El despertar kundalini: 8 señales reveladoras

Fanny Zapata
Fanny Zapata

Por Raquel Zelaya

Se habla mucho de la palabra kundalini y lo que significa tener un «despertar kundalini». ¿Es peligroso? ¿Cómo sé si lo que estoy experimentando es kundalini o algo completamente distinto? ¿Qué hago si mi energía kundalini se está despertando?

Muchos de estos «síntomas» se atribuyen a la kundalini: desde espasmos musculares hasta ver los colores vívidamente y no poder dormir.

Probablemente, no es la energía kundalini en sí misma la que está causando los síntomas problemáticos, sino los bloqueos físicos, energéticos y mentales que no permiten que esa energía fluya.

La energía Kundalini es la energía femenina divina que despierta la conciencia que existe en todos nosotros. Cuando experimentamos los «síntomas» de kundalini, esa energía está llamando a la puerta para llamar nuestra atención y conciencia para que podamos hacer cambios positivos. Cuando eso suceda, podemos convertirnos en quienes estamos destinados a ser y despertar a nuestro destino.

El alma ha tomado un cuerpo y ha venido aquí por una razón, y si no estás viviendo ese propósito, la kundalini puede aparecer como disruptiva para que puedas cambiar de rumbo. Es un recordatorio (a veces no tan suave) para que no caminemos como sonámbulos por la vida.

Conoce los 8 signos del despertar kundalini

A continuación se muestran ocho signos de un despertar de kundalini.

1. Las cosas se sienten como si se estuvieran desmoronando

Parte del proceso de despertar de kundalini puede parecerse a una crisis de la mediana edad, o un retorno de Saturno en la carta astrológica, donde todo lo que se había comprometido previamente comienza a disolverse o desaparecer.

Viejos hábitos y adicciones, relaciones, conexiones familiares, dieta, trabajo y carrera: todo se revisa. Si no está alineado, lo más probable es que se elimine de su vida.

Podemos resistir este proceso por miedo, pero por lo general, eso solo hace que los cambios sean más dolorosos. Este es el comienzo de un viaje que requerirá coraje, disciplina y apoyo para superarlo.

2. Síntomas físicos, emocionales y energéticos

Podrían presentarse síntomas físicos y energéticos en este punto. Algunos pueden ser emocionales más que físicos (ansiedad, depresión, desesperación), pero muchas personas hablan de signos muy obvios (temblores, alteraciones visuales, incapacidad para relajarse, una gran oleada de energía, una experiencia cercana a la muerte).

El sistema nervioso es incapaz de manejar la cantidad de energía que desea moverse, y esto puede manifestarse de muchas formas.

Algunas personas perciben la experiencia de forma lenta y constante, pero para otras es intensa e inmediata. Lo importante es no obsesionarse con los síntomas, sino encontrar formas (que se describen a continuación) para permitir que la energía se mueva, sanando el cuerpo y abriendo los canales de energía.

No te concentres en los síntomas particulares, busca formas de curar el cuerpo y liberar los bloqueos. La medicina occidental a menudo recurre a medicamentos recetados, que no hacen nada para abordar la causa raíz de los bloqueos.

3. Coraje, voluntad y desesperación por probar cosas nuevas

La intensidad de estas experiencias a menudo será suficiente para impulsar a las personas a probar cosas nuevas: por ejemplo cambios en la dieta, buscar curanderos, dejar relaciones, cambiar de trabajo, todo ello en un intento de responder a lo que está sucediendo en el interior.

Cuando lo que conocemos ya no funciona, tendemos a estar más abiertos a hacer nuestro trabajo.

4. Aparecen milagros y sincronicidades y recibes apoyo de lugares inesperados

Una vez que estamos lo suficientemente desesperados como para decidirnos a probar cosas nuevas, estamos disponibles para recibir apoyo y milagros de fuentes inesperadas. Conocemos a las personas adecuadas, asistimos al taller adecuado, encontramos el libro adecuado, encontramos el estudio de yoga adecuado … todo lo que necesitamos aparece en el momento adecuado y de la manera correcta.

5. Mayor sensibilidad a las cosas externas (comida, medios, personas y lugares)

Una vez que comencemos a hacer estos cambios, podemos esperar volvernos más sensibles a las cosas que solíamos tolerar.

Para ayudar con estas sensibilidades, aprende a cocinar comida vegetariana sana y se más consciente de lo que estás consumiendo.

Durante esta fase, muchos de nosotros descubrimos que tenemos que cambiar nuestros «compañeros de juego y juguetes», a medida que nuestro sistema se ajusta y aprendemos a estabilizar una nueva homeostasis.

Quizás nos demos cuenta de que tenemos que salir de la situación de tener compañero de cuarto y encontrar nuestro propio apartamento, para tener espacio para cuidar de nosotros mismos. También podríamos considerar necesario evitar ver programas de televisión violentos o estar rodeados de grandes multitudes de personas.

El sistema nervioso está experimentando cambios para poder manejar más energía y esto conduce a una mayor sensibilidad. Esto no es un signo de debilidad, sino un signo de mayor conciencia y potencial.

6. Conciencia de las energías internas, la intuición y la verdad interna

No solo somos más conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor, sino que nos volvemos más sensibles y sintonizados con los pensamientos, sentimientos y energías dentro de nosotros.

Sabemos cuándo nuestros viejos hábitos dejan de parecernos atractivos o cuándo nuestro corazón comienza a apagarse. Prestamos más atención a nuestra intuición y comenzamos a desarrollar una relación con nuestra alma, nuestro Maestro Interno.

Lo que otras personas dicen o piensan sobre nosotros se vuelve menos importante, porque nuestra brújula interna es más confiable y clara, y quizás nos damos cuenta de áreas del cuerpo que necesitan algo de atención, especialmente en los chakras inferiores.

Si nos sentimos sin conexión a tierra, sintonizamos con lo que necesitamos para sentirnos más estables y conectados con nuestro cuerpo y la Tierra. Si sentimos mucha vergüenza y nuestra creatividad está bloqueada, tal vez necesitemos trabajar en traumas o heridas sexuales pasados.

Nos convertimos en nuestros propios sanadores al tomar conciencia de lo que necesitamos en el momento y aprender las habilidades para cuidarnos a nosotros mismos.

Para muchas personas, esto incluye una práctica diaria de yoga y/o meditación . Necesitamos tiempo a diario para trabajar con nuestra propia energía, aquietar la mente y darnos la oportunidad de mirar más allá del ego y la personalidad, a nuestro yo más profundo.

peaceful 442070 640 el despertar kundalini 8 seales reveladoras i331210

Meditar y hacer yoga, dos excelentes herramientas para mirar de cerca nuestro yo interior. Fuente: Pixabay.

En la tradición de Kundalini Yoga, este tiempo se llama Sadhana, que significa una práctica o disciplina personal diaria. Conocer las herramientas que conducen a la transformación interior es un primer paso, pero para curarnos y evolucionar, necesitamos usarlas con regularidad.

7. Mayor compasión, deseo de servir y reconocimiento de la unidad

Cuando nos volvemos más conscientes de nosotros mismos, también nos volvemos más conscientes del mundo que nos rodea.

Nuestra energía se ha curado a través de los chakras inferiores y ahora puede moverse hacia nuestro Centro del Corazón. Nuestra compasión por nosotros mismos conduce a la compasión por los demás. Nos despertamos al sufrimiento de los demás, y como nuestro corazón se ha abierto, lo sentimos con más intensidad.

Esto naturalmente conduce a un deseo de ayudar, de dar a otros la ayuda que hemos recibido a lo largo del camino. La antigua verdad de la interconexión de todos los seres se convierte en un conocimiento interno, en lugar de solo un pensamiento.

El conocimiento se ha convertido en sabiduría a través de nuestra experiencia, y deseamos usar nuestra sabiduría y compasión en el servicio a los demás.

Una vez que nos sentimos más asentados en nuestro propio cuerpo, sentimos una conexión más cercana con la Madre Tierra, lo que sostiene nuestros cuerpos y vidas en todos los sentidos.

Ya no podemos dar la espalda cuando vemos injusticia o degradación ambiental. La tarea se convierte en cómo seguimos practicando el cuidado personal, mientras también actuamos para proteger y preservar lo que es sagrado para nosotros.

8. Sentido de propósito y destino

La indicación final del despertar de Kundalini es un creciente sentido de propósito. El maestro de Kundalini Yoga, Yogi Bhajan, lo llamó destino.

Cuando hemos trabajado en nosotros mismos para sanar nuestro pasado, cuando conocemos las herramientas para limpiar la energía de nuestro cuerpo de forma regular, y cuando hemos hecho una conexión con nuestro corazón y nuestra alma, estamos listos para «entregar nuestro destino. «

Podemos expresar quiénes somos y sentir nuestra conexión con lo Divino cada vez másPodemos empezar a hacer lo que vinimos a hacer aquí.

Quizás eso signifique que nos convertimos en profesores de yoga, escritores o artistas. Quizás dirigimos una organización sin fines de lucro, nos convertimos en un gran padre o somos voluntarios en nuestra comunidad.

Yogi Bhajan dijo:

«Al dar desde el corazón, nos reconectamos con esa fuente, elevando nuestra alma y cumpliendo nuestro destino». 

Cuando vivimos nuestro destino, sentimos un sentido de propósito y energía, una voluntad de hacer lo que sea necesario para servir y mostrar nuestros dones.

woman 2667455 640 el despertar kundalini 8 seales reveladoras i331210

El secreto está en dar desde el corazón. Fuente: Pixabay.

El Universo tiende a apoyarnos para hacer esto, brindándonos oportunidades para compartir lo que hemos aprendido y experimentado. El objetivo de un despertar de kundalini no es poder ver los colores del aura de las personas o tener poderes esotéricos, sino aparecer y ser un administrador de nuestro mundo. Para convertirnos en quienes estábamos destinados a ser y vivir íntegramente con nuestro propio espíritu.

Qué hacer cuando llega el despertar Kundalini

Prueba una clase de Kundalini Yoga. Esta antigua modalidad fue diseñada para eliminar los bloqueos energéticos y estimular tu propio potencial curativo.

Si experimentas ansiedad y síntomas incómodos, permanece en el cuerpo, no en la cabeza. Presta atención a lo que le molesta a tu sistema nervioso y evita esas cosas, especialmente antes de acostarse o al despertar.

Es preciso incrementar el autocuidado. Ten cuidado con la tendencia de la mente a pensar demasiado o volverse obsesiva. Tómalo con calma. Disminuye el estrés. Encuentra formas de servir a los demás. Confía en el proceso.

Busca a otros que tengan ideas afines, ya sea en persona o a través de una comunidad virtual. Desarrolla tu práctica diaria de yoga y meditación. Come bien y abandona los viejos hábitos y adicciones.

Debes saber que no estás solo, y que cada vez más personas están siendo llamadas a dejar atrás sus viejas vidas y dar un paso adelante hacia la vida que deben vivir.

Sobre la autora

Rachel Zelaya (Surinderjot Kaur) es psicoterapeuta registrada y profesora certificada de Kundalini Yoga desde 2011 y disfruta especialmente enseñar a mujeres, personas que luchan con adicciones, trabajo de parejas / relaciones, y trabajar con las personas para ayudarlas a curarse y empoderarse para caminar hacia su destino, utilizando las herramientas de Kundalini Yoga y Meditación. 

Puedes ver el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://www.gaia.com/article/kundalini-awakening-signs

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx