Espirulina Beneficios: Las cualidades que hacen de esta alga uno de los más grandes aportes nutricionales a nuestra dieta

Lucas María
Lucas María

«Gramo por gramo, la espirulina podría ser el alimento más nutritivo y completo del planeta, que se almacena casi de manera indefinida.»

– Gabriel Cousens

En este artículo vamos a hablar de los beneficios de la espirulina, de su composición y la manera en que debe ser consumida.

En los días actuales, con los avances de la ciencia y la tecnología, contamos con mayores herramientas para descubrir nuestro funcionamiento como especie. Y gracias a ello, hemos llegado a darnos cuenta del rol que juega nuestra alimentación en la calidad de vida.

Así es que hoy somos testigos de una nueva ola de conciencia en nuestras dietas. Y en la manera de suministrar a nuestro cuerpo con una alimentación lo suficientemente rica como para un funcionamiento óptimo.

Y la verdad es que la alimentación es un factor fundamental en nuestra vida. Y no solamente porque conforma la mayor fuente de energía cotidiana. Sino también porque juega un papel determinante en el equilibrio que afecta todo nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu. Incluso nuestro estado de ánimo se ve afectado por la manera en que nos alimentamos.

Y es en esta búsqueda que hemos dado con los beneficios de la espirulina, aunque esta no es nada nueva. Antiguas civilizaciones ya gozaban de sus componentes diariamente.

Pero, ¿qué es la espirulina? ¿cómo es que ha llegado a posicionarse bajo nuestros radares? ¿qué beneficios puede ofrecernos este alimento?

Quédate con nosotros, mientras hacemos un recorrido dando respuesta a estas y más interrogantes.

Qué es la Espirulina

Para dar la definición de espirulina debemos decir que es la biomasa de un conjunto de cianobacterias, específicamente las especies Arthrospira platensis y Arthrospira maxima, que son aptas para el consumo humano. Estas cianobacterias tienen la apariencia de unas algas verde azuladas, y flotan libremente, principalmente en las costas de África y Asia el género platensis, y en las costas de México y California el género maxima. De cualquier manera, en la actualidad se cultivan en todo el mundo.

Esta fuente de proteínas, nutrientes, minerales y vitaminas ha sido utilizada durante siglos, y en la actualidad han pasado a formar parte de un compuesto dietario, catalogado como un superalimento.

En 1974 fue declarada como el alimento del futuro, y hoy millones de personas eligen los beneficios de la espirulina como un complemento para su dieta. E incluso, ha sido también recomendada por la ONU como herramienta para batallar con la malnutrición aguda y crónica que se da en lugares de emergencia humanitaria. De la misma, también fue propuesto como elemento positivo para el desarrollo sostenible.

Es sin lugar a dudas, una gran herramienta.

– Lee también Propiedades saludables de la Linaza

beneficios de la espirulina

Usos históricos de los beneficios de la espirulina

La espirulina es un excelente aporte para nuestra dieta, y la NASA la considera una de las fuentes de alimento más convenientes para las expediciones de larga duración. Sin embargo, el consumo de espirulina no es una posibilidad que haya pasado desapercibida para las civilizaciones antiguas.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de que ha sido utilizada durante siglos? Pues bien,  la espirulina en su estado natural ha sido aprovechada como fuente de alimento por algunas culturas antiguas. Entre ellas, la civilización Azteca y algunas otras culturas Mesoamericanas hasta el siglo XVI. Entre los documentos, el cultivo y la venta de esta ha sido registrada por uno de los soldados de Cortés. Los Aztecas le daban el nombre de ‘tecuitlatl’ (“larva de insecto”).

Si bien la espirulina ha sido encontrada en grandes cantidades en el Lago Texcoco por algunos investigadores franceses en 1960, no hubo referencias de su uso por parte de los Aztecas como alimento después del siglo 16, probablemente debido a las sequías.

Así, la apreciación de los beneficios de la espirulina por parte de culturas antiguas no volvió a ver la luz hasta 1940. En este caso, se supo que la tribu Kanembu, habitantes de la República del Chad en África, realizaba una preparación a base de espirulina llamada ‘dihe’ que utilizaban para hacer caldos para las comidas.

Así, las culturas ubicadas en los alrededores de donde puede extraerse esta alga, han sabido ver y aprovechar la espirulina. Afortunadamente, hoy en día sus beneficios pueden disfrutarse en todo el mundo.

Espirulina beneficios

Sabemos entonces que la espirulina puede ser un gran aporte para nuestra salud. Pero veremos cuáles son los beneficios de la espirulina que más destacan.

Para comenzar, la espirulina nos fortalece. Tiene la capacidad para potenciar nuestra fuerza física a largo plazo, y ayudarnos a mantener una energía vital elevada durante nuestra vida. A su vez, nos ayuda a eliminar de nuestro organismo los desechos generados por los metales pesados, como el plomo o el mercurio. Esta desintoxicación disminuye la presión arterial y nos ayuda a potenciar también nuestro sistema inmunológico.

A su vez, la espirulina retrasa el envejecimiento celular. Su composición rica en Ficocianina posee importantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Otro compuesto antioxidante que puede encontrarse en la espirulina es el beta-caroteno, el cual también es bueno para nuestros ojos.

Sabemos que incluso, la espirulina actúa como protector de nuestro hígado.

Gracias a ella podremos también mantener nuestro cabello, nuestras uñas y nuestra piel en mejor estado. Y reduce drásticamente el riesgo de ataque al corazón.

También sabemos su cultivo es sostenible, lo que resulta uno de los beneficios de la espirulina más convenientes. No necesita mucha agua, ni tampoco de un gasto significativo de energía. Para hacer la comparación, un kilogramo de proteínas de la espirulina se produce con cincuenta veces menos agua que la que se utiliza para producir un kilogramo de ternera.

Tiene a su vez propiedades anticancerígenas, nos sirve para controlar los niveles de azúcar en sangre y regular nuestro colesterol, entre muchos otros beneficios.

– Lee también Manzanilla: Planta Medicinal con Sorprendentes Propiedades y Beneficios

beneficios de la espirulina

Composición y características de la espirulina

La composición de la espirulina es extremadamente rica en proteínas. La espirulina seca posee un porcentaje de un 5% de agua, un 24% de carbohidratos, un 8% de grasas y entre 51 a 71% de proteínas.

Consumida en su forma típica de suplemento dietario en polvo, una cantidad de cien gramos de espirulina suministra doscientos noventa calorías. Es a su vez una fuente rica que supera el 20% de los valores diarios de numerosos nutrientes esenciales, como las vitaminas B (la tiamina y la riboflavina).

Dentro de los minerales importantes que nos aporta nos encontramos con el hierro y el magnesio, como así también el selenio, o el zinc que forman parte de funciones importantes para conservar la salud de nuestro sistema nervioso. Y esto son sólo algunos de los beneficios de la espirulina.

El contenido graso de la espirulina es de un 8%, proveyendo ácidos grasos, ácidos linoléicos y esteáricos, entre otros. Estos son importantes para combatir condiciones como la obesidad y la artritis. También previenen algunas enfermedades de carácter neuropsíquico. La carencia de ácidos grasos es uno de los resultados más graves del alcoholismo.

Sin embargo, la espirulina no contiene una cantidad significativa de la vitamina B12, importante para la formación de glóbulos rojos y el metabolismo de las células. Posee, en cambio, una pseudovitamina B12, que biológicamente no es activa en los seres humanos.

– Lee también Analizan las propiedades nutricionales y terapéuticas de los aceites de las plantas

Cómo consumir espirulina para aprovechar sus beneficios

El modo en el que consumamos espirulina y el momento del día en que lo hagamos va a depender de los objetivos que tengamos.

Si lo que estás persiguiendo es la pérdida de peso, lo recomendable será siempre consumirla media hora antes de cada comida con un vaso de agua. Así, la saciedad que produce hará efecto en nosotros y llegaremos a la comida con menor apetito. Ahora, si lo que quieres es aumentar de peso, lo que deberás hacer es justamente lo contrario. Un vaso de agua con espirulina después de la comida te ayudará a cumplir con ese objetivo.

Si utilizas los beneficios de la espirulina como tratamiento de algún trastorno en especial, deberías pensar en consumir la espirulina en ayunas, por lo menos unos treinta minutos antes de ingerir cualquier alimento.

Ahora si sólo lo deseas como suplemento nutricional, lo mejor es consumirlo en batidos elaborados con frutas y verduras de hojas verdes.

La manera de consumo más común es en polvo, disuelta en agua o espolvoreada en los alimentos. También suele presentarse en comprimidos o cápsulas.

La dosis recomendada para los que comienzan a utilizarla es de 500 miligramos a un gramo, y de una a tres veces al día. Luego, iremos aumentando gradualmente estas cantidades, siempre estando atentos a la manera en que nuestro cuerpo reacciona a la espirulina.

Procura siempre comenzar con cantidades bajas, y asegurarte de que sea espirulina de calidad la que consumes. En lo posible, orgánica. De esa manera, evitarás los agregados que pueden ser perjudiciales para la salud. Ten en cuenta que estas algas tienen una gran capacidad de absorción.

– Lee también La terapia de la Biorretroalimentación

espirulina efectos secundarios

Efectos secundarios de la espirulina

Debemos recordar que la espirulina es una alimento, no un medicamento. Esta no debería presentar contraindicaciones graves cuando es ingerida dentro de las dosis adecuadas. Sin embargo, algunas personas podrían notar la aparición de algunos efectos secundarios.

Entre ellos, luego de consumir grandes cantidades de espirulina es posible que nos de mucha sed, pues el cuerpo necesitará grandes cantidades de agua para asimilarla. Puede ocasionar estreñimiento.

Puede darnos fiebre, por la sobreexigencia del cuerpo para digerir el exceso de proteína. Se han registrado también casos de mareos y dolores de cabeza y estómago.

Otros de los posibles efectos secundarios de la espirulina pueden ser irritaciones en la piel y la picazón.

Debes tener en cuenta que en casos de hipo e hipertiroidismo es recomendable consultar a tu médico antes de comenzar a suplementarte con espirulina. Esta contiene una pequeña cantidad de yodo, y esto puede llegar a tener incidencia en tu glándula tiroides. Y en caso de que debas consumirla, comenzar siempre por pequeñas dosis.

También deberían consultar antes de su consumo las mujeres que estén en período de embarazo y de lactancia, y los niños pequeños. También las personas que padezcan de insuficiencia renal.

Por otro lado, la Vocalía de Alimentación del COF de Barcelona ha listado otros efectos secundarios posibles por el consumo de espirulina.

Estos son:

  • Daño hepático
  • Diarreas y vómitos
  • Inflamaciones en el tracto digestivo
  • Problemas en la densidad mineral ósea
  • Dermatomiostitis (erupción cutánea e inflamación)
  • Trastornos del sueño
  • Dolor muscular
  • Disminución de la presión sanguínea

Consideraciones finales

Está claro que los beneficios de la espirulina son muchos. Y sobre todo en estos tiempos, en que nos damos cuenta de la importancia de cuidar la alimentación en nuestras vidas.

Nuestra alimentación puede ser un gran determinante en la calidad de nuestras vidas. Puede hacer la diferencia entre el bienestar y el padecimiento. Puede cambiar radicalmente nuestros niveles de energía, y por lo tanto, la calidad de nuestras acciones. Puede ser el motor que impulsa los cambios de hábito que tanto estamos necesitando.

Sin embargo, dentro de nuestro cuerpo también existe un equilibrio. Y este equilibrio es delicado.

Las vitaminas y lo minerales que se encuentran en nuestro organismo, deben estar administrados en determinadas cantidades. Y son esas las cantidades que harán que nuestro cuerpo y nuestra mente gocen de la energía para un funcionamiento óptimo.

Así que antes de comenzar a consumir un suplemento dietario, es importante que te plantees cuáles son los objetivos que buscas cumplir con él. Y que escuches las recomendaciones de un profesional.

Como hemos visto, también son numerosos los efectos colaterales que la ingesta de espirulina pueden provocar. Cuidarse uno mismo está relacionado con saber qué es lo mejor para uno mismo. De la misma manera, es recomendable ajustar también la dieta que actualmente estamos consumiendo para que no sea contraria a lo que queremos conseguir.

Habiéndose uno asegurado de que no existe problema alguno, entonces será el momento de disfrutar de aquellas características de la espirulina que son beneficiosas.

Y tú, ¿has probado la espirulina? ¿Cuál fue tu experiencia?

AUTOR: Lucas, redactor y traductor de la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTES:

2 comentarios

  1. En caso que ya he tenido u a tiroidectomia total se podrá consumir? En consecuencia ahora tengo la condición de hipoparatiroidismo, se recomienda?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx