Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » El ego y sus múltiples propósitos en nuestra vida

El ego y sus múltiples propósitos en nuestra vida

 

13-12-23-judy-grundman-dejar-ir-nuestro-ego

El ego robustecido impide que lo divinal se manifieste en nosotros.

El ego y sus múltiples facetas intentan a diario tomar el control del ser humano.

Según el defecto de turno el ego intenta hacer su voluntad y manipula al ser humano a través de la mente, impidiéndonos así, hacer la voluntad de dios en nosotros.

PUBLICIDAD GOOGLE

El ser, chispa divina, emanación de dios, no puede manifestarse en nosotros mientras carguemos en nuestro interior todas esas múltiples facetas diabólicas que con su obscuridad impiden el paso de la luz.

Mientras estemos bajo el mando del ego  nunca podremos ser humanos con una individualidad, ya que el ego es múltiple en sus propósitos. Cuando el ego de la gula quiere alimentarse de forma bestial así lo hacemos.

Cuando la lujuria toma el mando nos induce a satisfacer nuestras bajas pasiones animales.

Cuando la ira toma el control, el humano reacciona violentamente.

Al identificarnos con estos personajes maquiavélicos que nos tientan en la mente y al hacer su voluntad estamos acrecentando al tenebroso, al diablo en nosotros, viva representación del ego.

ego (1)

Al resistir las pasiones en el mismo momento de su manifestación el defecto no logra alimentarse y de esta manera no crece.

Si nos proponemos a no alimentar el defecto jamás, este no se nutre de nuestra energía y va muriendo lentamente…

Al identificar cada defecto que se manifiesta en nuestro interior y tomar nota de ellos, sabremos que defecto particular tenemos que disolver y no alimentar.

PUBLICIDAD GOOGLE

A través de la comprensión y estudio de cada defecto que identificamos en nuestro interior sabremos que particularidad de defecto nos caracteriza y podremos hacer un trabajo de eliminación de cada yo o ego.

La GNOSIS, enseñanza filosófica y practica nos enseña técnicas para la disolución del ego a través de la meditación y comprensión de cada defecto.

Al morir el ego experimentamos eso que es la verdad, eso que está mas allá de la mente, por experiencia y vivencia propia.

La verdad es dios en nosotros y ella nos hará libres, pero es urgente que para que nazca la verdad en nosotros, muera la mentira en nosotros, el ego, eso que sobra y que debemos desechar para viven ciar la felicidad que viene del ser propio y particular de cada uno, viva manifestación de dios en nosotros.

 

Autor: Germán Cáceres, redactor de la gran familia de la hermandadblanca.org

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Germán Caceres

Redactor de la gran familia de la hermandadblanca.org


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend