Desatar la cuerda: un mensaje de los Ángeles a través de Ann Albers

Fanny Zapata
Fanny Zapata

El día de hoy les hacemos llegar un mensaje de los Ángeles, a través de Ann Albers, para que pienses bien qué tanto depende tu comportamiento de las creencias de otras personas. Estamos atados con una especie de cuerda, a los comportamientos y creencias del resto del mundo.

¿Qué tan larga es tu cuerda?

«Mis queridos amigos, los amamos mucho:

Ustedes tienen un dicho en su tierra:

«Una marea alta levanta todos los barcos»

Nosotros le agregaríamos:

«¡Siempre que la cuerda que amarra los botes al muelle sea lo suficientemente larga para soportar la marea!»

¿Te imaginas lo que le sucede a un barco atado por una cuerda corta durante una marea alta? Ya sabes la respuesta: o la cuerda se rompe o el bote se inundará.

Piensa en ti mismo como uno de esos pequeños botes amarrados a un muelle mediante una cuerda.

¿Es la cuerda que amarra tu bote lo suficientemente larga? Fuente: Pixabay.

Imagina que el muelle es la base de las creencias que has adoptado a lo largo de tu vida: lo que pensabas que debías ser para considerarte una buena persona, qué decidiste hacer para complacer a los demás, qué sientes que te hace adorable, digno, deseable, espiritual… Lo que crees hace que los demás sean amables.

En la medida en que te hayas concedido la libertad de decidir qué creencias sirven a tu corazón, tu alegría y tu verdadero yo amoroso, y cuáles no, te has concedido una cuerda más larga.

Pero en la medida en que te sientas controlado por estas creencias y controlado por otros, estarás atado a ellas por una cuerda muy corta.

Así que aquí estás ahora, inundado por maremotos de las más intensas y hermosas energías de amor que el planeta Tierra ha visto en siglos.

Al igual que esos pequeños botes, o estás montando la marea creciente del amor, siendo fiel a ti mismo en un momento dado y permitiendo que los demás lo hagan, o eres como un bote con una cuerda demasiado corta.

Si es así, estás sintiendo los tirones y tensiones de estar atado a creencias y comportamientos no amorosos mientras la marea creciente del amor se esfuerza por liberarte.

En términos muy prácticos, esto significa que te sentirás feliz y libre cuando te des permiso de ser quien realmente eres en un momento dado, y cuando elijas sentirte lo mejor posible, independientemente de las condiciones y comportamientos de quienes te rodean.

Por el contrario, te sentirás tenso, frustrado, enojado, estancado o agotado cuando estés atado a «quien crees que debería ser», y cuando dejas que tu alegría dependa de las condiciones y comportamientos de los que te rodean.

Aprende a decir «no»

Por ejemplo, supón que alguien te hace una solicitud. Si honestamente tienes ganas de hacerlo y lo haces, te sentirás feliz, abundante e inspirado. Si no te apetece y amablemente declinas sin sentir culpa alguna u ofreces un plan alternativo, eso también se sentirá bien.

Aprender a decir «no» aleja la ansiedad de tu vida. Fuente: Pixabay.

En ambos casos, estás montando la marea creciente del amor, amándote a ti mismo lo suficiente como para honrar tu propio corazón y tu brújula interior. Estás amando al otro lo suficiente como para ser honesto con él.

Si aceptan o no tu auténtica respuesta con gracia, depende de la longitud de su propia cuerda.

Ahora supón que no tiene ganas de hacer este favor, pero lo haces de todos modos. Lo haces bien, lo haces por deber o porque sientes que debes hacerlo para ser una persona cariñosa.

En este caso, en realidad no te amas a ti mismo y eres deshonesto con el otro. Estás atado a creencias sobre quién «deberías» ser, y te esfuerzas contra la creciente marea del amor. Como resultado, es probable que te sientas cansado, amargado, resignado o simplemente de mal humor, dependiendo del grado de desconexión con tus verdaderos sentimientos.

De manera similar, si tu felicidad depende del acuerdo o el comportamiento de los demás, o de las condiciones externas de tu mundo, ¡te has atado directamente a ellos con una cuerda muy corta! 

Sentirás el estrés y la tensión de tirar contra la marea creciente de amor, que quiere que te des la libertad de crear y ser feliz, sin importar el mundo externo.
Palabras Mágicas Que Nos Cambian La Vida 2. Del Om al Yo Soy.
Queridos, ¡ya no es posible resistir cómodamente el amor que surge dentro de todos y cada uno de ustedes! Honren a sus propios corazones.

Sé sincero contigo mismo. Ámate a ti mismo lo suficiente como para ser honesto contigo mismo y, del mismo modo, estarás siendo honesto con los demás. Ámate a ti mismo a través de tus momentos menos amorosos, y ten la compasión por ti mismo para elegir el siguiente pensamiento con el mejor de los sentires.

Elige tus propios sentimientos y pensamientos

Crea tu propia realidad a través de una vibración superior y vive tu vida libremente, sin ataduras de los comportamientos o creencias de los demás.

Expresa tus sentimientos con toda la libertad de que seas capaz. Fuente: Pixabay.

Y luego, cuando seas auténticamente capaz de hacerlo, ama la Luz, por muy tenue que sea, dentro de los «no amables», lo suficiente como para orar por su elevación.

A medida que avivas las llamas de la verdad con tus oraciones e intenciones amorosas por todos los seres, permites que la marea creciente del amor también te eleve.

Las mareas del amor se están elevando dentro de ti. No luches contra ellas, querido. Se gentil, amable y cariñoso contigo mismo.

Libérate de las condiciones externas. Respira, recibe y reconoce que el amor se empeña en «hacer flotar tu barco» y llevarlo hacia arriba, hacia una realidad más amable, más honesta, auténtica y armoniosa.

Puede ser un poco accidentado, a medida que aprendes a desatar la cuerda, tanto individual como colectivamente, pero cada vez más personas están descubriendo cómo se siente realmente la libertad de amarse a sí mismo y a los demás.

Pronto, muy pronto, si no es que ya, te darás cuenta de que se siente muy parecido al Cielo en la Tierra.

¡Dios te bendiga! 

Te queremos un montón.
Los Ángeles»

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://intothelight.news/files/2021-06-15-ann-albers.php

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

1 comentario

  1. Gracias, gracias, gracias. Vuestro mensaje está en absoluta sincronía con lo que estoy viviendo en este momento en mi vida. Gracias por compartir y permitirme darme cuenta de lo que debo transitar. Bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx