Home » Sabiduria y Conocimiento » Metafisica » David Topí- Del SER a una nueva encarnación, la creación del espíritu y los átomos simiente

David Topí- Del SER a una nueva encarnación, la creación del espíritu y los átomos simiente

cuerpo energía

Tal y como os había comentado en el artículo anterior, el tema de la creación de una nueva encarnación por parte de un SER que quiere proyectarse en un cuerpo humano es muy interesante, y nos ayuda a entender como hemos sido creados por nuestro SER, como somos coordinados por nuestro Yo Superior, y como llevamos a cuestas la misma esencia de la Creación en nuestros átomos simiente. De todo esto va la conversación siguiente que tuvimos con uno de nuestros guías a propósito del tema:

David: Y, por ejemplo, los átomos simiente del corazón, ¿como están relacionados con el SER que se proyecta en un humano?

Guía: esa es una muy buena pregunta, porque te podría decir que están relacionados más con la Fuente.

D: ¿con la Fuente?

G: si…porque yo, como el SER de una encarnación humana que soy, no tengo un cuerpo físico [de hecho, me dijo anteriormente que si viera su cuerpo de energía, el de este guía en particular, en el espacio, no podría recorrerlo de punta a punta ni en años de viaje]. Los átomos simiente en mi cuerpo no tiene sentido, yo no los poseo como los tenéis vosotros. Son partículas de la Fuente, evidentemente con parte de partículas mías, pero principalmente son partículas directas de la Fuente.

D: Entonces, digamos, ¿cuándo un SER como tú se quiere proyectar en un plano físico y denso, y crear una encarnación usando un cuerpo humano, “coges” esas partículas de la energía de la Fuente y las mezclas y proyectas con la tuya en ese cuerpo?

G: si, podemos decirlo así

D: Vale, para que tu encarnación humana exista, tú proyectas parte de tu esencia con la energía de la Fuente…

G: En realidad, los átomos simiente se incorporan al alma, no exactamente al cuerpo físico de la nueva encarnación. Ósea, yo no me proyecto en el cuerpo físico directamente, sino en el alma que me sirve de enlace

D: Si, el alma hace siempre de cuerpo de enlace entre la porción de ti (el espíritu) y el cuerpo que deseas ocupar.

G: Correcto, yo, o la parte de mí que envío a encarnar, trabaja a través del alma que tiene ese vehículo físico escogido.

D: La primera vez que encarnaste en este planeta, ¿tuviste que “crear” un alma nueva? ¿O tuviste que “usar” un alma ya “creada”?

G: Exacto, la cree.

D: ¿me puedes explicar cómo es el proceso de la primera encarnación de un SER en el plano físico, la primera de todas las encarnaciones que tuviste?

G: Solo fue proyectar parte de mi esencia, de lo que soy, en el alma, con los átomos simiente de la Fuente, y hacer que esa alma entrara dentro de un nuevo cuerpo físico

D: ¿Ese alma estaba ya formada?

G: Digamos que hay seres, en vuestros planos internos no físicos, que se encargan de ello. Así como por ejemplo hay seres que dan vida o animan las diferentes especies de flora y fauna, lo que tú llamas un espíritu grupal o mente grupal, también hay otros seres que formulan o trabajan en la “creación”, aunque suene un poco frio, de las capas del alma, a medida que esta se va individualizando de los niveles inferiores.

D: y cada vez que viene un ser de fuera a encarnar, te pones en contacto con estos seres, les pides un alma, vamos a decirlo así, y entonces la usas como vehículo de enlace entre tu parte proyectada y el vehículo físico que deseas.

G: Bueno, algo parecido, no es tan “frio” como suena…

D: jeje, si, lo entiendo, es para simplificar el proceso esquemáticamente…

G: Correcto, si, entonces ese alma se dota de los átomos simiente de la Fuente, junto con la energía o plasma mío, es que no hay termino concreto para expresarlo, y ese alma luego puede ya encarnar. Mira, te voy a explicar el proceso al revés.

D: ok

G: cuando el alma desencarna, no tiene conciencia de mí, como el SER que le ha dado “vida” o existencia con el espíritu que la ha estado usando. Solo tiene conciencia de su vida física, del cuerpo que fue, y personaje o existencia terrenal que ha llevado, ¿entiendes hasta aquí?

D: si

G: A medida que se va desprendiendo de los cuerpos, del físico, del etérico, del emocional y del mental, va ascendiendo por diferentes planos, pero sigue teniendo conciencia del cuerpo y personaje que fue. Llega un momento, no siempre, pero a veces, dependiendo de la evolución de ese alma, de todo lo que haya recorrido, que puede ir más allá de lo que llamaríamos los planos donde hacéis la revisión de vida, las limpiezas o restauraciones energéticas, los planos desde donde hacéis la ayuda a otras personas cuando no estáis encarnados, etc., bien, pues, en algunos casos, este alma puede ir mucho más allá, y llegar a un plano superior donde el alma lo vive como si estuviese en la Fuente. Entonces, ahí, sí que puedo yo, como el SER de esa alma, de alguna forma, reunirme con ella, pero entonces pierde esa conciencia de lo que fue en esa vida, de alma tan individualizada, ni tan identificado con la persona que fue. Entonces ahí, el alma sabe quién soy, sabe que es parte de mí, y parte de la Fuente, y no existe otra cosa para ella, solo la sensación de lo que se ES. Esto ocurre porque, en estos casos, se está en unos planos muy elevados, mucho más cerca de la Fuente, de lo que llamáis la conciencia del amor [entendido como la energía de la Creación], también en planos donde simplemente se tiene la sensación de ser parte de todo, y donde ya no necesitas nada más, y bueno, hay más cosas pero ya no me extiendo para no complicártelo.

D: ok

G: al explicarlo a la inversa, ¿lo has comprendido David?

D: si, es más fácil.

G: por eso, de alguna forma, el alma también es “fabricada”, pero entiéndeme, en el buen sentido de la palabra, es una energía consciente que evoluciona y que en un estadio concreto, ciertos seres la “preparan” para que podamos usarla como vehículo evolutivo todos nosotros. Así como el vehículo físico ha sido creado por los procesos reproductivos conscientes de los cuerpos humanos, el vehículo álmico también ha sido creado para poder transportar a un SER mucho más mayor.

D: Te entiendo perfectamente, porque en una de las enseñanzas que tenemos por nuestro planeta, que se llama antroposofía y proviene de una persona que se llamaba Rudolf Steiner, nos habla de que el planeta tuvo en sus inicios cuatro grandes periodos, antes de ser la Tierra que conocemos ahora, donde se fue creando el planeta a nivel etérico, a nivel emocional, a nivel mental, etc., antes de ser un planeta físico, y creando las energías que iban a servir de contenedor a la vida, ósea, creando los vehículos etéricos, los cuerpos emocionales, los cuerpos mentales, y así, que luego dan lugar a la formación del alma.

G: si, es correcto

D: y nos habla también de todas esas jerarquías que participaron en la construcción y creación de todo esto, el planeta y sus diferentes estratos, las capas, etc.

G: y no solo ellos, las jerarquías a las que te refieres o se refieren esas enseñanzas que comentas, sino muchos más tipos de seres que no te puedes ni imaginar participaron en la creación de vuestro planeta. Y eso es solo una parte, tienes que entender que también los elementos que existen aquí, en la Tierra, también han sido “fabricados”.

D: te refieres a los elementos primarios, ¿agua, fuego, tierra y aire?

G: si, porque son seres que utilizan parte de sí mismos para manifestar los elementos que conoces, como el aire o el viento, el fuego, el agua física, etc., cada uno es una manifestación de un SER mucho más grande. Y el éter también.

D: ¿el éter no es la energía del todo?

G: Bueno, el éter es una forma de llamar al sustrato que lo contiene todo, sino hubiese éter no existiría nada.

D: claro, estaba pensando que trabajando con los átomos simiente del corazón, en un ser humano, conectando con ellos, se reforzaba la conexión con el SER, con mi SER, por ejemplo.

G: si, en cierto modo sí, pero refuerzas más tu conexión con la Fuente. Aunque la esencia de tu SER está en tus átomos simiente, estos tienen principalmente la energía y conciencia de la Fuente, porque de ahí es de donde vienen.

D: Vale, entonces, mi cordón de plata, ¿me conecta con mi SER o con la Fuente?

G: No, el cordón de plata conecta tu alma con tu cuerpo físico, y es el paso por donde el alma puede entrar y salir del cuerpo físico. Cuando entras en una vida nueva, el último paso es el cruce por el cordón de plata hacia tu cuerpo físico, es como un cordón umbilical entre el vehículo que usas, y el alma que tienes.

D: Quieres decir que yo no estoy unido a mi SER, o a mi Yo Superior como paso intermedio, a través de mi cordón de plata.

G: Bueno, es que no es todo tan esquemático como para explicarlo así, porque la energía es fluida y los límites y relaciones entre todo son más amplias, pero principalmente lo que te conecta con tu Yo superior es lo que tu llamas el cordón dorado, el hilo de fuego o la línea del Hara, como también lo llamáis. El cordón de plata tiene la función de mantener tu alma conectada al cuerpo físico y usarlo para entrar y salir de una encarnación.

D: entiendo, es el cordón umbilical…

G: Si, por eso al morir vuestro cordón de plata de desengancha del cuerpo físico.

D: y se convierte en el vórtice que luego usamos para salir del plano físico, que luego… bueno, es que hay tanta literatura y personas que nos dicen que no hay que cruzar por ese vórtice porque es una “trampa” del mismo sistema de control, que es abrumante la cantidad de información contradictoria que recibimos

G: ya te comprendo, pero no es todo tan blanco y negro. Por una parte, es posible que la salida por el vórtice, por el cordón de plata, sea usado para tratar de manipular o engañar a aquellas almas que fallecen, pero no siempre es así, por otro lado, no tenéis tampoco demasiadas opciones para salir del plano físico hacia los planos internos sin pasar por las mallas del sistema de control que tenéis alrededor del planeta. Solo aquellas almas que son más avanzadas, o están más evolucionadas, son capaces conscientemente de abandonar una vida o entrar en ella, a través del núcleo de vuestro planeta, que es la otra vía de entrada. Y no me refiero al núcleo físico, sino a vórtices energéticos en el centro de vuestro planeta. Son agujeros que hay que se comunican con planos externos.

D: si, lo vi en una regresión con una compañera, que salió por el centro de la Tierra. Pero en todas las otras regresiones que he hecho a todo el mundo, y las que me han hecho a mí mismo, no hay otra vía de salida, y no he percibido o sabido ver esa manipulación o lo que sea.

G: si, mira David, es que para que el cuerpo físico muera, el cordón de plata se tiene que desprender del cuerpo físico y del cuerpo etérico, si no lo hace, no mueres. El alma va a estar enganchada ahí siempre, y el cordón de plata es la vía natural de entrada y salida. El problema no es el vórtice que se crea al abrirse el cordón de plata para permitiros salir del plano físico, el problema es la banda por donde se pasa, que ahí es donde está la manipulación que os han impuesto.

D: la banda que rodea a la Tierra

G: si, la que ya hemos hablado otras veces, esa banda se tiene que traspasar siempre para poder salir. Tanto de entrada como de salida. Pero todo va vinculado al nivel evolutivo que tenga cada alma, ese es el concepto más importante que tienes que comprender, porque si tu alma ya no está muy evolucionada, y has vivido una vida o encarnación no muy sana, y esto ya lo sabes, muchas personas cuando mueren, no saben que han muerto, entonces están muy distraídos y perdidos. Cualquier cosa que vean les va a asustar, o se van a sentir atraídos por cualquier engaño. Por eso hay tantas otras almas dedicadas también a ayudar a traspasar al otro lado a aquellos que han fallecido. Las intentan sacar de donde están, y llevarlas a otro plano vibracional, por encima de esta malla de control y de los planos más cercanos al plano físico, a donde les corresponda estar por su nivel y evolución.

Como veis, cada sesión amplia el entendimiento que tenemos de como funcionan estos procesos, y no dejo de sorprenderme por lo complejo pero a la vez maravilloso que es todo, y como en perfecta armonía y en perfecto orden, tienen lugar todos los mecanismos que nos permiten experimentar a todos nosotros cada una de las múltiples existencias que hemos tenido.

PUBLICIDAD GOOGLE

¡Saludos! 
David

PUBLICIDAD GOOGLE

Si quieres profundizar en estos temas, mira la página de libros publicados

 

David Topí- Del SER a una nueva encarnación, la creación del espíritu y los átomos simiente

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)

Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend