del dinero, que se bifurca en el  camino de la luz para entrar en la sombra, tanto personal como a nivel de los países, que se ven endeudados para sobrevivir a la venta de su poder de intercambio de sus riquezas naturales a las que no otorgan ningún valor como mercancía. La riqueza natural de un país está en su alma de luz que no debería responder a chantajes y presiones para endeudarse innecesariamente con el fin de llevar a cabo proyectos que solo responden al interés de unos cuantos que no desean el bien común. Las deudas así creadas por los gobiernos, resultan imposibles de pagar a largo plazo porque siempre hay algo más urgente a lo que hacer frente, al igual que le ocurre al individuo a la hora de hacer frente a sus gastos personales, que empiezan a surgir imprevistos con los que no contaba para que no pueda pagar la deuda futura.

 

El manejo de la energía del dinero debería ser aprendido por todos antes de que esa energía acabe por destruir la capacidad innata para ganarlo, porque todo el mundo es capaz de conseguir lo que necesita para sobrevivir y aún mucho más si se lo propusiera, sin necesidad de tener que hacer grandes esfuerzos para traerlo a su vida. El secreto está en la toma de conciencia de lo que el dinero representa como entidad espiritual que es, porque es algo más que un simple papel o una tarjeta, es la moneda de intercambio espiritual por excelencia que debería ser utilizada con fines espirituales además de satisfacer las necesidades materiales.

 

Cuando el dinero aparece en escena, viene con una misión muy concreta, que es despertar el amor a él para que no se vaya del lado de nadie y para que se mantenga en actividad permanente sin faltar nunca. Pero detrás de eso hay algo más, que tiene que ver con la ambición de ser rico y con la avaricia de poseerlo y a medida que lo que se desea es mantenerlo aislado de la circulación para guardarlo en un banco, el dinero se adormece y ya no desea salir de su escondite y prefiere seguir estando parado hasta que acaba por morir a la luz del sol que le caracteriza. Porque el oro del sol es el oro material en la Tierra que está dentro del dinero como energía de luz, a pesar de su entrada en la oscuridad cuando no se le permite fluir. El sol alumbra a todos por igual y esa es la labor del dinero, alumbrar la vida de todos los seres humanos sin excepción, además de proporcionarles todos los medios necesarios para su subsistencia material y espiritual.

 

La puesta en marcha de un plan para sanar el dinero, abriría la puerta a la riqueza desde todos los ángulos de la existencia, a la vez que acabaría con el problema del hambre y la miseria espiritual que no deberían existir. La manera que se tiene de derrochar el dinero para adquirir cosas que no se necesitan, acaba por contaminar el interés del dinero por estar en ese lugar donde no se le respeta como Ser de luz que es y donde se le tira por la borda sin tener en cuenta la posibilidad de que sea utilizado para algo útil que a todos beneficie.

 

El dinero como Ser de luz

PUBLICIDAD GOOGLE

 

 

El dinero como Ser de luz

El papel del dinero no ha sido bien comprendido por la sociedad desde el momento en que se le malgasta y no termina de cubrir las necesidades primordiales de una gran parte de la población. Cuando se escucha hablar del dinero a los gobiernos, parece estar oyendo siempre la misma canción una y otra vez para no responsabilizarse de su uso, en la medida en que ellos son los que administran el dinero de los contribuyentes a la hora de invertirlo en proyectos sociales que deberían repercutir en el bienestar de todos. Pero esto no es así y todo resulta banal en lo que dicen porque no hay rigor en sus palabras a la hora de dictaminar el uso que se le va a dar a lo que otros han decidido poner en sus manos.

 

La falta de coherencia en los proyectos a realizar, hace que muchos de ellos resulten inviables desde el punto de vista financiero por no haber sido estudiados con precisión matemática a la hora de administrar el fondo común. Cuando esos proyectos salen a la luz para ser realizados, están desprovistos de poder para ser llevados a cabo con éxito y en su lugar se desencadena la corrupción por haber sido estafado el pueblo. A la hora de votar a los candidatos, el pueblo debería saber con anterioridad cuáles son los proyectos que ese gobierno está dispuesto a financiar con su dinero y rendir cuentas detalladas a los ciudadanos por el uso que a su dinero se le da.

 

La luz del dinero se apaga con la corrupción y no es de extrañar que los pueblos entren en crisis de conciencia como forma de manifestar la crisis económica a la que se ven sometidos muchos países a causa de la corrupción de sus gobernantes. Todo lo que sale a la luz en relación al mal uso del dinero, obedece al poder de la luz en él, que ya no se conforma con estar escondido entre cuatro paredes y desea estar presente en la conciencia colectiva en su papel de Ser espiritual que quiere manifestar su amor para que se le utilice a sabiendas de lo que se hace.

 

La falta de conciencia en el uso del dinero, es una falta grave que ha de ser perdonada si queremos que vuelva a fluir en el planeta para resolver los problemas de la humanidad y los nuestros propios. La forma en la que el dinero puede llegar a sanar su energía de luz, es empezando a valorar su posición entre nosotros como alguien que viene a recordarnos lo que somos en realidad como Seres de luz que se alimentan del sol al igual que él y como quienes están en disposición de ser felices en su compañía, siempre y cuando seamos conscientes de su valor como Ser espiritual, que no duda en resurgir de las cenizas para ir a parar a manos de quien lo sabrá utilizar para despertar la conciencia espiritual a la hora de ser utilizado.

 

AUTORA: Asunción Chavarri, redactora de la gran familia hermandadblanca.org

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Asunción Chavarri

Mi nombre es Asunción Chavarri y nací en Madrid donde sigo desarrollando mi actividad profesional. Estudié Ciencias Políticas y colaboré con diferentes ONGs de ayuda humanitaria hasta que mi vida dio un cambio brusco y dejé todo lo que hacía para emprender la búsqueda de mí misma que se hallaba perdida en la inmensidad del mundo exterior.
Y ahí comencé un nuevo registro que he ido desarrollando hasta el momento actual en el que puedo decir que por fin sé quién soy y hacia dónde me dirijo.
Mi aprendizaje externo en estos últimos años se ha centrado en las terapias alternativas y energéticas para mejorar la salud del cuerpo a la vez que la del alma y mientras tanto he sido capaz de abrir mi canal de luz a la conexión con mi Ser multidimensional que me está permitiendo despertar mis capacidades y ser consciente de la misión que vengo a realizar.
Actualmente desempeño mi labor como terapeuta, imparto talleres grupales de conexión espiritual y escribo libros y trabajos relacionados con la Ascensión y el desarrollo de la conciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend