Home » Sabiduria y Conocimiento » Cómo contactar a Gabriel

Cómo contactar a Gabriel

Arcángel Gabriel

El Arcángel Gabriel siempre está listo para ayudarnos cada vez que lo necesitemos.  Sin embargo, no debemos acudir a él por motivos superficiales, sólo si nuestra necesidad es realmente importante podemos contactarlo, y el Arcángel Gabriel siempre se presentará a ayudarnos.  Si tenemos una emergencia sólo debemos llamarlo y aparecerá a darnos su ayuda. Pero si el tema no es urgente, y disponemos de un tiempo y espacio para disfrutar de una comunicación tranquila y relajada con el Arcángel, podremos llamarlo y El acudirá. A continuación podrá ver varios métodos para ponerse en contacto con El Arcángel.  Experiméntelos todos, y observe cuál le es más apropiado.

 

Espacio para el Arcángel Gabriel

Verá que es útil reservar un lugar especial para usar cada vez que quiera contactar con Gabriel.  A medida que pase el tiempo, este sitio desarrollará una energía especial, un aura, que percibirá tan pronto entre en dicho espacio, se sentirá relajado de inmediato, purificado y listo para hablar con el Arcángel.

Es posible que usted tenga la dicha de tener una habitación en su casa sólo para dedicarla a Gabriel, o aunque es tal vez más probable que sólo una parte de ella sea empleada para tal propósito.  Si es posible, escoja un lugar tranquilo, donde pueda trabajar en paz y sin interrupción.

Una amiga mía en Tokio vive en un apartamento del tamaño del armario de muchas personas. Ella se sienta en el suelo, frente a una mesa pequeña que le sirve de altar provisional cuando se comunica con Gabriel. El resto del tiempo la mesa es usada para preparar alimentos, para comer, guardar cosas. Use lo que tenga a su disposición.

PUBLICIDAD GOOGLE

En los meses de verano prefiero comunicarme con Gabriel al aire libre.  Hay algo especial en el desarrollo de un ritual rodeado por la naturaleza.  Si decide hacer esto, busque un sitio agradable donde no sea molestado.

Lo importante es conseguir un lugar donde se sienta cómodo y seguro. Y este sitio puede ser el espacio de Gabriel.

 

Ritual de relajación

Preparación

Debe estar preparado física, mental y espiritualmente para hablar con Gabriel.  Si es posible tome un baño o ducha sin prosa, y póngase ropa fresca.  Podría usar una toga, incluso trabajar desnudo si lo desea.  El propósito de esto es separar la comunicación con Gabriel de su mundo cotidiano.

Yo disfruto de una caminata antes de comunicarme con Gabriel.  Esto me aleja de la casa y me da la oportunidad de aclarar en mi mente los asuntos que quiero tratar con el Arcángel.  A veces descubro que El está andando conmigo, y la caminata se convierte en una conversación.

Puede poner música suave, quemar incienso o prender velas.  No hace diferencia qué cosa haga, siempre que lo ayude a relajar y no interfiera con el propósito del ritual.  Rara vez pongo música cuando me comunico con los Ángeles pues encuentro que me distrae, yo quiero concentrarme en la comunicación y no terminar tarareando la melodía.  Sin embargo, todos somos diferentes; usted debe poner música si cree que le ayudará.

Relajación

La siguiente etapa del procedimiento es lograr sentirse lo más cómodo posible.  Asegúrese de que la habitación está suficientemente cálida.  Cúbrase con una manta si cree que podría resfriarse.  Siéntese en una silla cómoda, y luego relaje su cuerpo y mente.  Encontrará fácil esto si ha practicado meditación o autohipnosis.  Si no ha hecho antes este tipo de ejercicio, los siguientes son los pasos del proceso:

  1. Cierre los ojos y tome tres respiraciones profundas, sosteniendo cada una por unos segundos, antes de exhalar lentamente.
  2. Enfoque su atención en los dedos del pie izquierdo y dígales que se relajen.  Espero hasta que pueda realmente sentirlos relajándose antes de continuar.
  3. Relaje los músculos del pie izquierdo y luego deje fluir la relajación sobre los tobillos, los músculos de la pantorrilla y la rodilla. No hay necesidad de apresurarse en esto, tome todo el tiempo que necesite. Cuando se sienta listo, permita que la relajación pase al muslo y la nalga izquierda.
  4. Repita este procedimiento con la pierna derecha, comenzando de nuevo con los dedos, dejando avanzar la relajación gradualmente por la pierna.
  5. Dirija la relajación al estómago y el pecho, y luego los hombros. Sienta la tensión saliendo de los hombros al llegar esta agradable relajación.
  6. Deje bajar la relajación por el brazo izquierdo hasta llegar a las yemas de los dedos. Repita esto con el brazo derecho.
  7. Relaje los músculos del cuello, y luego deje fluir la agradable relajación a la cara y la parte superior de la cabeza. Ponga especial atención a los músculos alrededor de los ojos. Estos son los músculos más finos de todo el cuerpo, y descubrirá que mientras los relaja, las otras partes del cuerpo se relajan más.
  8. Ahora está totalmente relajado.  Examine mentalmente su cuerpo para asegurar que no quedan áreas tensionadas. Enfóquese en partes que necesiten ayuda adicional hasta que queden también totalmente relajadas.
  9. Cuando esté seguro de cada parte de su cuerpo está relajada, tome otras tres respiraciones lentas y profundas, y disfrute la relajación total. Ahora está listo para contactar con el Arcángel Gabriel.

 

Invitación

Ahora está totalmente relajado y listo para pedirle a Gabriel que se reúna con usted. Piense unos momentos en su necesidad de contactar con el Arcángel.  Tal vez requiera consuelo y apoyo, alivio, dirección, discernimiento o purificación. Piense en cómo sería su vida cuando reciba esta ayuda. Perciba los sentimientos de felicidad y realización que experimentará una vez que Gabriel se ocupe de su problema.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Cuando se sienta listo tome una respiración  profunda y exhale lentamente.  Empiece a hablar con Gabriel, puede hacer esto silenciosamente o en voz alta.  Menciónele su necesidad de ayuda; explique la dificultad, y los esfuerzos que ha hecho para resolverla. Pídale protección, dirección y ayuda.

Hable todo el tiempo que sea necesario para explicar completamente el problema. Gabriel sabrá de inmediato lo que sucede.  Sin embargo, es necesario que explique claramente la situación, pues esto ayuda a aclararlo en su propia mente.

Haga una pausa cuando haya hecho esto.  Tal vez sienta la presencia de Gabriel, que puede ser experimentada de muchas formas. Podría tener una sensación de calor, como si estuviera envuelto en las alas del Arcángel. Es probable que simplemente tenga la sensación de saber que El está presente. Si siente su presencia agradézcale por venir a ayudarlo.  Si no experimenta nada, pídale que venga; háblele desde el corazón.  Podría decir algo como lo siguiente: “Gabriel, gracias por cuidarme en el pasado; estoy agradecido por tus incesantes esfuerzos, no sólo conmigo, sino con todo el mundo. Ahora mismo tengo un problema difícil de manejar, y necesito tu ayuda. Por favor ven en mi ayuda Gabriel; por favor ayúdame”.

De nuevo, haga una pausa y vea qué respuesta recibe. Siga repitiendo su petición hasta que perciba que Gabriel está con usted. Sea paciente si no se ha comunicado antes con él. Una vez que empiece a hablarle regularmente, no tendrá dificultad en hacer el contacto.  Sin embargo, tal vez deba tener paciencia las primeras veces que lo intente.

 

Comunicación

Una vez que sepa que Gabriel está con usted, agradézcale su tiempo, interés, apoyo y amor.  Pídale ayuda para solucionar su problema. Escuche atentamente lo que el Arcángel dice. Es improbable que oiga su voz. La forma más usual de comunicación son pensamientos y percepciones que llegan a la mente consciente.  Pídale a Gabriel que aclare lo que no entienda.

Al final de la conversación debe saber exactamente qué hacer. Si el problema involucra a alguien más, debe saber cómo acercársele para resolver la situación. Si el problema requiere que se libere de la negatividad y se purifique, tiene que saber cómo hacer que esto suceda.

Cuando se sienta seguro de que puede hacer el siguiente paso, agradézcale la ayuda a Gabriel. No se levante inmediatamente después de despedirse. Permanezca cómodamente sentado o acostado unos minutos mientras piensa en Gabriel y sus consejos.  Cuando se sienta listo, abra sus ojos, estírese y levántese.

Naturalmente, este ritual puede ser hecho en la cama por la noche, conozco a varias personas que lo hacen. No obstante yo me quedo dormido fácilmente, y encuentro difícil permanecer despierto suficiente tiempo para hacer alguna forma de contacto angélico. Por consiguiente, siempre hago este ritual en una silla cómoda, o acostado en el suelo, pues de esta forma es más probable permanecer despierto.

Autor: Richard Webster

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend