Eneagrama 8: Particularidades y subtipos de las personas que poseen este carácter

Lucas María
Lucas María

«La ambición de poder es una mala hierba que sólo crece en el solar abandonado de una mente vacía.»

– Ayn Rand

¿Quieres saber qué es el eneagrama 8 y cuales son sus características? Pues bien, deberíamos comenzar recordando que el ser humano es un ser social. Relacionarnos entre nosotros es un comportamiento que se encuentra arraigado en lo más profundo de nuestra existencia. Es por eso que es importante aprender a conocernos y conocer al otro de la manera más certera posible. Y en esta búsqueda, muchas son las herramientas y sistemas que hemos creado para poder dar con una respuesta a este interrogante. El eneagrama es una de ellas.

Según este sistema, las personas coincidirán en mayor o menor medida dentro de las 9 personalidades del eneagrama. Cada una de estas personalidades tienen una serie de particularidades relacionadas con el carácter que los identifica, como es el caso del eneagrama 8.

En esta oportunidad vamos a hablar un poco de las características de esta personalidad del eneagrama, y de cómo se comporta a rasgos generales en las distintas situaciones de la vida cotidiana.

Características generales del eneagrama 8

Estamos hablando de una personalidad fuerte, una persona de mucho carácter que se interesa por conseguir siempre posiciones donde pueda ejercer poder. Esta persona es rápida para controlar cualquier situación en la que se encuentre y es extremadamente habilidoso para superar obstáculos.

Se la considera una persona con tendencia hacia el conflicto, pero la verdad es que no se lleva muy bien con las personas que no lo trata como él cree que se merece. La mirada fija del eneagrama 8 impone respeto a quien lo trata, y con su tono de voz y postura hará notar su presencia. Se considera dueño de su destino, es práctico, enérgico y decidido.

Las personas que pertenecen al eneagrama 8 buscan bajo cualquier circunstancia la independencia, por lo que encuentran realmente difícil trabajar en equipo. Crean sus propias reglas, aunque siempre buscarán estar en paz con las personas que los rodean. No son personas que se destaquen por una gran sensibilidad, pues consideran que demostrar sentimientos implica una debilidad.

Aman hacer las cosas “a su manera”, y siempre encontrarán la manera de justificar un pequeño grado de maldad en su accionar si es requerido para lograr resultados.

Extremos en el eneagrama 8

Como todo, la personalidad del eneagrama 8 debe mantenerse en equilibrio para no volverse alguien tóxico. Cuando se encuentra balanceado, es completamente autosuficiente, se vale por sí mismo ante las dificultades de la vida. Se mantiene fuerte ante todo y controla rápidamente la situación.

Además, disfruta de enfrentar los desafíos. Los ve como una posibilidad de probar su propia capacidad. Confía plenamente en sus habilidades, es intenso y nunca pierde la oportunidad de experimentar emociones fuertes. Protege mucho a quienes lo rodean y su practicidad lo vuelve una persona capaz de dar consejos interesantes. Nada lo apartará de su objetivo una vez que lo haya definido.

Por el otro lado, cuando una persona del eneagrama 8 no posee su personalidad equilibrada, entonces su carácter fuerte puede volverse en su contra y la de los que lo rodean.

En esta situación pierde casi por completo la habilidad de demostrar sentimientos. Evitará la sensibilidad y la ternura a toda costa por ser “cosa de débiles”. Con ellas, irán también la capacidad de sentir empatía y compasión.

Además, un eneagrama 8 desequilibrado es capaz de almacenar mucho rencor contra aquel que le provoque algún tipo de problema. Son capaces de acumular mucho resentimiento en su interior, y convivir con el veneno durante mucho tiempo. Nada los frenará ante su sed de venganza y no descansará hasta aplastar a sus enemigos.

El eneagrama 8, cuando no se encuentra correctamente balanceado, se dejará llevar por los excesos continuamente. No es capaz de ponerse límites, ni mucho menos de respetar los que otros quieran imponerle. Su búsqueda de emociones fuertes lo puede volver una presa fácil para las adicciones, y su sentido de autosuficiencia también puede llevarlos a una imposibilidad de pedir ayuda.

Eneagrama 8 en el amor

En el amor, una persona que pertenece al eneagrama 8 puede ser una pareja interesante. La libertad será siempre una característica predominante entre ambos, tal y como lo es en todos los aspectos de su vida. No se anda con rodeos: le gusta expresarse concretamente y con toda la claridad posible. Su intensidad y energía puede llevarlos a compartir momentos muy emocionantes, pero también les provocarán grandes enfrentamientos. Hay que recordar que es una personalidad muy visceral.

Por su personalidad, el eneagrama 8 necesita que le marquen sus límites. Si no, se corre el riesgo de que la relación se transforme en un entorno tóxico, de posesividad, celos y ansias de control. No se lleva muy bien con las imposiciones ni exigencias, y reacciona muy rápidamente cuando su pareja asume el papel de víctima.

Las emociones fuertes y el placer son grandes motivadores para el eneagrama 8. Eso hace que sean extremadamente pasionales en sus relaciones íntimas, aunque tienen grandes dificultades para abrirse y expresar sus emociones. Sin embargo, cuando formas parte de un equipo con un eneagrama 8, es leal y peleará por la salud de su equipo de manera incondicional. Protegerá a los suyos llegando a dar incluso su propia vida por ellos.

Nunca pasará desapercibido una persona perteneciente al eneagrama 8, por lo tanto dependiendo del entorno y las condiciones, podrá ser el héroe o el villano.

Subtipos del eneagrama 8

Dentro de las personas que se rigen a partir del eneagrama 8, podemos encontrar distintos subtipos.

Para comenzar, el primer subtipo es el sexual. Un eneagrama 8 sexual es lo que se reconoce como macho alfa o hembra alfa. Son seres motivados por la dominación. Buscan constantemente el poder, tienen una gran capacidad de influencia y se destacan por su carisma. Su personalidad enérgica y su intensidad está direccionada hacia la rebeldía, la provocación y la demostración constante de valía. Un eneagrama 8 del subtipo sexual hará notar su presencia contestándole a todo el mundo y haciendo mucho ruido. Les gustan las peleas y no dudará en hacerse valer ante quien sea, pues no soportan la idea de ser dominados por nadie.

Otro de los subtipos es el social. El eneagrama 8 social se destaca por su simpatía y capacidad de socializar con todo el mundo. Su gran sentido de la justicia lo llevara a ser el primero en reaccionar en defensa de los débiles. El honor y lealtad son sus grandes estandartes, y empleará todas sus energías para defender a los suyos. Nada lo frenará en la lucha contra las injusticias.

Por último, el tercer subtipo es el conservador. El eneagrama 8 conservador se destaca por ser una persona de pocas palabras. Sin embargo, no dudará en pasar a la acción cuando la situación lo requiera. Son territoriales y estrategas por naturaleza. Es quizás el subtipo del eneagrama 8 que mayor sed de riqueza material posee, pues es un convencido de que en ella puede encontrar la seguridad que tanto busca para sí mismo y para lo que lo rodean. Es un gran peleador por aquello que realmente desea, y la frustración será por siempre su más grande temor.

AUTOR: Lucas, redactor de la gran familia de HermandadBlanca.org

FUENTES:

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx