El método pilates: historia, práctica y beneficios

Erica Couto
Erica Couto

Ejercicios de pilates en suelo.

El pilates es un método holístico que busca el bienestar psicofísico y la salud a través del equilibrio entre la mente y el cuerpo. En la última década, el pilates se ha convertido en una actividad muy popular que ayuda a mantener la salud y cuidar el cuerpo. Basado en la conexión entre la posición del cuerpo, la precisión de los movimientos y la respiración, su objetivo principal consiste en alinear y equilibrar cuerpo y mente. Sin embargo, pocos saben que esta disciplina nació hace casi un siglo en el corazón de Alemania, y que su existencia se debe a la persona que le dio nombre: Joseph Hubertus Pilates.

Joseph Pilates, creador de la técnica

El método pilates toma el nombre de su creador, Joseph Hubertus Pilates. Nacido en Mönchengladbach en el año 1880, de salud frágil marcada por el padecimiento de asma, desde muy joven practica ejercicio regular como tratamiento para fortalecerse. Es un período en el que comienzan a reconocerse los beneficios de la práctica regular de la gimnasia. A partir del final del siglo XIX, los ejercicios gimnásticos se implementan en los programas escolares alemanes con el objetivo de mejorar el estado físico e incrementar la fuerza; y en países como Suecia se desarrollan métodos gimnásticos, como la calistenia, que buscan incentivar la flexibilidad, la fluidez de movimiento, la coordinación y la resistencia. Es en este contexto en el que se inscribe el nacimiento del pilates.

Joseph Pilates en su estudio.

Pilates y la Primera Guerra Mundial

En 1912, Joseph Pilates se traslada a Inglaterra, donde le sorprenderá el estallido de la Primera Guerra Mundial. Como ciudadano alemán sospechoso a ojos del estado británico, es internado en un campo de trabajo donde perfecciona su método de entrenamiento físico. Lo prueba con sus compañeros internados, lo practica, lo mejora. Se cree que este programa de entrenamiento, basado en el ejercicio, la dieta y el descanso, contribuyó enormemente a que los internos se salvasen durante la pandemia de gripe que azotó el país en 1918.

Acabada la guerra, Pilates se traslada a la Isla de Man y utiliza su método en la rehabilitación de los heridos durante el conflicto. Diseña camas, sillas y mobiliario especial para realizar ejercicios específicos y mejorar la postura del cuerpo, y sus beneficios no tardan en hacerse evidentes.

El perfeccionamiento de un método

De regreso a Alemania, se introduce en el mundo de la danza de la mano de Rudolph van Laban. Comienza así el proceso de hibridación entre el método desarrollado hasta entonces por Pilates y las bases de la danza. El método pilates, de hecho, bebe de un gran número de influencias, del boxeo al yoga pasando por las artes marciales y el baile, y se enriquece gracias a la popularización de la gimnasia dulce en Alemania. La estrecha colaboración entre Joseph Pilates y el mundo de la danza continuará durante toda su vida, y el método pilates ayudará a muchos bailarines a recuperarse de lesiones.

En 1926 se traslada a los Estados Unidos, donde funda un estudio desde el que divulgar su técnica, a la que en un primer momento denomina “contrología” por la importancia que se le atribuye al control sobre el cuerpo, la respiración y el movimiento la en su práctica. Durante su vida, Joseph Pilates publica dos libros, Tu salud (Your Health, 1934) y Regreso de la vida a través de la contrología (Return to Life Through Contrology, 1945), en los que explica parte de la filosofía de su método. Cuando muere en 1967, sin embargo,  el método pilates sigue siendo casi un secreto: son pocos los instructores a los que el propio Pilates haya transmitido las bases teóricas de su método. Habrá que esperar a 1980 para que, con la publicación de The Pilates Method of Physical and Mental Conditioning, el método se popularice fuera de los ambientes de la danza.

Hasta la década de los 80 del pasado siglo, el pilates fue un método aplicado principalmente en el campo de la danza. Solo a partir de entonces se constituyeron asociaciones y centros de enseñanza en los que se sistematizaron los principios teóricos de lo que, hasta entonces, había sido transmitido a través de la práctica. Esos principios se modificaron, ampliaron y adaptaron y, a día de hoy, siguen experimentando cambios.

Ejercicios clásicos del método pilates.

La mente que da forma al cuerpo: los 6 principios básicos del pilates

El método pilates se inspira en el yoga y las artes marciales, la gimnasia y la danza, disciplinas que Joseph Pilates estudió y cultivó durante su recorrido vital. Estas técnicas se ensamblan sobre una filosofía de base: el equilibrio entre la mente y el cuerpo es la clave para obtener la salud y la felicidad, que son, en definitiva, las dos metas finales del ser humano.

En la concepción primera de su método, Josehp Pilates promocionó el control de la respiración, basada en la inspiración y expiración abdominal y el vaciado completo de los pulmones; y la postura bien erecta, con la columna vertebral estirada y la espalda recta. Se recomendaba, además, una buena higiene personal, así como la reducción del número de indumentos con los que la persona se viste normalmente. Pilates también recomendaba el ejercicio aeróbico, vigoroso, puesto que permitía, según él, la eliminación de la fatiga mental a través del torrente sanguíneo.

A posteriori, la sistematización del pilates a partir de la década de los 80 estableció 6 principios de acción básicos:

La concentración. El practicante de pilates debe centrar su atención no solo en los movimientos que realiza continuamente, sino también en el conjunto de su cuerpo mientras los lleva a cabo.

El control. Este principio se relaciona íntimamente con la concentración, ya que cuando uno focaliza toda su atención en el movimiento puede controlarlo hasta en el más mínimo detalle. Un practicante de pilates que controle sus movimientos gana consciencia de cada parte de su cuerpo y es capaz de corregir desviaciones, malas posturas y movimientos incorrectos.

El centro: este es el elemento clave en la práctica del pilates. El centro alude a la zona situada entre la última costilla de la caja torácica y la línea en torno a las caderas, y comprende el transverso abdominal. Funciona como baricentro para controlar la posición, la respiración y el movimiento.

El movimiento fluido. En pilates no hay movimientos cortantes, rápidos ni frenéticos, al contrario: los ejercicios deben realizarse con la suavidad y la precisión que el control del cuerpo asegura.

La precisión. La mente concentrada consigue que el cuerpo adopte y mantenga la posición correcta y el alineamiento, y lo guía para que los movimientos se realicen de acuerdo con los principios del método.

La respiración lenta y sincronizada. Cada movimiento en pilates se acompaña de inspiraciones, que se realizan por la nariz, y exhalaciones, hechas por la boca, profundas y totales. Los movimientos respiratorios se basan en la expansión hacia afuera de la caja torácica durante las inspiraciones, y la expulsión completa del aire retenido en los pulmones durante las expiraciones. El centro está activado en todo momento durante la respiración. La activación se consigue mediante la contracción del abdomen inferior, una acción que también asegura la protección de la musculatura.

Los ejercicios específicos del método pilates se basan en estiramientos de los miembros, la extensión y flexión de la columna, las rotaciones controladas y los equilibrios. Estos se realizan en colchoneta, y pueden servirse de aparatos como pelotas, cintas elásticas y rulos para su ejecución.

Ejercicios de pilates con máquinas.


Stott Pilates Instructor Training at Toronto Corporate Training Center

Beneficios del método pilates

El pilates es un método global que proporciona beneficios tanto físicos como mentales. Es una disciplina apta para personas de todas las edades, incluso niños, siempre que el programa de ejercicios se adapte a las cualidades específicas del practicante.

El método pilates aumenta la flexibilidad y el equilibrio, reduce dolores y tensión muscular en la espalda y las extremidades, mejora la salud de las articulaciones, minimiza el estrés, y ayuda a aumentar el autocontrol en situaciones tensas. La práctica regular de pilates mejora la salud del suelo pélvico, lo que lo convierte en un ejercicio muy recomendable para personas mayores, durante el embarazo y en la recuperación postparto. Contribuye al restablecimiento de la salud en los huesos y tejidos tras lesiones y traumas. No solo combate eficazmente las consecuencias de una vida sedentaria, sino que también aumenta la consciencia del propio ser, favorece la harmonía, la aceptación del propio cuerpo y el incremento de la autoestima.

REDACTORA: Érica, redactora de la gran familia de https://hermandadblanca.org

FUENTES

– Friedman, P.; Eien, G. The Pilates Method of Physical and Mental Conditioning. Garden City, NY: Doubleday.

– Latey, P. 2001. “The Pilates Method: History and Philosophy”. Journal of Bodywork and Movement Therapies 5: 275-282.

– Menezes, A. 2004. The Complete Guide to Joseph H. Pilates’ Tecniques of Physical Conditioning. Alameda, CA: Hunter House Inc., Publishers.

1 comentario

  1. Muy valiosa información me sentí muy complacida porque desconocía los orígenes y beneficios de los ejercicios basados en ésta maravillosa técnica ..Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx